Conferencias

CONFERENCIA DEL REGIMIENTO DE CABALLERÍA LIGERO ACORAZADO ESPAÑA 11 “LA CARGA DE TAXDIRT”

Cartel anunciador

El pasado día 3 de junio, jueves, asistimos a la segunda de las seis ponencias que conforman el Ciclo de Conferencias, dedicado a la acción resolutiva del Arma de Caballería, presentado recientemente por el Regimiento de Caballería Ligero Acorazado España 11.

Fue impartida por el Teniente Coronel de Caballería D. Eduardo Gortazar Arias y tuvo lugar a partir de las 19.00 horas en el espléndido escenario que es el Salón del Trono del Palacio de la antigua Capitanía General de Aragón.

Asistieron al acto, entre otras, las siguientes autoridades y personalidades: Jefe del Órgano de Apoyo Institucional al Comandante Militar de Zaragoza y Teruel, Coronel Ilmo. Sr. D. Fernando Ruiz Idiago; Jefe del Regimiento de Caballería Ligero Acorazado España 11, Coronel Ilmo. Sr. D. Carlos Manuel Mendoza Pérez; Caballero Comisario de la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza, Ilmo. Sr. D. Joaquín Cavero y García Rivero, Conde de Gabarda, así como numerosos militares de alta graduación, en la Reserva.

Los Reales Tercios de España estuvieron representados por el Ilmo. Sr. D. Manuel Martínez Pérez, Delegado del Tercio Norte en Aragón y D. Manuel Grao Rivas, Jefe de RR.PP. e Institucionales.

Dio inicio al acto el Coronel Ruiz Idiago con las siguientes palabras: El General Manuel Pérez López, Director de la Academia General Militar de Zaragoza y Comandante Militar de Zaragoza y Teruel, me ha pedido que les traslade su saludo más afectuoso y bienvenida a este palacio.

Palacio que como saben ha sido sede de la Capitanía General de Aragón durante casi 100 años, desde su construcción en el año 1893 hasta el año 1986 en el que se disolvió la Capitanía General de Aragón. Nos encontramos en el Salón del Trono, la parte más noble de este palacio que representaba, como todos los palacios de las capitanías, el poder real. Donde va a impartir la conferencia el ponente, normalmente están situados los dos sillones que representan el trono de los reyes, porque como saben el Capitán General tenía delegado el mando real en la zona de su Capitanía Militar.

Coronel Fernando Ruiz Idiago

Es una alegría volver a retomar estas conferencias. Es la primera que se hace desde hace año y medio debido a la pandemia. Se ha intentado mantener las actividades culturales lo que ocurre es que hemos estado muy limitados. Para mi es un motivo de satisfacción, por el cargo que ostento y en lo personal también, que sea el Regimiento de Caballería España porque yo tuve el honor de formar en las filas de la Brigada de Caballería, desde el año 2000 hasta el año 2011, y además ser nombrado Lancero de Honor del Regimiento España en el año 2001.

Coronel Carlos Manuel Mendoza Pérez

Cedió la palabra al Coronel Mendoza Pérez, que dijo lo siguiente: bienvenidos a la segunda conferencia del ciclo, que coincide con nuestro día de la Unidad, y que dedicamos a la Campaña de Melilla y, concretamente, a la carga, a la gesta del Alcántara.

En primer lugar mi agradecimiento al Comandante Militar por habernos dejado este magnífico Salón del Trono de la Capitanía General, que es un emblema y una representación, digamos, de la vida militar aquí en Zaragoza.

En segundo lugar, vuelvo a reiterar mi reconocimiento al Subteniente Jesús García Campo, que es el artífice de este ciclo de conferencias y que además algunos de los elementos que va a utilizar el Teniente Coronel Gortazar son de su colección.

Es para mi un orgullo, un honor y una satisfacción presentar al conferenciante, el Teniente Coronel Gortazar, compañero de promoción y amigo desde hace mucho tiempo. El dirigió su carrera militar, aparte de en la Academia General Militar, aquí en Zaragoza, en el Regimiento Sagunto, después en el Lusitania, donde yo le hice el relevo del Escuadrón Acorazado hace muchísimo tiempo.

