Conferencias

CONFERENCIA CARROS Y VEHÍCULOS BLINDADOS “MADE IN SPAIN”. De los antecedentes Remotos al Trubia

En el Salón de Actos de la Brigada “Aragón” I, en la Base Militar San Jorge, de Zaragoza, asistimos el pasado 28 de febrero de 2022 a la conferencia titulada “Carros y Vehículos Blindados “MADE IN SPAIN”. De los Antecedentes Remotos al Trubia, impartida por el Subteniente de Caballería D. Jesús García Campo.

Asistieron al acto el Coronel Jefe del Regimiento de Caballería “España” 11, Ilmo. Sr. D. Francisco Javier Calero Perea, y el Coronel Jefe del Regimiento Acorazado “Pavía” 4, Ilmo. Sr. D. José Ramón Blanco Castro, así como el Coronel Pedro Belmonte Rodríguez (R)

De contenido eminentemente técnico, la conferencia dio comienzo a las 10.30 horas ante un público compuesto básicamente por militares. De hecho la única presencia civil fue la de D. Manuel Grao Rivas, que asistió en representación de los Reales Tercios de España, fundados en 1942 por S.A.R. Don Juan de Borbón y Battenberg, donde ocupa el cargo de Jefe de Relaciones Institucionales del Tercio Norte-Aragón.

Subteniente Jesús García Campo

En los prolegómenos del acto aprovechamos para hablar un momento con el Coronel Calero y hacerle unas preguntas de rigor.
Si no me equivoco, está usted desde hace poco tiempo al mando del Regimiento de Caballería “España”, ¿es así?. Si, tomé el mando del Regimiento de Caballería “España” nº 11 el pasado 17 de diciembre, relevando al Coronel Carlos Manuel Mendoza.

¿ Cual ha sido su destino anterior?. Vengo de haber estado tres años destinado en el SHAPE, Bélgica, en el Cuartel General Supremo de las Fuerzas Aliadas, ocupando el puesto de Jefe de la Sección de Lecciones Aprendidas.

Coroneles Calero, Blanco y Belmonte (R)

¿Qué espera de este nuevo destino al frente de un Regimiento tan emblemático como es el “España” 11, con una rancia tradición a sus espaldas?. Bueno, esa es un pregunta enorme. Yo, como jinete con 23 años de servicio, esta es la mayor ilusión de mi vida, mandar un Regimiento de Caballería, y más el “España” nº 11, que como bien ha dicho, con una tradición de 363 años de historia, donde el peso de la responsabilidad sobre mis espaldas es muy grande, para poder intentar llegar a la altura de mis predecesores y con la ilusión de intentar aportar un granito de arena que permita engrandecer un poquito más a este gran Regimiento.

Por último, háblenos un poco acerca del hermanamiento del Regimiento de Caballería “España” con la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza.

Ese hermanamiento, como su nombre indica, significa que nos ha hecho hermanos, somos y nos consideramos hermanos y nos ayudamos de esa forma, colaborando en todas las actividades, tanto del Regimiento como de la Real Maestranza para ser un uno en beneficio y servicio de España.

Baluarte de Hierro (siglo XVIII)

Al poco, inició la conferencia el Subteniente García Campo con estas palabras: La conferencia coincide con la conmemoración del primer Centenario de la primera actuación de carros de combate en España, en África, en marzo de 1922, con la Compañía de Carros de Asalto de Infantería, el día 18 de marzo, y el 14 la Batería de Carros de Asalto Schneider de Artillería. Estas son las primeras actuaciones de carros de combate en España y vamos a homenajear ese acontecimiento durante este año.

Esta conferencia es reivindicativa porque quiero dar a conocer que tenemos una historia mecanizada, acorazada, blindada o como queramos llamarla.

No solamente existen los carros ingleses y franceses, que son a los que se da la factura de primeros carros de combate, sino que nosotros también tenemos esa historia acorazada.

