Noticias

ACTOS FINALES DE LAS V JORNADAS DE FORMACIÓN CELEBRADAS EN ZARAGOZA POR LA SAGRADA Y MILITAR ORDEN CONSTANTINIANA DE SAN JORGE

A las puertas de la Sede Canónica de la Orden Constantiniana en Zaragoza

Dos trabajos informativos anteriores les hemos ofrecido, queridos lectores que nos siguen, con la crónica de varios de los muchos actos contenidos en las V Jornadas de Formación, celebradas en Zaragoza el pasado mes de marzo por la Sagrada y Militar Orden Constantiniana de San Jorge, y presididas por S.A.R Don Pedro de Borbón Dos Sicilias. Completamos dicha información con esta nueva aportación en la que trataremos de recoger, lo más fielmente posible, lo que fueron los actos finales de unas jornadas de intensa actividad institucional, religiosa y cultural.

Iniciamos el relato con el testimonio de uno de los protagonistas de las jornadas. Después de asistir a su conferencia “Iconografía de los Grandes Maestres“, tuvimos oportunidad de hablar con Daniel Aznar, Secretario de la Real Comisión para España de la Orden Constantiniana, al cual le formulamos algunas preguntas relacionadas con los precedentes, asistencias, expansión de la Orden en España, y propósito general de las jornadas, sobre las cuales también le pedimos una primera valoración cuando ya se había cubierto el ecuador de las mismas.

He aquí sus respuestas: El título correcto de las jornadas sería, “Jornadas Nacionales de la Orden y V Jornadas de Formación”. Siempre hemos celebrado las jornadas en Aragón porque es la Delegación que siempre se ha ocupado de esta iniciativa, que nació entre las Delegaciones de Aragón y Cataluña.

La primera fue en Barcelona, tengo que decirlo, pero luego fueron en Calatayud y ahora por primera vez son en Zaragoza que es un poco el lugar de encuentro de las diferentes Delegaciones que tiene la Orden en España.

A nivel internacional, ha asistido el Gran Canciller de la Orden y, a nivel nacional, el Presidente de la Real Comisión de España, el Vicepresidente y el Secretario, así como todos los Delegados, que son los de Cataluña, Valencia, Aragón, Extremadura, Baleares y Canarias. Hay zonas de España donde la Orden no tiene Delegaciones formadas y precisamente una de las cosas que se quiere hacer es que haya Delegaciones a las que se puedan adscribir todos los Caballeros que haya en España.

Estas jornadas sirven para conocernos mejor, para coincidir, para intercambiar ideas, para reforzar nuestra vocación como Orden que se dedica a asistir a la libertad de culto.

Por el vínculo que tenemos con Oriente y por el nacimiento de la Orden, el Edicto de Milán, que es el que favorece la libertad de culto y es a lo que nos destinamos, junto con otras labores de proximidad o culturales, pero esa es nuestra vocación principal.

Creo que las jornadas son un éxito de asistencia, somos más de cincuenta personas y además hay un estupendo ambiente. La Delegación de Aragón lo ha organizado, como siempre, de una manera excelente, en lo logístico, en las actividades que ha habido, la ofrenda a la Virgen del Pilar, el respeto a los horarios y la elección de los lugares. Ya podemos decir que es un éxito.

Juan Luis Doncel y Paredes

Retornamos al salón de actos de la Casa de la Iglesia y allí asistimos a la cuarta y última de las conferencias programadas en las jornadas. Llevaba por título “La espiritualidad y acción social en la Orden”, y fue su ponente el R.V. Francisco José Bravo Castrillo, acerca del cual el Delegado de la Orden en Aragón, Juan Luis Doncel y Paredes, hizo la siguiente presentación: Francisco José Bravo Castrillo es Vicario Episcopal del Ejército de Tierra y de la Guardia Civil, Delegado de Acción Social del Arzobispado Castrense y de Cáritas Castrense. Nos va a hablar de Cáritas Castrense y de lo que podemos hacer, y creo que va a ser una conferencia muy atractiva.

Estas fueron las primeras palabras del ponente: Espero no aburrirles. La idea que quiero que saquen de la conferencia es lo que quiso, y pretendió, nuestro arzobispo cuando decidió formar Cáritas Castrense y que a la mayoría les pareció una locura.

Al dirigirme a ustedes yo partiría de un hecho y es que voy a hablar de una institución muy joven.

La caridad en la iglesia es muy antigua pero Cáritas Castrense está todavía casi en pañales.

Hablo de una institución que a mí me encomendó Don Juan y que se creó en septiembre de 2.012, cuando se firmaron los estatutos.

