Festividad

ENTREGA DEL PREMIO GENERAL PALAFOX Y DIPLOMA DE MÉRITO COMANDANTE MILITAR

El COMIL de Zaragoza y Teruel con los galardonados

Invitados por la Comandancia Militar de Zaragoza y Teruel, el pasado día 11 de diciembre de 2018 asistimos en el Palacio de la antigua Capitanía General de Aragón a la ceremonia de entrega del Premio General Palafox y Diploma de Mérito Comandante Militar.

El acto tuvo lugar a partir de las 12.00 horas, en el Salón del Trono de este bello edificio, que ha cumplido en 2018 su 125 aniversario, presidido por el COMIL de Zaragoza y Teruel, GB. Carlos Jesús Melero Claudio.

Asistieron las siguientes autoridades militares: Jefe de Movilidad Aérea del Mando Aéreo de Combate, GD. Julián Roldán Martínez; Jefe de la Base Aérea de Zaragoza, GB. Antonio Francisco Nebot Más; General Director de la Academia de Logística de Calatayud, GB. Eloy Celma Maquieira.

Las principales autoridades civiles que asistieron fueron las siguientes: Fiscal Superior de Aragón, José María Rivera Hernández; Subdelegado del Gobierno en Zaragoza, José Abadia Tirado; Fiscal Provincial de Zaragoza, Felipe Zazurca González; Vicepresidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, Martín Llanas Gaspar.

Entre los muchos invitados al acto se pudo ver a destacadas personalidades de muy distintos ámbitos de la sociedad zaragozana, como Ángel García de Jalón, presidente del Grupo San Valero, y Aurelio López de Hita, presidente de CEPYME-Aragón.

Asistieron igualmente numerosas personalidades premiadas en anteriores ediciones, también militares de alta graduación (R), y representaciones de varias asociaciones y hermandades vinculadas con las Fuerzas Armadas. Los Reales Tercios de España estuvieron representados por su Vicepresidente Nacional, José Miguel Ivars Ferrer, y por Manuel Grao Rivas, Jefe de Relaciones Institucionales del Tercio Norte “General Aranda”.

Se inició el acto con las palabras de bienvenida del Comandante Militar, Melero Claudio, y se dio lectura seguidamente de las actas de concesión de los premios, y del siguiente considerando : El Diploma de Mérito se instituyó en el año 2011, por el entonces Comandante Militar Francisco José Gan Pampols, con la finalidad de reconocer públicamente a entidades o personas que se han significado por su afecto, cooperación y apoyo a la institución militar o a las unidades del Ejército de Tierra con guarnición en las provincias de Zaragoza y Teruel.

Los méritos que justifican la concesión este año 2018 son los siguientes: Don Ángel Val Pradilla, nacido en 1949, está casado y tiene dos hijos. Es Ingeniero Técnico Industrial en Procesos Químicos; Licenciado en Ciencias Químicas y en Medicina y Cirugía; Diplomado en Medicina de Empresa y funcionario del Cuerpo de Titulados Superiores de Prevención, del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo; Asesor internacional en el proyecto Técnicas de Higiene, Cultura y Sociología en el Instituto de Seguros Sociales de Colombia, en 1990.

Diploma de Mérito Comandante Militar a Ángel Val Pradilla

En el ámbito de la Comunidad Autónoma de Aragón ha sido Secretario General del Servicio Aragonés de Salud, entre 1992 y 1993; Jefe del Servicio de Inspección y Evaluación de Servicios Sanitarios del Servicio Aragonés de Salud, entre 1993 y 1995; Director General de Consumo del Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Trabajo del Gobierno de Aragón, entre 1995 y 1996; Director Gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, entre 1996 y 1999; Gerente del Consorcio ProExpo 2008, entre 2000 y 2003, y además Viceconsejero de Justicia y Director General de la Administración de Justicia.

Al frente de la Subdelegación del Gobierno en Zaragoza, entre enero de 2012 y junio de 2018, su vinculación con todas las unidades del Ejército de Tierra ubicadas en Zaragoza ha sido permanente, haciendo acto de presencia en cuantas ocasiones se le han solicitado, mostrando su apoyo, afecto y profundo respeto.
Ha manifestado siempre su interés por conocer de cerca todas estas unidades mediante visitas, reuniones de trabajo y encuentros con responsables de las mismas, lo que le ha hecho acreedor de este reconocimiento.

