Conferencias

CONFERENCIA DE LA REAL LIGA NAVAL ESPAÑOLA (DELEGACIÓN DE ARAGÓN) “LA VIRGEN DEL PILAR Y EL ARMA SUBMARINA ESPAÑOLA”

Asistimos el pasado día 17 de febrero de 2020, en la capital aragonesa, a una interesante conferencia organizada por la Delegación en Aragón de la Real Liga Naval Española. Llevaba por título “La Virgen del Pilar y el Arma Submarina Española”, fue impartida por el Alférez de Navío y submarinista D. Diego Quevedo Carmona y tuvo lugar en el Salón de Actos de CEPYME Aragón, a partir de las 19.30 horas, ante la presencia de numeroso público.

Además de la gran confederación empresarial de Aragón, colaboraron en la organización del evento las siguientes entidades: Real Asamblea Española de Capitanes de Yate; Federación Aragonesa de Actividades Subacuáticas; Centro de Buceo Zaragoza; Talleres Editoriales “Cometa” y Restaurante “Casa Pascualillo”.

Cartel anunciador

Como en años anteriores, una representación de la Armada Española se desplazó desde Cartagena a Zaragoza para celebrar, en este caso, el 105 aniversario de fundación del Arma Submarina y honrar a su Patrona la Virgen del Pilar con varios actos conmemorativos, siendo uno de ellos la conferencia de la cual nos ocupamos ahora.

En esta ocasión la Delegación estaba encabezada por el Capitán de Navío D. Ernesto Zarco Gil, Comandante de la Flotilla de Submarinos, Jefe de la Base de Submarinos “Isaac Peral” y Director de la Escuela de Submarinos “Almirante García de los Reyes”.

Fueron recibidos por el Presidente de la Delegación en Aragón de la RLNE, D. Luis Carlos del Val Sánchez a quien acompañaban varios directivos de esta prestigiosa entidad aragonesa.

Entre los numerosos invitados al acto pudo verse al Jefe de Movilidad Aérea del Mando Aéreo de Combate, GD. Excmo. Sr. D. Julián Roldán Martínez, al Presidente de CEPYME-Aragón, D. Aurelio López de Hita, y a numerosos coroneles en la reserva o retirados.

Los Reales Tercios de España, fundados en 1942 por S.A.R. Don Juan de Borbón y Battemberg, estuvieron representados por el Delegado del Tercio Norte en Aragón, D. Manuel Martínez Pérez, acompañado de D. Manuel Grao Rivas, Jefe de RR.PP. e Institucionales del Tercio Norte-Aragón.

Se inició la sesión con unas breves palabras del Presidente de CEPYME-Aragón, quien dijo lo siguiente: Permítanme unas muy breves palabras para dar la bienvenida al Arma Submarina Española, que nos honra con su presencia en esta casa que aparentemente no tiene nada que ver con el Arma Submarina pero que para nosotros es un honor y una satisfacción el recibirles.

En esta sala, desde hace 40 años, se habla, casi únicamente, de economía, se habla de trabajo, se habla de los problemas de las 260 asociaciones empresariales que componen CEPYME-Aragón, y también se habla de cosas de las cuales sería mejor no tener que hablar nunca. Se habla de economía sumergida, se habla de dinero oculto, se habla de negocios que no deberían existir, y por ello para nosotros, hoy, es una honra de que, quienes se sumergen con valor y emergen con honor, nos honren con su presencia.

Presidente de CEPYME-Aragón

Yo les deseo una muy buena estancia en Zaragoza, les deseo una muy feliz celebración de su Patrona la Virgen del Pilar y les ofrezco incondicionalmente nuestro servicio, nuestro apoyo y, sobre todo, nuestra admiración.

A continuación intervino el Comandante de la Flotilla de Submarinos, Ernesto Zarco, y lo hizo con palabras de agradecimiento a CEPYME-Aragón y a su Presidente Aurelio López de Hita por su cálida acogida, y también hacia la RLNE.

