Actos Sociales

ENTREGA DEL PREMIO GENERAL PALAFOX Y DIPLOMA DE MÉRITO COMANDANTE MILITAR

El COMIL de Zaragoza y Teruel con los galardonados

El pasado día 24 de noviembre de 2017 tuvo lugar en la capital aragonesa, con gran brillantez y solemnidad, la ceremonia de entrega del Premio Palafox y Diploma de Mérito Comandante Militar.

El Salón del Trono del Palacio de la antigua Capitanía General de Aragón, como en anteriores ediciones, fue el escenario perfecto para la entrega de este importante premio, instaurado en 2008 por el entonces Comandante Militar de Zaragoza y Teruel, Juan Pinto Sánchez-Mayoral.

El General de Brigada, Luis Lanchares Dávila, actual COMIL, presidió el acto, al que asistieron entre otras las siguientes autoridades militares: Jefe de Movilidad Aérea del Mando Aéreo de Combate, GD. Julián Roldán Martínez, Jefe de la Brigada Aragón I, GB. José Luis Sánchez Martínez-Falero, Jefe del Órgano de Apoyo al Comandante Militar, Coronel Luis Antonio Quintas Gil, así como los coroneles jefes de Unidad de la Plaza.

Las autoridades civiles que asistieron al acto fueron las siguientes: Fiscal Superior de Aragón, José María Rivera Hernández, Senadora por Zaragoza, Rosa Santos Fernández, Subdelegado del Gobierno en Zaragoza, Ángel Val Pradilla, Subdelegado del Gobierno en Teruel, José María Valero Adán, Presidente de la Audiencia Provincial de Zaragoza, Julio Arenere Bayo, Jefe Superior de Policía de Aragón, José Ángel González Jiménez, y el Vicepresidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, Martín Llanas Gaspar.

Entre los numerosos invitados al acto pudimos ver a destacadas personalidades de la sociedad aragonesa , como el profesor José Antonio Armillas, el Deán del Cabildo Metropolitano de Zaragoza, Luis Antonio Gracia Lagarda, o el Presidente de CEPYME Aragón, Aurelio López de Hita.

Igualmente numerosa fue la presencia de representaciones de asociaciones y hermandades vinculadas con las Fuerzas Armadas. Vean ustedes.

Real Maestranza de Caballería de Zaragoza
Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil
Reales Tercios de España (V Tercio “General Aranda”)
Asociación Cultural Los Sitios de Zaragoza
Asociación Española de Soldados Veteranos de Montaña
Asociación ARE de Reservistas Españoles
Asociación de Antiguos Alumnos de los Colegios de la Guardia Civil (“Polillas”)
Asociación de Militares y Guardias Civiles con Discapacidad ACIME
Agrupación Renovados Tercios Españoles

En primer plano Autoridades militares asistentes

Se inició el acto dando lectura al resumen del acta de concesión de entrega del Diploma Comandante Militar 2017 y seguidamente se procedió a la ceremonia de entrega, con la lectura previa del siguiente considerando:

El Diploma de Mérito se instituyó en el año 2011 por el entonces Comandante Militar de Zaragoza y Teruel, Francisco José Gan Pampols, con la finalidad de reconocer públicamente a entidades o personas que se han significado por su afecto, cooperación y apoyo a la institución militar o a las Unidades del Ejército de Tierra con guarnición en las provincias de Zaragoza y Teruel.

Los méritos que justifican la concesión de los distintos diplomas de este año son los siguientes: El premio ha sido concedido, por decisión unánime de la Junta, a los directores de los equipos de Protocolo de las principales instituciones de Aragón; Diputación General de Aragón, Cortes de Aragón, Delegación del Gobierno en Aragón, Ayuntamiento de Zaragoza, y Diputación Provincial de Zaragoza.

Con este premio que reciben hoy, Javier, José María, Rosa, Gemma, y José Luis, se premia su trabajo, pero también el de todo su equipo, por su constante afecto a la institución militar y por preocuparse que las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil estén siempre presentes y situadas en el lugar que les corresponde en todos los actos oficiales que son organizados por las instituciones que ellos representan, por su labor callada, discreta además de imprescindible.

