Festividad

CON GRAN BRILLANTEZ CELEBRA EN ZARAGOZA LA 8ª ZONA DE LA GUARDIA CIVIL DE ARAGÓN LA FESTIVIDAD DE NUESTRA SEÑORA DEL PILAR SU PATRONA

Con la brillantez a la que nos tiene acostumbrados, la Jefatura de la 8ª Zona de la Guardia Civil de Aragón ha celebrado con varios actos, el pasado 5 de octubre de 2023, una vez más de forma adelantada, la festividad de su Patrona Nuestra Señora del Pilar.

A las 11.00 horas, en el altar mayor de la Catedral-basílica de Nuestra Señora del Pilar, ricamente adornado con bellos centros florales, se celebró la Santa Misa, presidida por el Arzobispo de Zaragoza Carlos Escribano Subías. Con él concelebraron, el Deán del Cabildo Metropolitano de Zaragoza, Joaquín Aguilar Balaguer; el Delegado de Culto y Pastoral, José Luis Calvo; el Capellán Castrense del Hospital General de la Defensa, de la Brigada Aragón I, del Regimiento de Caballería España Nº 11, y de la Real Iglesia Parroquial Castrense de Plaza de San Fernando, Ángel Briz Fernández; y los guardias civiles retirados, José María Baños, y Octavio Pérez Paricio, Diácono Permanente.

Bellísima imagen procesional de Nuestra Señora Virgen del Pilar

En lugar preferente del presbiterio, al pie del imponente retablo, dedicado a la Asunción de la Virgen, realizado en alabastro policromado por Damián Forment, se hallaba situada la Bandera de España junto a una preciosa imagen procesional de Nuestra Señora que lucía espléndida y, a su lado, un tricornio de la Guardia Civil sobre túmulo con paño de color rojo. En la Vía Sacra, se hallaban situadas las numerosas autoridades y personalidades, civiles y militares asistentes a la eucaristía.

En el coro, destacada obra de sillería labrada en roble de Flandes, por Esteban de Obra y, Juan de Moreto, y Nicolás Lobato, se hallaba la Coral Polifónica EL Soto, dirigida por Ana Val Claraco, que acompañaría todos los pasajes de la Santa Misa con hermosas composiciones musicales de inspiración religiosa.

Celebración de la Santa Misa en el altar mayor

Al inicio de la ceremonia religiosa, el Arzobispo de Zaragoza, Carlos Escribano nos recibió con las siguientes palabras: Queridos hermanos, celebramos hoy la Patrona de la Guardia Civil, Nuestra Señora Virgen del Pilar. Ponemos nuestra vida ante la Madre y le pedimos como siempre su protección. Especialmente le pedimos mucha protección para el Cuerpo de la Guardia Civil. Pedimos que Santa María os ayude en las tareas que desarrolláis en beneficio de toda la sociedad.

El guardia civil Miguel Ángel Ponce dio lectura del Primer Libro de las Crónicas: En aquellos días, David congregó en Jerusalén a todo Israel, para subir el Arca del Señor al lugar que le había preparado. Reunió también a los hijos de Aarón y a los levitas. Luego los levitas levantaron el Arca de Dios tal como había mandado Moisés por orden del Señor, apoyando los varales sobre sus hombros. David mandó a los jefes de los levitas que emplazaran a los cantores de sus familias con instrumentos musicales –arpas, cítaras y platillos, para que los hiciesen resonar, alzando la voz con júbilo. Llevaron el Arca de Dios y la colocaron en el centro de la tienda que David le había preparado. Ofrecieron holocaustos y sacrificios de comunión en presencia de Dios. Cuando David acabó de ofrecerlos, bendijo al pueblo en nombre del Señor. Palabra de Dios.