Dijo a continuación que ellos vienen aquí normalmente cada año para lo que es la conferencia y para honrar a su Patrona la Virgen del Pilar, explicando seguidamente que tienen dos Patronas.

Tienen la Virgen del Carmen, que es la Patrona de la Armada, y tienen la Virgen del Pilar que es la Patrona del Arma Submarina en inmersión.

Señaló que el prestar servicio en los submarinos es una profesión que entraña cierto riesgo, una profesión que es una aventura y una profesión un tanto especial.
El personal del Arma Submarina está sometido a unas condiciones de vida con muchas limitaciones a bordo, siendo lo más característico de ellos que se juegan la vida prácticamente todos los días. Pero no por estar en un medio hostil, a 100, 200 o 300 metros de profundidad, que eso no es peligroso. El peligro está en una maniobra muy simple y rutinaria, como es la subida a cota de periscopio, que se hace cuando necesitan ver lo qué hay a su alrededor o necesitan recargar las baterías. No hay que olvidar que un submarino funciona con baterías, que esas baterías se gastan, que hay que recargarlas y que en la mar no hay ningún enchufe al que conectarse. Por ello hay que recurrir a un diésel cargador, que necesita aire, y por lo tanto tienen que subir a cota de periscopio.

Pues esa subida a cota de periscopio es lo más peligroso, porque un submarino lo que hace básicamente es oír, es como un ciego sin bastón, solo saben si hay algo a su alrededor si hace ruido, si no hace ruido no saben que está ahí.

Comandante Jefe Flotilla de Submarinos

Señaló que debajo del agua no hay nadie, o muy pocos, y están controlados todos o casi todos, pero cuando suben a cota de periscopio puede haber encima suyo un barco, un velero, un pesquero, o puede haber un buque petrolero de 300.000 toneladas que esté parado. Si no hace ruido ellos no lo saben y puede darles un buen susto, por eso es el momento más peligroso.
Agradeció la asistencia de todos los presentes, especialmente al Jefe de Movilidad Aérea, y pasó luego a presentar al conferenciante, Alférez de Navío y Submarinista, D. Diego Quevedo, para que nos explicase con más profundidad cuál es la relación entre el Arma Submarina y la Virgen del Pilar, pero antes nos hizo un muy breve resumen de su amplio historial militar, resaltando que ha investigado mucho, es autor de varias publicaciones, colaborador asiduo de la revista de Marina y colaborador también del Museo Naval de Cartagena, apostillando finalmente que Diego Quevedo es, quizás, el hombre que más sabe sobre historia de submarinos en España.

Intervino a continuación el ponente y estas fueron sus primeras palabras: Posiblemente muchos de ustedes habrán venido observando que desde hace unos años, cada 17 de febrero, una representación del Arma Submarina de la Armada, cuya base está en Cartagena, nos desplazamos aquí, a Zaragoza, para hacer una ofrenda floral a la Virgen del Pilar, y es posible que muchos se pregunten por qué venimos desde tan lejos precisamente aquí.

La respuesta es muy sencilla, venimos aquí porque la Virgen del Pilar es nuestra Patrona, cuya imagen preside la escalera principal de acceso al despacho del Jefe de la Flotilla de Submarinos, y una vez al año venimos a ofrecerle un ramo de flores y una plegaria por el hecho de ser la guardiana permanente de la seguridad en inmersión de nuestros submarinos, desde que así se estableciera en una fecha ya algo lejana en el tiempo, como fue el año 1946, tal y como figura en la Placa que hay al pie de la imagen.

Aspecto parcial del Salón de Actos

Explicó Diego Quevedo cómo una serie de submarinistas, hace 17 años, tuvieron la iniciativa de hacer un Manto, que se costeó por suscripción entre todos los que en aquellos momentos formaban parte de la gran familia de submarinistas, para ofrendarlo a la Virgen del Pilar, a cuya imagen se encomendaron muchos de ellos en los momentos previos de salida a la mar para alguna misión , a pesar de una antigua plegaria, por él encontrada en un documento, que dice: “Santísima Virgen protege desde aquí a nuestras familias que quedaron en tierra, que los que estamos en la mar,… ya nos las apañaremos”.

