Festividad

CELEBRACIÓN DE LA FESTIVIDAD DE NUESTRA SEÑORA DEL PERPETUO SOCORRO PATRONA DEL CUERPO Y TROPAS DE SANIDAD MILITAR

Celebración de la Santa Misa

El Hospital General de la Defensa en Zaragoza celebró el pasado 27 de junio de 2017, con gran brillantez, la festividad de la Virgen del Perpetuo Socorro, Patrona del Cuerpo y Tropas de Sanidad Militar.

Los actos se iniciaron a las 9.30 horas con la celebración de la Santa Misa, en la capilla del HGD, concelebrada por los reverendos, Ángel Briz Fernández, capellán del Acuartelamiento San Fernando, Rodrigo Nieto Díaz, capellán del RPEI 12, Wenceslao Sanz Gil, (R), y Luis Antonio Gracia Lagarda, Deán del Cabildo Metropolitano de Zaragoza.

Posteriormente, a las 10.45 horas tuvo lugar el acto central, fente a la fachada principal del hospital, presidido por el coronel médico, director del HGD, José María Abad Royo.

Asistieron, entre otras, las siguientes autoridades y personalidades: Comandante Militar de Zaragoza y Teruel, GB. Luis Lanchares Dávila, general director de la Academia de Logística de Calatayud, GB. Juan Ramón Sabaté Aragonés, jefe de la Base Aérea de Zaragoza, GB. Antonio Francisco Nebot Más, jefe de la 8ª Zona de la Guardia Civil, GB. Carlos Crespo Romero, Delegado de Defensa en Aragón, coronel Félix Allo Flores, y una representación del Cuerpo Nacional de Policía, así como los anteriores generales directores del HGD, Jesús Rubio Izquierdo, Julio César Rivera Rocamora y Rafael Pérez García.

Estuvieron presentes representaciones de las siguientes asociaciones y hermandades vinculadas con las Fuerzas Armadas: Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, Hermandad Provincial de Antiguos Caballeros Legionarios de Zaragoza, Asociación de Militares y Guardias Civiles con Discapacidad, y Agrupación Renovados Tercios Españoles.

Ante nosotros se hallaban formadas las siguientes Unidades:

Escuadra de Gastadores de la Agrupación de Sanidad nº 3

Compañía de Honores, compuesta por: una Sección de la Agrupación de Sanidad nº 3, una Sección de la Base Aérea de Zaragoza, y una Sección del IV Batallón de la UME.

Unidad de Música de la Academia General Militar

Unidad de Música de la Academia General Militar

Con la interpretación del Himno de España se incorporó a Formación el Estandarte de la

Agrupación de Sanidad nº 3.

Momentos más tarde, hizo su entrada el coronel médico director del HGD, José María Abad Royo, que recibió los honores de ordenanza. Seguidamente, a los acordes de la tradicional Marcha “El Abanico”, revistó la Formación, saludó luego a todos los presentes y pasó a ocupar la presidencia del acto.

Se procedió a la ceremonia de Despedida de la Bandera del personal militar que ha causado baja en la Unidad por pase a la situación de Retiro o Reserva, y del personal civil que ha causado baja por jubilación. Este acto sirve para mostrar públicamente el agradecimiento a la labor desempeñada por este personal, y el afecto de sus compañeros.

A continuación, y por diversas resoluciones publicadas en el Boletín Oficial de Defensa, se concedieron las siguientes condecoraciones a personal del hospital:
PLACA DE LA REAL Y MILITAR ORDEN DE SAN HERMENEGILDO (6)
CRUZ AL MÉRITO MILITAR CON DISTINTIVO BLANCO (8)
CRUZ DE LA REAL Y MILITAR ORDEN DE SAN
HERMENEGILDO (5)
MENCIONES HONORÍFICAS (1)
Personal Civil:
CRUZ AL MÉRITO MILITAR CON DISTINTIVO BLANCO (10)
MENCIONES HONORÍFICAS (4)

Seguidamente se procedió a la entrega de premios y distinciones
Patrona Sanidad Militar 2017.
Cada año el Hospital General de la Defensa quiere distinguir a las personas o entidades que han colaborado en los diferentes ámbitos y que han hecho posible un mejor entendimiento a nivel institucional, así como a las distintas personas que por su dedicación y continuado trabajo a lo largo de su prolongada vida laboral lo merecen.