G.C. Miguel Ángel Ponce

También leyó el Salmo responsorial, al que contestamos: El Señor me ha coronado, sobre la columna me ha exaltado.
La guardia civil, Sagrario Ros Torres dio lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles:

Después de que Jesús fue levantado al cielo, los apóstoles volvieron a Jerusalén desde el monte que llaman de los Olivos, que dista de Jerusalén lo que se permite caminar en sábado. Cuando llegaron, subieron a la sala superior, donde se alojaban Pedro, Juan, Santiago y Andrés, Felipe y Tomás, Bartolomé y Mateo, Santiago el de Alfeo, Simón el Zelotes y Judas el de Santiago. Todos ellos perseveraban unánimes en la oración, junto con algunas mujeres y María, la madre de Jesús, y con sus hermanos. Palabra de Dios.
Se dio lectura del Santo Evangelio según San Lucas:

G.C. Sagrario Ros Torres

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba a la gente, una mujer de entre el gentío, levantando la voz le dijo: bienaventurado el vientre que te llevó y los pechos que te criaron. Pero él dijo: mejor bienaventurados los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen. Palabra del Señor.

En la Homilía, el Arzobispo de Zaragoza nos dijo lo siguiente: Queridos hermanos, la Virgen del Pilar, como de todos es sabido, es desde 1913 por propio deseo del Cuerpo, Patrona, Protectora y Guía de la Guardia Civil. Estimadas autoridades civiles, judiciales, militares…, saludo con afecto a todos los miembros del Cuerpo de la Guardia Civil y a sus familias en el día de vuestra fiesta, y felicito sinceramente a los que hoy van a recibir distintas distinciones y condecoraciones. La tradición pilarista nos narra la complejidad de la misión que el Apóstol Santiago debe acometer en los albores de la evangelización de España. Ante las dificultades con las que se encontraba, se haría presente la Virgen María en carne mortal y animaría a Santiago y a sus compañeros para que llevasen adelante el cumplimiento de su deber. Jesús, que ha compartido la vida con ellos, les envía a anunciar el Evangelio hasta los confines del mundo.

Este mes, el mes de octubre, para los devotos de la Virgen del Pilar es siempre un mes singular, los ojos de los creyentes, de los zaragozanos y de muchos españoles y peregrinos de otros países, se vuelven estos días a contemplar la figura de María que, desde la Santa Capilla, nos acoge siempre con maternal solicitud. Las flores, los frutos, el rezo del Santo Rosario, las oraciones contenidas de tantos, tomando estas calles como signo de gratitud y confiada relación que nos hace ponernos siempre bajo el manto protector de nuestra Madre.

Arzobispo de Zaragoza

Es hermoso ver a tanta gente que llega de tantos lugares y que se acerca a la figura de la Virgen y al recuerdo de su venida a orillas del rio. También en este día, damos gracias por vuestra presencia en esta importante jornada para la Guardia Civil. Un año más, en la Basílica del Pilar de Zaragoza, nos reunimos a celebrar la fiesta de vuestra Patrona. Los españoles, los zaragozanos y los habitantes de todos los pueblos y ciudades de nuestra diócesis reconocemos con nuestra presencia en esta eucaristía, que es acción de gracias, la labor de la Guardia Civil, al tiempo que agradecemos vuestra misión en la sociedad.

Permitidme que me asome, en esta jornada festiva, a vuestro Himno, que dentro de un rato interpretaremos dentro de los distintos actos que vamos a tener. Me parece que el mismo recoge aspectos que recalcan vuestra esencia y vuestro espíritu. El pasado mes de diciembre se cumplieron los cien años de su estreno. En efecto, el 19 de diciembre de 1922, en una fría mañana, los acordes de vuestro Himno sonaron por primera vez, para despedir a los jóvenes guardias civiles que se iban a incorporar a distintos destinos, en el Patio de Armas de la Escuela de Jóvenes Guardias Civiles de Valdemoro, en Madrid. El Himno no era nuevo, se había compuesto entre 1915 y 1916 por una religiosa, Sor Asunción García, y contaba ya con referencias al honor y a la gloria del Instituto armado. Curiosamente, Sor Asunción no había compuesto este poema para los jóvenes guardias que salían en busca de servir a España y a sus ciudadanos, sino que lo compuso como un homenaje a los agentes de la Benemérita que, en aquellos años convulsos de comienzos del siglo XX, perdían su vida en la lucha contra el bandolerismo. Era el Himno escolar de la Guardia Civil, aquel que representaba los dos colegios en los que se educaban los hijos huérfanos de los guardias civiles que fallecían en acto de servicio. El colegio de las chicas, de las huérfanas, estaba dirigido por las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paul, las Paulas, que llamamos en Zaragoza, y Sor Asunción era una de ellas. La música del Himno fue obra del Maestro Ildefonso Moreno.