Luego fue capitán del Regimiento Montesa, allí en tierras africanas. De echo la Cruz de la Guardia Civil que ostenta tiene que ver con una de sus misiones, la protección contra la inmigración irregular. En Ceuta, en aquella época, no había valla, simplemente era la valla que ponían las Fuerzas Armadas.

Siempre ha sido un jinete brillante y después de hacer el Curso de Equitación se dedicó al mundo de la cría caballar y estaba destinado en la Yeguada Militar de Jerez y en la Yeguada Militar, hoy Centro de Cría Caballar, de Écija, y es responsable de muchas generaciones de los excelentes angloarabes que ha producido Écija. También es un gran jinete, que tiene grandes méritos hípicos, por ejemplo el Campeonato de la Copa del Rey en Concurso Completo; participación en el Campeonato Mundial Militar de Argentina en 2005, o la Medalla de Bronce en el Campeonato de España de Concurso Completo, que es su especialidad, la más difícil de las disciplinas ecuestres.

Evidentemente es un enamorado de los caballos y también de la caballería, entre otras cosas porque nació en Sidi Ifni, en una época en la que aquel territorio todavía era una provincia española. Su vinculación además es cercana porque su padre era de Tropas Nómadas del Sáhara. Aunque era de Infantería estaba en un grupo mixto de Infantería y Caballería, pero que tenía más carácter de Caballería.

Luego él, personalmente, se ha dedicado a visitar todos los escenarios de las campañas de África del siglo XX, desde esta cercana en Melilla hasta las lejanas del Sáhara, los últimos escenarios de combate de España, con lo cual creo que es, sin duda, la persona más adecuada para darnos esta conferencia, sobre una carga puntual, que él ha estudiado con absoluto detalle y rigor.

Teniente Coronel Eduardo Gortazar Arias

Intervino a continuación el ponente y, después de un capítulo inicial de agradecimientos, dijo esto: La verdad es que mi vinculación con el mundo del caballo viene con mi primer destino en el Sagunto y con uno de los tenientes de la carga del Escuadrón de Cazadores Alfonso XII, el Teniente Gómez Spencer que, a través de conocer su historia personal como jinete de categoría internacional de la época me adentré en la carga. Y de mis viajes a Marruecos. Llevo cinco años viendo el escenario del desastre de Annual, que es lo primero que se ve, y también he estado en el Sáhara, en la Saguía El Hamra, o en Sidi Ifni. He recorrido prácticamente todo Marruecos viendo los escenarios de los antiguos combates y presencia española.

Se formuló después una pregunta, que pasó a explicar seguidamente. ¿Por qué Taxdirt? . Hemos dicho que su primer destino fue el Regimiento Sagunto, y cuando llegó a el se cantaba un himno que era el Himno de Cazadores de Taxdirt, y él se preguntaba por qué se cantaba. Resulta que el Sagunto está vinculado porque a raíz de esta carga, ocurrida en 1909, se organizó al año siguiente, en conmemoración de ella, un Regimiento de Caballería, al que se le llamó Taxdirt y que en el año 1927 se integró en el Regimiento Alcantara. Por eso uno de los Grupos que hay en el Regimiento Alcántara se llama Taxdirt, de ahí su vinculación.

Posteriormente con el Regimiento Alfonso XII, que fue el que realizó la carga en sí, uno de los escuadrones junto con el Regimiento Sagunto, cuando la Ley Azaña del 31, se unieron los dos y le quitaron el nombre y se formó el Regimiento número 8. En la misma República, en el 34, con un Gobierno más conservador, volvieron a dar nombre a los regimientos y le llamaron Regimiento Taxdirt. Por eso el Sagunto también estaba relacionado con el Taxdirt, aunque haya algo de confusión en ello.

Continuó explicando Gortazar que la carga de Taxdirt supuso un antes y un después en la situación de la campaña de 1909. Veníamos de una situación bastante desastrosa con las kábilas del Rif y a partir de la carga cambió el signo de la batalla.

