Conferencias Sin categoría

CONFERENCIA DE LA REAL LIGA NAVAL ESPAÑOLA “SANIDAD MILITAR EN MISIONES INTERNACIONALES DE LA ARMADA ESPAÑOLA. OPERACIÓN ATALANTA”

Preámbulos del acto

Asistimos, el pasado día 14 de enero de 2020, en el salón de actos de CEPYME-Aragón, a una interesante conferencia, organizada por la Real Liga Naval Española, titulada SANIDAD MILITAR EN MISIONES INTERNACIONALES DE LA ARMADA ESPAÑOLA. OPERACIÓN ATALANTA. Fue dada, a partir de las 19.30 horas, por la Capitán Enfermero, Alicia Moreno Moreno, con destino en el Hospital General de la Defensa en Zaragoza, y contó con la asistencia de abundante público.

Entre los numerosos invitados pudo verse a la Directora del Hospital Militar de Zaragoza, la Coronel, Ilma. Sra. Dña. Ana Betegón Sanz. Los Reales Tercios de España estuvieron representados por Manuel Martínez Pérez, Delegado en Aragón, del Tercio Norte, y por Manuel Grao Rivas, Jefe de RR.PP. e Institucionales del Tercio Norte-Delegación Aragón.

Se inició el acto con unas breves palabras de salutación y bienvenida, a cargo del Delegado en Aragón de la Real Liga Naval Española, Luis Carlos del Val Sánchez, y de presentación de la conferencia por parte de José Vicente Martínez Quiñones.

El coronel médico, (R) Luis Alfonso Arcarazo, anterior Jefe de Servicios Médicos de la Academia General Militar de Zaragoza, fue el presentador de la ponente, acerca de la cual dijo lo siguiente: La Capitán Enfermero Alicia Moreno, estudió en la Universidad Complutense de Madrid del 88 al 90, y el mismo año 90 se incorporó al Cuerpo Militar de Sanidad. Opositó e ingresó en la primera Promoción de Cuerpos Comunes Unificada. Para los que no lo sepan diremos que tradicionalmente se opositaba a Sanidad Militar, cuando había tres sanidades, como había tres cuerpos jurídicos, etc. En un momento dado, a alguien se le ocurrió unificarlos a todos y ahora todos son de Cuerpos Comunes.

Luis Alfonso Arcarazo

Ella es de la Primera Promoción Unificada, que vistió de verde en invierno y de blanco en verano, lo que no gustó nada a los marinos. Es de la Tercera Promoción de mujeres en las Fuerzas Armadas, precisamente la primera promoción en la que ingresó la primera dama alumna de armas. Ademas de eso es también la primera promoción de enfermeros que vino a la Academia General Militar, porque el Ministerio de Defensa, en una actuación totalmente incomprensible, no había querido reconocer la titulación universitaria de los enfermeros, algo increíble ya que pasaban tres años por la universidad. El caso especial de esta promoción fue que, precisamente, como la normativa había que diseñarla para que los enfermeros fueran Cuerpos Comunes, había un problema administrativo, porque se retrasó la convocatoria, ya que lo normal era presentarse al año siguiente, para incorporarse con un año de experiencia. Pero esta promoción no, esta promoción ingresó directamente, con lo cual Alicia, con 20 años, estaba ya en la AGM.

Explicó Luis Alfonso Arcarazo que el paso de la vida civil a la militar, aquí en Zaragoza era siempre muy violento. Es decir te incorporabas a la academia y ese mismo día comenzaban las actividades. En su caso, además, durante muchos años hubo un período de instrucción que se hacía en el Campo de Maniobras de San Gregorio, en un campamento ruinoso que se llama María Cristina, donde se montaba un campamento gigante de tiendas de campaña.

Hay que imaginarse el panorama, llegar de paisano y el mismo día te dan unos uniformes, unas botas, un fusil, los reglamentos, te toman los datos y a los dos días, de repente, en un camión te mandan al desierto, porque San Gregorio es un desierto y María Cristina también es un desierto.