Despedida de la Bandera

Premio Caballero Laureado de San Fernando Coronel Médico Don Urbano Santos Orad y Gajías: Por su constante colaboración hacia este hospital militar, se le concede al Ilmo. Sr. Manuel García Encabo, Director General de Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad.

Premio General Subinspector Médico D. José Salarrullana Alabart: Con este premio se reconoce la labor de una persona o Unidad, ajena al Hospital militar, a lo largo del último año. Este año se ha querido premiar a la Delegación Regional del ISFAS. Recogió el premio el coronel Delegado del ISFAS, Enrique Rodríguez Rodríguez.

PREMIOS EXTRAORDINARIOS:
Premio Capitán Médico D. Santiago Ramón y Cajal. Concedido a la Academia General Militar, fue recogido por el general director de la AGM, GB. Luis Lanchares Dávila.

Premio Capitán Médico D. Daniel Pérez Santacruz Lahoz. Se concedió este año al Servicio de Medicina Interna del HGD, y fue recogido por el coronel médico, jefe del Servicio, Francisco Javier Rodero Hernández.

Imposición de Condecoraciones

DISTINCIONES A TÍTULO PERSONAL:
En reconocimiento a las muchas atenciones que con tanta largueza y generosidad han procurado al hospital militar, se concedió Diploma de Colaboración a: Coronel médico, Jorge Luis Cobos López, y Teniente coronel psicólogo, José Antonio Montero Abad

A continuación el coronel médico, director del HGD, pronunció una alocución de la que ofrecemos a ustedes, queridos lectores que nos siguen, el siguiente resumen:
Durante todo este mes de junio de 2017 hemos venido celebrando los 200 años de actividad ininterrumpida de este Hospital Militar de Zaragoza“.

A lo largo del mismo hemos escuchado magníficas conferencias acerca de la historia de las escuelas de ATS, realizamos la Jornada Técnica militar, hemos sido partícipes de las experiencias personales de la capitán enfermero, Alicia Moreno Moreno, en múltiples misiones internacionales a lo largo de su vida, y hemos oído la propia historia de los 200 años de este hospital“.

Distinciones

Hoy por fin, 27 de junio, estamos celebrando el último de estos actos, tal vez el más importante por lo que significa para todos nosotros. Hoy rendimos honor a nuestra Patrona la Virgen del Perpetuo Socorro. Este hospital tuvo su origen en 1817, somos por tanto herederos del espíritu de los zaragozanos que lucharon y murieron en Los Sitios de Zaragoza, durante la Guerra de la Independencia, contra los franceses, que comenzó en 1808“.

En aquellos tiempos, como en toda la historia, las desgracias de las guerras se cebaron con la población civil más que con los propios ejércitos. En realidad toda la ciudad fue un hospital civil luchando contra el fuego enemigo, contra el hambre, contra la sed y contra las enfermedades infecciosas que siempre están presentes en todas las guerras“.

Acabada la guerra, en 1817, se creó un hospital militar para atender a las diferentes guarniciones que pasaban por Zaragoza. Su emplazamiento fue el antiguo convento de San Ildefonso, en la actual avenida César Augusto. En 1958 dicho hospital trasladó sus médicos y sus pacientes al nuevo edificio del barrio de Casablanca donde actualmente nos encontramos. Por tanto podemos decir que este hospital tiene 200 años, y eso es lo que estamos celebrando“.