Son muy pocos años para una institución y más entre ustedes porque la suya tiene varios siglos. Yo creo que tenemos cosas comunes muy importantes.

Francisco José Bravo Castrillo

Primero que somos feligreses y nos mueve lo mismo, nos mueve los pobres. Nos mueve el espíritu de la acción social, ese espíritu que el Señor ha depositado en todos y cada uno de nosotros.

Como todo, en todo tiempo, en todo lugar y en todo momento, aunque seamos una institución joven, tenemos constantemente que estar renovándonos y constantemente mirando nuestros objetivos que, tanto en sus estatutos como en los nuestros, son también muy similares: la defensa de la Cruz, la custodia de la Cruz, el anuncio de la Cruz que en definitiva es el anuncio de la salvación, y ése último punto que incluyeron ya hace varios años que es la atención a los necesitados. Quizás nosotros partimos de la atención a los necesitados pero enfocándolo en una atención a una evangelización plena de todo nuestro mundo, de toda nuestra sociedad, en definitiva que llegue la palabra de Dios a todos los hombres para que éste mundo, al final, se asemeje a lo que todos buscamos, que es la felicidad, en definitiva que éste mundo se asemeje al reino de Dios.

Explicó luego, Bravo Castrillo, que Cáritas Castrense no es una ONG. Una ONG es un grupo de amigos o de conocidos, que se reúnen, montan la ONG, buscan subvenciones y ayudan, y además lo hacen de forma muy noble y muy notable, y además es de agradecer, y además es necesario. Pero Cáritas Castrense es algo más. Tampoco es ese grupo de amigos, aunque también , porque así nació Cáritas Castrense, pues cuando Bravo Castrillo recibe la encomienda de Don Juan, él se basa en un grupo de amigos, entre los cuales está el actual Director de Cáritas Española, Teniente General Manuel Bretón. Empezó pues como un grupo de amigos pero con ideales e ilusiones comunes, con una visión común de la caridad y del evangelio.

Arzobispado Castrense

También explicó que Cáritas Castrense no es una institución de acción social más del Ejército. Cáritas Castrense es una institución del Arzobispado Castrense, es una institución de la iglesia. Es iglesia, y eso es fundamental porque sino pierde su sentido de acción. Forma parte de la iglesia porque refleja, o quiere reflejar, la iglesia, y quiere hacerlo con la mayor autenticidad posible.

La iglesia tiene asignados tres cometidos fundamentales, a la iglesia de pueblo, a la iglesia o parroquia de un barrio o comunidad, a la iglesia diocesana como pueda ser la de Zaragoza. La iglesia en general, nuestra iglesia, se sustenta en tres patas. Una es el anuncio de la palabra, la iglesia que no anuncia es una iglesia muerta. Cristo nos mandó, decía Bravo Castrillo, ir y anunciar el evangelio a todos los fieles, proclamar y anunciar el evangelio con alegría. Otra pata de la iglesia son los sacramentos, es la celebración, ¿qué comunidad está viva sino celebra?. Por último la tercera pata de la iglesia, que muchas veces nos olvidamos de ella, o le damos una importancia relativa, es la caridad, con lo cual el arzobispo Don Juan encarga a Cáritas Castrense que sea el testimonio de la caridad del Arzobispado Castrense de España, en su diócesis. Es decir tiene la gran y grave responsabilidad de que en toda la iglesia castrense, la caridad que debe ejercer, el obispo y toda la comunidad, se haga en su nombre.

Es el cauce de toda la caridad castrense, para que todos los hombres, sobre todo los más necesitados, vean en Cáritas Castrense que el Arzobispado Castrense vive uno de sus aspectos fundamentales para servirles, ése es su sentido.

Cáritas Castrense nace, como hemos dicho, en 2.012, se inscribe como asociación religiosa inmediatamente, admitida y aprobada por unanimidad por todas las Cáritas Españolas en Asamblea Plenaria, en el Escorial, en 2.013. No hubo nadie que dijese No a Cáritas Castrense. A partir de entonces forma parte de la Confederación Española de Cáritas Españolas. No hubo, ni lo hay, el más mínimo rechazo, todo lo contrario, y Cáritas Castrense funciona y participa como miembro de pleno derecho en Cáritas Española desde 2.013, con un gran apoyo del presidente.