Coral Polifónica El Soto

El Teniente Coronel José Osuna, fue destinado al Centro como Jefe de Estudios y gracias a sus excelentes dotes literarias y poética, le dio al Himno un aspecto más profesional y militar, pero siempre conservando los versos originales y la música. Se creaba así una letra que es la que conocemos hoy y que se convirtió exclusivamente en la letra del Himno del Colegio de Guardias Jóvenes. Es verdad que el Himno se fue extendiendo poco a poco por toda la nación hasta que, sin ninguna disposición, se convirtió en el Himno oficial de la Guardia Civil. Cantar un himno que representa a un colectivo, en este caso el Cuerpo de la Guardia Civil, siempre une a quienes lo cantan.

La propuesta de la letra del Himno refleja muy bien el espíritu militar, benemérito, solidario y de servicio público tan característico del Instituto. Sus referencias a España, al Rey, a la Bandera, a la ley y el orden ponen de manifiesto los valores principales respetados por todos los hombres y mujeres de la institución. No podemos olvidar que son estos valores los que, sobre el terreno, convierten a la Guardia Civil en la ayuda, socorro y auxilio de quien más lo necesita en cada momento. Igualmente el Himno habla de honor, que ha de ser la principal divisa de un hombre o una mujer de la Guardia Civil tal y como encomienda ese gran código de conducta que es la Cartilla, esbozada por Ahumada pocos meses antes de la fundación del Cuerpo.

Por todo ello, deseo en este día y en estos momentos determinantes para nuestra España, pedir a la Virgen del Pilar que os ayude a hacer realidad vuestro doble logro, “El honor es mi divisa y Todo por la Patria”. Sabéis muy bien, como recordó en su día vuestro fundador, que el honor es la principal divisa de la Guardia Civil, debe conservarse por consiguiente sin mancha. Esa divisa refleja el espíritu que rige el Instituto y la cualidad más valorada por el mismo. Y junto al honor, la entrega generosa en vuestra misión, entendida como vocación y dispuesta incluso a dar la vida, como habéis mostrado tantas veces durante vuestra larga y fecunda historia. Y para quienes sois creyentes, me atrevo a recordarles el dicho del Alcalde de Zalamea según la obra de Calderón de la Barca, “Al Rey, la hacienda y la vida se ha de dar, pero el honor es patrimonio del alma, y el alma solo es de Dios”.

Ofrenda floral de la GC. a la Virgen del Pilar

Pedimos en esta mañana por los presentes, por vuestras familias, amigos y bienhechores y en este día encomendamos a vuestros difuntos, especialmente a los que han muerto cumpliendo su deber, para que bajo el manto protector de la Virgen del Pilar gocen ya del premio eterno. Que la Virgen del Pilar nos conceda amar más y mejor a Jesús, su hijo, y que a todos los españoles nos ayude a ser más hermanos y solidarios unos de otros. Gracias queridos miembros de la Guardia Civil por todos vuestros desvelos en nuestra tierra. Que la Virgen del Pilar vuestra Patrona os pague todo vuestro trabajo y generosa entrega. Que así sea.

Como verán, queridos lectores que nos siguen, fue una hermosa Homilía la del Arzobispo de Zaragoza, Excmo. y Rvdmo. Sr. Carlos Escribano Subías.
Siguiendo la tradición, se rezó la Oración del Guardia Civil, siendo leída en esta ocasión por el G.C. Miguel Ángel Ponce.

A continuación de la Santa Misa, en el Camarín de la Virgen, La Guardia Civil hizo una ofrenda floral a Nuestra Señora.
También se repite cada año en esta misa solemne la interpretación del Himno a la Virgen del Pilar, que todos cantamos antes de abandonar el que, según la tradición, es el primer templo mariano de la Cristiandad. El hermoso Himno a la Virgen del Pilar fue compuesto en 1908 por Joan Baptista i Caminal, con letra del sacerdote aragonés Florencio Jardiel Lobato.