La toma de Melilla por Pedro de Estopiñan

Después de esto comenzó, propiamente, la presentación de su conferencia hablando de la historia lejana de Melilla y lo hizo con el acompañamiento musical de unos clarines de caballería. Mostró en imágenes, primero, los antecedentes lejanos de Melilla, las guerras anteriores a 1909, después otros antecedentes más inmediatos, de cómo estaba la situación social y política de Melilla en aquella época, la organización del ejército de operaciones ya para la campaña de 1909 y posteriormente hablaría del 20 de septiembre de 1909, que fue el día de la famosa carga y coincide con el aniversario de la fundación de la Legión, pero que fue 11 años antes.
Melilla fue, desde los fenicios y cartagineses, llamada Rusadir, un pueblo clave para apoyo contra la piratería junto con Ceuta, que habían tomado los portugueses y que, después de diferentes vicisitudes, pasó a la Corona de Castilla a través de la toma de Pedro de Estopiñán en 1497. Pasó a través del Condado de Medina Sidonia a la Corona de Castilla y desde entonces ha sido española. En Ceuta los portugueses hicieron lo mismo en 1415. Después, con el reinado de Felipe II, a la
muerte de Sebastián de Portugal, se anexionó la Corona Portuguesa y Ceuta pasó a formar parte de la Corona de Castilla.

Con Felipe IV, por motivos sucesorios, volvió la Corona Portuguesa a independizarse pero los ceutíes eligieron quedarse con la corona y, desde entonces, siempre Ceuta ha sido española. Estamos hablando del principio de los tiempos, de los Reyes Católicos, que querían seguir manteniendo el control de toda la zona norteafricana para tener, a raíz de la Reconquista, el control del mar Mediterráneo.

Para no extenderse mucho en la historia, pasó a la primera guerra que hubo como tal, aparte de que Ceuta y Melilla siempre fueron ciudades asediadas por las kábilas, por las tribus que había cercanas a los enclaves, la única que fue contra el Reino de Marruecos, la Guerra de África de 1859. En Ceuta concretamente a raíz de un ataque que sufrieron diferentes obreros españoles en Anyara haciendo unas torres de fortificación. Exigió el Gobierno español que hubiera una respuesta por parte del Sultán y no la hubo.

Mapa de la zona (I)

Entonces L. O´Donnell, que era Presidente del Gobierno y que fue también el jefe de las tropas, organizó una campaña que derrotó al Sultán. Eso fue en enero del 60, a través de diferentes batallas, de Los Castillejos, donde participaron 45.000 personas, en tres cuerpos de ejército, la batalla de Tetuán y, por último la batalla de Wad-Ras. El Sultán fue vencido, se firmó el Tratado de Wad-Ras y a raíz de ahí se establecieron las fronteras, ya físicas, de Ceuta y Melilla; se reconoció el territorio de Ifni como territorio español, que no se ocupó posiblemente hasta 1934; tuvo que pagar una indemnización y después nos quedamos con Tetuán un tiempo.

Esto nos sirve para recordar que la frontera de Ceuta y Melilla, a raíz de su establecimiento, es uno de los motivos por los cuales entramos en guerra, otra vez con las kábilas rifeñas, que eran todas las tribus que había alrededor de Melilla, en la segunda guerra, la de Margallo en 1893, que es a través de las fronteras.

Vimos en imagen-mapa, y como curiosidad, que en Ceuta hay sombreada una semicircunferencia y es que en Wad-Ras se estableció que la frontera se marcaría mediante doce disparos de cañón desde el Fuerte Victoria Chica, tomando los ingenieros después las medidas para establecer la frontera, excepto una zona, un pequeño entrante, cementerio musulmán, que se respetó por ser sagrado.

Al construirse el Fuerte de la Purísima Concepción, en Sidi Guariach, se molestaron de nuevo los rifeños, volvieron a asediar y se llegó a la segunda guerra, la de Margallo, que fue en 1893. Es decir, desde la primera guerra en 1860 hasta esta hubo un período de semi-paz, no exento de polémicas.
Con la tensión por la fortificación de los límites de Melilla pasó exactamente lo mismo. Murió de un disparo el Jefe de la Comandancia, que era Margallo.

Se estableció un ejército expedicionario, a las órdenes de Martínez Campos, que venció a las kábilas, pues esto no fue una guerra contra el Sultán sino contra las tribus de la zona.

