Conferencias

CONFERENCIA LA PROTECCIÓN DE LOS REFUGIADOS Y DE LOS DESPLAZADOS INTERNOS POR EL DERECHO INTERNACIONAL

Se inició el pasado 26 de septiembre de 2016, en la capital aragonesa, un interesante ciclo de conferencias bajo el título “CLAVES DEL FENÓMENO MIGRATORIO EN EUROPA“, organizado por Ibercaja Patio de la Infanta junto a la Cátedra Miguel de Cervantes, de las Armas y de las Letras, de la Academia General Militar de Zaragoza.

Del 26 al 29, ambos inclusive, se extendió este ciclo en el que pudimos apreciar a través de sus cuatro conferencias, a cargo de expertos en el tema, la tremenda importancia que ha adquirido últimamente y la preocupación que suscita en la actualidad el creciente fenómeno de las migraciones en el continente europeo.

Cartel anunciador
Cartel anunciador

El ciclo se inició con la conferencia titulada, “LA PROTECCIÓN DE LOS REFUGIADOS Y DE LOS DESPLAZADOS INTERNOS POR EL DERECHO INTERNACIONAL“.

Su ponente fue el general Consejero Togado (R) José Luis Rodríguez-Villasante Prieto, y dio comienzo a las 19.30 horas en el propio Patio de la Infanta que estuvo rebosante de público, entre el que pudimos ver al Subdelegado del Gobierno en Zaragoza, Ángel Val Pradilla y al Delegado de Defensa en Aragón, coronel DEM, Félix Allo Flores.

La directora del Patio de la Infanta, Ana María Farré, abrió la sesión con unas palabras en las que , recordando el ciclo, análogo, del año pasado, titulado “EL ISLAM EN LA SOCIEDAD GLOBAL DEL SIGLO XXI“, dijo lo siguiente:

Directora del Patio de la Infanta
Directora del Patio de la Infanta

Repetimos experiencia y la Cátedra Cervantes nos brinda la oportunidad de profundizar en un aspecto de gran relevancia en el panorama internacional como es el de las migraciones y concretamente las migraciones en Europa, un fenómeno al que todos estamos asistiendo con gran preocupación“.

También nos contó cosas como estas:
Desde el inicio de la humanidad el hombre ha buscado para asentarse los lugares que ofrecen mejores condiciones de vida, siendo las causas principales de los grandes movimientos de población los conflictos, los cambios climatológicos y la búsqueda de una vida mejor. El fenómeno de la migración tiene muchos puntos de vista diferentes, como el humanitario, el legal, el de seguridad, o el de la delincuencia, entre otros.

En los últimos tiempos asistimos al grave problema migratorio al que se enfrenta Europa ante el cual nos preguntamos, ¿cómo debemos afrontar el fenómeno?, ¿qué podemos hacer nosotros?, ¿qué nos gustaría que hiciesen con nosotros si nos encontrásemos en esa situación? . La respuesta a esas y otras preguntas esperábamos encontrarlas a lo largo del ciclo que ahora se iniciaba.

A continuación intervino el director de la Cátedra Cervantes, coronel Miguel Ángel Santamaría Villascuerna para decirnos inicialmente que este año, bajo el título “MIGRACIONES EN EL SIGLO XXI RIESGOS Y OPORTUNIDADES“, y durante esa semana, se celebraba en Jaca la XXIV edición del Curso Internacional de Defensa. Prosiguió diciendo que con el objeto de facilitar a los zaragozanos el acceso a la información transmitida en dicho curso, se han organizado estas jornadas contando con la predisposición de los ponentes que por la mañana imparten la conferencia en Jaca y por las tardes la repiten en este escenario.

También dijo haberse encontrado, al organizar el curso, con muchas barreras económicas y administrativas pero que no había sido el caso de Ibercaja pues “es un placer llamar a esta puerta para solicitar poder hacer uso de las instalaciones del Patio de la Infanta, al frente de las cuales se halla su directora Ana Farré.