Primera Promoción Unificada

Luego Luis Alfonso Arcarazo dijo lo siguiente: Como se han cumplido 30 años de la incorporación de la mujer a las FAS hice un trabajo sobre ello y una de las personas a las que entrevisté fue Alicia, la cual siempre me dijo, acerca del campamento, que se lo pasó bien y que los mandos, incluidos las alféreces que eran los que más leña podían dar, se portaron razonablemente.

Señaló Arcarazo que el recorrido académico ha ido variando en los Cuerpos Comunes. En el que hizo Alicia, primero estudió en la AGM, luego estudió en Madrid, después en Marina y finalmente en San Javier, es decir ha recorrido todas las academias. En Julio salió Alférez Enfermero del Cuerpo Militar de Sanidad, vino destinada a Zaragoza y estuvo destinada en la Agrupación Logística, AALOG 41.

Cuando el CENAD de San Gregorio ocupó las instalaciones del Cuartel de Tropa de la AGM, la plantilla se amplió, salió una vacante de enfermero y Alicia la cubrió. Estuvo allí una temporada y, de repente, pidió destino en la Escuela Militar Ecuestre, aquí en Zaragoza, donde estuvo algo así como dos años. En estos momentos, la Capitán Enfermero Alicia Moreno está destinada en el Hospital General de la Defensa en Zaragoza y es Adjunta a la Jefatura de Enfermería.

Ha realizado los siguientes cursos: Hemoterapia en Campaña; Enfermería de Vuelo; Instructora de Soporte Vital Básico y Avanzado; Operadora de Instalaciones de Radiodiagnóstico; Soporte Vital Avanzado en Combate; Especialista en Enfermería Médico-Quirúrgica en Operaciones.

Como verán todo relacionado con la guerra total.

También ha acumulado unas cuantas misiones, en 1993 con UNPROFOR, estuvo en Bosnia, que fue una misión muy dura, muy mala y muy peligrosa, después en Kosovo con KFOR en el año 2000; en 2006 estuvo de Comisión de Servicio en las Islas Chafarinas; luego en ATALANTA (Somalia), en barco, 2011-2012, volvió a tierra con ISAF en Afganistán en 2014, y por último en 2018 en Somalia.

Cuando volvió de la primera misión, en Bosnia, contó que aquello era una guerra civil de verdad, los bombardearon y les dispararon. También contaba que de la guerra solamente hablaba con su abuelo, porque él también había conocido la Guerra Civil. En el 2018 se cumplieron los 25 años de la primera misión en Bosnia, en el 93, en la que fueron por primera vez una teniente médico, Pilar Hernández Frutos, y la Alférez Alicia Moreno como enfermera, lo cual fue un acontecimiento en aquellos tiempos, que salió en televisión.

Con UNPROFOR

De todas las misiones, esta primera fue la más dura por la situación de guerra en la que se encontraron. Ella hablaba del refugio antiaéreo, donde estaba todo el destacamento, y de las situaciones anecdóticas que se generaban por la presencia de dos mujeres entre la tropa. En Kosovo, año 2000, empezaron a diagnosticarse algunos cánceres, falleció uno de los sanitarios de leucemia y cundió el pánico porque todo el mundo había utilizado uranio empobrecido en algunas municiones. Sin embargo a su regreso se hizo un estudio y se llegó a la conclusión de que era la estadística normal pero que por alguna razón se había concentrado en aquel grupo. Continuó Arcarazo con las siguientes palabras: A Alicia la conocí cuando yo era capitán. Estaba destinado en Valdespartera, en un cuartel que se llamaba CEFIVE 2, que era un centro de formación para los primeros soldados profesionales, para los alumnos que hacían la mili, los del IMEC, y también los de Complemento.

Un día vino con su capitán, Fernando, y fue la primera oficial que conocimos, porque habíamos conocido unas alumnas de psicología que estaban allí pero claro ella era una compañera nuestra y era la primera. Luego nos frecuentamos mucho porque ella fue al CENAD y yo a la AGM. Ella en el CENAD no tenía médico al principio, con lo cual yo estuve en Comisión de Servicio trabajando con ella en lo que le hacía falta, que era más bien poco, los certificados médicos, los reconocimientos médicos, las altas, las bajas, trabajo burocrático, pero yo andaba muy tranquilo porque Alicia lo tenía todo muy controlado.