Monseñor Juan del Rio

Luego el Vicario Episcopal del Ejército de Tierra dijo lo siguiente: Cáritas Castrense debe estar formada no por los voluntarios sino por los beneficiarios. El beneficiario no es alguien que viene a Cáritas Castrense a pedir ayuda, Cáritas se la dá, y adiós, no. El beneficiario ha de sentirse, lo sea o no lo sea, parte de la comunidad creyente y de la comunidad cristiana. Por supuesto están los voluntarios, sin ellos no podríamos hacer nada. Puedo decirles que yo me maravillo, cada vez más, del esfuerzo y del trabajo de nuestros voluntarios.

No son muchos años, pero contamos con más de 200 voluntarios. Nosotros tenemos una pequeña dificultad, así como las Cáritas Diocesanas, que es la misma dificultad que tenemos en el Arzobispado Castrense. Una diócesis es un territorio y cuenta con su territorio. Para Nosotros, nuestro territorio es toda España y todo el mundo donde haya un militar español. Eso nos abre un campo inmenso y al mismo tiempo crea dificultades, pero también crea pasión que, en definitiva, es lo que nos hace vivir.

Continuó explicando que Cáritas Castrense está formada por los beneficiarios, los voluntarios, los donantes, todos los que colaboran con ella y también por los técnicos. No tiene muchos técnicos, ni quieren tener muchos técnicos.

Bravo Castrillo es de los que piensan, y en esto hay un debate, como también lo piensa su arzobispo, que Cáritas Castrense debe funcionar fundamentalmente con
voluntarios. Hay veces en las que es necesario tener técnicos. Cáritas Castrense tiene tres técnicos, un técnico para la cuestión económica, y dos técnicos que son asistentes sociales, que les ayudan en todo lo que son casos concretos y puntuales, y luego al desarrollar los proyectos.

T.G. (R) Manuel Bretón Romero

Cáritas Castrense la preside el Arzobispo Castrense, como es natural, y se apoya en su gobierno, del Director, en la actualidad un Teniente General en la Reserva, Don Rafael Barbudo Gironza; el Delegado de Acción Social, que en este caso es Bravo Castrillo, y por el Secretario General. La base organizativa no es la estructura general o central, son las Cáritas Parroquiales. Cáritas Castrense intenta que haya Cáritas Parroquiales allí donde tiene un capellán. Tiene una pocas parroquias, no muchas, y muchas capellanías. En total son 80 capellanes, en tierra, mar y aire, y lo ideal es que cada capellán monte su Cáritas Parroquial. Empezó con 4 Cáritas Parroquiales y en la actualidad cuenta con 28 Cáritas Parroquiales, y todas ellas son apoyadas por los servicios centrales.

T.G. (R) Rafael Barbudo Gironza

Estamos en un mundo complejo, cada vez más, y Cáritas Castrense tiene que seguir también la Ley de Protección de Datos, la Ley del Voluntariado, y otras muchas disposiciones , tanto civiles como canónicas, a las cuales es importantísimo dar cumplimiento porque uno de los compromisos que mueve a Cáritas Castrense es precisamente el de transparencia, que además es lo que ha dado prestigio no solo a Cáritas Castrense sino a Cáritas en general. Ese sentido de transparencia es el sentido de que se vea lo que se hace. Los valores que mueven a Cáritas Castrense deben ser sobre todo el seguimiento de Jesús, la búsqueda de la santificación a ejemplo de Jesús, lo mismo que mueve a los miembros de la Orden Constantiniana de San Jorge, como el último miembro de la Orden que ha sido beatificado por el Papa Juan Pablo II, el beato Carlos de Austria.

Nos mueve sabernos parte de la iglesia y esa sensibilidad personal, común en todos, hacia los más desfavorecidos y hacia el que sufre.

Hemos de entender la pobreza no sólo como un tema económico, pecuniario. Cáritas Castrense entiende la pobreza como un estado en la vida. La pobreza tiene muchas caras y hay que comprender todas esas caras de la pobreza. Podemos ser un gran pobre si nuestro corazón está triste, si no tenemos amigos, si estamos solos. Esta es una de las mayores pobrezas que nos encontramos en el Ejército, la soledad de los mayores, y que para Cáritas Castrense deber ser, y es, un reto.

Otro de los valores de Cáritas Castrense es poner en valor precisamente las virtudes de las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como son la solidaridad, la honradez, la entrega, que son valores muy románticos pero que nunca caducan, igual que los valores que mueven a la Orden Constantiniana, que son valores muy románticos pero que siguen siendo actuales y siguen estando vivos, pero que a alguien le toca potenciar y comunicar.