El paso del tiempo cambia las personas, pero es desde su rincón donde se mantiene el nombre de la institución a la que representa.
A continuación se dio lectura de una Loa a cada uno de los premiados.

Javier Carnicer Domínguez

Javier Carnicer Domínguez. En la actualidad es Jefe de Protocolo de la Diputación General de Aragón. Especialista Universitario en Protocolo y Ceremonial del Estado e Internacional por la Escuela Diplomática. Experto en Ceremonial del Consejo Superior de Relaciones Públicas de España y de la Confederación Iberoamericana de Relaciones Públicas.

Jefe de Protocolo de las Cortes de Aragón durante 16 años. Director de Relaciones Institucionales de la Exposición Internacional Zaragoza 2008. Ha ejercido una intensa actividad docente en las universidades de Zaragoza, Granada, Oviedo, Huelva, Vigo, Pompeu Fabra, Camilo José Cela, y San Jorge.

Ponente en los Congresos Internacionales de Protocolo en Brasil, Portugal, Colombia, y España. Autor de aplicaciones informáticas de gestión y de soportes didácticos en materia de Protocolo y Organización de Actos. Está en posesión de las siguientes consideraciones y premios: Cruz de la Real Orden de Carlos III, Medalla de Honor del Buró Internacional de Exposiciones, Medalla de Oro de la Escuela Internacional de Protocolo, y Premio Internacional de Protocolo en la edición 2008.

José María Gimeno Lahoz

José María Gimeno Lahoz. En la actualidad es Jefe de Protocolo de las Cortes de Aragón. Funcionario, por oposición, del Parlamento Europeo y de las Cortes de Aragón. Una experiencia de más de 30 años como funcionario de las Cortes de Aragón le ha ofrecido la oportunidad de ser responsable de organización de multitud de actos de variada naturaleza. Es Licenciado en Historia por la UNED. Especialista Universitario en Protocolo y Ceremonial Internacional por la Universidad de Oviedo y la Escuela Diplomática de Madrid, y experto en Ceremonial y Protocolo por el Consejo Superior de Relaciones Públicas de España y la Confederación Iberoamericana de Relaciones Públicas. Ejerce una amplia actividad docente como profesor de Protocolo y Ceremonial en cursos convocados por diferentes entidades, como la Universidad de Zaragoza, la Universidad San Jorge, el Instituto Aragonés de Administración Pública, la Universidad de Educación a Distancia, el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón, y la Escuela Internacional de Protocolo, entre otras muchas. Imparte conferencias y ha sido ponente en diversos ciclos sobre la materia.

En la actualidad es Presidente de la Asociación Aragonesa de Protocolo, y fue socio fundador de la Escuela de Protocolo de Aragón.

Rosa Rains Sans

Rosa Rains Sans. Casada, con tres hijos y dos nietos en camino. Es funcionaria de carrera de la Administración General del Estado y de la Administración Local, Jefa de la Secretaría y de Protocolo del Delegado del Gobierno en Aragón, además de ponente y conductora de cursos de Administración Pública para puestos de Secretariado de altos cargos y Protocolo básico.

Está en posesión de las siguientes condecoraciones y distinciones: Medalla de Plata de la Diputación de Lérida, Cruz de Oficial de la Orden del Mérito Civil, Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco, Cruz de la Orden del Mérito Policial con distintivo blanco, Diploma de Agradecimiento del Hospital General de la Defensa en Zaragoza.

Gemma Fernández Ges Marcuello. Licenciada en Derecho por la Universidad de Zaragoza, ha realizado varios cursos de Doctorado en el Departamento de Derecho Público de esta universidad. Experta en Protocolo y Ceremonial por la universidad de Elche y la Escuela Internacional de Protocolo. Técnico de la Administración General del Estado, por oposición libre, del Ayuntamiento de Zaragoza, donde desde el día 1 de junio de 2002 ocupa el puesto de Jefe del Servicio de Protocolo de la corporación.

Gemma Fernández Ges M.

Ha ejercido actividad docente, tanto en la universidad como en múltiples entidades privadas. Socio fundador de la Escuela de Protocolo de Aragón, está en posesión del Diploma de Reconocimiento del Estado Mayor del Ejército y es título de Dragón de Honor del Regimiento Numancia.