Ya en el exterior, en la plaza del Pilar, el salón principal de nuestra Inmortal Ciudad de Zaragoza, asistimos a una impresionante Parada Militar, la cual vamos a tratar de acercarles a ustedes con nuestra narración, que seguirá las palabras del Cabo Mayor Eduardo Lafuente Arrieta, Secretario de la Jefatura de la 8ª Zona de la Guardia Civil.

El Presidente del Gobierno de Aragón recibe los honores de ordenanza

Ante nosotros se hallaban en formación, al mando de un comandante, un Batallón de Honores en representación de las siguientes unidades: Escuadra de Gastadores del Grupo de Reserva y Seguridad; Unidad de Música de la Academia General Militar; una Sección de la Comandancia de Zaragoza; una Sección del Grupo de Reserva y Seguridad; una Sección de Cadetes de la Academia General Militar; una Sección Mixta de Especialidades compuesta por: Servicio de Protección de la Naturaleza; Grupo de Rescate e Intervención en Montaña; Grupo Especial de Actividades Subacuáticas; Grupo de Especialistas en Desactivación de Explosivos; Servicio Cinológico; Agrupación de Tráfico; Unidad de Fiscal y Fronteras; Unidad Aérea; una Sección Motorizada compuesta por: una Escuadra de Motoristas de la Jefatura de Tráfico; una Escuadra de Motoristas del Servicio de Protección de la Naturaleza; dos vehículos de la Agrupación de Tráfico; dos vehículos de Seguridad Ciudadana; dos vehículos del Grupo de Reserva y Seguridad; un vehículo especial, con su embarcación, del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas. Así mismo, se contó con la participación del Cornetín de Órdenes de la Brigada “Aragón” I.

Asistieron al acto las siguientes autoridades Civiles: Presidente del Gobierno de Aragón, Excmo. Sr. D. Jorge Azcón Navarro; Delegado del Gobierno de España en Aragón, Excmo. Sr. D. Fernando Beltrán Blázquez; Alcaldesa de Zaragoza, Excma. Sra. Dª Natalia Chueca Muñoz. Entre los numerosos invitados, pudo verse igualmente al Lugarteniente del Justicia de Aragón, al Jefe Superior de Policía de Aragón, al Comisario Jefe de Seguridad Ciudadana, al Superintendente de la Policía Local, y al Arzobispo de Zaragoza, entre otros.

Tribuna de presidencia

Las principales autoridades militares asistentes fueron los excelentísimos Sres: Jefe de la 8ª Zona de la Guardia Civil de Aragón, General de Brigada D. Francisco Javier Almiñana Boluda; Teniente General de la Guardia Civil, D. Laurentino Ceña Coro; Teniente General Jefe de la Región de Nueva Aquitania de la Gendarmería Nacional Francesa; Jefe de la División Castillejos General de División D. José Manuel Vivas Urieta; General de División de la Región de L´Occitanie de la Gendarmería Nacional Francesa; General de Brigada Comandante Militar de Zaragoza y Teruel, D. Manuel Pérez López; General de Brigada Jefe de la Academia de Logística de Calatayud, D. Ignacio Aldama Orozco; General de Brigada Jefe de la Base Aérea de Zaragoza D. Santiago Alfonso Ibarreta Ruiz; General de Brigada Director del Hospital General de la Defensa de Zaragoza D. Juan Antonio Lara Garrido; así como el Ilustrísimo Sr. Coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza, D. Luis Germán Avilés Cabrera.

A los acordes del Himno nacional, la Bandera de la 8ª Zona de la Guardia Civil se incorporó a la formación, ocupando su lugar. Se dio lectura del artículo 6º de las Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas, que dispone: Todo militar tiene el deber de prestar ante la Bandera juramento o promesa de defender a España, mostrará el máximo respeto a la Bandera y Escudo de España y al Himno nacional como símbolos de la Patria transmitidos por la historia.

