Noticias

HOMENAJE A LOS HÉROES DE LOS SITIOS DE ZARAGOZA CONMEMORACIÓN DE LA BATALLA DE LAS ERAS

Grupos Recreacionistas Voluntarios de Aragón y Húsares Españoles

En la Inmortal Ciudad de Zaragoza se celebró con gran brillantez, el pasado 14 de junio de 2019, uno de los actos civiles públicos, de contenido histórico, con mayor vistosidad de cuantos acontecen en la capital aragonesa.

Un año más hemos asistido al Acto de Homenaje a los Héroes de los Sitios de Zaragoza, y Conmemoración de la Batalla de las Eras, organizado por la prestigiosa y querida Asociación Cultural Los Sitios, a la cual nos honramos en pertenecer.

Placa al General Bruno Lacoste

Asistieron, entre otras, las siguientes autoridades y personalidades civiles: Presidente de la Asociación Cultural Los Sitios de Zaragoza, Gonzalo Aguado Aguarón; Concejal del Ayuntamiento de Zaragoza Enrique Collados Mateo, en representación de la corporación municipal; Cónsul Francés en Zaragoza, Rafael Emmanuel Ledesma; Comisario Jefe Provincial de Zaragoza, Francisco Jesús Navarro Francia, y Carlos Melús Abos, Presidente Honorario de la A.C. Los Sitios.

Las principales autoridades militares que asistieron al acto fueron las siguientes: Comandante Militar de Zaragoza y Teruel, y Director de la Academia General Militar de Zaragoza, GB. Carlos Jesús Melero Claudio; Jefe de la Base Aérea de Zaragoza, GB. Antonio Francisco Nebot Más; Delegado de Defensa en Aragón, Coronel, Conrado José Cebollero Martínez; Agregado Militar de la Embajada de Polonia, Coronel Robert Tkaczyk.

Estuvieron presentes la Banda de Guerra de la Brigada Aragón I, la Banda de Música Las Canteras, y los Grupos de Recreación Histórica Voluntarios de Aragón y Húsares Españoles.

Autoridades y personalidades civiles y militares

Asistieron amplias representaciones de la Asociación Mariano Lucas y del Grupo Folclórico de la Asociación Cultural Royo del Rabal, ataviados todos ellos con vistosos trajes tradicionales.

Los Reales Tercios de España, fundados en 1942 por S.A.R. Don Juan de Borbón y Battemberg, estuvieron representados por Manuel Grao Rivas, Jefe de Relaciones Institucionales del Tercio Norte “General Aranda”.

El acto dio comienzo a las 19.00 horas, pero previamente habían tenido lugar algunas secuencias complementarias. En la capilla de Santa Engracia, se realizó una ofrenda floral ante la placa dedicada a los soldados polacos caídos en Los Sitios de Zaragoza, y posteriormente se hizo un pequeño homenaje ante la placa al general Bruno Lacoste, en la calle Felipe Sanclemente, donde cayó herido mortalmente.

Las autoridades e invitados se habían congregado en el salón de actos del Museo Provincial, y desde allí, precedidos por la Banda de Guerra de la Brigada Aragón I, los Voluntarios de Aragón, Húsares Españoles, y representaciones de las asociaciones culturales, se dirigieron al centro de la Plaza Los Sitios, en torno al magnífico monumento de Agustín Querol, inaugurado en 1908, con motivo del Primer Centenario de Los Sitios de Zaragoza, que nos muestra con desgarradoras imágenes los horrores de la guerra.

Placa a los soldados polacos

Como en años anteriores, el Regimiento de Pontoneros y Especialidades de Ingenieros 12, había dispuesto una pasarela para vencer el anillo de agua que rodea el monumento, así como diversos elementos, ornamentales y de ambientación, para la ocasión. Los Voluntarios de Aragón, con Bandera Coronela, al mando de su Capitán, Luis Sorando Muzás, y los componentes del Grupo Recreacionista Húsares Españoles, ocuparon posiciones en el basamento y primeros cuerpos del monumento.

Las autoridades e invitados, flanqueados por la Banda de Guerra de la Brigada Aragón I, y por la Banda de Música Las Canteras, ocuparon su lugar en los acotados destinados al efecto. Y al micrófono, para informarnos a todos sobre el desarrollo del acto, se encontraba Juan Carlos Cortés Hidalgo, verdadero Maestro de Ceremonias. Así pues, con todo dispuesto, la Plaza Los Sitios ofrecía un impresionante aspecto, lleno de colorido, muy del agrado del numeroso público congregado para presenciar uno de los actos anuales con los que la Asociación Los Sitios mantiene vivo el recuerdo de lo que fue la mayor gesta heroica de nuestra ciudad a lo largo de toda su historia, algo que a veces se olvida o, lo que es más grave, algo que se desconoce por muchos zaragozanos y aragoneses.