M.A. Santamaría presenta la conferencia
M.A. Santamaría presenta la conferencia

Las migraciones, desafortunadamente, se encuentran de actualidad y es un tema extremadamente complejo, no en vano se considera que hoy en día existe en el mundo un número de inmigrantes equivalente a cinco veces la población de España.
Es indudable que sobre las migraciones existen posturas y posiciones radicalmente enfrentadas. No hay más que ver las noticias para extraer ideas tan opuestas como estas: En los años 60 los inmigrantes eran invitados por diversos paises europeos y acudían a cubrir sus puestos de trabajo. Más recientemente la idea ha derivado en, “los inmigrantes nos quitan nuestros puestos de trabajo“.

Los primeros refugiados de 2015 fueron recibidos en Alemania en torno a un amplio movimiento de solidaridad y bajo gritos de “bienvenidos refugiados”. Actualmente Alemania revisa su política de inmigración ante el aumento de refugiados y de ataques xenófobos.
Más de un millón de refugiados llegaron a territorio europeo en 2015, pero a Europa preocupa enormemente que el desempleo supere el 24% en Grecia, el 20% en España y en Francia e Italia en más del 10%.
La barbarie provocada por Daesh, Boko-Haram, incrementa el fenómeno migratorio y refuerza la visión del Islam con un punto de alarma en torno al pensamiento de que la inmigración conlleva aumento de la delincuencia y crimen.
El crímen de los inmigrantes musulmanes puede ser el terrorismo pero por el contrario el drama humano vivido en Siria y otros países es enorme y la protección de muchos ciudadanos europeos es que occidente debe convertirse en adalid de los derechos humanos.
A continuación el teniente coronel José González Vallés, que manda el I Batallón de Cadetes de la AGM, nos hizo la presentación del ponente resaltando los siguientes aspectos de su muy extenso historial: Licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela y Doctor en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, ingresó en el Cuerpo Jurídico de la Armada en 1963. Consejero Togado del Cuerpo Jurídico Militar , actualmente es Asesor de la Subsecretaría del Ministerio de Defensa, Director del Centro de Estudios de Derecho Internacional Humanitario de la Cruz Roja Española, Miembro Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, Miembro de la Delegación Española en la Conferencia Diplomática de Roma y de la Comisión Preparatoria de la Corte Penal Internacional, Presidente de la Asociación Española para la Protección de Bienes Culturales en los Conflicto Armados, y Profesor del Instituto Universitario “General Gutiérrez Mellado” de la UNED. Ha desempeñado cargos como Auditor Presidente del Tribunal Militar Central, General Consejero Togado y ha sido profesor de la Escuela de Guerra Naval, Escuela Naval Militar, Escuela Superior del Aire y del Centro de Estudios Superiores de la Defensa Nacional.

Lo primero que nos dijo José Luis Rodríguez-Villasante es que debíamos considerar sus palabras como reflexiones personales ya que no deseaba comprometer la institución a la que pertenece, Cruz Roja Española, ni mucho menos a la Cátedra Cervantes de la AGM.

Desde la Paz de Westfalia, (1648), los Estados han sido los protagonistas del Derecho Internacional, y siguen siendo los Estados los que ejecutan ese derecho, que desde la mitad del siglo XIX se ha humanizado.
La dignidad intrínseca del ser humano es la base del derecho y hay tres principios que son la base de todas las ramas del Derecho Internacional, el Derecho Humanitario, el Derecho de los Derechos Humanos y el Derecho de los Refugiados.