El General Manuel Pérez López es condecorado

El General Jefe de la 8ª Zona de la Guardia Civil de Aragón hizo su entrada en la plaza del Pilar y breves momentos más tarde lo haría el Presidente del Gobierno de Aragón quien, después de recibir los honores reglamentarios, revistó las unidades en formación y pasó a ocupar la tribuna de presidencia.

Se dio inicio al acto de imposición de condecoraciones, entregándose las siguientes: Real y Militar Orden de San Hermenegildo, Cruz a la Constancia en el Servicio y Cruz de la Orden del Mérito Militar con distintivo blanco. En esta secuencia, el General de Brigada, Comandante Militar de Zaragoza y Teruel, y Director de la Academia General Militar, Manuel Pérez López recibió la Cruz al Mérito de la Guardia Civil en categoría de Plata y distintivo blanco.

A continuación se hizo entrega de distinciones al elevado compromiso profesional, a las unidades de la Guardia Civil de Aragón que habían destacado de forma sobresaliente en la prestación de servicio, sirviendo además de estímulo para todos los guardias civiles. En el ámbito de la Seguridad Ciudadana, se distinguió al Puesto de la Guardia Civil de Ayerbe (Huesca), y en el ámbito de la Inspección de Transportes, al guardia civil Miguel Ángel Genzor Soriano.
Seguidamente se procedió a la entrega de los premios HABECU a la Excelencia Académica.

Dichos premios son concedidos por la Hermandad de Amigos del Benemérito Cuerpo de la Guardia Civil de Aragón, a los hijos e hijas de los miembros de la Guardia Civil destinados en la Comunidad Autónoma de Aragón, que han obtenido los mejores expedientes académicos en la Enseñanza Secundaria Obligatoria, ESO. Consiguieron el premio, Unai Rodríguez Benítez, Iria Regueiro Carranza, y Claudia Lázaro Otín.

Claudia Lázaro Otín Premio HABECU

Luego se hizo entrega de Placas de recuerdo y agradecimiento a dos veteranos miembros del Cuerpo, retirados, residentes en la Comunidad Autónoma. Se significó que a los veteranos que han cumplido con su deber en la Guardia Civil no se les olvida y se les tiene un especial cariño y consideración. Recibieron su Placa, D. Jesús Aparicio García, de 99 años, Subteniente retirado de la Guardia Civil, residente en Ateca, y Pascual Miguel Palomar Palomar, de 96 años, Subteniente retirado de la Guardia Civil, residente en Cariñena.

A continuación, el Jefe de la 8ª Zona de la Guardia Civil de Aragón pronunció una alocución de la que les ofrecemos el siguiente resumen. Comenzó su intervención el General Almiñana con un extenso capítulo de agradecimientos, a la Alcaldesa y al Arzobispo, de Zaragoza; al General Director de la Academia General Militar; a las empresas y particulares que desinteresadamente colaboran en las diferentes actividades que se organizan con motivo del Pilar, y al público que con su presencia daban realce al acto, testimoniando con su presencia la cercanía que existe con la Guardia Civil.

Hizo después un poco de historia al recordar que el primer guardia civil que falleció en acto de servicio dejó un hijo huérfano de corta edad al que el Duque de Ahumada le entregó a título póstumo la condecoración otorgada a su padre, y al conocer que quería ser guardia civil como su progenitor, ordenó fundar un Colegio para acoger a los huérfanos que les proporcionase alojamiento, manutención, vestuario y formación hasta alcanzar la edad para poder incorporarse al Cuerpo.

Entrega de Placa a veterano GC.

Señaló que se cumplían ahora 179 años de servicio de la Guardia Civil y que desde sus inicios el Cuerpo ha evolucionado para afrontar los nuevos retos que se le han encomendado o presentado, como fue el asumir el Resguardo Fiscal del Estado y la Vigilancia de Costas y Fronteras, por lo que en 1940 absorbió al Cuerpo de Carabineros.

Hizo referencia a dos cuestiones que solventó la Guardia Civil ante el citado hecho, como fueron, un conflicto de patronazgos: ¿Quién iba a ser la Patrona de la Guardia Civil?, y la aparición de la mujer en la Guardia Civil. Recordó que fue en 1988 cuando las mujeres comenzaron a prestar servicio en el Cuerpo como guardias civiles y resaltó que en la actualidad en Aragón prestan servicio 347 mujeres guardias civiles que representan el 12.59% del total de la plantilla.