Muchas veces hemos oído o hemos utilizado la expresión “se alinearon los astros” para definir que algo ha salido bien gracias a una serie de circunstancias o personajes, que mucho antes han sido distantes en el tiempo pero que, en un momento dado, se han aliado. A esos astros a los que se refirió Diego Quevedo, les puso nombres y apellidos, y básicamente son tres. Isaac Peral y Caballero, Martín Cortés de Albacar, y Francisco Bastarreche y Díez de Bulnes.

El primero, Oficial de la Armada, nacido en Cartagena en 1851, diseño y construyó en 1888 el primer submarino torpedero. El segundo, Martín Cortés, científico matemático, nacido en Bujaraloz en 1510, se estableció en Cádiz en 1530, donde se dedicaría a estudiar teoría de la navegación, y el tercero, Francisco de Bastarreche, Almirante de la Armada, Capitán General de Cartagena en 1945, año en el que se alinearon esos astros en la figura del tercer personaje, como veríamos a continuación.

El primero de ellos diseña y construye lo que había de ser el primer submarino torpedero de la historia, que se va a botar al agua en el Arsenal de la Barraca, en San Fernando (Cádiz), el 8 de septiembre de 1888, constituyendo el evento de mayor trascendencia en el ámbito naval de la España del último cuarto del XIX, y del que por supuesto se iba a hacer eco la prensa del momento.

Las semanas y meses siguientes a la botadura , rápidamente, se iba a producir un estallido de júbilo en toda España, de lo que la prensa se haría eco y dedicaría, una y otra vez, sus portadas a difundir la imagen del personaje como se puede ver en la hemeroteca. Esta fama que va a adquirir Isaac Peral pronto va a tener la primera ceremonia y va a estar relacionada con Zaragoza.

Ante el inminente comienzo de las pruebas de mar, que anuncia la prensa, un matrimonio amigo suyo, residente aquí, tiene la idea de regalarle a Isaac Peral una imagen de la Virgen del Pilar para que le protegiera de los peligros que le pueden aparecer al navegar en inmersión, algo tan desconocido en aquellos años. Pero este matrimonio decide, no solo regalarle la imagen de la Virgen del Pilar, sino ir más allá e implicar al Obispo de Zaragoza, a quien se la llevan y, tras recibir las explicaciones acerca del destino final de la imagen, no solo la bendice sino que les imparte, al propio Isaac Peral y a todos los miembros de su tripulación, la bendición apostólica para que les proteja a todos los que, durante ese período crítico de las pruebas de mar, han de formar parte de la dotación del submarino.
De este hecho, por supuesto, se va a hacer eco la prensa, que desde la botadura del submarino no pierde el detalle de dar a conocer cualquier circunstancia que tenga que ver con Peral y su invento, llegando incluso a reproducir la carta que el propio Peral le manda al obispo de Zaragoza agradeciéndole el gesto de bendecir la imagen, y haciéndole saber que, “la imagen de la Santísima Virgen del Pilar, bendecida por V.I. ocupará en el barco preferente lugar, guiará nuestros pasos y fortalecerá nuestro espíritu cuando empresa tan nueva, y no exenta de riesgos, se trata de acometer”.

Asi, a lo largo de 1890, van a tener lugar las pruebas de mar del submarino, que se van a efectuar en la bahía de Cádiz.

Pruebas que resultarán altamente satisfactorias, llegando a editar la Armada un Poster Oficial donde quedan reseñadas. El éxito de las pruebas sería tal que pronto la noticia se iba a extender tanto por toda España como por toda Europa, incluso por Estados Unidos, donde sus periódicos de mayor tirada lo van a publicar en portada, como el prestigioso Scientific American. En consecuencia la fama de Peral adquiere cotas altisimas. Durante los primeros meses se van a suceder infinidad de homenajes, como poner calles con su nombre, siendo Zaragoza una de las primeras ciudades que se van a adherir a ese homenaje.