“Embajadores” de Cáritas Castrense

Continuó Bravo Castrillo con las siguientes palabras: Nuestro empeño, desde Cáritas Castrense, es fortalecer esos valores y, por último, intentar mitigar la pobreza en todas sus caras, la pobreza económica, la pobreza de la soledad, del desarraigo, de la angustia. Los criterios de transparencia, austeridad, ajuste a la legalidad, eficacia y control, son fundamentales pero deben estar iluminados por el evangelio. No es la ley quien debe exigirnos esos preceptos, es el evangelio el que nos lo exige, como cristianos.

A partir de ahí voy a explicarles algo que mucha gente me pregunta: ¿por qué, Cáritas Castrense? ¿hay pobreza en las Fuerzas Armadas?. Pues aunque no lo parezca, sí hay pobreza en las Fuerzas Armadas. Todos tienen un sueldo y supongo que todos quisieran que fuese más alto, pero es un sueldo digno y suficiente. Yo soy hijo de militar y llevo más de treinta años entre militares. En mi casa nunca se vivió estrechez ni escuché nunca la preocupación de necesitar más sueldo, y me admira que el sueldo no sea una de las cosas que más preocupa a los militares, siendo que su sueldo les dá para vivir pero tampoco es para echar cohetes.

Militares de Cáritas Castrense

Quiso decirnos que, con un sueldo digno, de pronto uno se encuentra con situaciones de pobreza, de todos esos tipos de pobreza que hemos visto. Quizás la pobreza más acuciante es la pobreza de la soledad, esa pobreza de los militares mayores cuando ya se van a su casa después de años de servicio y de pronto todo el mundo se olvida de ellos y se quedan solos, y si se muere su pareja pues mucho más. Esa es una de las realidades de Cáritas Castrense, pero también hay casos de pobrezas económicas, y de ellos nos ofreció algunos ejemplos: ¿Quién se puede imaginar a un comandante recibiendo una bolsa de comida mensual por parte de la parroquia? . En los años de crisis, 2011-2.012, a ésta pobre familia la tenían que socorrer mensualmente. Tenían dos hijos y tenían una de esas casas militares que se vendieron a los militares a muy buen precio. Pagaban su hipoteca y sus dos hijos estaban ya independizados, con sus familias. De pronto el hijo se queda en paro y la esposa del hijo, a su vez con dos hijos, también se queda en paro, con lo cual el padre, comandante, tiene que estar pagando su hipoteca y la hipoteca de su hijo. De pronto la hija y el marido de la hija también se quedan en el paro. Estos estaban de alquiler, la hija regresa a casa de sus padres y el marido de la hija regresa a la casa de los suyos, para poder vivir. Al final había que ayudar a la familia con comida.

Otro caso: subteniente del Ejército español, casado, divorciado con hijos, se vuelve a casar, con hijos, se vuelve a divorciar (aquí funciona muchas veces la mala cabeza de la gente). Al final estaba viviendo en una habitación en el cuartel y, a principios de mes, cuando recibía la nómina, le quedaban cien euros para poder vivir todo el mes. Cáritas Castrense no juzga la concepción moral de la pobreza. Hay pobreza y a éste hombre había que ayudarlo, y se le ha ayudado.

Entre los casos puntuales con los que Cáritas Castrense se ha encontrado está el de las enfermedades raras. Tal es el caso de un cabo primero al que, de pronto, le detectan a su mujer un ELA (esclerosis lateral amiotrófica) y tienen que adaptar la casa a la enfermedad de la mujer. Con un sueldo de mil y pocos euros es difícil adaptar una casa a la enfermedad, y hubo que ayudarlos. Al principio de abrir Cáritas Castrense no llegaban casos, luego fueron llegando puntualmente. Al final se dieron cuenta de que tenían que actuar con proyectos. Así que, desde los dos años de funcionamiento, el objetivo es que las Cáritas Parroquiales y los servicios centrales trabajen en proyectos. En estos momentos, ahora mismo, Cáritas Castrense tiene como proyectos fundamentales el de acogida y atención a personas necesitadas; todos los casos puntuales que van llegando a las sedes de las Cáritas Parroquiales o a la sede central. Las Cáritas Parroquiales cuando no tienen medios o necesitan asesoramiento, recurren inmediatamente a la sede central, en Madrid, y entonces los asistentes sociales dan las pautas y las orientaciones necesarias. El gran proyecto estrella, este año, ha sido el de atención a personas mayores, que no se pensaba que iba a tener un gran éxito y luego resulta que ha sido un éxito tremendo. Luego hay una atención a personas con enfermedades degenerativas o discapacidad; se sigue con el proyecto de desarrollar las Cáritas Parroquiales, y luego están los proyectos de cooperación internacional.