Alicia conocía a todos los del CENAD, nombres, apellidos e historia clínica. Si había alguno de baja lo llamaba veinte veces, si otro estaba allá iba a hablar con él. Lo llevaba todo muy bien y de hecho allí le impusieron la Cruz Blanca, lo cual fue un escándalo porque claro, todos de armas y le ponen la Cruz a ella, pues si, se la pusieron a ella.

Dijo después el Doctor Arcarazo que Alicia y Pilar fueron las primeras en descubrir que la valoración que se hacía del Cuerpo Militar de Sanidad estaba cambiando. Una vez terminada la Guerra Civil, Sanidad Militar se dedicaba a los reconocimientos médicos, cajas de reclutas, cubrir el tiro, y el trato que recibía era, digamos, displicente. Esa era la sensación que él tuvo como teniente médico.

Mientras estuvo de servicio en Huesca, en una Compañía de Sanidad, y hacía guardias de armas y salía de maniobras, no de médico, sino andando con los soldados y los mulos, pues aún va, pero en San Sebastián, en un Regimiento donde él se dedicaba a ejercer de médico, el trato era displicente. El caso es que era un Regimiento grandioso y Arcarazo miraba a su alrededor y los únicos universitarios eran el veterinario y él, pero sin embargo les trataban con displicencia.

Ellas, Alicia y Pilar, de repente se dieron cuenta de que eran necesarias, de que eran imprescindibles, y que en aquel destacamento estaban muy nerviosos cuando ellas no estaban en el destacamento, y que por la noche no se dormían hasta que sabían que habían vuelto y que estaban con ellos, con lo cual se dieron cuenta de que Sanidad Militar, otra vez, era útil. También es una gran deportista, ella es una nadadora no de élite pero sí de competición.

Acta del fallo del jurado

Empezó a nadar en la AGM y forma parte de un equipo de nadadoras de Jerez de la Frontera, que compite y gana competiciones.
En su momento contaba que en una de sus Comisiones de Servicio en las Chafarinas le dijo al jefe de destacamento que quería nadar, a lo cual le contestó que no podía ser, que estaban en aguas jurisdiccionales, territoriales de Marruecos, que aquello era el mar y no una piscina. Pero ante la insistencia de Alicia al final le dijo, bueno pero con un skife de la Compañía del Mar a tu lado.

Con lo cual la entonces teniente enfermero se ponía el riguroso traje de baño reglamentario y todo el mundo se quedaba mirando diciendo ¡no puede ser!. Al final hubo un incidente internacional porque empezó a merodear la Fragata Hassan II. En el destacamento le preguntaron, ¿a dónde has ido, por dónde te has metido?, para que estén estos aquí. En fin, debían pensar que el destacamento de Chafarinas iba a invadir Marruecos nadando, pero lo cierto es que hubo un incidente internacional.

También practica esgrima. En la AGM querían formar un equipo femenino de esgrima y solo había tres alumnas que se presentaron. Entonces, les faltaba una y la convencieron de que se apuntara para cubrir el expediente. Ocurrió que Alicia terminó ganando el Tercer Premio de Defensa, por delante de las alumnas de aviación, que siempre lo habían ganado con el florete.

Además es pintora, pinta al óleo y ha sido la primera pintora militar que ha expuesto en el Palacio de la antigua Capitanía General de Aragón, en los concursos de pintura militar que se organizan cada dos años. Expuso temas de lo que ella ha vivido, Campo de Maniobras San Gregorio; El Patiño en San Sebastián; El Último Amanecer en Afganistán.

Finalizó Luis Alfonso Arcarazo su intervención con las siguientes palabras: Alicia es un referente en Sanidad Militar. Tiene el Premio Príncipe de Asturias a la cooperación Internacional, a nivel colectivo, del año 93, es una persona muy trabajadora, disfruta mucho de todo, del trabajo, de las maniobras, de los amigos, y tiene una particularidad, y es que irradia alegría.

Los que hemos trabajado con ella hemos tenido la suerte de notar esa sensación, que irradia alegría y es muy amiga de sus amigos.

La última comisión a la que tiene que asistir es en la Inspección General de Sanidad.

La Capitán Alicia Moreno es una persona muy valiosa y además es muy buena conferenciante, como van ustedes a ver ahora mismo.