Alférez de Navío Diego Quevedo Carmona

Se etiquetan bebidas con su imagen y se implican todos los gremios, como el de pintores, que le iban a pintar cuadros; poetas que le van a dedicar sonetos; homenajes cuya relación sería muy larga de enumerar, sobresaliendo sobre todos ellos el de los compositores de música, tanto españoles como extranjeros, que van a componer música en honor de Peral, llegándose a contabilizar más de una veintena de obras. Obras que van a abarcar todos los géneros, polcas, pasodobles, tangos, mazurcas, zortzicos, pasacalles flamencos, habaneras, valses, y por supuesto una jota aragonesa, obra del compositor Agustín Pérez Soria, navarro pero afincado en Zaragoza.

Partitura cuyo original dedicaría el autor al inventor, con estas sentidas palabras: “nunca me vi más honrado que al recibir vuestra grata de 27 de febrero aceptando la oferta que le hice de dedicarle esta composición. Que consigáis o no vuestro propósito tanto monta para que seáis digno de figurar a la cabeza de los hombres eminentes de la ciencia y de los espíritus valerosos y honrados. Repleto de orgullo y satisfacción, tengo la honra de dedicaros este ínfimo recuerdo y hago votos para que el cielo corone vuestros desvelos en el éxito más lisonjero. Le saluda cariñosamente el autor. Zaragoza 13 de junio de 1889”.

 

Isaac Peral y Caballero
Martín Cortés de Albacar
Francisco Bastarreche

Recordó Diego Quevedo que hace siete años, en 2013, cuando se cumplió el 125 aniversario de la botadura del submarino, en Cartagena se organizó, entre otras cosas, un concierto homenaje a Peral, que corrió a cargo de la Banda de Música de Infantería de Marina, donde se interpretó una selección de esas obras compuestas en honor de Peral, siendo esa jota aragonesa una de las piezas que se interpretaron.

Toda esta fama adquirida por Peral, de pronto, casi de un día para otro, se desvanece debido a una serie de intrigas, de complots, de envidias y de intereses políticos. Circunstancias todas ellas que hacen decidir al gobierno que se abandone el proyecto, quedando el submarino varado, abandonado y a merced de cualquiera en el mismo lugar donde había sido botado tan solo tres años antes.

Cuando eso sucede, Peral, amargado, pide la baja en la Armada y se va a dedicar a vivir de sus amplios conocimientos de electricidad, algo que entonces estaba un poco, bastante, en pañales. Estamos hablando de 1890 y muy poca gente sabía lo que era un voltio o un amperio.

Para ello, en esta ciudad de Zaragoza con la que había tenido poco tiempo antes la vinculación a través de la Virgen del Pilar, que había presidido sus navegaciones, funda una empresa de energía eléctrica, la Electro Peral Zaragozana, que queda constituida en esta ciudad el 2 de agosto de 1893.

Poco tiempo después, en 1895, Peral fallece, de un cáncer, a la temprana edad de 43 años, concretamente una semana antes de cumplir los 44 años de edad.
Años después de su muerte, a principios del siglo XX, sus herederos deciden fusionar la empresa con otras dos: Fuerzas Motrices del Gállego, y Zaragozana de Electricidad, dando lugar al nacimiento de una nueva empresa que va a llamarse Reunión de Sociedades Eléctricas, de la que da fe el notario Don Gregorio Rufas y Calvo.
En diciembre de 1910 va a tener lugar una nueva fusión naciendo la sociedad Eléctricas Reunidas de Zaragoza e, incluso a finales del pasado siglo, va a producirse otra nueva fusión y el resultado de la misma seguro que les resultará más conocida, se trata de ENDESA.
Como hemos visto, tras el abandono del proyecto de submarino, en 1891, España se va a ver privada de poseer submarinos y tendríamos que esperar más de veinte años.
Así, desde los inicios del siglo XX, muchos países empiezan a dotar de submarinos a sus armadas, hasta que llega un año y un personaje que va a ser determinante para el nacimiento del Arma Submarina Española.

