Exposiciones

EXPOSICIÓN LAS DAMAS AUXILIARES DE SANIDAD MILITAR El origen de la mujer en las Fuerzas Armadas

La Asociación Española de Militares y Guardias Civiles con Discapacidad (ACIME) y el Comandante Militar de Zaragoza y Teruel (COMIL), presentaron el pasado mes de junio en la capital aragonesa una magnífica exposición, titulada LAS DAMAS AUXILIARES DE SANIDAD MILITAR. El origen de la mujer en las Fuerzas Armadas.

El Palacio de la antigua Capitanía General de Aragón fue el escenario ideal para albergar esta interesante muestra que pudo ser visitada los viernes 16 y 23 de junio, los sábados 17 y 24 de junio, y los domingos 18 y 25 de junio, en horarios de 11.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas.

Bella Imagen del cartel anunciador de la exposición

La exposición contó con el patrocinio de las siguientes entidades: Academia General Militar de Zaragoza; Hospital General de la Defensa en Zaragoza; Colegio Oficial de Médicos de Zaragoza; Colegio Oficial de Enfermería de Zaragoza; Fotografía FLASH G0.

Colaboraron en su desarrollo las siguientes unidades: Brigada “Aragón” I; Base Aérea de Zaragoza; Centro Médico del MAGEN; Centro de Farmacia del Aire Zaragoza; 8ª Zona de la Guardia Civil; Regimiento “España” 11, y Héctor Alonso.

Les ofrecemos ahora, queridos lectores que nos siguen, información introductoria facilitada por la organización.

El Cuerpo de Damas de Sanidad Militar fue fundado en 1941 por Mercedes Milá (prima del Conde de Montseny D. José María Milá). El primer reglamento del Cuerpo de Damas de Sanidad fue aprobado por Orden de 31 de julio de 1941 (D.O. nº 172/5 de agosto de 1941). Fueron las primeras mujeres que entraron en el Ejército, de forma totalmente altruista y generosa y con un gran espíritu de servicio.

Una Dama de Sanidad ilustre fue Dñª. Fabiola de Mora y Aragón, reina de Bélgica, que formó en las filas de este Cuerpo en su juventud, de quien tenemos su diploma en Madrid y que será expuesto en el Palacio de la antigua Capitanía de Aragón.

La Asociación Española de Militares y Guardias Civiles con Discapacidad (ACIME), queremos mantener viva la memoria de estas Damas, muchas de ellas pertenecientes a la Asociación, y con ello divulgar la Cultura de Defensa. El Palacio de Capitanía, dada su inmejorable ubicación, se justifica para acoger al mayor número de visitantes posibles y que puedan disfrutar con nosotros de su historia y de su futuro.

Mesa presidencial

El antiguo Hospital Militar de Zaragoza, de la calle San Ildefonso, al lado de la Iglesia de Santiago, funcionó como tal desde 1816 hasta 1958, cuando se inauguró el del Paseo de Isabel la Católica donde se encuentra actualmente. Allí es donde comenzaron a trabajar las Damas Auxiliares de Sanidad Militar nada mas crearse el Cuerpo.

Retornamos a la ceremonia de inauguración de la exposición, en el Patio de Santa Teresa, para decir que el acto fue presidido por el COMIL de Zaragoza y Teruel, GB. Manuel Pérez López, a quien acompañaron en la mesa presidencial la Delegada de ACIME en Aragón-La Rioja, Silvia Marín Ballarín y el Coronel Médico Luis Alfonso Arcarazo García.

Asistieron, entre otras, las siguientes autoridades militares: Jefe de la 8ª Zona de la Guardia Civil, GB. Francisco Javier Almiñana Boluda; Jefe de la Base Aérea de Zaragoza, GB. Santiago Alfonso Ibarreta Ruiz; General Médico Director del Hospital General de la Defensa, Juan Antonio Lara Garrido;. Delegado de Defensa en Aragón, Coronel Conrado José Cebollero Martínez.

Aspecto parcial del Patio de Santa Teresa

Los Reales Tercios de España, fundados en 1942 por S.A.R. Don Juan de Borbón y Battenberg, estuvieron representados por D. Miguel Usón-Muñío, Delegado del Tercio Norte en Aragón, Navarra y Vascongadas, y por D. Manuel Grao Rivas, Jefe de Relaciones Institucionales del Tercio Norte-Aragón.

