Festividad

EL REGIMIENTO PAVÍA Nº 4 CUMPLE SU 333º ANIVERSARIO

El general jefe de la Brigada Aragón I presidió el acto

Apenas habían transcurrido 24 horas desde nuestra asistencia al Acto de Entrega de Guión a la nueva Brigada Aragón I, cuando volvimos a estar presentes en la Base Discontinua San jorge, para asistir en esta ocasión, 27 de abril de 2017, a la celebración del 333º Aniversario del Regimiento Acorazado Pavía nº 4.

El acto central se desarrolló en la Plaza España, a partir de las 12.00 horas, presidido por el general jefe de la Brigada Polivalente Aragón I, GB. Andrés Chapa Huidobro.

Asistieron, entre otros, los siguientes mandos militares: jefe de Movilidad Aérea del Mando Aéreo de Combate, GD. José Alfonso Otero Goyanes, general director de la Academia de Logística de Calatayud, GB. Juan Ramón Sabaté Aragonés, jefe de la Base Aérea de Zaragoza, GB. Antonio Francisco Nebot más, y el Delegado de Defensa en Aragón, coronel Félix Allo Flores, así como representaciones de la Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía y los coroneles jefes de Unidad, de la Plaza.

Las principales autoridades y personalidades civiles que asistieron al acto fueron las siguientes:
Delegado del Gobierno de España en Aragón, Gustavo Alcalde Sánchez, Subdelegado del Gobierno en Zaragoza, Ángel Val Pradilla, y el Deán del Cabildo Metropolitano de Zaragoza, Luis Antonio Gracia Lagarda.

Asistieron igualmente representaciones de la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza, Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, y Hermandad Provincial de Antiguos Caballeros Legionarios de Zaragoza. Entre los numerosos invitados pudimos ver a conocidos empresarios zaragozanos como Alejandro Bescós o Valero Echegoyen.

Dando inicio al acto , el Estandarte del Regimiento Acorazado Pavía nº 4 se incorporó a Formación con los honores de ordenanza.

Seguidamente, a su llegada a la Plaza España, el general Andrés Chapa Huidobro, fue recibido con los honores reglamentarios. A los acordes de la tradicional Marcha “El Abanico” revistó la Formación, luego saludó a todos los presentes y pasó a ocupar la presidencia del Acto de Celebración del 333º Aniversario de este glorioso y laureado Regimiento.

Se dio lectura de la siguiente efeméride:
Por orden del Conde de Melgar, Gobernador General de los Estados de Milán, pertenecientes a la Corona de Aragón, el día 1 de mayo de 1684 fue creada en la ciudad italiana de Pavía una Unidad de Caballería Ligera con cinco Compañías de jinetes croatas. El 9 de abril de 1685, al aumentar su Fuerza a 12 Compañías, pasa a ser Tercio de Dragones Arcabuceros, que recibirá el nombre de su primer Maestre de Campo, Conde de Sheldon.

Regimiento de Caballería Pavía 4

Después de más de un siglo como Regimiento de Dragones, en las primeras décadas del siglo XIX fue objeto de diversos cambios denominación e Instituto, hasta que en 1859 se convirtió en Regimiento de Húsares, siendo el más característico y famoso de este Instituto hasta su fusión con los Húsares de la Princesa y los Cazadores de María Cristina.

Tras varias modificaciones en su organización y denominación, en 1944 recuperó el nombre de Pavía. Como consecuencia de las adaptaciones orgánicas de 2015, desde el 1 de enero de 2016 se transforma y cambia de denominación a Regimiento Acorazado, integrado por un Batallón de Infantería Ligera, el Flandes I/4, procedente de Vitoria, que se constituirá como Batallón de Carros de Combate, y por el Grupo de Caballería Acorazado Húsares de la Princesa II/4.

Húsar de Pavía ( obra de Ferrer Dalmau)

En sus 333 años de historia el Regimiento ha recibido numerosas condecoraciones y distinciones, Corbata Laureada de la Real y Militar Orden de San Fernando, Medalla Militar Colectiva, Cruz de Cheste, Cruz de Mora y Consuegra, Cruz de Aranjuez, Cruz de Mengibar, Cruz de Talavera de la Reina, Medalla de Bailén, Medalla del Asalto a Brihuega y Medalla de la Batalla de Villaviciosa, todas ellas por sus hechos de armas. Finalmente, por su participación en operaciones de mantenimiento de la paz está en posesión de las Corbatas correspondientes a las misiones realizadas en Bosnia Herzegovina, en Kosovo, y en el Líbano.