En 2.017, último año del que se tiene referencias, fueron atendidas y se beneficiaron de la actuación de Cáritas Castrense 770 personas, y contaban con 170 voluntarios, que hoy en día son 220, contando la organización con 27 Cáritas Parroquiales.

Cáritas Castrense se consolida

Resaltó Bravo Castrillo que son tres las dimensiones de actuación de Cáritas Castrense: primero la atención, interna, de los necesitados castrenses. Pero Cáritas Castrense es iglesia y su actuación va más allá, apoyando a otras Cáritas o a otras ONGs que puedan necesitarla, en las que también ella se apoya. La tercera dimensión es la cooperación internacional, en la que Cáritas Castrense intenta ayudar al máximo a los capellanes, y a los militares en misión, apoyándoles en todas aquellas acciones sociales que ellos puedan tener en los distintos países donde están.

Lo explicaba así Bravo Castrillo: Ahí la actuación se hace de distintas formas. Tan pronto se hacen recogidas de ropa, o juguetes, como se organiza el envío de donaciones de firmas comerciales, como gafas de marca, por ejemplo. Pero también de pronto llama un capellán, como Ángel Briz, con un problema de necesidad, que es el siguiente: Un hombre, en el Líbano, de familia muy pobre, tenía cinco vacas, las vacuna y de las cinco se le mueren cuatro, siendo los animales la vida de toda la familia. Coincidió que en ese momento las Damas del Pilar, de la Guardia Civil, estaban celebrando un mercadillo y les propuse que el dinero del mercadillo se destinase a la compra de las cuatro vacas. Así fue y se hizo todo directamente. Se compraron las vacas directamente y se entregaron directamente, porque muchas veces el problema que tenemos es cómo hacer llegar el dinero sin que se pierda por el camino. Con la compra de las vacas se le soluciono el problema a esta familia y las Damas del Pilar solo pusieron una condición: que a tres de las vacas se les pusieran los nombres de Picoleta, Dama, y Pilar.

Otros proyectos citó el Delegado de Acción Social, Francisco José Bravo Castrillo, en la recta final de su conferencia, como el que se está llevando a cabo en Gabón, o el que se desarrolla en Mali, donde Cáritas Castrense tiene una escuela. Es un proyecto que surgió en la Academia General Militar de Zaragoza, con un capitán. Los cadetes hicieron el paso del Estrecho de Gibraltar nadando para recaudar fondos. Se recogieron 18.000 euros y con ese dinero se hizo todo un colegio. Ahora se sigue ese proyecto y se les va a dotar de servicios, que no tenían, de unos molinos de agua y de algo más. En Líbano también hay un proyecto de educación y formación, con becas de escolarización para niños.

Terminó la conferencia y con ella los actos del sábado 23 de marzo. El Delegado en Aragón de la Sagrada y Militar Orden Constantiniana de San Jorge, hizo un pequeño recordatorio de los actos programados para el siguiente dia, pero no sin antes decir de la conferencia lo siguiente: “me he quedado con dos ideas fuerza, somos todos iglesia y tenemos proyectos comunes”.

Los actos finales de las V Jornadas de Formación continuaron al siguiente día, 24 de marzo, domingo, y se desarrollaron en la parroquia castrense de San Fernando, situada en el acuartelamiento que lleva el mismo nombre, donde se ubica igualmente la Delegación de Defensa en Aragón y otras importantes instituciones militares.

Don Pedro de Borbón Dos Sicilias (centro)

Al filo del mediodía, hizo su entrada en el recinto militar S.A.R. Don Pedro De Borbón Dos Sicilias, acompañado del Delegado en Aragón, Ilmo. Sr. D. Juan Luis Doncel y Paredes, y del Presidente de la Real Comisión de España, Excmo. Sr. D. Álvaro Zuleta de Reales, Duque de Linares y Grande de España.

Los Caballeros de la Sagrada y Militar Orden Constantiniana de San Jorge, asistentes al acto, con manto de ceremonia y guantes blancos, se habían congregado en los aledaños de esta pequeña iglesia neoclásica de finales del siglo XVIII. Desde allí partieron en procesión hasta el templo, donde formaron pasillo de honor en la vía sacra, por donde avanzó hacia el lugar de presidencia S.A.R. Don Pedro de Borbón Dos Sicilias.

A las 12.30 horas, dio comienzo la celebración de la Santa Misa, oficiada por el Vicario Episcopal del Ejército de Tierra, con consideración de coronel, y Delegado de Acción Social del Arzobispado Castrense y de Cáritas Castrense, R.V. Francisco José Bravo Castrillo. Con él concelebró el R.V. Ángel Briz Fernández, párroco-capellán castrense, con consideración de capitán, de la parroquia de San Fernando, así como de la Brigada Aragón I, y del Hospital Militar de Zaragoza.