Después de esta larga y afectuosa presentación de la Capitán Enfermero Alicia Moreno Moreno, a cargo del Coronel Médico (R), Luis Alfonso Arcarazo, intervino la ponente con unas palabras iniciales de agradecimiento a la Real Liga Naval Española por haberle invitado a dar la conferencia. Luego dijo lo siguiente: al plantearme la intervención pensé en contar cómo nosotros los miembros del Cuerpo Militar de Sanidad llevamos y desarrollamos nuestro trabajo en este ambiente naval y a veces incluso cuando se complican las cosas.

Bosnia 1993

Nuestra actuación se realiza tanto en territorio nacional como en las diferentes zonas de operaciones donde nuestras Fuerzas Armadas, en virtud de los tratados internacionales, participan en misiones. Desde, aproximadamente, el año 1989 cuando los diez primeros militares españoles formaron parte de la Unidad de Verificación que estuvo como Observador para la retirada de las tropas cubanas en Angola, hasta nuestros días, las FAS hemos participado en 83 misiones internacionales, habiendo dejado la vida por el camino 156 compañeros de armas. En la actualidad nos encontramos desplegados en 16 misiones por el mundo, y es verdad que en algunas de ellas nos toca desarrollar nuestro trabajo en un ambiente hostil, que es cuando lo realizas allí donde las condiciones que nos acompañan no son las adecuadas sino muy adversas. Allí donde tu trabajo y tu presencia puede resultar molesta para una o varias de las facciones en conflicto porque te conviertes para ellos en un obstáculo que siempre van a intentar sortear, aunque nosotros miramos de poner todos los medios posibles para poder realizar nuestra misión que es preservar la salud de los combatientes y de nuestros compañeros.

Bien es verdad que para llegar aquí nosotros, los miembros del Cuerpo Militar de Sanidad, nos preparamos. Accedemos a las Fuerzas Armadas, de las diferentes especialidades fundamentales, aportando una carrera universitaria, viviendo un año académico en cada una de las distintas academias militares, y posteriormente conociendo las funciones fundamentales de las distintas unidades en las que somos destinados.

Emblema

Se refirió luego a su primera misión, en Bosnia Herzegovina, donde participó con la Agrupación Táctica Canarias, en un despliegue de seis meses, con un contingente de 1200 personas. Fue un reto para todos ellos, también para quienes les mandaban, pues eran las primeras misiones y no se tenía apenas experiencia logística. Eran 1200 personas desplazadas fuera de España, con lo que eso supone de intendencia, sanidad, vehículos, en un esfuerzo logístico muy importante.

Llegaron a un país, a dos horas de avión apenas de aquí, y se encontraron en plena guerra civil, entre familias, amigos, vecinos, con una sociedad muy parecida a la nuestra pero totalmente destrozada.

Se convirtieron en una fuerza de paz, siendo la convivencia realmente muy complicada, en condiciones muy duras, teniendo que convivir en refugios mandos y tropa, hombres y mujeres.

En el caso de Alicia Moreno, ella tenía entonces 23 años y llevaba seis meses casada, lejos de su casa y lejos de los suyos. Quizás este fue uno de los motivos por los cuales en abril de 1995, la Federación de Mujeres Progresistas se puso en contacto con ella para comunicarle la concesión del Premio a la Mujer Solidaria como integrante de esta misión, por desarrollar una labor solidaria en Bosnia. Ella cuenta que fue un honor recibir el premio de manos de la entonces Ministra de Asuntos Sociales, Cristina Alberti, y hacerlo extensivo a todos sus compañeros.

Aseguró que durante esos meses fueron muy valoradas por su trabajo. Aparte de la asistencia a la población civil, cuyas infraestructuras estaban destrozadas, ellos tuvieron 10 bajas propias. Fue la primera Agrupación en la que falleció personal español y la verdad es que tuvieron muchos heridos.