José Luis Rodríguez-Villasante Prieto
José Luis Rodríguez-Villasante Prieto

Se refirió Rodríguez-Villasante a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de 1948, a la aprobación de los cuatro Convenios de Ginebra, de 1949, de los cuales son parte todos los Estados del mundo, y finalmente al Convenio de 1951, como Estatuto de los Refugiados. Se refirió a ellos para decir que podemos ver cómo los Estados no han respetado siempre estos derechos fundamentales de los que se derivan también obligaciones. En materia de desplazados estas normas son de difícil aplicación, pero bien es cierto que han pasado más de 70 años desde la Segunda Guerra Mundial y siguen sin cumplirse dichas normas.
Los Estados deben conceder el Derecho de Asilo porque así lo dicen las normas internacionales.
En el año 2000 había 43 millones de personas desplazadas forzosas. En el año 2016 son ya más de 65 millones las víctimas que sufren desplazamientos forzosos por culpa de la guerra y las persecuciones, y no por motivos económicos. Personas que tardan alrededor de 17 años en regresar a sus países, que son Afganistán, Siria o Somalia, entre otros.

Actualmente se estima que son 244 millones de migrantes en todo el mundo y sólamente el 10% de ellos, que son los refugiados, tienen un marco legal apropiado con arreglo a convenios internacionales, de igual forma que únicamente 2 millones de desplazados ha conseguido el derecho de asilo, en un conjunto de 65 millones.

Declaración Univ. de Derechos Humanos
Declaración Univ. de Derechos Humanos

La siguiente referencia de Rodríguez-Villasante fue para una cita más reciente pues se remitió a la Cumbre de Alto Nivel de la ONU, celebrada el 19 de septiembre pasado en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, en la que 193 países aprobaron por unanimidad en la Asamblea General lo que se ha dado en llamar la “Declaración de Nueva York“, que según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, “marca un compromiso de fuerza y resonancia sin precedentes”.
A pesar de esto, para nuestro conferenciante la Declaración es aguada, vacía, y aplaza compromisos hasta 2018, por lo que en algunas organizaciones, como Amnistía Internacional, o Médicos si Fronteras, por ejemplo, han entendido que es un paso atrás aunque los principios generales sean aceptables, y por ello han criticado la falta de compromiso de esta Declaración, no vinculante, para la que al parecer no es urgente acudir a la solución de este drama humano Nos recordó brevemente el concepto de refugiado, derivado del artículo cuarto del Convenio de 1951, suscrito por 145 países, incluida España y también lo que dice el artículo segundo que es esto:

Convención de 1951
Convención de 1951

Todo refugiado tiene, respecto del país donde se encuentra, deberes que, en especial, entrañan la obligación de acatar sus leyes y sus reglamentos, así como las medidas adoptadas para el mantenimiento del orden público“.

Otros artículos del Convenio establecen los derechos de propiedad intelectual e industrial, derechos de asociación o de acceso a los tribunales, así como otros regulan la asistencia pública, la libre circulación o las transferencias de haberes.

Los refugiados no pueden ser condenados por su entrada ilegal a los países y debe procurárseles un tiempo razonable para su integración.
La siguiente referencia de Rodríguez-Villasante fue para la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas, celebrada en Nueva York, el 28 de septiembre de 1954 en la que se dictaminó, “el término apátrida designa a toda persona que no sea considerada como nacional suyo por ningún Estado conforme a su legislación“.

En España, la Constitución habla sobre el derecho de asilo, así como la Ley de Extranjería, modificada por la Ley de Ciudadanía, y no debemos olvidar que los convenios internacionales ratificados por España y publicados en el Boletín Oficial del Estado, forman parte del derecho interno nacional.

Otros derechos regionales que protegen a los desplazados pueden ser el Pacto de San José, (1969), o el Consejo Africano.

El Protocolo II adicional a los Convenios de Ginebra de 1949, relativo a la protección de las víctimas de los conflictos armados sin carácter internacional, de 1977, establece en su artículo 17 la prohibición de los desplazamientos forzados y, por otra parte, la Corte Internacional de Justicia considera los asentamientos como crímenes de guerra.

También nos habló el ponente del genocidio llevado a cabo en Bosnia-Herzegovina con la quema de mujeres musulmanas embarazadas forzadas y sus consecuencias , así como la depuración étnica que practican el Isish-Daesh.