Como relatora del evento actuó la Dama de Sanidad Militar, María Eugenia Tutor, quien después de una breve introducción pasó la palabra al Comandante Militar de Zaragoza y Teruel, y Director de la Academia General Militar de Zaragoza, G.B. Manuel Pérez López.

María Eugenia Tutor

Extraemos algunos párrafos de la intervención del COMIL: Lo primero es darles la bienvenida a este Palacio de la Capitanía General de Aragón donde hoy vamos a recibir una conferencia y luego pasaremos a ver la exposición sobre las Damas de Sanidad Militar.

Quería dar una serie de agradecimientos y voy a empezar por mi derecha, por el Coronel Luis Alfonso Arcarazo, por su predisposición siempre a colaborar con las Fuerzas Armadas y el Ejército de Tierra. En particular porque el contar con un experto como él en todos los temas relativos a la Sanidad Militar y que además estén vinculados con la historia pues les aseguro que es un auténtico lujo.
Continuo con ACIME. Hace unos meses, cuando vuestra Delegada, Silvia, me propuso organizar esta exposición, ya le brillaban los ojos solamente por la ilusión que en contármelo ponía. A mí me pareció una grandísima idea entonces y ya ven que hoy es una realidad.

COMIL de Zaragoza y Teruel

Y me parecía una gran idea por varios motivos, primero porque recuperamos en nuestra memoria a las mujeres que posiblemente sean el origen de las mujeres en las Fuerzas Armadas, a nuestras Damas Auxiliares de Sanidad Militar aquí representada por Nines, antigua Subinspectora del Cuerpo y algunas de sus componentes. Después de más de treinta años de que se disolviera el Cuerpo de Damas de Sanidad Militar, creo que es una buena cosa, y merece la pena el esfuerzo que habéis dedicado. Por otro lado contribuís a la difusión de la Cultura de Defensa, además en un año con importantes efemérides en el Cuerpo Militar de Sanidad, con lo cual en ese sentido también os lo agradezco. Y a todos los que habéis participado en la organización de esta exposición, en la que sé que le habéis puesto una ilusión y cariño enorme, daros las gracias a todos. Gracias por este esfuerzo que permitirá conocer un poco más este extinto Cuerpo ya, y también permitirá abrir las puertas a la ciudad de Zaragoza para que todos lo conozcan.

Delegada de ACIME en Aragón-La Rioja

A continuación tomó la palabra la Delegada de ACIME en Aragón-La Rioja, Silvia Marín, y he aquí un extracto de su intervención: Dentro de la labor social que ACIME viene desarrollando en su ámbito de responsabilidad en Aragón y La Rioja, las Damas de Sanidad, pertenecientes a esta Delegación, con toda su ilusión y dedicación, junto con la inestimable colaboración de la Comandancia Militar de Zaragoza y Teruel, hemos estando montando la exposición, durante varias semanas, con el objetivo de dar a nuestra sociedad zaragozana visibilidad de la impagable labor de las primeras mujeres que formalizaron un compromiso de sacrificio, generoso y altruista, al servicio de las Fuerzas Armadas y por ende de España, así como en las condiciones en las que tuvieron que llevarlo a cabo.

Recientemente se ha inaugurado una exposición en el Cuartel General del Ejército del Aire y del Espacio, en Madrid, presidida por S.M. la Reina Letizia, donde se conmemoraba el primer centenario del aerotransporte sanitario en España, y ya ahí prestaron servicio las primeras mujeres que mantuvieron una estrecha relación con las Fuerzas Armadas.

Ellas conformaban dentro de los contingentes militares y colaboraban estrechamente en esta función sanitaria. No solamente ellas, las Damas de la Cruz Roja, sino que desde entonces, incontables mujeres han pasado por las filas de las Fuerzas Armadas españolas, integradas en el Cuerpo de Damas Auxiliares de Sanidad Militar, siendo sus principales características el valor, el carisma y la profesionalidad que, al servicio de España, dieron lo mejor de sí mismas sin esperar nada a cambio.

Para transmitirnos y documentar esta labor y condiciones de su vida, contamos con la presencia de nuestro Coronel Médico, Doctor D. Luis Alfonso Arcarazo, prestigioso historiador, quien nos impartirá una conferencia que nos hará recordar los tiempos ya no tan cercanos pero sí vivos en nuestra memoria al darnos a conocer el origen del Cuerpo de Damas Auxiliares de Sanidad Militar.