A continuación el General de Brigada Carlos Jesús Melero Claudio hizo entrega del Diploma de Mérito Comandante Militar a Ángel Val Pradilla, anterior Subdelegado del Gobierno en Zaragoza.

Seguidamente el galardonado pronunció unas palabras de las que ofrecemos a ustedes, queridos lectores que nos siguen, el siguiente resumen: “Hoy, aunque sea muy brevemente, deseo compartir con ustedes sensaciones, sentimientos, emociones, recuerdos que me embargan en un acto como el que estamos celebrando”.

Desde hace 46 años he ido llenando mi mochila de vivencias relacionadas con el servicio al ciudadano. Hay dos razones que lo han hecho posible, una mi condición de funcionario, y otra, que no me agrada tanto, mi edad“.

En estos años ha habido etapas en mi vida laboral que han puesto a prueba mi solidaridad, compromiso y sentido de servicio. Me refiero, en primer lugar, a los tres años y medio en que asumí la gerencia del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, en los que viví muy intensamente la puesta en marcha de un organismo dedicado a establecer políticas sociales dirigidas a mejorar las condiciones de vida de los colectivos más vulnerables“.

Sin embargo, si en algún momento he sentido con claridad lo que es servicio al ciudadano y a mi país, España, ha sido en el período que, como Subdelegado del Gobierno, he representado al Gobierno de España en Zaragoza. No ha sido una circunstancia derivada directamente de mi responsabilidad, que también, sino que ha sido como consecuencia de conocer de manera directa el trabajo realizado por las Fuerzas Armadas, el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil“.

Mi general, siempre he tenido una gran admiración por el trabajo que realizan las Fuerzas Armadas, pero ha sido en esta etapa, como Subdelegado del Gobierno, cuando la posibilidad y el conocimiento de su trabajo no han hecho más que reforzar mi consideración y cariño por su compromiso y responsabilidad en la defensa de los intereses de España“.

Autoridades civiles

Si me permiten, quiero introducir una breve referencia personal que, si bien alguna vez la he contado con alguno de ustedes en algún acto militar en los que hemos coincidido, hoy no deseo dejar de referirme a ella. Desde muy joven tuve la ilusión de ingresar en el Ejército de Tierra, especialmente una vez superado mi período de Milicias Universitarias, con la valoración de Alférez de Complemento“.

Mi condición de químico orientó mi deseo de ingresar en el Regimiento de Defensa ABQ, Valencia nº 23 ubicado en Santander, hoy ya desaparecido, pero por diversos motivos que no vienen al caso, no me fue posible. Por eso recibir este Diploma representa para mi un auténtico honor por lo que no puedo más que agradecerle muy sinceramente la decisión de otorgarme esta distinción, de hacer que me sienta un poco más próximo a todos ustedes, diría más, me siento como uno más de ustedes, lo que me permite de alguna manera dar respuesta, después de muchos años, a una ilusión“.

Dijo, Ángel Val, que se sentía doblemente orgulloso por la circunstancia de compartir este reconocimiento con la concesión del Premio General Palafox a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Añadió que los españoles tenemos un alto grado de valoración de las Fuerzas Armadas, de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía tal y como demuestra año tras año el baremo del Centro de Investigaciones Sociológicas que los sitúa como las instituciones públicas mejor valoradas por los ciudadanos.

Señaló que son defensores de los derechos y libertades, pilares básicos de nuestra sociedad, de nuestra democracia, y dijo que tienen sobradamente merecido este premio, felicitando seguidamente al general jefe de la Guardia Civil en Aragón y al Jefe Superior de Policía en Aragón.

Queriendo compartir este momento, tuvo después palabras de reconocimiento hacia el Fiscal Superior de Aragón, y hacia el anterior Delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde.

Reconocimiento por la confianza que habían depositado en él, y también hacia los funcionarios de la Administración General del Estado y de la Subdelegación del Gobierno, citando aquí especialmente a Irene y Noelia.

Para concluir, expresó su reconocimiento al Cuerpo Nacional de Policía, a la Guardia Civil, y finalmente hacia su familia, esposa, hijos y padres.