Reparto colonial de África

De los antecedentes históricos lejanos pasamos a los inmediatos y nos situamos en la zona de Melilla, sobre el año 1900. En referencia a la intervención extranjera, nos explicó el Teniente Coronel Gortazar que África estaba controlada totalmente por países europeos, principalmente por franceses y británicos, y en menor medida por Alemania, Portugal y Bélgica. Vimos ese reparto en un mapa, también la zona española y a continuación vimos por
qué al final se la dieron a España. Había una situación de anarquía en toda la zona del Rif que estaba repartida entre 50 0 60 kábilas diferentes que tenían guerras entre ellas. El Sultán, que estaba en Fez y en Marrakech, era incapaz de controlarlas porque eran pequeños reinos, cada uno con sus normas.

LA CONFERENCIA

En 1906 el Sultán convoca una Conferencia con sede en Algeciras, punto medio entre Rabat y Madrid. Constó de 18 sesiones entre el 16 de enero y el 7 de abril.

En ella participaron varios países: Gran Bretaña, Alemania, Austria, España, EE.UU., Países Bajos, Portugal, Rusia, Suecia y Marruecos.

Como consecuencia de este Tratado de Algeciras, a España se le concedió la zona norte del Protectorado. Los franceses querían esa zona porque daba al Mediterráneo, pero los ingleses no estaban de acuerdo porque ellos querían controlar Gibraltar. Como nosotros teníamos ya una serie de posesiones, Ceuta, Melilla, las Chafarinas, el Peñón de Vélez y Alhucemas, no se lo dieron a los franceses y, con la aquiescencia de los británicos, nos concedieron el Protectorado, un terreno totalmente abrupto.

El Roghi

Vamos ahora con la cuestión del Roghi. El Roghi es un pretendiente al sultanato, decía ser hermano del Sultán y quería quitarle el sultanato. Éste, como tiene que huir de Marrakech, se establece en Zeluán y allí consigue que un ejército de todas las kábilas le apoye. Nosotros en realidad teníamos reconocido el Protectorado con el Sultán pero el que mandaba en la zona donde estaba Melilla era el Roghi.

Con lo cual teníamos una doble disposición. Primero con el Roghi, que era con el que teníamos que establecer acuerdos puntuales para la construcción del ferrocarril y en definitiva poder explotar unas minas que había al sur de Nador. Con el Sultán teníamos que hablar pero por mucho que hablásemos con él no podía hacer nada porque el que mandaba en la zona era el Roghi.

Establecimos una serie de acuerdos con el Roghi para la explotación de la mina y la construcción del ferrocarril, pero como las kábilas no estaban muy de acuerdo en que el Roghi se llevase toda la gloria, se sublevaron contra el propio Roghi, y apareció el Mizzian. El Sultán que, por supuesto, no reconocía al Roghi, manda una Mehala para combatirle. Pero esta Mehala no es capaz de batirle y se quedan atrapados en la Restinga, una especie de lengua de arena que estaba en la Mar Chica.
Estas tropas las salva el propio General Marina, que era el Comandante General de Melilla.

Finalmente aparece Mizzian, otro jefe más cercano de las kábilas y consigue derrocar al Roghi y quedarse él de Jefe. Éste quería tratar directamente con los españoles para el establecimiento de las vias del ferrocarril de las minas y poder llevarse, básicamente, dinero y prebendas. El Mizzian es el que se hace al final con el poder de la zona, de todas las kábilas, que eran cinco o seis.

Estamos ya en el año 1909 y veamos qué tropas había, para conocer la batalla, la carga en sí.

Básicamente había: 2 Regimientos de Infantería, el Melilla 56 y el África 68; 1 Grupo de Cazadores de Caballería; 1 Grupo de Artillería; 1 Batallón Disciplinario, que era donde cumplían el servicio militar los que habían cometido algún delito o falta; y 1 Batallón de Zapadores. En total unos 5500 hombres.

A raíz de que España no tiene esa conexión con el Mizzian empiezan a producirse nuevas agresiones que culminan el 9 de julio con la agresión a los trabajadores del ferrocarril.

Rápidamente el General Marina, para mantener limpio este pasillo, organiza una salida de las Compañías de las Unidades que tenía en la Plaza, concretamente Compañías de los Regimientos África y Melilla, para tomar una serie de alturas, poder controlar esa posible amenaza sobre el pasillo que teníamos pegado al mar, que iba hacia la mina, y poder continuar el establecimiento del servicio de ferrocarril.