Se refirió Diego Quevedo al oficial de la armada alemana Otto Weddingen, comandante del submarino U-9. Citó a este oficial alemán porque en los primeros compases de la Primera Guerra Mundial, concretamente el 21 de septiembre de 1914, en el corto espacio de veinte minutos, torpedeó y hundió, a quince millas naúticas de la costa holandesa, a tres cruceros ingleses: el Aboukir, el Hogue, y el Cressy, de 12.0000 toneladas cada uno.

Aparte de los dos mil muertos que ocasionan estos tres hundimientos, la acción supone la pérdida de los tres buques, que estaban valorados en casi millón y medio de libras esterlinas, un costo
tremendo para Inglaterra.

A consecuencia de esta acción es cuando el Almirante Augusto Miranda de Godoy, Ministro de Marina en aquellas fechas, convence al gobierno de que debemos tener submarinos, alegando que solo hay que ver lo que hizo el submarino alemán U-9 para comprender la valía de los submarinos como arma mortífera.

Weddingen Comandante del U-9

En consecuencia, tan solo cinco meses después, el 17 de febrero de 1915, de lo que se cumplen hoy 105 años, S.M. El rey Alfonso XIII estamparía su firma al pie de los documentos de la llamada Ley Miranda que da lugar al nacimiento del Arma Submarina Española, de ahí que se considere esa fecha como la de su cumpleaños, cuyo texto fundamental figura en la Placa de bronce que adorna la estancia del hall de entrada al despacho de Jefatura de la Flotilla de Submarinos.
Volviendo a otro de los personajes que decíamos al comienzo, que se habían aliado como los astros, toca citar a Don Martín Cortés de Albacar, un paisano nuestro muy conocido por estos lares, pues tiene algún monumento dedicado, como el mural erigido en su memoria, en el pueblo de Bujaraloz, donde nació en 1510. Otto

Este personaje se afincaría en Cádiz en 1930 y, en 1545, va a publicar el libro que va a titular Breve Compendio de la Esfera y del Arte de Navegar, libro que se ha traducido a múltiples idiomas, en no pocas ediciones, y que fue catalogado en su momento como obra trascendental de obligada referencia. El libro se edita en 1545 y en 1945, con motivo de cumplirse el IV Centenario, la Institución Fernando el Católico, que había sido creada dos años antes, decide hacerle un homenaje por todo lo alto haciéndolo coincidir con la celebración de la Virgen del Pilar con el fin de darle un mayor realce.

De este modo, en el entonces Ministerio de Marina, hoy sede del Cuartel General de la Armada, en Madrid, se recibe la petición, que llega a manos del entonces Ministro de Marina, el Almirante Salvador Moreno, quien decide, no solo aceptar gustoso la invitación sino enviar diversas piezas del Museo Naval de Madrid para una exposición que se montó aquí, en Zaragoza, bajo el título “Historia de la Navegación” y que fue muy visitada. Los motivos que alega desde Zaragoza para implicar a la Armada en el homenaje a Cortés de Albacar se basan en una sencilla razón, que es el que el Reino de Aragón, en su día, llegaba a lo que en ese momento, 1945, era la Zona Marítima del Mediterráneo.

En definitiva, el Ministro de Marina delega en el Almirante Jefe de la Zona Marítima del Mediterráneo, D. Francisco Bastarreche y Díez de Bulnes, el cual dispone que, para dar un mayor realce a los actos de homenaje, se desplace desde Cartagena una Compañía de Infantería de Marina. El Almirante considera, además con toda la razón del mundo, que la marcialidad y el orden con el que siempre han desfilado los de Infantería de Marina les hace merecedores de representar a la Armada en los actos de Zaragoza, y van a hacerlo desfilando hasta un sitio tan emblemático, como es la Plaza del Carmen, distante un kilómetro más o menos desde la propia Basílica.