Seguidamente se procedió a la entrega del Premio General Palafox, dando lectura inicialmente del siguiente texto: El Premio General Palafox se instituyó en el año 2008 por, el entonces Comandante Militar de Zaragoza y Teruel, General Juan Pinto Sánchez-Mayoral, con la finalidad de reconocer públicamente aquellas instituciones, entidades o personalidades, que se han significado con carácter relevante por su afecto, cooperación y apoyo a la institución militar o a las unidades del Ejército de Tierra con guarnición en las provincias de Zaragoza y Teruel.

Autoridades militares

Luego escuchamos la siguiente semblanza sobre la figura del General Palafox: José Rebolledo de Palafox y Melci, Duque de Zaragoza, nació en Zaragoza en 1776. Procedente de una familia noble aragonesa, y educado en la corte española, perteneció al Cuerpo de las Reales Guardias de Corps desde 1792.

Al estallar la Guerra de la Independencia en 1808 Palafox ya era Brigadier y acompañó a Fernando VII a Bayona. Después de intentar infructuosamente, junto con otros, preparar la huida de Fernando VII, regresó a España y, tras un corto período de retiro, se situó a la cabeza de la resistencia aragonesa. El 25 de mayo de 1808 fue proclamado por el pueblo como Gobernador de Zaragoza y Capitán General de Aragón.

Zaragoza, como ciudad fortificada, tenía defensas anticuadas y escasas, disponiendo de munición y vituallas. Las defensas resistieron aunque poco tiempo, pero los zaragozanos estimulados por el liderazgo y resolución de Palafox eligieron resistir, metro a metro, la toma de los barrios que quedaban en su poder. La lucha tuvo como desenlace la retirada de las tropas francesas el 14 de agosto tras un asedio que había durado 61 días. Zaragoza sufrió un segundo asedio todavía más memorable que el primero. Dicho asedio terminó, tras tres meses de duros y heroicos combates, con la caída de Zaragoza en manos francesas. La capitulación fue como consecuencia de las epidemias, el hambre, la destrucción indiscriminada y el agotamiento físico de sus defensores, del pueblo y de los soldados de la ciudad. Tras la derrota, Palafox sufrió cautiverio en Francia, en Vincennes, y no pudo regresar a España hasta diciembre de 1813 con la firma del Tratado de Valençay, siendo restaurado en sus funciones como Capitán General de Aragón en junio de 1814. Pero se retiró poco después y dejó de participar en la vida pública.

Palafox se mantuvo retirado muchos años, hasta que la Reina María Cristina de Borbón le nombró Duque de Zaragoza.

A partir de 1836 tomó parte de nuevo en los asuntos militares y políticos como Capitán General de Aragón. Fue Jefe de Alabarderos; Director General del Cuerpo de Inválidos de Guerra; Inspector de las Músicas Provinciales; Comandante de la Guardia Real y Senador del Reino. Retirado definitivamente de la vida pública, falleció en su casa de Madrid, un 15 de febrero de 1847.

Siguiendo con el desarrollo del acto, se procedió a dar lectura del siguiente considerando: Los méritos que justifican la concesión en este año son los siguientes: La fuerte vinculación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Ejército de Tierra, especialmente en la Inmortal Ciudad de Zaragoza, siempre ha sido tradicional. La colaboración de dichos cuerpos con el Ejército de Tierra siempre ha existido destacando en los últimos años el apoyo en materia de seguridad, protección, regulación del tráfico, asesoramiento en diferentes ámbitos, como Medio Ambiente, juntas de seguridad en los diferentes actos organizados por el Ejército de Tierra y desarrollados en las calles de nuestra ciudad: Entregas de Reales Despachos; Juras de Bandera; Retreta Militar; 125 Aniversario de la construcción del Palacio de Capitanía, etc. Así como visitas a instalaciones militares de los más altos representantes del estado en nuestra ciudad. El Ejército de Tierra colabora con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en cuantas actividades se nos requiere por su parte. Sirva como ejemplo la utilización de diversas instalaciones militares, la colaboración en materia de formación, de interés mutuo o la participación de la Unidad de Música de la Academia General Militar en distintos actos, como por ejemplo el Día de la Policía o la Patrona de la Guardia Civil, así como eventos organizados por su parte.