A continuación, por distintas órdenes y resoluciones, se procedió a la imposición de condecoraciones a diverso personal del Regimiento, entregándose las siguientes:

PLACA DE LA REAL Y MILITAR ORDEN DE SAN HERMENEGILDO (2)
Se concede por ascenso de Caballero o Dama Comendador de la Orden cuando se cuentan cinco años de servicio ostentando esta categoría.
ENCOMIENDA DE LA REAL Y MILITAR ORDEN DE SAN HERMENEGILDO (4)
Se concede por ascenso de Caballero o Dama Cruz de la Orden cuando se cuentan cinco años de servicio ostentando esta categoría.

CRUZ DEL MÉRITO MILITAR DISTINTIVO BLANCO
Esta condecoración se concede por méritos, trabajos, acciones, hechos o servicios distinguidos que se efectúen durante la prestación de misiones que, ordinaria o extraordinariamente, sean encomendadas a las Fuerzas Armadas o que estén relacionadas con la Defensa.
CRUZ DE LA REAL Y MILITAR ORDEN DE SAN HERMENEGILDO (3)
Se concede a aquellos oficiales generales, oficiales y suboficiales que ingresan en la Orden como Caballeros o Damas con 20 años de servicio cumplidos.
CRUZ DE BRONCE A LA CONSTANCIA EN EL SERVICIO (3)
Se concede al personal de tropa con 15 años servicios cumplidos.

Valero Echegoyen (Húsar de Honor)

Seguidamente se procedió a la entrega del Diploma de Nombramiento como Húsar de Honor del Regimiento Pavía nº 4, con la lectura previa del siguiente considerando:

Por su colaboración desinteresada, apoyo constante, contar con las cualidades morales que configuran el espíritu jinete, facilitar el camino que impulsa el alma de esos Húsares, se concede el Diploma de Húsar de Honor del Regimiento Acorazado Pavía nº 4 al :

Teniente coronel, D. Eladio Morales Marina
Subteniente, D. Luis de Felipe Ibáñez
Brigada, D. Francisco Rivas Dueñas
Cabo, D. Félix Castaño Martín
Sr. D. Valero Echegoyen García
A continuación tuvo lugar la ceremonia de Despedida del Estandarte del personal destinado en el Regimiento, así como en las Unidades de la Brigada Aragón I que no tienen concedido el uso de la Enseña nacional, que pasó a la situación de Reserva a lo largo del último año, y del Excmo. Sr. D. Andrés Chapa Huidobro, jefe de la Brigada Aragón I y antiguo coronel jefe del Regimiento Pavía nº 4, que ingresó en el Ejército el 26 de julio de 1977 y pasará a la situación de Reserva el 3 de mayo de 2017, después de 39 años de servicio.

El general Andrés Chapa Huidobro se despide del Estandarte

Hemos de decir que la despedida del Estandarte del general Chapa Huidobro añadió una carga de especial emotividad a esta ceremonia, ya de por sí entrañable, por cuanto se despide uno de los mandos militares más carismáticos de la Plaza, que es además ejemplo de virtudes castrenses y encarna a la perfección los valores de la milicia.

Después de este emotivo pasaje, el coronel jefe del Regimiento Acorazado Pavía nº 4, Miguel Hernández Turiño, pronunció una alocución en la que dijo lo siguiente:

Nuevamente nos reunimos en esta Plaza España de la Base San Jorge, en esta ocasión para celebrar el 333 Aniversario de la creación del Regimiento Pavía. Tres siglos dan para mucho y las vicisitudes en las que ha estado inmerso el Regimiento son muchas, circunstancia que me impide entrar a detallarlas“.