Juan Carlos Cortés, presentador del acto

Se inició el acto con una breve reseña histórica narrada por el relator del acto. Nos recordó Juan Carlos Cortés que estábamos celebrando el Día de Los Sitios, en conmemoración de la Batalla de las Eras, que tuvo lugar el 15 de junio de 1808, y con la que dio comienzo el primero de los dos asedios que sufrió la ciudad de Zaragoza ante el ejército de Napoleón.

En 1809, después de dos heroicos asedios, la ciudad de Zaragoza, que lo había dado todo en la defensa, se veía obligada a capitular. Comenzaba en ese momento un período de ocupación que duraría cuatro largos años, hasta la liberación en 1813. Zaragoza ya no tenía capacidad para prolongar la lucha, pero en el resto de Aragón y de España continuaba la resistencia.

No debemos olvidar tampoco que la tragedia de Los Sitios hizo de esta ciudad y de las gentes que la defendieron una leyenda a nivel mundial, dándole una fama por la que aún hoy es conocida y respetada. Pero ya nada sería igual. Los zaragozanos tuvieron que sacar fuerzas de donde no las había para levantarse, para curar las heridas de la guerra y para reconstruir su sociedad.

Banda de Música “Las Canteras”.

Y aunque este capítulo de nuestra historia puede parecer algo lejano, sigue siendo un referente para todos nosotros porque nos demuestra que, si nuestros antepasados fueron capaces de afrontar la adversidad, también nosotros podremos enfrentarnos a cualquier reto que se nos presente en nuestros días.

Quizás sea este un momento para explicar el entorno en el que nos encontrábamos. Esta plaza fue levantada con motivo del Primer Centenario de los asedios que sufrió Zaragoza en 1808. Inaugurada en la Exposición Hispano- Francesa de 1908 por el Rey de España y el Presidente de la República Francesa, simboliza también el fin de las hostilidades. Todo este entorno se construyó precisamente en homenaje a aquellos acontecimientos trágicos que marcaron la historia de la ciudad y que le dieron merecida fama universal, que convirtió a Zaragoza en una leyenda. La plaza está edificada en lo que era la Huerta de Santa Engracia, que se extendía desde la actual ubicación de la Iglesia-Basílica de Santa Engracia hasta el río Huerva. Fue desde el otro extremo, el denominado Paseo de la Mina, donde las fuerzas napoleónicas lanzaron la mina que destruyó el templo, la noche del 14 de agosto de 1808. De ahí el nombre de Paseo de la Mina, la galería subterránea que fue cavada por los zapadores franceses para atacar con pólvora los cimientos del monasterio. Ante la trascendencia de este hecho y la impresión que causó en la población zaragozana, se erigió un siglo después, como lugar para escenificar ese recuerdo a Los Sitios de Zaragoza.

Asociación Cultural Royo del Rabal (Grupo folclórico)

Volvemos a nuestro relato sobre el acto de Homenaje a los héroes y Conmemoración de la Batalla de las Eras, para decir que durante los largos prolegómenos del acto, tuvimos el placer de escuchar a la Banda de Música Las Canteras, creada en el barrio de Torrero en 1990, que nos ofreció, bajo la dirección de Francisco Veses, entre otras las siguientes piezas:

Del Cantón al Portillo, El Gato Montes, y Sierra de Luna. También nos deleitamos con la actuación del Grupo Folclórico de la Asociación Cultural Royo del Rabal, liderado por Francisco Blasco. El Cuerpo de Baile de este grupo nos ofreció en primer lugar la Jota de Calanda, los cantantes solistas interpretaron diversas Jotas de Estilo y de nuevo el Cuerpo de Baile nos ofreció la Jota de Alcañiz.

Jota de Calanda (Cuerpo de Baile)

Al inicio del acto tomó la palabra el Presidente de la Asociación Cultural Los Sitios de Zaragoza, Gonzalo Aguado Aguaron, y dijo lo siguiente: “Hoy nos reunimos aquí para conmemorar la famosa Batalla de las Eras, que comenzó un 15 de junio de 1808 y que supuso el comienzo de los Sitios de Zaragoza. Un choque brutal de las tropas napoleónicas contra una tenaz resistencia en los muros de nuestra ciudad. Un primer capítulo de unos asedios míticos por el increíble heroísmo demostrado y también por lo trágico de los mismos“.