Nosotros hemos de procurar que todos los refugiados y desplazados que han tenido la mala suerte de nacer en esos entornos tengan los derechos de protección durante su desplazamiento, protección de los niños obligados a formar parte de los ejércitos, derecho a la unidad familiar, (una de las labores que realiza el Comité Internacional de Cruz Roja), el derecho de retorno voluntario en condiciones de seguridad, y la obligación de proporcionarles documentación.

Ante la masiva emigración de Siria, en las propias embajadas se deberían conceder los visados humanitarios. En Europa, en definitiva, se ha convenido con Turquía en subrogar sus obligaciones, aunque no sea la solución más adecuada.

Casi al final de su conferencia, Rodríguez-Villasante nos hizo algunas reflexiones sobre el movimiento internacional de Cruz Roja, que desde 1864 ha estado siempre a favor de las víctimas de la guerra, y que desde el 81 se preocupó de establecer la acogida de refugiados.

Resaltó que en todos los países donde existe una Cruz Roja o una Media Luna Roja, hay una seguridad para estas personas pues desde hace muchos años existen medidas concretas de apoyo a los refugiados y a los desplazados.

Tengamos en cuenta que si el Derecho Internacional pohíbe las deportaciones masivas, la consecuencia inmediata es la aparición de refugiados y el agravamiento de la situación de grupos humanos necesitados de apoyo.

Se refirió también a la XXXII Conferencia Internacional, celebrada en Ginebra del 8 al 10 de diciembre de 2015, que convocó a representantes de 169 gobiernos, 185 Sociedades Nacionales de Cruz Roja así como a 100 observadores, en un esfuerzo por elaborar una visión común para la acción humanitaria futura. Pues bien, dijo, “de todas las resoluciones de la Conferencia, ni una sola hizo referencia al tema de la migración. Se traicionó uno de los temas básicos de la conferencia“.

Alto Comisionado de la ONU Filippo Grandi
Alto Comisionado de la ONU Filippo Grandi

Nuestro conferenciante aún tenía más cosas que decir, vean.
La Cruz Roja sigue impidiendo el reclutamiento de niños utilizando tres fórmulas, la persuasión, la denuncia, o la sustitución, y recuerda a los Estados sus obligaciones. La Cruz Roja hace informes confidenciales a las potencias pero estas no hacen caso de esos informes y entonces la Cruz Roja hace públicos sus informes.

Hace tiempo el Comité Internacional de Cruz Roja hizo un estudio sobre la protección de los desplazados en España. Ese estudio, importante, habla de la libertad de movimientos, de la unidad familiar, del regreso al hogar, del trabajo civil, de los campamentos… en este último punto resaltó Rodríguez-Villasante, el carácter civil de los campamentos, para recordar a continuación el genocidio cometido en Ruanda por tropas gubernamentales, en los sangrientos conflictos de depuración étnica entre Hutus y Tutsies.

Quiso destacar lo que hoy es prioritario en la Cruz Roja señalando en primer lugar el respeto al Derecho Humanitario pues su violación es la primera causa de los desplazamientos forzados. En segundo lugar resaltó que los desplazados internos no están protegidos por el Derecho Internacional sino más bien por las Normas Consuetudinarias del Derecho Internacional Humanitario. Como tercera cuestión señaló que el reto universal es identificar a las personas que acuden a Europa de forma irregular.

Cruz Roja Española en acción
Cruz Roja Española en acción

Como reflexión final dijo, frente a la banalización del odio entre los pueblos hay que luchar con el Derecho Voluntario, con el Derecho de los Refugiados y con la humanización del Derecho Internacional, frente al Estado con el protagonismo y el reconocimiento de la vida y dignidad de todos los hombres.

Como verán es un tema este de gran preocupación y repercusión internacional que necesariamente ha de contar con la cooperación de los Estados.
Nosotros esperamos haber sabido transmitir a ustedes la esencia de lo que escuchamos en esta primera conferencia del ciclo CLAVES DEL FENÓMENO MIGRATORIO EN EUROPA.

EnglishFrenchSpanish