La vamos a conocer a través de unos antecedentes remotos, que van a nacer en el siglo XVIII, como veremos con el Baluarte de Hierro, y morirán con el carro Trubia, que es la verdadera razón de ser de esta conferencia.

Carro Fuerte (1810)

El carro Trubia es un ingenio que inició su desarrollo tres años después de la primera actuación de carros, es decir en enero de 1925. Se dio la orden por parte de la fábrica de armas de Trubia, de construir un carro de combate y en menos de un año y medio ya tenían el primer prototipo, con ideas y conceptos innovadores en el momento, que lo podían catalogar como un carro moderno para le época. Hoy tenemos el mejor carro de combate, que es el Leopard II, pero con tecnología totalmente importada.

Esta es la primera de las tres conferencias que pretendemos dar este año, la segunda la daremos para Santiago, donde veremos la Guerra Civil hasta el Vérdeja, y la tercera la daremos en el segundo semestre, ya buscaremos fecha, y daremos desde la postguerra al BMR/Pizarro.

He estructurado la conferencia en cuatro puntos: Antecedentes Remotos; Carro de Asalto Trubia (prototipo); el carro de preserie Trubia A4 rápido; y su actuación en la Guerra Civil, donde entró en combate.

El primer antecedente remoto que tenemos es el Baluarte de Hierro, del siglo XVIII. Si nos damos cuenta, han transcurrido únicamente dos o tres siglos de existencia entre el artilugio identificado como el primer sistema acorazado, de Leonardo da Vinci en 1487 y nuestra propuesta de Baluarte de Hierro, que es una construcción totalmente hecha con una estructura interior de madera forrada toda de chapas de blindaje de hierro. Se le han hecho unas aberturas para las troneras y unos respiraderos en la parte superior. Esto apenas tenía movilidad, como tampoco la tenía el carro de Leonardo da Vinci.

Con el siguiente antecedente remoto nos remontamos a la Guerra de la Independencia, a Juan Jiménez Isla, que propone a la Junta Central instalar un cañón en un carruaje de servicio del Ejército español, para darle movilidad a esta pieza a la vez que una fácil entrada en posición. La Junta Central le vio interés y ordenó la construcción, pero ya no sabemos nada más. El expediente que se guarda en el Archivo General Militar de Segovia, está incompleto, falta la resolución final y lo que ocurrió después.

SIMMS Motor Scout (1899)

En 1771 se produce la primera construcción de un vehículo con tracción a vapor, con autoría de Nicolás Cugnot, le llamaron el vehículo Fardier, luego la primera locomóvil española, diseñada por Valentín Silvestre, en Madrid en 1858, después el primer vehículo de tracción de explosión interna, de gasolina, de Marcus en 1870, más tarde las primeras piezas de las que se dotó el Ejército español de locomóviles, para el transporte de piezas de artillería en la costa.

Automóvil blindado (1909)

Luego tenemos el invento de un triciclo militar. Es interesante destacar de José de Tos que hace una pequeña introducción para presentar su artilugio, (esto está extraído de la Oficina de Patentes) que dice, “todas las mejoras en el perfeccionamiento de armamento siempre se producen sobre las armas ofensivas; mejorar la capacidad de destrucción, aumentar el alcance, mejorar la puntería, y se despreocupan de un dispositivo que puede ser de defensa del soldado”.

José de Tos va a crear un triciclo militar, puramente defensivo, con parapeto, al que le va a dar las siguientes misiones:
El triciclo militar es un aparato puramente defensivo, con el parapeto; procura comodidad al soldado aligerándole del peso; velocípedo para marchas rápidas y reconocimientos peligrosos; de cama y tienda de campaña para dos soldados; de carretilla para llevar armas, municiones y equipos militares; como aparato móvil para proteger guerrillas y avanzadas; para viajes y excursiones en países despoblados. No es el único que se basa en las bicicletas, también tenemos a Fréderic Richard Simms, que diseñará un cuadriciclo armado con una ametralladora y un pequeño escudo (1863-1944).