A continuación el COMIL de Zaragoza y Teruel, Carlos Jesús Melero Claudio, hizo entrega del premio y Diploma acreditativo al General Jefe de la 8ª Zona de la Guardia Civil en Aragón, Carlos Crespo Romero, y al nuevo Jefe Superior de Policía en Aragón, Juan Carlos Hernández Muñoz.

Premio General Palafox a 8ª Zona GC

Después de recoger el premio, el GB. Carlos Crespo pronunció unas breves palabras en las que dijo sentir una sincera gratitud por la importancia de este premio, especialmente cuando viene del Comandante Militar con el cual la Guardia Civil comparte principios y valores militares.

Luego dijo lo siguiente: “Gracias mi general, trataré, mientras esté al mando, de no defraudar no solamente este premio sino no defraudar nunca la confianza que como militares nos sentimos. Seguiremos trabajando en beneficio de toda España, y por supuesto puede seguir contando con el apoyo de la Guardia Civil“.

También el Jefe Superior de Policía en Aragón pronunció una alocución, algo más extensa, que inició con palabras de agradecimiento a la Comandancia Militar de Zaragoza y Teruel por la concesión este año del premio General Palafox al Cuerpo Nacional de Policía en Aragón.

Después dijo esto: “Recibir este reconocimiento de una institución como el Ejército, defensor hoy más que nunca de la unidad de España y cuna de unos muy altos valores morales y éticos, supone para mí un doble honor. Por un lado recibir este premio en representación del Cuerpo Nacional de Policía, en nombre de todos los que nos hallamos en el acto representando a nuestro Cuerpo y de todos los integrantes de la policía, no solo de Aragón sino de toda España“.

Quiero manifestarles que nos sentimos enormemente orgullosos por lo que supone este reconocimiento como muestra de afecto, respeto, cooperación y, cada vez más, proximidad que existe entre el Ejército y la Policía Nacional en Aragón“.

Por otro lado, a un nivel más personal, porque un día como hoy se une simbólicamente a otras fases de mi vida, mi formación en la Academia General Militar donde, más allá de los conocimientos profesionales, tuve la suerte de empaparme de los valores que intento que rijan mi vida, la Policía Nacional y mi forma de servir a España“.

Puso de manifiesto que el Cuerpo Nacional de Policía ha ido evolucionando y adaptándose a los vertiginosos cambios de la sociedad basándose principalmente en el cumplimiento de los planes estratégicos que, con carácter pentanual, realiza la Dirección General de la Policía. En los últimos planes se instala como objetivo estratégico la colaboración institucional, al entender que en una sociedad tan avanzada como la nuestra, donde la globalización cada día es más latente y extendida , la seguridad pública solo puede ser entendida de una manera integral, que aborde todas las instituciones.

Señaló que en esta nueva forma de seguridad la primera línea se establece fuera de los límites de nuestras fronteras, en Afganistán, Líbano, Sahel, etc. Es ahí donde las Fuerzas Armadas están realizando una labor encomiable para la seguridad de España. Abogó para que este premio sirva para afianzar y consolidar las buenas relaciones institucionales y personales que las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional mantienen en la actualidad en Aragón y sirva también para acrecentar el compromiso mutuo de colaboración y apoyo para superar las dificultades que sus respectivos quehaceres profesionales les demandan.

Premio General Palafox a CNP

Concluyó su intervención felicitando al Cuerpo de la Guardia Civil, por el reconocimiento recibido, fruto del esfuerzo diario que también realiza en beneficio de todos, e hizo extensiva su felicitación a Ángel Val Pradilla por su labor encomiable al frente de la Subdelegación del Gobierno en Zaragoza, en favor del las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad.

Seguidamente fue el Comandante Militar de Zaragoza y Teruel, GB. Carlos Jesús Melero Claudio, quién se dirigió a los presentes para darnos la bienvenida al Palacio de la Antigua Capitanía General de Aragón y reseñar que el acto al que asistíamos suponía la entrega del Premio General Palafox, en su décimo primera edición, así como la octava edición del Diploma de Mérito Comandante Militar. Continuó con las siguientes palabras: “Por tanto puedo confirmar, sin miedo a equivocarme, que ambos premios están plenamente consolidados y asentados en la sociedad aragonesa y particularmente zaragozana. Estos premios constituyen el sincero reconocimiento de las Fuerzas Armadas a instituciones y particulares de Zaragoza y Teruel que se han distinguido por su especial vinculación con el Ejército de Tierra, entendida esta como la estrecha cooperación en diferentes órdenes de la vida institucional, social y cultural, que trascienden más allá de una mera relación profesional”.