Alocución del coronel Hernández Turiño

No obstante hemos de tener presente que estas, por desagradables que hayan sido, de ningún modo han mermado el espíritu y vocación de servicio a España que siempre ha presidido la actuación de los Húsares de Pavía, lo que nos obliga a continuar la línea marcada por aquellos que nos precedieron, honrando y glorificando el historial que ellos labraron, muy especialmente por aquellos que llevaron hasta sus últimas consecuencias el sagrado juramento de dar su vida por la Patria“.

Este último año ha venido marcado por la participación de dos Unidades del Regimiento, en Mali e Irak, a cuyos integrantes quiero felicitar por haber cumplido a plena satisfacción del Mando todos los cometidos que les fueron asignados“.

Por otra parte se han recepcionado los primeros carros de combate que constituirán en un futuro la columna vertebral de la Unidad. A pesar de que la llegada de estos vehículos se dilatará en el tiempo más de lo que sería deseable, tenemos que continuar con nuestro trabajo diario de instrucción y adiestramiento con el objetivo de alcanzar los niveles más avanzados de preparación que nos permitirán poder acometer con éxito aquellas misiones que se nos asignen“.

Mandos militares asistentes

En este día se han despedido del Estandarte varios oficiales y suboficiales que han pasado, o pasarán en breve, a la situación de Reserva tras casi 40 años de servicio, entre los que se encuentra el general Chapa, jefe de la Brigada Aragón y antiguo jefe del Regimiento. A todos ellos les quiero felicitar por todos estos años de intachable servicio a España. Sois un ejemplo para todos nosotros y os deseo lo mejor en esta nueva etapa de su vida. También se han impuesto recompensas a todos aquellos que se han hecho merecedores a las mismas, os felicito por ello y os exhorto a seguir en esta línea de trabajo y servicio a España“.

Por otra parte se ha nombrado Húsar de Honor a cuatro militares y un civil que han destacado por su estrecha relación con el Regimiento, por acudir a su llamada cuando se les ha solicitado, sin pedir nada a cambio. Recibir mi más cordial felicitación pero no olvidéis que desde este momento habéis adquirido un compromiso indisoluble con la Unidad“.

Quiero tener un afectuoso recuerdo para todos los Húsares de Pavía fallecidos a lo largo de la historia, personas que nos deben servir de ejemplo en nuestro trabajo diario. Pido a Santiago Apóstol y a la Inmaculada Concepción que el Señor les tenga en su gloria y les haya concedido el descanso eterno“.

Por último quiero agradecer a todas las autoridades civiles y militares, así como a familiares y amigos su presencia en esta ceremonia, lo que le ha llevado a darle un especial realce“.

Finalizó el coronel Hernández Turiño su intervención con estas palabras: “Con el firme compromiso de seguir sirviendo a España, en los puestos de mayor riesgo y fatiga, Húsares de Pavía, gritad conmigo”,

¡VIVA ESPAÑA! ¡VIVA EL REY! ¡VIVA EL REGIMIENTO PAVÍA!

Seguidamente se realizó el Acto de Homenaje a los soldados de todos los tiempos, encuadrados en el Regimiento Pavía nº 4 y en los ejércitos de España, que un día lucharon con valor, sirvieron con lealtad y murieron con honor.

Se dio lectura al bello soneto de rigor que da inicio a este rito y se cantó la preciosa oración cristiana “la muerte no es el final”.

Autoridades civiles asistentes

Simultáneamente los guiones del Regimiento, del Batallón, y del Grupo, y los banderines de las Compañías y Escuadrones, avanzaron a paso lento, junto con los porta coronas, hacia el monumento a los que dieron su vida por España.

El Húsar más antiguo del Regimiento, cabo 1º Oscar San Juan Fresno, desde el 5 de agosto de 1997, y el más moderno, soldado Juan Enrique Grande Villalba, incorporado el pasado 7 de enero, ofrendaron una corona de laurel.

El capellán castrense, con consideración de capitán, del Acuartelamiento San Fernando, rezó el siguiente responso, “Señor de la vida y la esperanza, que hiciste entrega de la tuya por los hombres, concede a nuestros compañeros que dieron su vida sirviendo a España el perdón y la paz eterna. Así sea“.

Sumergidos en la profunda solemnidad del momento, escuchamos el toque de oración y una Salva de Honor de fusilería coincidiendo con su último acorde.