En 1901 se construye el primer vehículo automóvil en España, hecho por el Capitán de la Cuadra, que se llamará Centauro. Al año siguiente, las huelgas de Barcelona hacen quebrar la empresa que lo construía y lo compra Hispano Suiza, y ya se dejó de fabricar.

El año 1903 es un año importante para el Cuerpo de Ingenieros, se crea el Automovilismo Rápido Militar y se empieza a dotar al Ejército de los primeros sistemas. Un tren Renard y un camión Schneider. El primer vehículo con el que cuenta el Ejército español es una donación, del Marqués de Puerto Seguro, del Capitán Carvajal, el autor de Espada-Sable Puerto Seguro.

Vimos también imágenes del invento de Ramón Jiménez de Bonilla, un voluntario de Cuba. El expediente también está en Segovia. En 1909, se ha producido el Desastre del Barranco del Lobo, que es el primer desastre de todas las campañas de África, y el pueblo quiere participar, son iniciativas patrióticas civiles.

Bonilla presenta su proyecto a la Junta, que no le hace caso. Está basado en un automóvil comercial al cual le acoplan una estructura piramidal, armado con varias ametralladoras y cuatro cañones. Dispone de una batería en el interior capaz de producir la muerte instantánea a todo el que lo tocase y emplea un proyectil portador de unos brollos de alambre que electrocutaría a todo aquel que rozase el cable una vez disparado en el campo de batalla.

Dispone de barrenas y espolones en los extremos para la eliminación de obstáculos.
También nos mostró el Subteniente García Campo imágenes del Aparato Trinchera Automóvil, de 1909, de los hermanos Cruz López, dos cartagineses de Murcia, que mandaron una carta al Ministro de la Guerra, pidiéndole dinero para desarrollar su idea, que es diseñar un dispositivo de planchas que van acopladas en los vehículos, porque pesan 400 kilos, que van en los laterales, y la idea era abrirlo como un abanico, crear un parapeto y dar más frente y más potencia de fuego.

Vimos después imágenes del camión blindado “Schneider Brillie” de 1909-1911, que se compraron y que, nada más llegar a la península, se le instalaron al primer vehículo, cuatro soportes para las ametralladoras Maxim, uno delantero, dos laterales y uno trasero. De los dos modelos de ametralladoras, la Hotchkiss y la Maxim, se eligió esta última porque tenía una mejor refrigeración del cañón.

Camión blindado Schneider Brillie (1909-1911)

Las siguientes imágenes fueron las del Tractor Blindado de Rodolfo Gil, y del Carro de Guerra para Montaña, con un diseño este último del Capitán Emilio Gil Navarro, que creó un dispositivo, una máquina de guerra con un sistema de impulsión basado en cilindros helicoidales que lo hacen avanzar, según vimos en un corto audiovisual.

Un oficial austrohúngaro presentó el primer concepto de carro de combate moderno, basado en un artilugio con una torrecilla y dos apéndices para la superación de zanjas. Coincide en el año, (1910) con la propuesta del Fortín Blindado que nos trae Picas Cunillera.

Prácticamente lo que nos presenta este inventor son una sección dotada de 17 vehículos de 3.50 metros de longitud. El más alto, donde va el jefe, de 1.80 metros, que lleva un cañón contradirigibles y también tenía telefonía sin hilos. Los siguientes son para combate, y los siguientes van disminuyendo en altura. Esto sirve para trasladar cargas y también como parapetos.

Muchas más cosas nos contó el Subteniente García Campo sobre este interesante tema, pero nosotros hemos de poner aquí fin a esta crónica y lo hacemos felicitándole por su excelente conferencia, a la vez que agradecemos al Regimiento de Caballería “España” 11, en la persona de su Coronel Jefe, Ilmo. Sr. D. Francisco Javier Calero, el haber sido invitados a la misma.

Imágenes: Subte. Jesús García Campo 4

EnglishFrenchSpanish