A partir de aquí se produce una serie de ataques de todas las kábilas cercanas y el Gobierno activa una Brigada Mixta de Cazadores que va a mandar el General Imaz, de Barcelona, el 18 de julio. Se van a activar en total 3 Brigadas de Cazadores y 2 Divisiones Orgánicas.

Vimos la composición de las kábilas, que empiezan a organizar ataques a las posiciones y se produce la batalla de Sidi Ali, donde el Comandante Royo y el Capitán Guiloche ganan la Laureada por defender los cañones hasta la muerte. Se siguen produciendo los ataques durante los primeros días de julio y el Gobierno activa la segunda Brigada Mixta, que viene de Madrid. La primera llega a Melilla el 18 de julio y lo que hace el General Marina, como son Unidades bisoñas que no tienen experiencia en combate, los dedica a guarnecer las fuerzas de la Plaza, y con sus Unidades de la Plaza se dedica a mantener el combate con las Harcas del Mizzian.

Barranco del Lobo

Las Unidades de Imaz, de la primera Brigada de Cazadores, se establecen en los fuertes de guarnición para cubrir el norte de posibles ataques y, enseguida es activada. El Gobierno vuelve a activar otra, la del Campo de Gibraltar, que va a ser la protagonista de la historia. El día 27 de abril los rifeños levantan 300 metros de vías y se organizan 2 columnas. La primera para reponer esas vías y abastecer a las posiciones que tiene avanzadas el Comandante General Marina, y por otro lado la primera Brigada Mixta, que viene de Madrid, al mando del General Pinto, recibe la orden de cubrir el flanco.

Aquí es donde tiene lugar el famoso desastre del Barranco del Lobo. Se produce un ataque a las posiciones, muere el General Pinto, y mueren los Tenientes Coroneles de los Batallones Arapiles y Las Navas.

Ello supone un pequeño descalabro en las tropas del General Pinto, pero la misión se cumple. La Brigada del Coronel Fernández Cuerda consigue restablecer las vías, llevar los suministros y volver. Se consigue la misión pero se pierden muchas vidas en el Barranco del Lobo, siendo una de las razones fundamentales el que la dirección de la maniobra no estuvo de acuerdo con la misión encomendada.

Nos situamos ya a finales de julio de 1909. El General Marina pide refuerzos y le mandan otra tercera Brigada de Cazadores, la del Campo de Gibraltar, y el 1 de agosto ya están en Melilla las siguientes Unidades: la tercera Brigada de Barcelona, que mandaba el General Imaz; la primera Brigada de Cazadores del General Pinto, que al morir es sustituido por el General Alfaus; la segunda Brigada de Cazadores, que manda el General Morales, y después 2 divisiones, del General Orozco, que viene de Madrid, y la de Álvarez de Sotomayor, de Vitoria. Así pues el General Marina contaba con un total de 45 o 50.000 efectivos. Pero de momento no entra en combate.

Durante un período de mes y medio, que va desde finales de julio (Barranco del Lobo) hasta el 20 de septiembre hace un planeamiento, de maniobras de preparación, que consistía en llegar a las minas, apaciguar esa zona y hacerse con el control de las kábilas. Evidentemente tenía que controlar el Gurugú, que era la bestia negra, donde se ocultaban las kábilas sin que hubiera forma de sacarlas de allí. A mediados de agosto ordena al general de una de las Divisiones que vaya con sus hombres andando por la Restinga, lengua de arena de unos 7 kilómetros, que se establezca en Zoco Arba y apacigue la zona de Qetama, lo cual consigue sin problemas porque había kábilas que eran amigas en ese momento.

Por otro lado, otra acción, la del General Tovar, era tomar la Península de Tres Forcas sin dejarse enemigos detrás, rodear el Gurugú y así poder controlar perfectamente todas estas kábilas.

Vamos ya con el día en cuestión, dijo el Teniente Coronel Gortazar. La División de Cazadores, que hemos visto iba hacia el norte, estaba compuesta por dos Brigadas: la del General Morales, integrada por los 4 famosos Batallones, Cataluña, Tarifa, Chiclana y Talavera; el Escuadrón del Capitán Álvarez Moreno; el Batallón de Zapadores de Navarro y el Grupo de Artillería del Teniente Coronel Losada.