Como detalle curioso y entrañable señalaremos que Don Pedro se detuvo unos instantes para contemplar una pequeña y preciosa escultura en la que se representa a San Jorge, a caballo, luciendo el escudo de la Orden Constantiniana en el peto de la coraza. Esta escultura fue un regalo del Mukhtar (alcalde) de Abukanja, (Líbano), al R.V. Ángel Briz, en reconocimiento a su labor durante los seis meses que la Brigada Aragón ha desplegado, el año pasado, en este pequeño y conflictivo país de Oriente Próximo.

Se inició la eucaristía y se dio lectura del libro del Éxodo: En aquellos días Moisés pastoreaba el rebaño de Jetró, su suegro, sacerdote de Madián. Una vez llevó las ovejas más allá del desierto; y llegó hasta Horeb, la montaña de Dios. El ángel del Señor se le apareció en forma de llama de fuego, en medio de una zarza. Vio que la zarza estaba ardiendo, pero no se consumía. Moisés se dijo: “voy a acercarme para ver este espectáculo admirable, a ver cómo es que no se quema la zarza.”

Viendo el Señor que Moisés se acercaba para mirar, le llamó de en medio de la zarza, diciendo: “¡Moisés, Moisés!. Él respondió: “Heme aquí.” Dios le dijo: “No te acerques aquí; quita las sandalias de tus pies, porque el lugar en que estás es tierra sagrada”. Y añadió: “Yo soy el Dios de tu padre, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob.

Moisés se cubrió el rostro porque temía ver a Dios. El Señor le dijo: “He visto la opresión de mi pueblo en Egipto, y he escuchado sus quejas contra los opresores, conozco sus sufrimientos. Voy a bajar para liberarles de la mano de los egipcios, para llevarles a una tierra fértil y espaciosa, a una tierra que mana leche y miel.” Moisés replicó a Dios: “Si voy a los israelitas y les digo: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros; cuando me pregunten: ¿cuál es su nombre? ¿qué les responderé?.” Dios dijo a Moisés: “Yo soy el que soy.” Así dirás a los israelitas: “Yo soy” me ha enviado a vosotros. Y añadió: “Así dirás a los israelitas: El Señor Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre, por él seré invocado de generación en generación.

El Señor es compasivo y misericordioso,” fue el salmo responsorial, y se dio lectura luego a la carta del apóstol Santiago a los corintios: “No quiero que ignoréis hermanos que nuestros padres estuvieron todos bajo la nube y todos atravesaron el mar, todos fueron bautizados en Moisés por la nube y por el mar, todos comieron el mismo alimento espiritual y todos bebieron la misma bebida espiritual pues bebían de la roca espiritual que les seguía, y la roca era Cristo. Pero la mayoría de ellos no agradaron a Dios pues sus cuerpos quedaron tendidos en el desierto. Estas cosas sucedieron en figura para nosotros, para que no codiciéis lo malo como ellos lo codiciaron, y para que no murmuréis como murmuraron algunos de ellos y perecieron a manos del exterminador. Todo esto sucedía y fue escrito para aviso de los que hemos llegado a la plenitud de los tiempos. Por lo tanto el que se crea seguro, cuídese de no caer.

Representación de San Jorge

El R.V. Ángel Briz Fernández hizo la siguiente lectura del evangelio según San Lucas: En aquel momento se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos, cuya sangre había mezclado Pilatos con la de los sacrificios que ofrecían. Jesús respondió: ¿Pensáis que esos galileos eran más culpables que los demás galileos, porque han padecido todo esto? Os digo que no: y si no os convertís todos pereceréis lo mismo. O aquellos dieciocho que murieron sobre los que cayó la torre de Siloé y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén. Os digo que no; y si no os convertís todos pereceréis de la misma manera. Y les dijo ésta parábola: Uno tenía una higuera plantada en su viña; y se fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró. Córtala. ¿Para qué va a perjudicar el terreno?. Pero el viñador respondió: Señor, déjala todavía este año y mientras tanto yo cavaré alrededor, y le echaré estiércol, a ver si da fruto en adelante. Si no, la puedes cortar.

Al inicio de la homilía, el R.V. Bravo Castrillo, quiso transmitirnos el sentimiento de pena del Arzobispo Castrense, Monseñor Juan del Río, que se hallaba en Argentina y que, muy a su pesar, no pudo acompañarnos en estas V Jornadas de Formación de la Orden Constantiniana, como tampoco pudieron estar el Párroco Castrense de Barcelona, y Capellán Mayor de la II Circunscripción Eclesiástica, Javier Orpinell, y el pater de Valencia, Manuel Lara, capellán de la Base General Almirante, y de la Base Jaime I, en Bétera, Valencia, , de quienes nos hizo llegar sus felicitaciones por la celebración de las Jornadas.