Presidente de AC. Los Sitios

Cuando vemos en los informativos las noticias de guerras lejanas, en Siria o en otros países, nos cuesta imaginar que en esta ciudad, y en este mismo suelo donde nos encontramos, hubo unos cruentos combates que son los que han marcado un poco nuestra historia. Y actualmente, en la vieja Europa, estamos discutiendo el Brexit, estamos discutiendo temas europeos y parece que se nos haya olvidado, muchas veces, el precio de la paz. Y quizás nos hemos olvidado también que tras la Segunda Guerra Mundial hubo que buscar nuevas formas de entendimiento y convivencia entre los países, algo que ha hecho posible el mayor período de paz que se recuerda en nuestro continente“.

Agregado Militar de Polonia

Afortunadamente, este mismo suelo que pisamos hoy, fue escenario de algo totalmente opuesto a la guerra. Fue el escenario de la famosa Exposición Hispanofrancesa de 1908, y precisamente ese espíritu de hermanamiento es la esencia de nuestra asociación. La Asociación Cultural Los Sitios lleva más de treinta años ayudando a divulgar ese capítulo tan importante de nuestra historia, pero siempre desde el punto de vista de la fraternidad de los pueblos, en un entorno europeo junto con nuestros amigos polacos y franceses, reforzando nuestro lazo de unión porque juntos recordamos nuestra historia común ayudando a crear un presente y un futuro próspero y de paz”. A continuación intervino el Agregado Militar de la Embajada de la República de Polonia en España, Coronel Robert Tkackyk, y estas fueron sus palabras: “Estimados señores y señoras, es para mí un gran honor participar en los actos de conmemoración de Los Sitios de Zaragoza. Hoy recordamos una de las batallas más sangrientas de la Guerra de la Independencia Española. Hace más de 200 años que los españoles se enfrentaron al ejército napoleónico y en esta batalla las tropas polacas también lucharon por su independencia“.

Un año más rendimos homenaje a los que murieron por su patria, pero también reflexionamos sobre la dimensión histórica de aquel acontecimiento para aprender la lección y esforzarnos por mantener la paz, porque ninguna guerra, ninguna batalla, puede ser vista como algo bueno, y aunque resulta imposible crear un mundo sin conflictos, hay que hacer todo lo posible para evitar guerras, porque solo la paz nos garantiza nuestras libertades. Reflexionemos sobre el pasado, y pensemos en el presente, para construir el futuro“.

Seguidamente fue el Cónsul francés, Rafael Emmanuelle Ledesma, quien tomó el micrófono para decir lo siguiente:

Cónsul francés en Zaragoza

” Ciudadanos de Zaragoza y autoridades, estoy contento de poder participar en este acto de memoria y de recuerdo”.

De homenaje a los habitantes de la ciudad y también a los caídos que venían de diversos lugares de Europa y que sembraron con su sangre los surcos de los campos zaragozanos. Entre los fallecidos había muchos soldados de nacionalidad francesa que, en el Segundo Sitio, venían de sus aldeas y ciudades, como el General Bruno Lacoste, al que hemos recordado hace un momento, que servían a su nación, que servían en su ejército. Eran portadores y creían en valores de libertad, igualdad, fraternidad. Llevaban bayonetas pero también llevaban en sus mochilas la declaración de derechos del hombre, del ciudadano, llevaban el código civil“.

Representación Municipal

Es prodigioso que dos grandes naciones como Francia y España lleven 210 años de paz. Yo creo que es el único caso, en el escenario europeo, de dos grandes naciones que llevan más de dos siglos sin combatirse. Hoy España es el principal aliado de Francia, como ustedes saben, y al revés Francia quiere serlo de España con lengua común en todos los expedientes europeos e internacionales. Hoy hay 5000 ciudadanos zaragozanos, de nacionalidad francesa, que viviendo aquí, con su trabajo, como los demás, continúan perpetuando el grito, que debemos recordar, de Zaragoza no se rinde“.

Cerró el turno de intervenciones el Concejal, del ayuntamiento de Zaragoza, Enrique Collados Mateo, del que reseñamos sus palabras: “En primer lugar tengo que decir que no pensaba que tendría la oportunidad de tomar la palabra en este acto, sin embargo el sino ha querido que me dirija a todos ustedes, lo cual es un honor. Un honor como también ha sido ser Concejal del Ayuntamiento de Zaragoza durante 8 años, y este es mi último acto como concejal de dicho ayuntamiento, en el cual he tenido el honor de representar a los ciudadanos de Zaragoza, y ser también un concejal que viene de un ciudadano más de aquellos héroes que nos representaron en la Guerra de la Independencia y en Los Sitios de Zaragoza. Creo que ya se ha dicho todo sobre estos temas. Tenemos que dar muchísimas gracias a las asociaciones que hacen presente esta historia y estas batallas tan importantes para nuestra ciudad. Hoy, afortunadamente, como han dicho quienes me han precedido en el uso de la palabra, Europa está en otro tema, no está en la guerra. Estamos construyendo una nueva Europa, un nuevo mundo. Que todo siga así, muchísimas gracias y hasta siempre“.