José Luis Angoy García. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Zaragoza, y especializado en Historia Medieval. Desde 1994 ejerce de Jefe de Protocolo en la Diputación Provincial de Zaragoza supervisando la actividad protocolaria de la corporación y asesorando en materia de ceremonial a los pueblos de la provincia.

Miembro fundador de la Escuela de Protocolo de Aragón, ejerce como docente en actividades académicas para la formación de expertos en Protocolo y Ceremonial, habiendo participado en varios congresos internacionales de Protocolo. Está en posesión de las condecoraciones: Cruz del Mérito Aeronáutico con distintivo blanco, Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco. A continuación, Javier Carnicer Dominguez, en representación de los premiados, pronunció unas palabras, que resumimos aquí:

Yo les quiero contar tres historias. Una historia en blanco y negro, otra para que vean ustedes cómo en Aragón llevamos el protocolo en los huesos, y una última de paz y amor, las tres breves. Esta de blanco y negro es porque pertenece a una época en la que veíamos la televisión en blanco y negro, y nosotros, los cinco compañeros, la queremos dedicar a quienes nos antecedieron, a Tomás Solans, Alberto Moreno, y Ángel Pérez. La historia en blanco y negro que relaciona al protocolo con el Ejército y es porque, cuando se constituían los ayuntamientos democráticos, en el 79, S.M. el Rey visitó la Academia de Logística de Calatayud, el mismo día la constitución de los ayuntamientos, a las doce de la mañana, y se daba una circunstancia singular. Era que la corporación saliente debería recibir a S.M. El Rey, y debería despedirlo la corporación entrante porque ya se habría producido el acto de toma de posesión. Se hizo una consulta a Zarzuela y contestaron que lo tenían que recibir y despedir los mismos, así que a través de la Junta Electoral Central se solicitó permiso para que el Ayuntamiento de Calatayud tomase posesión el día antes. Así que tenemos aquí un récord imbatible: el Ayuntamiento de Calatayud es el primer ayuntamiento democrático de España, y es por esta razón, una cuestión de protocolo y del Ejército relacionados“.

José Luis Angoy García

José Luis Angoy, el Jefe de Protocolo de la Diputación Provincial, un día nos contaba que acababa de leer un libro, relacionado con San Lorenzo, en el que se decía que cuando falleció San Vicente, que había sido seguidor de San Lorenzo, al llegar al enterramiento los huesos de San Lorenzo se movieron para dejar la derecha a San Vicente. Así que pueden comprobarlo ustedes, San Lorenzo nació en Huesca y en el mismo libro nos dice que hay dos cuerpos enterrados de San Lorenzo, uno en Roma y otro en Huesca. Esta historia la queremos dedicar a algo que agradecemos mucho al jurado y es que en los nombres de nosotros cinco se hayan tenido en cuenta que son todos los equipos con los que trabajamos los que están recibiendo esta distinción que agradecemos muchísimo“.

En la historia de paz y amor, quería contarles que en el año 95, cuando el Zaragoza jugaba la recopa, se enfrentaba al Chelsea. En un lance del partido, un jugador del Chelsea resultó lesionado y había un trozo de la grada aragonesa que gritaba písalo, písalo, písalo, y la grada inglesa aplaudía efusivamente y contagió el aplauso al resto de la afición aragonesa que no gritaba písalo. Nadie sabía qué pasaba, un aplauso tremendo, una ovación tremenda. Todo se solucionó al día siguiente cuando en la prensa inglesa nos dimos cuenta que habían confundido la expresión písalo, con Peace and love, (paz y amor), convirtiendo a Zaragoza en adalid de deportividad y ejemplo para todo el mundo, y por eso el ejemplo para todo el mundo lo queremos dedicar al Cuerpo de Voluntariado Zaragoza, con origen en la Expo, ahora que dentro de poco se cumplen diez años de la inauguración de aquel acontecimiento, porque es muy importante lo que ellos entregan, que sobre todo es, paz y amor, y una imagen de Zaragoza que todos agradecemos“.