Se refirió luego a dos textos, de los profetas Jeremías e Isaías. Dice el primero: antes de que te formases en el vientre de tu madre, te conocía, y antes de que tu nacieras, te consagré. Es un texto del profeta Jeremías, que al final dice: pero si soy un niño ¿cómo voy a ir a anunciar tu palabra?. Pero le dijo: No temas. El segundo texto, hilándolo con el primero, está sacado del profeta Isaías, que es cuando Jesús comienza su vida pública. He venido a anunciaros la buena nueva a los pueblos, la libertad a los cautivos, y el año de gracia del Señor, y hoy se cumple esta escritura que acabáis de oír.

Eligió, Bravo Castrillo, estos dos textos porque tienen un sentimiento. Todos somos elegidos por Dios. Y si han sido elegidos, en sus vidas personales, en sus vidas familiares, en su vida en esta institución, es por algo, y lo hilvanamos con la lectura primera. El Dios de vuestros padres, de vuestros abuelos, de vuestros bisabuelos, os llama y os dirige a anunciar la liberación. En este caso Moisés anuncia la liberación de la esclavitud de Egipto, y en el caso nuestro las liberaciones que el mundo actual necesita de nosotros, y necesita de testimonios. Somos dirigidos, somos llamados para testimoniar a Cristo en el mundo que nos toca vivir recordando que, detrás de nosotros, nos han precedido en la vida y en la fe, gente que ya ha trabajado por lo mismo y que en su momento, en su tiempo, en su lugar, transformaron y recrearon la casa común del mal, esa casa que el pecado original transformó. La vuelven, la volvemos, a recrear para que se asemeje al reino de Dios, en el que reinen la paz, la justicia y la libertad, deseos de todo ser humano.

Caballeros de la Sacra y M. Orden Constantiniana de San Jorge

Estamos en un tiempo que nos marca y que nos determina, ni mejor ni peor que otros tiempos, es el que nos toca vivir. La Orden Constantiniana se caracteriza fundamentalmente por la nobleza, que podemos definir como capacidad del ser humano para entender y propiciar el bienestar propio y el de sus semejantes a través de otros valores como la empatía, la solidaridad y el amor.

Estamos llamados a la felicidad, pero Dios no nos da la felicidad, Jesús no nos da la felicidad, nos marcan el camino para alcanzarla. La fe no nos proporciona la felicidad, pero nos proporciona los medios para encontrarla. La fe nos encamina a la felicidad plena y duradera que todos esperamos.

La nobleza son esas cualidades excepcionales para el combate, y en el combate en este mundo que nos toca vivir, del siglo XXI, en el que todos, como sociedad y personalmente, tenemos nuestras propias guerras y nuestros propios problemas.

Hoy, como ayer, a los hombres y mujeres de hoy, como a los hombres y mujeres de hace siglos, para responder en el combate, nos deben seguir moviendo los nobles códigos de la nobleza, la caballerosidad, el honor, el comportamiento recto y virtuoso, la sinceridad, la solidaridad, la valentía, la fidelidad. Se espera de nosotros un comportamiento ejemplar.

Pero también, hoy como ayer, el pecado va a hacer mella entre nosotros, y Cristo entre nosotros nos pide vencer el pecado, aunque vencerlo no es fácil. Vamos a arrancar la maldad para que no se nos pierda ninguno de los nuestros.

Continuó Bravo Castrillo la homilía con las siguientes palabras: Estamos en tiempo de Cuaresma y estamos en un momento difícil y complicado para la iglesia. Los ha habido peores. Iglesia santa pero compuesta por hombres pecadores. Estamos oyentes y escuchando pero se nos está olvidando algo. Como comunidad tenemos que pedir perdón a Dios. Hemos pecado, y han pecado ante Dios, y ahora está repercutiendo en toda la comunidad, y la comunidad tiene que saber responder, desde el evangelio, desde los códigos de nobleza, para que realmente se nos vuelva a ver y transparentemos un comportamiento ejemplar. Noble será una persona que sea percibida en su entorno como un ser comprensivo, accesible y solidario. En definitiva, noble es aquel que busca la santidad, y ése es nuestro objetivo, ésa es nuestra misión.