Entrega de Placa a veterano GC.

También se refirió al 50 aniversario que cumplen algunos Servicios como son el SEDEX cuya actuación ha sido valiosísima en la lucha contra el terrorismo, y el Servicio Aéreo que en Aragón despliega una Unidad Aérea que junto con los Grupos Especiales de Intervención en Montaña y los Sanitarios de la Unidad de Rescate en Montaña del 061 han acreditado el más alto prestigio por los numerosísimos rescates que viene realizando en el ámbito de la Comunidad de Aragón.

Puso de relieve, en relación a la seguridad objetiva, que Aragón contabilizaba hasta fin de agosto una tasa de criminalidad del 23´20 IP,s por mil habitantes, situando a Aragón 13,7 puntos por debajo de la media nacional.

Alocución del General Jefe de la 8ª Zona

Se dirigió luego a los Comandantes de Puesto para expresarles la suma importancia que tienen en la consecución de los objetivos de la institución, que no son otros que proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana; “sois vosotros un eslabón vital en la GC. Vuestro General valora la difícil tarea que lleváis a cabo, la dureza de vuestra vida profesional que en ocasiones se hace extensiva a la familia. Por todo ello no dudo en consideraros mandos en su máxima extensión con lo que ello implica”.

Tuvo palabras de gratitud y felicitación para el personal que había sido condecorado, mencionando expresamente al General Director de la Academia General Militar a quien dijo, “Mi General, muchas gracias por tu incondicional apoyo a esta Zona”.

“Y por la labor que desempeñas en pro de la formación de los futuros Oficiales de la Guardia Civil”.

Dio la enhorabuena a la Unidad y al guardia civil que se habían destacado por su alto grado de “Compromiso Profesional”, y que habían recibido una Placa de reconocimiento. Agradeció a la Asociación HABECU su especial sensibilidad en promover las ayudas económicas que anualmente otorgan a quienes finalizan la ESO con los mejores Expedientes Académicos, dando así continuidad al espíritu del Duque de Ahumada en cuanto a “salvaguardar a los hijos del Cuerpo”. Dijo el General, “ Unai, Iria y Claudia, recibir mis felicitaciones que hago extensivas a los otros actores importantes, vuestros padres y vuestros profesores”. Palabras de afecto tuvo para “nuestros queridos y respetados veteranos, los subtenientes Aparicio y Palomar, que siguen entre nosotros siendo ejemplo de vocación y compañerismo”. Por último, quiso tener un recuerdo emocionado para todos los compañeros que ya no están entre nosotros, especialmente para aquellos que entregaron lo más preciado de sí mismos por encima de lo que el deber reclama.

Alocución del Presidente del Gobierno de Aragón

A continuación, fue el Presidente del Gobierno de Aragón, Excmo. Sr. D. Jorge Azcón Navarro, quien pronunció una alocución. He aquí algunos de sus pasajes: La valentía y el compromiso inequívoco de los miembros de la Benemérita ha ofrecido a los ciudadanos, por supuesto en muchas ocasiones y por desgracia, un precio demasiado alto. Zaragoza ha sido escenario de algunos de los más grandes sacrificios no solo de los propios agentes sino de sus familias y de los hijos del Cuerpo. El recuerdo del atentado contra la Casa Cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza todavía nos estremece a todos los aragoneses. Por ese mismo motivo nuestro reconocimiento a su labor ha sido permanente, recuerdo y reconocimiento eterno. Nuestro compromiso inequívoco con los valores constitucionales es la garantía de que el sacrificio no fue en vano.

Queridos aragoneses, queridos españoles, el corazón de España, el corazón de nuestra libertad y de nuestra democracia, late al compás de la Constitución de 1978. Cuarenta y cinco años después de que los españoles dijesen en referéndum la que deseaban que fuera su ley de leyes, su vigencia transcurre en paralelo al hecho de que solo a través de la Carta Magna somos libres e iguales ante la ley. El Estado de Derecho son los cimientos sobre los cuales se construye nuestra nación, unos cimientos que arraigan en nuestra historia común, en una voluntad de entendimiento y concordia. Somos una nación unida por la diversidad, que se engrandece por la pluralidad de sus sensibilidades y rasgos culturales, una nación en la que todos tenemos una responsabilidad ante la misma. Por ello debemos atender a lo que hoy ocurre en nuestro país y abordar con determinación un asunto de gran importancia para la integridad de la democracia y de nuestra convivencia.