Algunos volvieron antes de lo deseado y para siempre

Dijo esto, Alicia Moreno: No estábamos preparados para esto, bueno creo que nadie está preparado para ello, pero bien es verdad que fuimos capaces de ir asumiendo durante esos meses, día a día, lo que significaba nuestra nueva misión allí, pues pasamos de ser una fuerza de paz a una fuerza de interposición, es decir estar en medio, con lo cual tarde o temprano tenía que pasar lo que al final pasó, que nos dispararon y bombardearon la base. Diez compañeros nuestros volvieron a España antes de lo deseado y para siempre. Fueron seis meses muy duros, pero todos aprendimos a la fuerza a mirar la vida con un punto de vista muy diferente y a cambiar nuestras prioridades a nivel personal.

Señaló Alicia Moreno que, en esta misión, en un momento dado, el esfuerzo principal lo estaba realizando el Ejército de Tierra, pero la Armada tuvo un papel importante. La Armada Española, mientras ellos estaban en Bosnia, había desplegado una fuerza para cumplir la Resolución de Naciones Unidas, que era el embargo sobre los distintos países de la antigua Yugoslavia, y por supuesto gracias a ellos eran posibles los transportes logísticos y de contingentes en sus buques de refuerzo, tanto el Castilla como el Aragón.

Por todo esto, a su regreso, se vieron gratamente sorprendidos por la concesión del Premio Príncipe de Asturias a la Cooperación Internacional, en el año 93, a las agrupaciones militares que habían participado durante ese período en Bosnia Herzegovina.

Pasaron los años, Alicia, que tenía ahora dos hijos, se vio llamada a una nueva misión, el despliegue del núcleo de apoyo logístico a la misión de Kosovo. Contó que ella personalmente lo pasó peor en esta misión que en la primera. En Kosovo la situación era menos bélica pero la situación humanitaria era caótica en todas sus fronteras con Macedonia. Para ella esta misión fue peor porque lo que había dejado en casa eran sus hijos. Confiesa que aquello le enseñó mucho porque cuando atendía niños kosovares veía en ellos reflejada la imagen de sus hijos, y pensaba que ella estaba separada de ellos pero era por una cuestión laboral, que tenía fecha de caducidad, no por necesidad como lo que ella veía allí, niños separados de sus familias, que no sabían si volverían a verse o no.

Volvió a resaltar que esta era una misión en tierra pero que sin el apoyo de los buques de la Armada Española hubiera sido imposible llevarla a cabo y el despliegue no hubiera sido tan rápido como fue.

Continuó con las siguientes palabras: Nosotros, como personal sanitario, tuvimos que hacer apoyo sanitario a los convoyes y a los desembarcos en el puerto de Tesalónica y escoltarlos hasta la provincia de Kosovo para llevar camiones.

También en este momento las Fuerzas Armadas se ven inmersas en misiones internacionales por pertenecer España a diferentes organismos internacionales como Naciones Unidas o la Unión Europea, participando en nuevas misiones: Irak, Afganistán, Malí, Líbano, y sucesivamente la Armada apoyando y acompañando a las fuerzas, tanto del Ejército del Aire como del Ejército de Tierra.

Aquí en territorio nacional la Armada tiene, evidentemente, sus misiones propias. Aparte de las que podamos conocer hay otras de menor calado pero no por eso menos importantes. Durante mi Comisión de Servicio en las Islas Chafarinas, unas de las islas de soberanía española en el norte de África, tuve que pasar un mes con una Sección de la Legión, del Tercio Juan de Austria, donde un buque aljibe de la Armada Española nos hacía llegar a la isla algo muy valioso, el agua, lo cual era un trabajo importante y silencioso.

Yo, actualmente estoy destinada en el Hospital General de la Defensa en Zaragoza y, dentro de las servidumbres que tiene mi actual destino, que es formar parte de los ROLE 2, que vienen a ser un segundo escalón sanitario con capacidad quirúrgica que España tiene desplegados durante las Misiones Internacionales de nuestras Fuerzas Armadas, en diciembre de 2011 me destacaron a un ROLE 2, en la Operación Atalanta, y aquí llegamos al meollo de esta conferencia.

¿Por qué se formó la Operación Atalanta?. El Océano Índico se estaba convirtiendo a lo largo de los años 2005-2008 en una zona de alto riesgo para, los aproximadamente, 20000 buques que tienen paso por el Mar Muerto y el Golfo de Adem. Teniendo en cuenta que los dos tercios de los buques para el transporte de petróleo, mundiales, y que el 95% de los buques del comercio de la Unión Europea, pasan por ahí, en 2008 se sufrieron 184 ataques y 40 secuestros.