Pero, justo antes del desfile que cerraría los actos, tras los discursos de rigor, el Almirante Bastarreche, conocedor de la historia que nos acababa de contar Diego Quevedo, de que una imagen de la Virgen del Pilar había vigilado la primera y posteriores inmersiones del primer submarino de la historia de la Armada Española, el de Isaac Peral, el Almirante, decimos, sorprendió a todos cuando, tras hacer referencia a aquel hecho histórico, se postró ante la Virgen y sacó del bolsillo de su chaqueta algo que para nosotros es nuestra más absoluta muestra de identidad, me estoy refiriendo al distintivo de submarinos. Así, el Almirante, tras prenderlo en el manto de la Virgen le imploró que prosiguiera cobijando a los submarinistas bajo su manto.

Representaciones de la Armada, CEPYME, y RLNE

Por descontado, esa historia fue reflejada en la prensa de la época, como puede verse en una página del diario ABC que lo detalla en su edición del 14 de octubre de ese año.

Historia que en cierto modo sorprendió a las autoridades locales porque parece ser que no tenían conocimiento de ello.

En las semanas siguientes, en la Diputación de Zaragoza se comentaba, una y otra vez, la ofrenda del Almirante, de modo que en la primera sesión plenaria que se iba a celebrar y que sería el 15 de enero de 1946, se acordó corresponder a esa acción de la Armada donándoles una imagen de la Virgen del Pilar, que es la que hemos visto al inicio de la Charla, como consta en el documento que figura expuesto en la Base de Cartagena justo al pie de la citada imagen.

Desde entonces y por las razones expuestas, tal día como hoy, 17 de febrero, en el que cumple años el Arma Submarina de la Armada, no faltará por nuestra parte la ofrenda floral a nuestra Patrona y, aunque solo solo sea durante 24 horas, la Señora lucirá nuestro manto, que con tanto fervor se le ofreció en su momento por parte de una Comisión de Submarinistas en servicio Activo, a la que tuve el honor de pertenecer y que la Armada, fiel a sus tradiciones, siempre ha procurado mantener como se ha podido comprobar esta mañana por parte de los oficiales que me acompañan y que tomaron el relevo de los que ya no estamos en activo.

A su vez cuando dentro de unos años le den el relevo a los que vengan detrás hará que toda esta bonita tradición no deje de hacerse y pueda repetirse cada año tal fecha como hoy.
Finalizó la sesión con un espacio abierto a preguntas y nosotros, desde estas sencillas líneas de los Reales Tercios de España, finalizamos aquí la crónica sobre la conferencia “La Virgen del Pilar y el Arma Submarina Española, y lo hacemos con la expresión de nuestra gratitud hacia la Delegación en Aragón de la Real Liga Naval Española, en la persona de su Presidente, Luis Carlos del Val, a quien agradecemos su invitación para asistir a los actos conmemorativos del 105 Aniversario del Arma Submarina Española, celebrados en Zaragoza, a la vez que le felicitamos por la brillante organización de dichos actos.

Santoral

Los Santos de hoy son
Santa Florencia

Próximas publicaciones

  • La Jefatura Superior de Policía de Aragón celebra la festividad de los Santos Ángeles Custodios
  • La Jefatura de la 8ª Zona de la Guardia Civil en Aragón celebra la festividad de su Patrona, Nuestra Señora Virgen del Pilar
  • Conferencia "Impacto guerra en Ucrania en nuevo orden mundial"
  • Exposición "El carro de combate en el Ejército español. A través de las maquetas"
  • Ruta histórica "Los Sitios de Zaragoza"
  • Conferencia "Francisco de Goya y su pasión por ennoblecerse"
  • Jornada sobre terrorismo organizada por la Fundación Manuel Giménez Abad
  • Conferencia del JEMAD "Las Fuerzas Armadas españolas en el entorno actual"
diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
EnglishFrenchSpanish