Celebración de la Santa Misa

Citó luego unas palabras, hermosas palabras, del Papa Juan Pablo II, en la ceremonia de beatificación de Carlos de Austria, dichas en su homilía, el día 3 de octubre de 2.004.

La tarea fundamental del cristiano consiste en buscar en todo la voluntad de Dios, encontrarla y cumplirla. Carlos de Austria, Jefe de Estado y cristiano, afrontó diariamente este desafío. Era amigo de la paz. A sus ojos la guerra era algo horrible. Asumió el gobierno en medio de la tormenta de la Primera Guerra Mundial y se esforzó por promover las iniciativas de mi predecesor Benedicto XV.

Desde el principio el emperador Carlos concibió su cargo de soberano como un servicio santo a su pueblo. Ese es el testimonio de aquel que ha buscado la santidad, de los que buscan la santidad , que nos lo transmiten a nosotros para poder llegar nosotros a esa santidad. Hermosas también fueron las palabras finales de la homilía de Bravo Castrillo, que aquí reproducimos: Yo ayer aprendí muchas cosas. Ustedes me enseñaron muchas cosas. Me alegró enormemente ver a los jóvenes implicados y trabajando para que estas jornadas que hemos vivido sean un éxito, y hacerlo juntos, mayores y jóvenes. Jóvenes, aprended de la sabiduría de aquellos que, como Don Pedro de Borbón, todavía tienen mucho que transmitir. Mayores, dejad que los jóvenes impulsen, y nos impulsen para que ése ímpetu juvenil nos contagie a todos para seguir comunicando a Cristo, que se entrega y que sirve a los pueblos.

Grupo musical de cámara

En todo momento, distintos pasajes de la Santa Misa estuvieron acompañados por las inspiradas interpretaciones del Grupo de Música de Cámara compuesto por Rodolfo Albero (tenor), Enriqueta Arruego (soprano), Silvia Segovia (teclado) y Julio Segovia (violín), que en el transcurso de la eucaristía nos ofrecieron, además del Himno nacional de España, las siguientes composiciones de significación religiosa: confor ye, Ave María de Schubert, Panis Angelicus.

Reconfortados, con el espíritu elevado, dejamos la iglesia de San Fernando y tuvimos un breve tiempo de espera que aprovechamos para tomar imágenes de familia y recuerdo.

Posteriormente la entidad anfitriona ofreció un magnífico Vino Español en la residencia Castillejos, del propio acuartelamiento. Al inicio del mismo, el Vicario Episcopal del Ejército de Tierra y de la Guardia Civil, Delegado de Acción Social del Arzobispado Castrense y de Cáritas Castrense, R.V. Bravo Castrillo, bendijo los alimentos que íbamos a tomar.

Seguidamente, S.A.R. Don Pedro de Borbón Dos Sicilias, pronunció el siguiente brindis: Estamos en zona militar y hay que brindar por el primer soldado de España, ¡ POR EL REY!

Al unísono, como una sola voz, todos respondimos efusivamente al brindis y nos dispusimos luego a disfrutar, de las ricas viandas, y de unos momentos muy propicios para estrecha lazos de relación, y de amistad con los que finalizaban las V Jornadas de Formación, celebradas en Zaragoza, durante los días 23 y 24 de marzo de 2.019, por la Sagrada y Militar Orden Constantiniana de San Jorge.

Después de tres reportajes, en los que hemos intentado acercarles lo fundamental de las jornadas, desde estas sencillas líneas de los Reales Tercios de España, una vez más queremos felicitar a la Delegación de Aragón, por la brillante organización de los actos, que revistieron gran brillantez y solemnidad, y expresamos nuestro agradecimiento a su Delegado, Ilmo. Sr. D. Juan Luis Doncel y Paredes, por haber sido invitados a los mismos.

Santoral

El Santo de hoy es
San Virgilio

Próximas publicaciones

  • La Jefatura Superior de Policía de Aragón celebra la festividad de los Santos Ángeles Custodios
  • La Jefatura de la 8ª Zona de la Guardia Civil en Aragón celebra la festividad de su Patrona, Nuestra Señora Virgen del Pilar
  • Conferencia "Impacto guerra en Ucrania en nuevo orden mundial"
  • Exposición "El carro de combate en el Ejército español. A través de las maquetas"
  • Ruta histórica "Los Sitios de Zaragoza"
  • Conferencia "Francisco de Goya y su pasión por ennoblecerse"
  • Jornada sobre terrorismo organizada por la Fundación Manuel Giménez Abad
  • Conferencia del JEMAD "Las Fuerzas Armadas españolas en el entorno actual"
noviembre 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
EnglishFrenchSpanish