A instancias de España y Francia, la Unión Europea puso en marcha la Operación Atalanta en diciembre de 2008 siendo la fragata Victoria el primer buque de la Armada Española que formó parte del contingente desplegado por la UE en el Océano Índico. Pero no solamente la UE vio la necesidad de generar una misión allí. La OTAN puso en marcha las Patrullas Navales Militares con la Operación Escudo del Océano, en la que también los Estados Unidos y la India, por intereses lógicos, eran las naciones que más aportaban a esta misión.

¿Qué misiones tenía la Operación Atalanta, qué hacíamos nosotros allí?. La primera y principal era proteger de los posibles ataques piratas todos los buques que transitaban por el Océano Índico occidental. También era función nuestra escoltar y proteger los buques del Programa Mundial de Alimentos que la ONU desarrollaba, llevando al puerto de Mogadiscio unas 10000 toneladas de alimentos, sobre todo cereales. Por supuesto era misión nuestra proteger los pesqueros que faenaban en aquella zona, sobre todo atuneros, de distintas nacionalidades, muchos de ellos españoles.

Desde el 23 de marzo del año 2012, por acuerdo de los Ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, se aprobó el ataque sobre las bases piratas y neutralizar buques terroristas. Antes de esto no se podían tocar.

Hasta el año pasado, la sede de la Fuerza Naval de la Unión Europea estaba en Northwood, Reino Unido, pero a raíz del Brexit, la UE decidió cambiarla y nosotros hemos tenido la suerte de que actualmente se encuentra en la Base Naval de Rota desde el 23 de marzo de 2019, siendo España el mayor contribuyente en la actualidad en esta operación. España aporta un destacamento del Ejército del Aire en Yibuti, con un avión de vigilancia aérea y 50 militares con la misión de hacer vigilancia aérea de la zona de responsabilidad, toda la costa de Somalia. La Armada aporta dos buque en el período intermonzónico y un buque en el período monzónico.

España ha asumido nueve meses el mando de la operación desde que comenzó la misión en el 2008. En este momento, en general, la Unión Europea tiene desplegados entre 2 y 4 aviones y entre 4 y 7 buques de diferentes nacionalidades. Nosotros tenemos la Fragata Navarra, que precisamente estos días ha cumplido su paso de Ecuador.

Operación Atalanta 2011-2012

Durante diciembre de 2011 y enero de 2012, Alicia Moreno fue comisionada en el buque de aprovisionamiento al combate Patiño, con sede en Ferrol. Para que se hagan una idea, diremos que ese buque tiene una capacidad de almacenamiento de 7 millones de litros de diésel marino, 2 millones de litros de combustible de aviación, 200 toneladas de agua potable, 115 metros cúbicos de víveres secos, 50 de congelados, y 200 toneladas de pertrechos y repuestos, para una dotación de 210 personas. Este buque tiene la capacidad de hacer repostaje a buques militares desplegados en la zona, como de combustible de aviación en el mar.

Si a esta especie de supermercado con gasolinera flotante se añade que tiene un hospital a bordo, que cuenta con una sala de curas, un gabinete de rayos, un quirófano perfectamente dotado, cuatro camas de UCI con capacidad de banco de sangre, cuatro camas de hospitalización con conexión de telemedicina con los dos hospitales militares que actualmente siguen estando, con servicio de esterilización, laboratorio y gabinete deontológico, pues poco mas se le puede pedir.

¿Que hacemos allí?, dar apoyo sanitario de segundo nivel a todos los buques militares, buques del programa de envío de alimentos, y barcos pesqueros.

La vida en el mar es estar, día a día, preparado por si ocurre algo. Estando en esas circunstancias, el día 12 de enero, anteayer hizo ocho años, a las 2.29 hora española, a 47 millas de la costa somalí, una embarcación es detectada a nuestro costado de babor, preparando una escala para subir a nuestro buque. El centinela los descubre, recibiendo fuego desde dicha embarcación, unos 50 disparos de los cuales 20 impactaron en el buque, entre la chimenea y la zona de popa. El centinela avisó al oficial de guardia del puente, quien ordena que se abra fuego de autodefensa, que el buque caiga a babor para intentar separar esa embarcación de nuestro barco y que entráramos en zafarrancho de combate. ¡Todos a sus puestos!