Autoridades civiles asistentes

Nosotros vivimos todo de manera muy intensa, trabajamos juntos, y tenemos la suerte de llevarnos muy bien. Nosotros no discutimos dónde ponemos a cada uno de nuestros jefes, siempre llegamos a un consenso, tenemos establecido incluso un pacto, no escrito, de manera que si no hay consenso se decide por antigüedad. Se parece mucho al Compromiso de Caspe, de manera que entre nosotros podemos discutir lo que haga falta pero cuando salimos de la reunión, por unanimidad, todos juntos defendemos lo mismo, por eso somos fuertes y por eso, por ejemplo, el Justicia de Aragón ocupa el sitio que ocupa cuando viene incluso S.M. el Rey, aunque no esté en el Decreto de Precedencias“.

Quiero citar a algunas personas, que no están distinguidas hoy pero que tienen que saber, sobre todo las autoridades militares, que gracias a ellos podemos hacer esta labor así. Quiero citar a Pardos, Tauste, Pelegrina, Martínez, Varela, Fontana, González, Espínola, Landazábal, Carreras, Simón, Hernández, Auría, Giménez, Yago, González, Alba Alonso, Barrio, Cardiel, Aceña, Cazurro, Sánchez Gea.

Los queremos citar todos porque a todos ellos queremos agradecerles lo fácil que nos hacen las cosas cuando acudimos a cualquiera de las instituciones militares para desarrollar nuestro trabajo“.

Intervención de Javier Carnicer

Por último quiero emplear una frase. Cuando ustedes hablan de afecto , cooperación y apoyo a las Unidades nosotros estamos encantados. No nos resulta demasiado complejo, hay una expresión en el preámbulo del Estatuto de Autonomía, son valores aragoneses el pacto, la igualdad y la libertad, y eso es lo que hacemos nosotros, ser leales con las instituciones con las que trabajamos, que en definitiva es al servicio de los ciudadanos, así que solamente hacemos cumplir con nuestra obligación. No obstante, general, estamos muy honrados y se lo agradecemos de corazón“.

A continuación se procedió a la ceremonia de entrega del Premio Palafox, dando lectura previa a una semblanza del héroe de Los Sitios.

José Rebolledo de Palafox y Melci, Duque de Zaragoza, nació en Zaragoza en 1776. Procedente de una familia noble aragonesa y educado en la Corte Española, pertenecía al Cuerpo de Reales Guardias de Corps desde 1792.

Al estallar la Guerra de la Independencia en en 1808 Palafox ya era Brigadier, y acompañó a Fernando VII a Bayona.

Después de intentar, infructuosamente junto con otros, preparar la huida de Fernando VII, regresó a España y, tras un corto período de retiro, se situó a la cabeza de la resistencia aragonesa.

Estatua de Palafox en la Comandancia

El 25 de mayo de 1808 fue proclamado por el pueblo como Gobernador de Zaragoza y Capitán General de Aragón. Zaragoza, como ciudad fortificada, tenía defensas anticuadas y escasas, disponiendo de munición y vituallas. Las defensas resistieron aunque poco tiempo, pero los zaragozanos, estimulados por el liderazgo y resolución de Palafox, decidieron resistir metro a metro la toma de los barrios que quedaban en su poder. La lucha tuvo como desenlace la retirada de las tropas francesas el 14 de agosto, tras un asedio que había durado 61 días. Zaragoza sufrió un segundo Sitio, todavía más memorable que el primero.

Dicho asedio terminó después de tres meses de duros y heroicos combates, con la caída de Zaragoza en manos francesas. La capitulación fue como consecuencia de las epidemias, el hambre, la destrucción indiscriminada, y el agotamiento físico de sus defensores, del pueblo y los soldados de la ciudad. Tras la derrota, Palafox sufrió cautiverio en Francia, en Vincennes, y no pudo regresar hasta diciembre de 1813 con la firma del Tratado de Valençay, siendo restaurado en sus funciones como Capitán General de Aragón en junio de 1814. Pero se retiró poco después y dejó de participar en la vida pública.