Entrega de recuerdo conmemorativo al Colegio Oficial de Enfermería de Zaragoza

Relatora. Como muestra del agradecimiento que ACIME quiere expresar a sus patrocinadores y colaboradores, se va a proceder a la entrega de unos pequeños recuerdos con motivo de esta exposición a las unidades y entidades colaboradoras, las cuales desde el primer momento han mostrado su plena disponibilidad para llevar a cabo la misma, y sin las cuales, cada una en su medida, no se hubiera podido montar. Entidades patrocinadoras: Academia General Militar, recoge su Director el G.B. D. Manuel Pérez López; Hospital General de la Defensa, recoge su Director, el G.B. D. Juan Antonio Lara Garrido; Brigada Logística, recoge en ausencia de su General, el Teniente Coronel D. Jesús Manuel Castilla Ranz; Colegio Oficial de Médicos de Zaragoza, recoge su Presidente Doctor, D. Javier García Tirado; Colegio Oficial de Enfermería de Zaragoza, recoge su Presidenta Dñª. Teresa Tolosana; Flash GO Fotografía, recoge Dñª Diana Cebrián; Unidades y entidades colaboradoras: Brigada “Aragón” I, recoge por ausencia de su General Jefe el Teniente Coronel Jefe de la Sección de Administración Económica, D. José Manuel Barutell; Base Aérea de Zaragoza, recoge su General Jefe D. Santiago Ibarreta Ruiz; 8ª Zona de la Guardia Civil en Aragón, recoge su General Jefe D. Francisco Javier Almiñana Boluda; Jefe Acuartelamiento Discontinuo San Fernando, recoge su Coronel Jefe D. Francisco Javier Pitalua Rodriguez; Centro Médico del Mando General del Aire, recoge su Teniente Coronel Jefe, Dñª. Isabel Marzo Cosculluela; Centro de Farmacia del Ejército del Aire en Zaragoza, recoge por ausencia la Teniente Coronel Marzo; Grupo de Sanidad II/1, recoge su Teniente Coronel Jefe D. Jesús Manuel Castilla Ranz; Héctor Alonso, recoge Héctor Alonso.
Relatora. A continuación damos paso al conferenciante.

El Doctor Arcarazo cuenta con un extenso currículum, que por razones de tiempo nos permitirá que nos pongamos en modo abreviado. Don Luis Alfonso Arcarazo García, es nacido en Barbastro, el 9 de septiembre de 1954. Estudió Medicina en la Universidad de Zaragoza. Es Doctor en Medicina; Médico Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria; Coronel Médico Retirado del Cuerpo Militar de Sanidad. Entre sus diferentes destinos destacan la Brigada de Alta Montaña, en Huesca; el Hospital Militar de Zaragoza y la Academia General Militar , hasta que pasó a Retirado por edad. Tiene numerosas publicaciones y colaboraciones con diferentes autores, así como multitud de premios. Coronel, tiene la palabra.

Son muchas las ocasiones que hemos tenido el placer de asistir a conferencias impartidas por el Doctor Arcarazo y de nuevo nos dispusimos a escuchar su fácil verbo y disfrutar de su talento, su preparación, su exposición didáctica y sus excelentes dotes de comunicador.

Conferenciante. El objetivo de esta muestra es reivindicar el papel de las Damas de Sanidad Militar en sus años de servicio, porque fueron las primeras mujeres que de una manera no directa, sino indirecta, con la Sanidad Militar, vistieron el uniforme y colaboraron con la Sanidad Militar. Ocurre que se las ha olvidado, porque somos así, nosotros somos de olvidar inmediatamente a la gente, a las personas y, sobre todo, a la gente valiosa. Entonces pues con esta exposición se quiere reivindicar su recuerdo. Hay que decir que las mujeres han participado siempre en los ejércitos. En el ejército romano, en los Tercios, en el Ejército Imperial francés, siempre iban mujeres, porque aquellos ejércitos iban acompañados de chamarileros, cantineras, y también las mujeres de los propios militares. Ellas ejercían muchas veces de enfermeras porque, cuando llegaba el momento, aquella sanidad no funcionaba, eran las propias mujeres y las cantineras las que hacían aquel trabajo.