Alocución del coronel médico José María Abad

Todos los 27 de junio, médicos, enfermeros, veterinarios y psicólogos del Cuerpo de Sanidad, nos quitamos nuestra bata o pijama clínico para ponernos nuestros uniformes blancos y nuestras medallas para recordar que somos sanitarios militares, de la misma forma que el personal civil que trabaja en el Centro, y que está libre de servicio, se viste de fiesta en señal de alegría porque es la fiesta de su hospital. Por tanto hoy es un día para disfrutar y hacerles llegar nuestra alegría a todos los que han venido a acompañarnos, motivo por el cual me corresponde a mí, en nombre de todos los que aquí trabajamos, daros las gracias“.

Acabamos de reconocer los méritos de personas civiles y militares que trabajan en nuestro hospital, con la entrega de medallas y diplomas correspondientes. Es justo premiar al que se lo merece y debe ser un estímulo para el resto, sin embargo la verdadera recompensa, que debe satisfacernos más, está en la satisfacción personal del deber cumplido, y los únicos que sabemos que podemos otorgarla somos nosotros mismos. Somos conscientes de que otros muchos lo merecen, pero las medallas son pocas“.

Antiguo hospital de San Ildefonso

De la misma forma, el hospital ha decidido reconocer la labor de personas y estamentos que han sido importantes para nosotros a lo largo del año, lo mismo puedo decir de aquellos que habiéndolo merecido igualmente, se quedan sin reconocimiento, pero en todo caso se quedan con nuestra gratitud“.

Hemos querido expresar nuestra gratitud en la persona de Manuel García Encabo, Director General de Asistencia Sanitaria, el esfuerzo que todo su equipo está haciendo para que nuestro hospital sea también un hospital plenamente dedicado a la atención de la población aragonesa como un hospital público más. La voluntad política está clara, pero todos sabemos que existen dificultades y pormenores, de un convenio tan ambicioso, para llevarlo a buen puerto. No me cabe ninguna duda de que lo sacaremos adelante con el esfuerzo de todos los que aquí trabajamos“.

Manuel García Encabo (F.archivo)

He querido expresar nuestra gratitud también a la persona del coronel Enrique Rodríguez y los esfuerzos realizados conjuntamente durante muchos años de atención a los asegurados del ISFAS, que comparten hoy en forma igualitaria y justa los servicios sanitarios de este hospital, entendiendo que todos tenemos derecho a la mejor sanidad“.

Este año también hemos querido expresar nuestra gratitud al general Luis Lanchares, director de la Academia General Militar, y su relación fluida con este hospital, haciendo especial mención al trabajo común en tareas de docencia militar“.

En esta línea, nuestro agradecimiento es similar para las universidades y escuelas profesionales aragonesas. En este hospital pensamos que la docencia, tanto civil como militar, comparte primerísimo lugar a la altura de la labor asistencial. Labor asistencial que también queda recogida en el reconocimiento a los diferentes servicios del Centro en la atención de nuestros pacientes. Este año los componentes del Servicio de Medicina Interna han tenido que doblar su esfuerzo, sobre todo en los meses de invierno en los que la hospitalización subió un 200 por cien. Vaya con este premio al Servicio de Medicina Interna nuestro reconocimiento a todo el personal de hospitalización, enfermeros, auxiliares, celadores y personal laboral y sanitarios que han respondido con el mismo 200 por cien de entrega y oficio“.

Premio Ramón y Cajal a la AGM

Mi agradecimiento personal también a las Unidades que forman hoy aquí, y a sus jefes por su cortesía, la Música de la Academia General Militar; el apoyo de la Base Aérea; Escuadra de Gastadores de la AGRUSAN; Sección del IV Batallón de la Unidad Militar de Emergencias; Órgano de Apoyo al Comandante Militar, y cómo no mi agradecimiento a todos ustedes por su presencia en este acto“.

En este momento nos acordamos de nuestros compañeros que se encuentran en misiones en el extranjero, concretamente el teniente coronel médico, Pedro De la Iglesia, en Iraq, el comandante enfermero José Javier Ortiz Ramos y la capitán enfermero María Leclere Jiménez, en Yibuti, con la Marina. Ellos, junto con otros compañeros militares siguen llevando el buen nombre de España, pero también el de este hospital y el de esta ciudad por todos los lados del mundo“.