Palafox se mantuvo retirado muchos años, hasta que la reina María Cristina de Borbón le nombró Duque de Zaragoza, y a partir de 1836 tomó parte de nuevo en los asuntos militares y políticos como Capitán General de Aragón. Fue Jefe del Cuerpo de Alabarderos, Director General del Cuerpo de Inválidos de Guerra, Inspector de las Músicas Provinciales, Comandante de la Guardia Real, y Senador del Reino. Retirado definitivamente de la vida pública, falleció en su casa de Madrid un 15 de febrero de 1847.

Se procedió luego a la lectura del siguiente considerando:
Los méritos que justifican en este año 2017 la concesión de este premio son los siguientes: El Cuerpo Municipal de Voluntariado por Zaragoza nace como respuesta al movimiento de participación ciudadana que generó el voluntariado por Zaragoza de la Expo 2008 y que, tras su éxito incuestionable permitió formar un colectivo importante, comprometido, organizado y bien formado.

Actualmente es un colectivo con entidad propia, reconocimiento, estabilidad y continuidad de futuro, formado por más de 3500 personas.

El COMIL entrega el Premio General Palafox

Cada día se incorporan más voluntarios que se comprometen para participar en distintas acciones a favor de Zaragoza y su ciudadanía. Para desarrollar sus acciones el Cuerpo Municipal de Voluntariado por Zaragoza se coordina con el resto de las áreas y servicios municipales para diseñar puestos factibles de acción voluntaria de interés para la ciudad y gratificantes para las expectativas de las personas voluntarias. El Cuerpo Municipal de Voluntariado por Zaragoza siempre ha estado dispuesto y colaborador en cuantas acciones la Comandancia Militar de Zaragoza y Teruel ha solicitado su apoyo, dando muchas facilidades, aportando su enorme experiencia en dichos cometidos y ayudando en todos los eventos para los que han sido requerido y que con la mayor de las ilusiones ha mostrado su carácter y generosa ayuda.

Seguidamente el Comandante Militar de Zaragoza y Teruel hizo entrega del Premio y Diploma acreditativo al Cuerpo Municipal de Voluntariado por Zaragoza, en la persona de María José Benito Tomás, Jefa del Área de Participación Ciudadana Transparencia y Gobierno Abierto, quien pronunció unas palabras que inició manifestando lo siguiente:

Supone un gran honor y un orgullo el venir a realizar aquí la misión que se me ha encomendado, recoger este premio que concede la Comandancia Militar de Zaragoza y Teruel al Cuerpo de Voluntariado del Ayuntamiento de Zaragoza“.

Señaló que el voluntariado aparece en la ya legendaria Expo 2008 como un Cuerpo con una intervención y una actuación importantísima, que a partir de ese momento ha continuado reinventándose y consolidándose, participando en multitud de actividades y de actos organizados en coordinación con los servicios municipales y con diversas, con multitud, de asociaciones y entidades, entre ellas la Comandancia Militar de Zaragoza y Teruel.

Resaltó la participación en la Retreta Militar, en la emotiva Jura de Bandera de mayo pasado y en multitud de otras actividades en las que, en estos momentos, sería impensable considerarlos sin la intervención y la participación de nuestro Cuerpo de Voluntariado.

Dijo, María José Benito, que el Ayuntamiento se siente muy honrado por la entrega de este premio que quedará en un lugar muy destacado, junto con el resto de premios y distinciones con los que también ha sido galardonado este Cuerpo de Voluntariado.

Es difícil pensar en unas Fiestas del Pilar, una Cabalgata de Reyes, o actividades de Parques con Corazón, en las que el Cuerpo de Voluntariado no participe y lleve a cabo esa actividad de carácter tan altruista, con generosidad, en unos tiempos en los que vivimos, con una sociedad carente de valores. Es impensable que no sea significativa la actuación de este número de personas que de una forma desinteresada colabora con amor y entrega a la ciudad de Zaragoza. “Para ellas y para ellos es esta distinción“, dijo María José Benito.

A continuación fue el Comandante Militar de Zaragoza y Teruel, General Luis Lanchares Dávila quien pronunció una alocución, que inició con palabras de bienvenida a este edificio histórico, tradicional sede de la Capitanía General de Aragón, espacio desde el que actualmente se promueven los más variados actos, siempre al servicio de la sociedad aragonesa.