Doctor Luis Alfonso Arcarazo García

Pasa el tiempo, aquello se va profesionalizando y llegaron las Damas de Sanidad, que son las que de verdad, aquí en España, hacen ese trabajo voluntariamente y además con dedicación, experiencia y preparación. Esta fotografía que pongo aquí, tan mala, es lo que hay. En 1964 es la primera vez que desfilaron, en aquellos desfiles de la victoria, por el Paseo de la Castellana, las Damas de Sanidad, con todos los Land Rover. Era la primera vez que las mujeres participaban en un desfile, y ya en lo sucesivo siguieron participando.
Puestos a hablar de mujeres, hay que citar a Florence Nightingale, que es la primera enfermera, inglesa, que participa en aquellos combates de la Guerra de Crimea 1853-1856, porque como he dicho las sanidades militares no eran capaces de atender a aquella cantidad de heridos que se producían en aquellos combates.

Ella, con un grupo de compañeras se dedican a prestar asistencia sanitaria a los heridos. Era conocida como la Dama de la lámpara porque se pasaba la noche de camastro en camastro viendo como estaban aquellos pobres soldados abandonados a su suerte. Además, ella es la que profesionalizará la enfermería civil, y por imitación la militar por supuesto. Ella creará en 1860 la Escuela de Enfermería en el Hospital de Saint Thomas, en Londres y, a partir de ahí, ya tenemos profesionales. El Ejército británico es pionero en estas cosas. Ya crean el Servicio de Enfermería Militar del Ejército en 1881, y además participarán en los primeros combates coloniales donde darán la talla, con lo cual en 1888 se incorporarán al ejército regular como enfermeras militares.

Las Damas Auxiliares de Sanidad Militar fueron las primeras mujeres en desfilar de uniforme por el Paseo de la Castellana en 1964

Y si volvemos a España, pues obligatoriamente tenemos que hablar de las religiosas. Las religiosas, con diferencia, han sido las que más han atendido a los militares de todos los tiempos. Habría que hablar de una Orden gigante que es la de San Vicente de Paul. Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul llegaron a España en 1789, y al año siguiente ya son reclamadas por el Hospital de la Pasión, de Madrid, y por el Hospital de la Santa Cruz, de Barcelona. Hay que pensar una cosa, hospitales militares en esta época prácticamente no había, con lo cual la mayoría de los enfermos militares eran atendidos en los hospitales de beneficencia, con lo cual las Hijas de la Caridad, que ya venían de Francia con experiencia, aquí la van a adquirir.
Hay un momento en la historia de España, que es a mediados del siglo XIX, en que el Estado se hace cargo ya de la asistencia médica y hospitalaria de los españoles. Hasta ese momento ha estado en manos de Cofradías, de médicos conducidos y todo aquello. El Estado se va a quedar con las desamortizaciones, con aquellos hospitales de beneficencia, de pobres, de Cofradías. Los hospitales pequeños se los adjudicaría a los Ayuntamientos, y los hospitales grandes a las Diputaciones.

¿Cuál es el problema?, las Cofradías dejan de trabajar en los hospitales, y ahora ¿Quién trabaja aquí?, porque claro, el médico conducido puede subir, y el cirujano, pero ¿y el resto de personal?, porque no tenemos dinero. Entonces a alguien se le ocurre…las monjas. Las monjas son baratas, son muchas y son personal semi cualificado. Hay muchas Órdenes, pero las más numerosas son las de San Vicente de Paul, Santa Ana, o las Siervas. Son económicas, los que hemos trabajado con Hermanas lo sabemos de sobra. Con ellas era como si estuviéramos permanentemente en la posguerra. Hasta la última aspirina, el último sello, todo cerrado bajo llave.