También un entrañable recuerdo para los compañeros que nos dejaron este año, el padre Mariano, el Doctor José Manuel Mohedano, el enfermero Santiago, ellos siempre estarán en nuestro corazón“.

Capitán Enfermero Alicia Moreno

Y por último, permitidme que desde esta tribuna mande un mensaje en clave de metáfora, pero alto y claro, en especial a todos los trabajadores de este hospital por si tenían alguna duda de su continuidad. Entre todos, con vosotros, con nuestros pacientes de la Comunidad Autónoma de Aragón, con el apoyo de nuestras autoridades militares, con el apoyo de nuestras autoridades civiles y, por supuesto, con la absoluta y total entrega del grupo de dirección de este hospital, tal como decía Benito Pérez Galdós en sus famosos Episodios Nacionales, dedicados a Los Sitios de Zaragoza, y cito textualmente: ¿Zaragoza se rendirá?. La muerte al que esto diga. Zaragoza no se rinde. La reducirán a polvo, de sus históricas casas no quedará ladrillo sobre ladrillo, caerán sus cien templos, su suelo abriráse vomitando llamas, y lanzados al aire sus cimientos, caerán las tejas al fondo de los pozos, pero entre los escombros y entre los muertos habrá siempre una lengua viva para decir que Zaragoza no se rinde“.

Finalizó su intervención José María Abad, pronunciando los siguientes gritos:

¡VIVA ESPAÑA! ¡VIVA EL REY! ¡VIVA LA SANIDAD MILITAR!

Instantes previos al desfile

Seguidamente tuvo lugar la siempre emotiva ceremonia de Homenaje a los soldados de todos los tiempos, encuadrados en los ejércitos de España, que un día lucharon con valor, sirvieron con lealtad y murieron con honor.

Para realizar este acto, el Guión y los Banderines de las Unidades se reunieron ante el monumento a los que dieron su vida por España, hacia el cual se dirigieron la teniente coronel médico María Isabel López-jurado Marqués, y la teniente coronel médico María Lourdes Alonso Alonso, portando una corona de laurel, hasta sus inmediaciones.

Se recitó el precioso texto de rigor, que se inicia con las siguientes palabras:

“Lo demandó el honor y obedecieron, lo requirió el deber y lo acataron…

Se cantó la parte central de la oración cristiana “la muerte no es el final”, y el coronel médico, director del HGD, y el comandante Rafael Cazurro Casado hicieron entrega de la corona de homenaje a los pies del monumento que recuerda a los que, en paz o en guerra, dieron su vida por España.

El R.V. Rodrigo Nieto Díaz, capellán castrense con consideración de capitán, rezó la siguiente oración:
Que el Señor de la vida y la esperanza, fuente de salvación y paz eterna, les otorgue la vida que no acaba, en feliz recompensa por su entrega. Que así sea“.

Representación de Veteranos

En medio de un profundo y respetuoso silencio, escuchamos el toque de oración y, llegados al punto ejecutivo, saludamos con respeto y admiración a todos los caídos por la Patria. Coincidiendo con su último acorde se disparó una Salva de Honor de fusilería. Se cantó el Himno de Sanidad y seguidamente, a los acordes del Himno de España, se procedió a la retirada del Estandarte de la Agrupación de Sanidad nº 3. A paso ligero, las Unidades de la Fuerza se retiraron y momentos más tarde desfilaron con gran marcialidad, por la avenida principal, ante las autoridades e invitados.

Posteriormente la Unidad anfitriona ofreció un Vino Español en el vestíbulo de dirección del Hospital.

Finalizó así, en el Hospital General de la Defensa en Zaragoza, una bonita jornada de celebración de la festividad de la Virgen del Perpetuo Socorro, Patrona del Cuerpo y Tropas de Sanidad Militar.

Desde estas sencillas líneas de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, felicitamos al coronel médico director del HGD por la brillante organización de los actos y expresamos nuestro agradecimiento al personal de protocolo por las facilidades que nos han dado para la confección del presente reportaje.

Fotografía: José Luis Pérez y HGD

EnglishFrenchSpanish