Banda de Guerra de la Brigada Aragón I

A continuación la banda de Guerra de la Brigada Aragón I, dirigida por la Cabo 1º Elena Orduna, quiso obsequiarnos a todos los presentes con la interpretación de una pieza de música, compuesta por varios de sus integrantes, que sirve también como homenaje particular a los caídos durante Los Sitios. Con gran agrado escuchamos la composición titulada La Cinta Encarnada. Este título hace referencia a la cinta que, a modo de condecoración, otorgó el General Palafox a varias Unidades que lucharon en el Segundo Sitio, para que la lucieran sobre sus uniformes. Fue una recompensa tras la salida efectuada el 31 de diciembre de 1808.

Una de esas unidades estaba representada, junto a nosotros, por soldados del Regimiento de Caballería España 11, que lucían la cinta sobre sus vistosos uniformes amarillos de época.

Seguidamente la Banda de Música Las Canteras interpretó El Sitio de Zaragoza, de Cristóbal Oudrid, pieza de referencia histórica en este acontecimiento.

Tuvo lugar a continuación una ofrenda floral en recuerdo a los caídos de ambos bandos durante Los Sitios de Zaragoza. Cuatro coronas de laurel fueron depositadas a los pies del monumento, por este orden: Corona con la Bandera de Polonia, portada por el Agregado Militar de la Embajada de Polonia en España, Coronel Robert Tkaczyk; corona con la bandera de Francia, portada por el Cónsul Francés en Zaragoza, Rafael Emmanuel Ledesma; corona con la Bandera de Zaragoza, portada por el Presidente de la Asociación Cultural los Sitios, y por el Concejal representante de la corporación municipal de Zaragoza; corona con la Bandera de España, portada por el Comandante Militar de Zaragoza y Teruel y por el Jefe de la Base Aérea de Zaragoza. En medio de un profundo y respetuoso silencio, en memoria de cuantos cayeron defendiendo a su patria y sus ideales, escuchamos el toque de oración.

Ceremonia de homenaje a los caídos

Llegados al punto ejecutivo, saludamos con respeto y admiración a quienes nos precedieron en el servicio a la Patria. Coincidiendo con su último acorde, los Voluntarios de Aragón realizaron una descarga de fusilería en recuerdo de los fallecidos durante Los Sitios. Su capitán, Luis Sorando, con fuerte y segura voz, lanzó los siguientes gritos: ¡VIVA ZARAGOZA! ¡VIVA LA VIRGEN DEL PILAR! ¡VIVA ESPAÑA!

Se procedió luego a la interpretación de los himnos de las tres naciones representadas, escuchándose primero el de Polonia, a continuación el de Francia y finalmente el de España.

El presentador del acto, Juan Carlos Cortés, en representación de la Asociación Cultural Los Sitios, dio las gracias por su asistencia a los representantes institucionales de Polonia, Francia, y España, pues con ello demostraban el compromiso de sus respectivas administraciones y colectivos con la historia eterna de la ciudad. También expresó agradecimiento al Grupo Folclórico y Asociación Cultural Royo del Rabal, y a la Asociación Mariano Lucas, a las Casas Regionales, a los Reservistas Españoles, a la Banda de Música las Canteras y a la Banda de Guerra de la Brigada Aragón I, y también a los Grupos de Recreación Histórica Voluntarios de Aragón y Húsares Españoles. Resaltó de nuevo la participación de dos Unidades, actualmente de guarnición en Zaragoza, que son herederas directas de las que defendieron en 1808 y 1809 este mismo lugar en el que nos encontrábamos: El Regimiento de Pontoneros y Especialidades de Ingenieros 12, y el Regimiento de Caballería España. Finalmente dio las gracias, por su imprescindible colaboración, al numeroso personal del Ayuntamiento de Zaragoza, que había colaborado en la organización del acto, y al público asistente al mismo.

Nosotros, desde estas sencillas líneas de los Reales Tercios de España, felicitamos a la Asociación Cultural Los Sitios de Zaragoza, en la persona de su Presidente Gonzalo Aguado Aguaron, por la brillante organización del acto y hacemos extensiva nuestra felicitación al Ayuntamiento de Zaragoza por la presentación del mismo en un lugar tan emblemático como es la Plaza de los Sitios de Zaragoza. Vaya nuestro agradecimiento al personal de la Asociación, especialmente a Mónica Sanz y Juan Carlos Cortés por todas las facilidades que nos han dado para la confección del presente reportaje.

EnglishFrenchSpanish