Nosotros al hospital. En ese momento el skife ve que la respuesta del buque es importante y se da a la fuga. El comandante del buque ordena que despegue el helicóptero, que los persiga y los grabe.

En este punto vimos un vídeo con las secuencias del incidente. Es una grabación de 20 minutos aproximadamente en la que se observa que no eran pescadores, pues en vez de cañas de pescar llevaban granadas contra carro y fusiles AK 47, además de una escala y dos escaleras.

Finalmente el skife fue apresado, con seis presuntos piratas a bordo, todos de origen somalí, siendo detenidos por el personal de Infantería de Marina de nuestro buque. El resultado fue de cinco heridos, todos somalíes, que fueron tratados desde el primer momento por la sanidad embarcada. Fueron inmovilizados, tratados y subidos a nuestro barco, primero a cubierta y a continuación los que precisaban asistencia fueron bajados al hospital y atendidos. Fueron valoradas sus
heridas, se valoró la situación y quedaron detenidos hasta que se decidiera cual iba a ser su destino.

Área de responsabilidad (azul)

Se hicieron llegar todas las pruebas a la autoridad competente, en este caso la Audiencia Nacional, donde tras ser estudiadas se decidió que los seis piratas somalíes iban a ser procesados por un intento de piratería contra un buque de la Armada Española. Se realizó la identificación de todos ellos y se les preparó para ser mandados aquí a España para terminar de curar sus heridas y evidentemente para permanecer en prisión, durante la instrucción del proceso, a la espera del juicio. El 30 de octubre de 2013 comienza el juicio en la Audiencia Nacional contra seis personas de nacionalidad somalí, a las que se atribuía un delito de piratería contra un buque de la Armada Española.

Tras analizar las pruebas, el Magistrado Grande Marlaska y dos más, determinaron las siguientes penas: para cinco de ellos, ocho años de prisión por el delito de piratería, en grado de tentativa, contra un buque de la Armada Española, y por la tenencia de armas de guerra. Se llegó a esta determinación porque, aparte de las imágenes grabadas, las armas habían desaparecido porque las habían tirado al mar, pero entre los restos aparecidos en el skife se encontraron casquillos de AK 47, arma no utilizada por el Ejército español.

El sexto pirata fue condenado a doce años de prisión, por los delitos de piratería, tenencia ilícita de armas de guerra, y en su caso por pertenecer a una organización criminal, ya que aparecieron dos tarjetas telefónicas, una de ellas a su nombre y con su ADN, que había sido utilizada en el año 2009 en el secuestro de un buque alemán. Se trata de la primera sentencia en este país contra piratas, pues este delito no aparece en el Ordenamiento Jurídico Español hasta el año 2010, introducido por una reforma del Código Penal operada en la Ley Orgánica 5/2010. Aún así, el 14 de abril de 2014,el Tribunal Superior de Justicia elevó las penas a 13 y 17 años, al considerar delito de piratería consumado y no en grado de tentativa.

En el año 2009, el buque español Alakrana fue secuestrado. Mantuvieron a la tripulación durante 47 días, frente a las costas de Somalia. Se detuvo a dos de los piratas y, como en esta etapa no existía esta figura de piratería, solamente se les pudo acusar de actos de terrorismo. A fecha de hoy la piratería ha descendido muchísimo, casi ha desaparecido, pero no conviene bajar la guardia.

Una vez finalizada la misión, Alicia volvió al hospital para seguir preparándose, pero al cabo de dos años le comunican que tiene que desplegar en una nueva misión, en esta caso en Afganistán, en la Base de Herat, como ROLE 2. Era un hospital donde se trabajaba conjuntamente con personal sanitario del Ejército de los Estados Unidos, para dar apoyo sanitario de segundo escalón al personal de la coalición y a la policía nacional afgana.

Otra misión, en marcha desde el año 2015, muy nombrada actualmente y en la que España participa activamente es la Operación Sofía, una misión de la Unión Europea cuya finalidad es la lucha contra el tráfico de personas en el Mar Mediterráneo. Nosotros aportamos un buque de la Armada Española, una fragata, y una base con un avión del Ejército del Aire, de vigilancia aérea y personal militar.