Florence Nightingale

Los hospitales militares se incorporarán a esta tendencia muy tarde. En 1896 es cuando el Ramo de la Guerra hace el primer contrato con las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, para el Hospital de Urgencias de Carabanchel, en Madrid, y la cosa no pasa de ahí. Pero en 1921 acontece el Desastre de Annual, y sobreviene el Expediente Picasso, que pone a la Sanidad Militar en su sitio, diciendo que es absolutamente ineficaz, que los hospitales militares están completamente abandonados y que eso no puede ser. El Ramo de la Guerra decide que se incorporen urgentemente las Hijas de la Caridad a los hospitales de las tres Comandancias del Norte de África, y a partir de aquí empezarán a incorporarse lentamente. Claro, muchas de ellas tenían experiencia, pero había otras que no la tenían, con lo cual lo primero que harán es un Reglamento Programa para Hermanas Enfermeras de las Hijas de la Caridad. Es decir, para ir a un hospital tiene que hacer un curso, aprenderse el programa y saber qué es lo que tenían que hacer. Y por su parte, el Ramo de la Guerra ha de preparar lo que será el Régimen de Servicio de las Hijas de la Caridad, o sea cuales son sus obligaciones y dependencias.

Ellas se van a hacer cargo de todo, despensa, ropería, cocina, lavadero, vigilancia y aseo de las enfermerías, y al final consuelo a los pacientes. Realmente ellas lo llevaban todo. Dependían del Director del hospital a través de la Superiora y eran las jefas. Yo creo que eran como las gobernantas actuales. Todo el personal auxiliar estaba a sus órdenes, menos los médicos y los practicantes entonces. Todos los hospitales militares tienen una comunidad donde viven, porque ellas no van y vienen, viven allí.

Al Hospital Militar de Zaragoza llegaron en 1924, y estuvieron hasta 2018, en que por jubilación de todas tuvieron que irse las que quedaban. Era el Director Chema Abad el que las despidió, y yo tuve la suerte también de poder despedirlas, porque yo en Barbastro estudié con las Paulas en el parvulario, pero es que después he trabajado con ellas muchísimo en mi vida militar. No solo llegaron al Hospital Militar, llegaron también a la enfermería de la recién estrenada Academia General Militar, porque su Director, el General Franco, las conocía de la Academia de Infantería de Toledo. Lo que pasa es que estuvieron muy poco tiempo porque en 1931 la República clausuró la Academia y ellas volvieron al Alcázar de Toledo, donde estuvieron llevando la Enfermería de Cadetes durante el asedio del Alcázar.

Con este mismo detalle, el Doctor Arcarazo nos contó muchas más cosas, a cual más interesante, pero necesariamente hemos de hacer un ejercicio de síntesis y pasar a las siguiente parte del acto que es la visita a la exposición.

En el regio Salón del Trono del Palacio de la antigua Capitanía General de Aragón pudimos disfrutar de la magnífica exposición que las Damas de Sanidad Militar habían preparado con tanto cariño, dedicación y esfuerzo, con la colaboración del COMIL.

Buen número de paneles informativos nos mostraban a través de innumerables fotografías momentos, hechos y vivencias, de aquellas mujeres que fueron pioneras en la prestación de asistencia sanitaria pertenecientes al Cuerpo de Damas Auxiliares de Sanidad Militar. Numerosas vitrinas guardaban objetos, utensilios y recuerdos de una época que ahora, gracias a la exposición, vuelve a estar viva en nuestra memoria. Unos cuantos maniquíes, vestidos con uniformes de diversa época y servicio, completaban un entorno lleno de añoranza, y de admiración hacia las mujeres que abrieron el camino hacia su ingreso en las Fuerzas Armadas.

Entre los numerosos invitados a la inauguración de la exposición se hallaba una persona especialmente significativa con la que tuvimos el placer de conversar unos minutos, y a la que quisimos preguntarle algo. Se trataba de Dñª. Ángela Ramón y Cajal Abello, sobrina nieta de D. Santiago Ramón y Cajal, que era tío abuelo suyo, hermano de su abuelo. Recordaremos que Santiago Ramón y Cajal fue un ilustre médico historiador, español, especializado en histología y anatomía patológica, que compartió el Premio Nobel de Medicina en 1906 con Camilo Golgi.

Dña. Ángela Ramón y Cajal Abello

Pues a Dñª. Ángela Ramón y Cajal le preguntamos acerca de las sensaciones, emociones y recuerdos que le producía la visita a esta exposición. He aquí su respuesta. Pues es muy bonito. Me acuerdo que este Salón de Actos era precioso cuando desfilábamos. Yo estaba muy contenta poniendo inyecciones y tomándoles la tensión a los soldadicos. Ellos les decían a las monjas, “que nos pinche la rubia, que no hace daño”. La rubia era yo. Recuerdo aquella época que fue muy bonita porque me gustaba actuar de enfermera con las monjas, porque entonces había monjas. Fui enfermera tres años, del 54 al 57, porque me casé. Esta exposición es un homenaje muy bonito y digno para las Damas Auxiliares de Sanidad Militar.