Ceremonia de Homenaje a los que dieron su vida por España

A continuación se cantó el Himno del Regimiento Pavía y seguidamente los guiones y banderines volvieron al orden de línea, las Unidades abandonaron la Plaza España y, al cabo de unos momentos, desfilaron con gran marcialidad frente a la tribuna de autoridades e invitados.

Al finalizar el acto militar, tuvimos oportunidad de hablar un instante con Valero Echegoyen, persona civil, conocido empresario zaragozano que había obtenido el Título de Húsar de Honor del Regimiento Pavía nº 4 y aprovechamos la ocasión para preguntarle, ¿qué ha supuesto para usted el recibir una distinción tan importante como esta?.
Nos contestó lo siguiente:
Estoy muy contento porque desde el año 1952 llevo pisando todos los cuarteles y he hecho muchos amigos, que hoy son todos coroneles y generales, y me siento muy orgulloso porque me encanta la vida militar“.

Dejamos a Valero Echegoyen con su alegría y nos dirigimos hacia el local social donde la Unidad anfitriona ofreció un Vino Español, al inicio del cual el general Chapa Huidobro pronunció unas emocionadas palabras en las que dijo esto:

Hoy es un día especial para la Unidad, yo me considero un Húsar más de Pavía, lo sabéis perfectamente, y es un día especial para mí, yo soy uno más del equipo, tengo más responsabilidad que todos vosotros, pero soy un componente más y así me he sentido siempre“.

Digo que a estos actos hay que venir llorado, yo vengo llorado ya, pero sí he de reconocer que ese momento en el que, después de una vida al servicio a España en las Fuerzas Armadas, tienes que despedirte del servicio activo, no del Estandarte, porque del Estandarte nunca nos despedimos los creyentes hasta que el Señor nos lleve al cielo, pues es un momento complicado. Lo importante es que ese segundo previo al dar el beso al Estandarte es la mayor satisfacción del deber cumplido que tiene un militar, y ha costado, pero el caballo ha pretado espuelas y hemos salido adelante“.

General de brigada Andrés Chapa Huidobro

Quiero felicitar a todos los que lo habéis hecho también, a algunos subordinados míos os tengo verdadero cariño, es un honor poder haberlo hecho con vosotros“.

En las Fuerzas Armadas, como en la vida en general, nadie es más importante que nadie y todos hemos llegado a donde hemos llegado. Muchas gracias al coronel del Regimiento por haberme permitido el honor de despedirme en el que será siempre mi Regimiento“.

“Os deseo a todos que sigáis disfrutando de la vida militar y de la vida civil, día a día, como si fueran los últimos que pudiérais disfrutar, tratar a los demás como os gustaría ser tratados vosotros y predicar con el ejemplo. Y por última vez en este Regimiento, permitidme que brindemos por el primer Húsar de España, por el primer miembro del Regimiento Pavía, de España”, ¡POR SU MAJESTAD EL REY!

Después del brindis, abordamos al general Chapa y le preguntamos lo siguiente:

¿Mi general, a partir de ahora qué, ha planificado el resto de su vida?. Nos respondió esto:
La vida hay que vivirla momento a momento y la planificación, siempre, son objetivos a corto plazo para, en su día, alcanzar los finales. La vide sigue, es un paso más, se acaba una etapa y sigue, no tengo una planificación a muy largo plazo, disfrutar de la vida y seguir trabajando y sirviendo en lo que pueda. Lo que sí tengo previsto es no criticar las cosas que no he podido resolver durante mi tiempo en activo“.

Con el general

Por último, le pedimos al general si podíamos hacernos una foto de recuerdo con él y accedió con la misma cercanía y amabilidad de siempre.

Desde estas sencillas líneas de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, felicitamos al coronel jefe del Regimiento Pavía nº 4, Miguel Hernández Turiño, por la brillante organización del acto, expresamos nuestro agradecimiento al personal de protocolo por las facilidades que nos han dado para la confección del presente trabajo y deseamos lo mejor para el general Andrés Chapa Huidobro, antiguo coronel jefe del Regimiento Pavía nº 4, hasta ahora jefe de la Brigada Aragón I, y un militar por el que sentimos gran respeto y aprecio.

¡HASTA SIEMPRE MI GENERAL!

EnglishFrenchSpanish