Alicia ha desplegado dos veces en la Operación Atalanta. En el verano de 2018 se vio de nuevo embarcada, esta vez en el Buque de Asalto Anfibio “Castilla”, y con la misma misión de la vez anterior, escoltar los buques de suministro de alimentos, colaborar con las autoridades de la zona y mantener abierta la vía para pesqueros y buques mercantes. También llevaban a bordo un hospital, pero este buque era de mayor capacidad de transporte de tropas y el hospital era también mayor.

Contaba Alicia Moreno lo siguiente: teníamos una sala de consulta, una zona de triaje con cuatro Box definidos. Aquí teníamos dos quirófanos, uno de cirugía general y otro de traumatología, que también tuvieron que hacer uso de ellos, con casos reales que salieron bien. Tenía una UCI de ocho camas, dos de ellas de observación y las otras seis perfectamente habilitadas para atender lo que hubiera que observar; laboratorio con capacidad de banco de sangre, control de análisis; sala de rayos con capacidad de ecógrafos, y gabinete deontológico.

No quiso olvidarse Alicia Moreno de citar al personal auxiliar que normalmente les aportan los ejércitos, en esta caso la Armada, sin el cual ellos no serían nada, y que son necesarios para que un hospital este en verdadera misión.

Con el visionado de un vídeo de corta duración y las palabras de agradecimiento pronunciadas nuevamente por la Capitán Enfermero Alicia Moreno, hacia la Delegación en Aragón de la Real Liga Naval, por invitarle a dar la charla, finalizó una instructiva y amena conferencia de las que nos ayudan a valorar mejor el papel que desarrollan las Fuerzas Armadas Españolas en el mundo.

Nosotros, desde estas sencillas líneas de los Reales Tercios de España, finalizamos también esta crónica con nuestra felicitación y gratitud a Luis Carlos del Val Sánchez, Delegado en Aragón de la Real Liga Naval Española, y a su Junta Directiva, por la organización del acto, y por la gentileza de invitarnos al mismo. A la ponente, Capitán Enfermero Alicia Moreno, le transmitimos nuestra enhorabuena por la magnífica conferencia que nos dio el pasado 14 de febrero en el salón de actos de CEPYME-Aragón.

Imágenes. AMM

Santoral

La Santa de hoy es
Nuestra Elvira

Próximas publicaciones

  • CONFERENCIA "LA CARGA EN EL ARTE".
  • LA GUARDIA CIVIL CELEBRA EN ZARAGOZA CON GRAN BRILLANTEZ LA FESTIVIDAD DE SU PATRONA LA VIRGEN DEL PILAR.
  • ACTO DE HOMENAJE A LAS HEROÍNAS DE LOS SITIOS DE ZARAGOZA.
  • CONFERENCIA "GOYA Y ZARAGOZA".
  • CONFERENCIA "LA VIRGEN DEL PILAR Y EL ARMA SUBMARINA".
  • RUTA HISTÓRICA LOS SITIOS DE ZARAGOZA
  • PRESENTACIÓN DEL LIBRO "EL RETRATO DE LA MADRE DE GOYA"
  • ENTREGA DEL PREMIO "GENERAL PALAFOX" Y DIPLOMA DE MÉRITO COMANDANTE MILITAR.
  • LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE VETERANOS DE LAS BRIGADAS DE TROPAS DE SOCORRO CELEBRA LA FESTIVIDAD DE SU PATRONA LA INMACULADA CONCEPCIÓN.
  • LOS REALES TERCIOS DE ESPAÑA CELEBRAN LA FESTIVIDAD DE SU PATRONA LA INMACULADA CONCEPCIÓN.
  • LA ORDEN ECUESTRE DEL SANTO SEPULCRO DE JERUSALÉN CELEBRA EN ZARAGOZA CON VARIOS ACTOS LA FESTIVIDAD DE SU PATRONA NUESTRA SEÑORA REINA DE PALESTINA.
  • CONCIERTO DE NAVIDAD DE LA CORAL POLIFÓNICA EL SOTO
enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
EnglishFrenchSpanish