Se da la circunstancia de que hablamos con Dñª Ángela junto aun maniquí de mujer que vestía el mismo uniforme que ella llevó cuando estaba en activo.

Posteriormente, en el Salón Comedor, se ofreció un coctail de inauguración, al inicio del cual el COMIL dijo lo siguiente: Me ha encantado la exposición. En el recorrido que nos han hecho las Damas de Sanidad, lo que he visto, sobre todo, es ilusión y mucho cariño. Da gusto ver, en tan poco espacio, toda una vida de esfuerzo y dedicación a España y a sus Fuerzas Armadas. Sois un auténtico ejemplo. Me gustaría brindar por las Damas Auxiliares de Sanidad Militar y por el primer soldado de España, ¡POR SU MAJESTAD EL REY!

Nosotros quisimos hablar después con Rosario Sánchez-Vizcaino Cantalejo, Secretaria de la Delegación de ACIME Aragón-La Rioja y preguntarle algunas cosa. Vean:

¿Qué nos puede contar acerca de esta exposición “LAS DAMAS AUXILIARES DE SANIDAD MILITAR. El origen de la mujer en las Fuerzas Armadas”?. Es una exposición que llevamos cinco años preparando, no es una cosa de ahora. Primero vinieron las obras del Palacio de la antigua Capitanía General de Aragón, luego la pandemia, y se ha ido retrasando. Es algo que teníamos mucha ilusión de hacer porque queríamos que quienes nos han conocido nos recuerden y que aquellos que no nos han conocido sepan de nuestra existencia.

¿Hay precedentes de esta exposición?, ¿se hace únicamente en Zaragoza o va a ser itinerante?. Es la primera vez que se hace esto en España con las Damas de Sanidad Militar. Se hace exclusivamente en Zaragoza. No sabemos si luego, en algún sitio, nos la pedirán, pero de momento es algo exclusivo en Zaragoza.

¿Ha habido muchas dificultades para llevarla a cabo?. No ha habido dificultades, pero sí que hemos tenido muchos nervios a la hora de llevarla a cabo, y muchos inconvenientes a la hora de imponer criterios.

Secretaria de ACIME Aragón-La Rioja Delegado de RR.TT. en Aragón, Navarra y Vascongadas

En relación a esto último, queremos preguntarle, ¿en definitiva la exposición quién la organiza?. La exposición la organiza ACIME con el COMIL. Es una exposición en honor de las Damas Sanidad Militar. Pero que quede claro que la organiza ACIME junto con el COMIL. Luego si que hay muchas unidades que nos han ayudado y han contribuido a la organización de la exposición.

¿Quiere añadir algo más?. Muchas gracias a todos por habernos dado este altavoz para que se conozca a las Damas de Sanidad Militar.

Junto a nosotros se hallaba el Delegado de los Reales Tercios de España en Aragón, Navarra y Vascongadas, Miguel Usón Muñío, que prestó servicio en el MEDEVAC estadounidense, y quiso apostillar lo siguiente: “Quería resaltar una cosa. La importancia en el cuidado de los heridos en combate recae en un 1015% en los médicos, pero las que les dan ilusión de vivir y el cuidado son las Damas de Sanidad Militar, porque son las que consiguen que, espiritualmente, los heridos se encuentren más cerca de casa”.

Desde estas sencillas líneas de los Reales Tercios de España, solamente nos resta felicitar a ACIME y al COMIL por la brillante organización de esta exposición, tan necesaria, y dar la enhorabuena a las Damas Auxiliares de Sanidad Militar, a la vez que les agradecemos su invitación a la misma.

Santoral

El Santo de hoy es
San Fidel

Próximas publicaciones

  • CONFERENCIA "MÉDICOS EN EL OLVIDO"
  • ENTREGA DE PREMIOS GENERAL PALAFOX
  • LOS REALES TERCIOS DE ESPAÑA HONRAN A SU PATRONA LA INMACULADA CONCEPCIÓN
  • LA ORDEN ECUESTRE DEL SANTO SEPULCRO DE JERUSALÉN HONRA A SU PATRONA
  • LA VIRGEN DE PALESTINA
abril 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930