Luego dijo lo siguiente:

Alocución del COMIL de Zaragoza y Teruel

Un año más nos reunimos para la entrega de los premios General Palafox y Comandante Militar, que son ya una realidad acreditada en Aragón. Ambas distinciones, cada una en su modalidad, suponen un reconocimiento expreso de las Fuerzas Armadas y, muy especialmente del Ejército de Tierra, a personalidades e instituciones de Zaragoza y Teruel que se han distinguido de forma muy especial por su vinculación con el Ejército, entendida esta como una cooperación en diferentes órdenes de la vida institucional, social y cultural, que trasciende mucho más allá de una relación profesional“.

Se refirió luego al Cuerpo Municipal de Voluntariado como una institución de honda raigambre en Zaragoza y reconocido por su destacada participación en los más variados actos. Constituye sin duda una manifestación clara del compromiso de los ciudadanos con su ciudad, y una muestra de que se puede servir a esta de muchas y variadas formas. Su presencia cercana, siempre atenta, vigilante y colaboradora, supone garantía de éxito para cualquier acontecimiento en el que participe.

Dijo haber tenido la oportunidad de poder constatar de primera mano su siempre eficaz intervención e hizo especial mención a su disponibilidad para intervenir en cuantas ocasiones se les ha requerido.

Continuó con estas palabras: “Por todo ello y muy especialmente por el cariño con el que siempre nos han apoyado, considero que hay razones más que suficientes para reconocer públicamente su tarea y honrarles con el Premio General Palafox, por su afecto, cooperación y apoyo al Ejército. Muchas gracias María José“.

Después se refirió a los galardonados con el Diploma Comandante Militar para decir que la labor de los servidores públicos no siempre es bien conocida y apreciada, especialmente cuando estos deben llevar a cabo sus cometidos con discreción, prudencia, grandes dosis de paciencia, y en más de una ocasión mano izquierda.

En primer plano los seis galardonados

El trabajo de los responsables, y sus equipos, de los diferentes órganos de protocolo en las instituciones es uno de esos que nadie tiene presente, hasta que algo falla o no se ajusta a lo establecido en la normativa que regula su actuación, momento en el que todo el mundo gira la cabeza, entre sorprendido y en muchas ocasiones inquieto, a la espera de que quienes más saben de esto encaucen la situación.

Luego les dijo esto: “Javier, José María, Rosa, Gemma, y José Luis, sois sin duda los ángeles de la guarda de las autoridades a las que servís, en la Diputación General de Aragón, en las Cortes de Aragón, en la Delegación del Gobierno en Aragón, en el Ayuntamiento de Zaragoza, y en la Diputación Provincial de Zaragoza, respectivamente. Vuestra actuación es modélica, vuestro proceder siempre recto, vuestro comportamiento exquisito, y vuestra sola presencia nos anuncia que todo va a ir bien. He tenido la oportunidad de compartir con vosotros muchas actividades, de lo más variadas, y debo destacar públicamente que siempre me ha maravillado vuestro buen hacer. Cuantos servimos en el Ejército somos muy conscientes de la trascendencia de realizar y desarrollar adecuadamente los actos institucionales y por tanto valoramos muy especialmente la actuación de cuantos en ellos intervenís. Si a eso unimos las constantes muestras de cariño y afecto hacia el Ejército, y vuestro interés e implicación en cuanto hacéis, no me cabe la menor duda de concluir que en vosotros se dan las circunstancias adecuadas para haceros acreedores del Diploma de Mérito Comandante Militar“.

Ya para finalizar, enhorabuena a todos los premiados y mi especial reconocimiento a Tomás Solans, que desde su puesto de Jefe de Protocolo, primero en las Cortes y después en el Gobierno de Aragón, hasta su muy reciente jubilación, ha sido siempre un muy leal colaborador. Muchas gracias Tomás“.