El objetivo era llegar al Zoco el Had en las estribaciones del Gurugú, que era un punto fuerte de la kábila de Beni Sicar. Un poco más en detalle vimos como se organizó la Brigada del General Morales para esa marcha. Se organiza con dos Secciones de Exploradores del Escuadrón Alfonso XII en vanguardia y el Batallón Cataluña, en orden de combate, en vanguardia. A continuación, en columna los Batallones Tarifa y Chiclana, y en retaguardia el Talavera.

Mapa de la zona (II)

Esta era la vanguardia de la División, a continuación iba la otra Brigada, que hemos visto que seguiría hacia el norte, con Alfau. Dentro de esto, vamos a ver la composición del Escuadrón: Capitán Álvarez Moreno, un capitán bregado en campaña, había estado en Cuba, tenía 44 años y llevaba 12 de capitán. Tenía un ayudante que era el Teniente Gómez Spencer, de 29 años; el jefe de la primera Sección, el Teniente Alfonso Gascó; el Teniente Marcos, de la segunda Sección, y el Teniente Rendon de la tercera. La composición total del Escuadrón era de 117 caballos y 122 hombres, pero en la carga, por bajas de enfermedad, heridos y pelotones que había de enlace, solo hubo 70. 8

Nos vamos a centrar en la zona de Taxdirt, dijo Gortazar Cuando Morales, que tenía orden de acampar en Tardirt, se da la vuelta al día siguiente intentando llegar al Zoco el Had, empieza a recibir fuego de diferentes posiciones. La Brigada de Morales viene por el norte. Había salido a las seis de la mañana y las primeras unidades de Morales llegan, aproximadamente a las 8 horas a la zona de Taxdirt. Los Cazadores del Alfonso XII estaban explorando y empiezan a recibir fuego desde diferentes posiciones. El Batallón Cataluña enseguida actúa y se van replegando hacia la zona de Taxdirt.

Composición de algunas kábilas.

La Harca, que es como se denomina al conjunto de unidades moras, sin identidad específica, a todo combatiente rifeño, y que podían llegar a ser 1500 o 2000, estaba en el Zoco el Had. Al ver que se aproximaba la Brigada y que el sur de la zona de Nador, no les ofrecía problemas, decidieron apoyar aquí. El Batallón Cataluña está ya en Taxdirt y la Harca está en Tamysut, entre el arroyo Hendok y el arroyo Sidken. Desde allí tenían tiro directo sobre Taxdirt. El Batallón Cataluña ataca esa posición y hace retirarse a la Harca hasta Hidum.

Las Secciones de Caballería están en Taxdirt, pero vienen refuerzos. A su vez el Batallón Tarifa yel Chiclana, que venían en el grueso de la columna, se encuentran con esa situación y el General Tovar, que también venía en el grueso de la columna, aparece y decide mandar al Tarifa para que sea la reserva. Estamos ya a las 10 de la mañana y están disparándose continuamente desde las 8.

Decide que la batería del Capitán Grima, una de las baterías del Grupo de Artillería, ataque con alfa romeo, granadas rompedoras, para intentar disolver la Harca y además que el Batallón Tarifa se convierta en reserva del Cataluña para poder apoyarle en un momento determinado. El resto de la Harca va rodeando todas las posiciones, con lo cual el Chiclana, al final, también tiene que actuar sobre las lomas para que no cerraran, para que no envolvieran a las posiciones.

En esta posición nos encontramos a las 12.45. El Batallón Cataluña ya no tiene casi munición y el General Tovar le dice al Tarifa que le haga un relevo. Ese es el momento crítico de la acción, cuando el General Tovar, que ve la posición crítica, le dice a su ayudante de campo que vaya al Escuadrón y, aquí hay muchas versiones. Cavalcanti era un Teniente Coronel de 38 años, muy joven. Había estado un año de capitán, ascendió por méritos de guerra, de Agregado Militar en Roma, y le dice el General Tovar, según cuentan diferentes versiones, que se hiciera cargo del Escuadrón. Cavalcanti se acerca con su caballo y es cuando se produce el movimiento. Se estaba produciendo el relevo. Estamos en las 13.00 horas del día 9 de julio, y el Capitán Grima con su batería está prácticamente sin granadas y, en ese momento el moro, que se crece cuando ve cualquier atisbo de huida, piensa que están huyendo y deciden atacar. Es entonces, en el lugar adecuado y el momento oportuno, cuando se realiza la carga.
La carga es un movimiento que se compone de diferentes tiempos. En este caso empezaron apoyados en unos cañaverales que había en el arroyo Hendoc. Había dos líneas, la primera es la línea de choque, la segunda es la que cubre las faltas y, en su caso, envuelve. Después hay más reglas básicas que seguir en la carga: mantener la formación, atacar al gran galope, no esperar a ser atacado, y valerse del arma blanca sobre el fuego.