Resaltó que estos galardones, que sirven para poner de manifiesto el agradecimiento del Ejército de Tierra a estas instituciones y particulares por su apoyo, dedicación y entrega, hacia lo que es el E.T. y lo que hace, buscan también ampliar el conocimiento mutuo y estrechar sus relaciones. Se refirió luego brevemente a las circunstancias más señaladas que motivaron la concesión de los galardones, en su edición de este año, que se habían entregado.

Por lo que respecta al Diploma de Mérito Comandante Militar de Zaragoza y Teruel, señaló que la Subdelegación del Gobierno en Zaragoza, en ejercicio de sus competencias, constituye una pieza fundamental a la hora de facilitar la ejecución de las actividades del Ejército en toda la provincia.

No solo en lo referido a las actividades propias de preparación de las unidades sino también aquellas que permiten acercar el Ejército a la sociedad a la que sirve.

Ello supone, unas veces, la colaboración y el esfuerzo del personal que la compone, otras la participación o despliegue de medios y personal, tanto de la policía como de la Guardia Civil, y en muchos casos, de la implicación del propio Subdelegado del Gobierno.

Luego el General Melero Claudio dijo lo siguiente: “Todas estas razones, más allá de ser suficientes para reconocer públicamente el excelente trabajo de una persona con clara vocación de servicio público, son razones para distinguir a Don Ángel Val Pradilla con este reconocimiento.

El señor Val, durante los más de seis años que ha presidido el cargo, ha sido una persona entrañable para toda la guarnición de esta querida provincia, y lo ha sido por su simpatía, cariño y apoyo incondicional a todo lo relacionado con las Fuerzas Armadas, manteniendo una muy cordial relación no solo con las unidades y otros organismos dentro de la provincia sino, y lo que considero más importante, con los miembros que las componen. En este punto y de manera particular me gustaría resaltar también su trato preferente hacia las hermandades de veteranos.

Nutrida representación del CNP en Aragón

En cuanto al premio General Palafox, y a su presente edición, recordó el COMIL que ha sido concedido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Aragón, y particularmente a la Jefatura Superior de Policía en Aragón y a la 8ª Zona de la Guardia Civil, que tienen asignada por ley la misión de proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana mediante el desempeño de las funciones que tienen asignadas. Sin embargo su actuación diaria siempre va más allá y en este sentido las unidades del Ejército de Tierra desplegadas en Aragón llevan experimentando a lo largo de los últimos años y de forma permanente, el total apoyo y magnífica colaboración por parte de nuestra Guardia Civil y de nuestra Policía Nacional.

Dijo esto el General Melero Claudio: “No hay una petición de colaboración o apoyo que se nos deniegue. Por ello, mi general, Jefe Superior, permitidme que os traslade públicamente el respeto, el reconocimiento y la admiración del Ejército de Tierra hacia las instituciones que representáis, creo sinceramente que este reconocimiento era una deuda pendiente que teníamos con vosotros”.

“Antes de finalizar quiero reiterarles mi agradecimiento a todos ustedes por su presencia en este acto y manifestarles mi más sincero reconocimiento personal por su apoyo en el ejercicio de mis cometidos como Comandante Militar”.

Terminó así el acto militar y a continuación la unidad anfitriona ofreció una Copa de Vino en el Comedor de Gala de Palacio.

Nosotros, desde estas sencillas líneas de los Reales Tercios de España, también finalizamos nuestra crónica felicitando al Comandante Militar de Zaragoza y Teruel, y Director de la Academia General Militar, GB. Carlos Jesús Melero Claudio, por la brillante organización del acto, que revistió gran solemnidad, le agradecemos su invitación al mismo y hacemos extensivo nuestro agradecimiento a la Oficina de Comunicación por las facilidades que nos han dado para la confección del presente reportaje.

EnglishFrenchSpanish