Mi deseo de que esta magnífica relación que las Fuerzas Armadas, y más concretamente el Ejército, tiene con Zaragoza y Teruel, y más ampliamente por supuesto con Aragón, no solamente se mantenga sino que continúe incrementándose con el paso de las años. Cuentan para ello con mi más plena disposición. A todos los asistentes al acto y muy especialmente al General Roldán, al General Martínez-Falero, y también al General Sabaté y al General Lamsfus, que no han podido acompañarnos, así como al resto de Jefes de las Unidades de la Plaza, debo reconoceros y agradeceros expresamente, mis generales, mi más sincero reconocimiento personal por vuestro apoyo al ejercicio de mis cometidos como Comandante Militar. Muchas gracias“.

Terminó así el acto militar y a continuación se sirvió una copa de vino en el Comedor de Gala de Palacio, pero en el entreacto nosotros teníamos todavía algo que hacer. Hablamos con uno de los galardonados con el Diploma de Mérito Comandante Militar, José Luis Angoy García, Jefe de Protocolo de la Diputación Provincial de Zaragoza, y le formulamos una pregunta clásica de estas ocasiones:

Queremos que nos diga, ¿qué ha supuesto para usted la concesión de este premio tan importante?. Nos respondió lo siguiente:

Ha sido un detalle muy cariñoso por parte de la Comandancia Militar de Zaragoza y Teruel. Además recibirlo junto con los compañeros de esta bendita fatiga que es el Protocolo, siempre es una mayor satisfacción. Para nosotros, más que un reconocimiento es un acicate y un estímulo para seguir en esa vía de relación entre los ámbitos institucionales del orden civil y militar. Tenemos unas excelentes relaciones con todas las Unidades y con todos los Centros de la región y queremos seguir teniéndolas, incluso incrementarlas, y este premio también nos estimula en esa dirección“.

Representaciones de Veteranos

Dejamos con su premio y nuestra felicitación a José Luis Angoy, por quien sentimos gran afecto y gratitud pues en muchas ocasiones recurrimos a él para confirmar datos de protococolo que nos ofrecen dudas.

Tuvimos luego oportunidad de hablar con el General de División (R), Juan Pinto Sánchez-Mayoral y aprovechamos la ocasión para hacerle dos preguntas, que fueron estas:

¿Cómo se ve, después de nueve años, la entrega del Premio General Palafox, que Ud. instituyó?. “Realmente se instituyó en 2006, es decir que ya llevamos camino de once años, y como dice el Teniente General Arregui, institución que aguanta más de diez años, institución consolidada. Lo veo con gran satisfacción y alegría, de que un premio que nació con mucha ilusión, con muchas ganas, con ánimo de unir más si cabía, las relaciones institucionales civiles y militares, en este caso la Comandancia Militar, perviva en el tiempo. Y no solamente perviva en el tiempo sino que se ha mejorado, como tiene que ser y es obligación de los que me han sucedido.

Me alegra muchísimo y aprovecho para dar la enhorabuena a todos los que a lo largo de estos once años han recibido el Premio General Palafox“.

¿Sigue respondiendo su entrega a los principios que lo inspiraron?

Representación de ACIME y Reales Tercios

Sin duda, quedaron establecidas unas normas de asignación de este premio y se respetan, y se mejoran, como he dicho antes“.

Dimos las gracias al General Pinto por su gentileza y nos dispusimos a participar en el brindis, que en este caso cedió el COMIL de Zaragoza y Teruel, Luis lanchares, al TG.(R), Javier Arregui Asta, quien lo hizo así:

Señoras y señores, sin más preámbulos, invito a todos a que alcemos nuestra copa por quien es el primer soldado de España“,

¡POR SU MAJESTAD EL REY!

Queridos amigos que nos siguen, finalizamos aquí nuestra crónica sobre el acto de entrega del Premio General Palafox y Diploma de Mérito Comandante Militar, en su edición 2017. Una ceremonia de gran brillantez y solemnidad que nos trae, a alguno de nosotros, emotivos y personales recuerdos.

Desde la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, felicitamos al Comandante Militar de Zaragoza y Teruel, GB. Luis Lanchares Dávila, por la exquisita organización del acto, y expresamos nuestro agradecimiento al personal de Secretaría y Protocolo por todas las facilidades que nos han dado para la confección del presente reportaje.

EnglishFrenchSpanish