Todos sabemos que se busca imponer una amnistía a cambio de una investidura, una amnistía que exigen quienes atentaron contra el orden constitucional, por eso hoy quiero ser especialmente claro. La sociedad española no puede asumir, además de los indultos ya otorgados, que los delitos cometidos no existieron, porque eso significa poner en peligro todo nuestro sistema de convivencia, poner en riesgo la democracia. Si desafían abiertamente nuestras leyes, mediante la impunidad delimitada y medida, ¿de que han servido los sacrificios de tantos guardias civiles en defensa de los valores de toda una nación?.

Quienes pretenden destruir nuestra nación jamás conseguirán su objetivo si quienes debemos defenderla, si quienes juramos cumplir y hacer cumplir la Constitución, acudimos hasta sus últimas consecuencias a ese compromiso. Quiero acabar recordando la arenga que el 13 de agosto de 1808, el General Palafox pronunció en el Cuartel General de Zaragoza días después de haber convocado las Cortes de Aragón para cubrir el vacío de poder existente y organizar la defensa de nuestra ciudad. Comenzaba así: “Aragoneses y soldados que defendéis Zaragoza, a todos habéis sabido resistir. Vuestro valor y vuestra constancia, y el fuego sagrado de la Patria os han hecho olvidar el descanso”. Hoy, queridos conciudadanos, toman vigencia aquellas palabras del General a sus soldados. Son valores aragoneses el pacto, la lealtad y la libertad. Os convoco a defenderlos y os invito a que sigamos trabajando juntos para preservar la seguridad, la legalidad y la justicia en nuestra sociedad, con plena vigencia de la Constitución como guía y camino.

A continuación, ordenó al jefe de la formación que mandase “firmes” y pronunció los siguientes gritos: ¡VIVA ESPAÑA! ¡VIVA EL REY! ¡VIVA LA GUARDIA CIVIL!

Seguidamente dio comienzo el acto de homenaje a los caídos; se interpretó luego el Himno de la Guardia Civil y, después de proceder a retirar la Bandera de formación, se cerró el acto militar con un brillante desfile de todas las unidades en formación.

Claudia Lázaro Otín y Ana Cristina Otín

Quisimos tener el testimonio de una de las jóvenes escolares que habían obtenido el premio HABECU a la Excelencia Académica y hablamos un momento con Claudia Otín, alumna del Colegio de Jesuitas, ahora en Primero de Bachillerato, y le formulamos una pregunta obligada, ¿Qué ha supuesto la concesión de este premio para usted?. Un orgullo muy grande porque me lo he ganado yo misma, y ha sido el primer premio que he conseguido por mí misma, y estoy muy orgullosa de mi.

Con la frescura de su testimonio, dejamos esta crónica y a Claudia Lázaro Otín no sin antes de que posara para esta publicación junto a su orgullosa madre, Ana Cristina Otín, Portavoz de la Jefatura de la 8ª Zona de la Guardia Civil de Aragón.

“La Muerte no es el final” – Coro Cantaré – Sesiones en vivo

Santoral

Los Santos de hoy son
Santa Hermenegildo, Patrón de la Real Hdad. de Veteranos de las F.A.S. y la Guardia Civil

Próximas publicaciones

  • CONFERENCIA "MÉDICOS EN EL OLVIDO"
  • ENTREGA DE PREMIOS GENERAL PALAFOX
  • LOS REALES TERCIOS DE ESPAÑA HONRAN A SU PATRONA LA INMACULADA CONCEPCIÓN
  • LA ORDEN ECUESTRE DEL SANTO SEPULCRO DE JERUSALÉN HONRA A SU PATRONA
  • LA VIRGEN DE PALESTINA
abril 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930