La Carga de Taxdirt (Ferrer Dalmau)

En resumen, valor, resolución, prontitud, unión, vencer o morir.

A los acordes de sus diferentes toques, el Teniente Coronel Gortazar nos explico las distintas posiciones del arma en la carga. Había tres clarines en el Escuadrón para replicar la voz de mando y que llegase a toda la formación.

Al paso, el sable sobre el hombro, en línea de frente marchen. El número dos es el trote, en este caso el sable en presenten, que es cogidas las cuatro riendas y el arma de frente. Por último sería el galope y, finalmente, a degüello y discreción. Estamos hablando de que había de 1000 a 1500 rifeños que cada uno, indiscriminadamente, reaccionaban de una manera pues no eran una Unidad cohesionada. La primera fila cede un poco las riendas, se afianza sobre el estribo y se coloca en primer tiempo de estocada y, cuando llegan al enemigo ya en la estocada completa, el segundo tiempo. La segunda fila está preparados para cubrir los flancos.

Esta carga se repitió, la morisma salió huyendo, hubo bastantes bajas, aunque no tantas como se podía pensar. El caballo del Teniente Gómez Spencer, llamado Pedáneo, murió de un disparo y el teniente quedó en mitad de la carga con unos cuantos cazadores disparando y haciendo lo que podían desde pie a tierra. Después de la primera carga se reagruparon y volvieron a hacer una segunda y después una tercera, lo cual dio tiempo al Tarifa para tomar posiciones.

Mostró Gortazar unas imágenes de la película Guerra y Paz en las que aparece una carga más o menos igual, de unos 60 jinetes, en dos filas de 30, que van como debía ser en la carga. La distancia entre la primera y la segunda fila debía ser de la mitad del frente. Si la distancia del frente son tres pasos, caballo entre caballo, espalda con espalda, el fondo entre una hilera y la otra era la mitad del frente, más bien un poco más que menos.

Después de las cargas, el Tarifa recoge los heridos y las Unidades se colocan en posición. A raíz de las cargas el enemigo se tranquiliza. Estamos ya sobre las 14.00 horas. El General Morales solicita a Tovar relevo para sus unidades, se repliegan sobre Taxdirt, que era el objetivo para pernoctar allí y continuar al día siguiente las operaciones hacia el sur. Reciben el apoyo de un Regimiento de Infantería y dos Batallones que eran de los que habían ido a Tres Forcas, para mantener esa posición toda la noche, aún siendo hostigados por la morisma.

Nosotros también nos replegamos y finalizamos aquí esta crónica felicitando al Regimiento de Caballería Ligero Acorazado España 11 por la presentación de este ciclo de conferencias en Zaragoza, agradecemos su invitación a la misma y felicitamos igualmente al Teniente Coronel de Caballería Eduardo Gortazar Arias por habernos regalado tan magnífica conferencia.

Santoral

El Santo de hoy es
San Saturnino

Próximas publicaciones

  • La Jefatura Superior de Policía de Aragón celebra la festividad de los Santos Ángeles Custodios
  • La Jefatura de la 8ª Zona de la Guardia Civil en Aragón celebra la festividad de su Patrona, Nuestra Señora Virgen del Pilar
  • Conferencia "Impacto guerra en Ucrania en nuevo orden mundial"
  • Exposición "El carro de combate en el Ejército español. A través de las maquetas"
  • Ruta histórica "Los Sitios de Zaragoza"
  • Conferencia "Francisco de Goya y su pasión por ennoblecerse"
  • Jornada sobre terrorismo organizada por la Fundación Manuel Giménez Abad
  • Conferencia del JEMAD "Las Fuerzas Armadas españolas en el entorno actual"
noviembre 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
EnglishFrenchSpanish