Conferencias

II CICLO DE CONFERENCIAS DE LIDERAZGO

Público

Durante los días 27 y 28 de febrero se ha celebrado en Zaragoza el II Ciclo de Conferencias de Liderazgo, organizado por la Academia General Militar y el Centro Universitario de la Defensa que, con el título ‘Liderazgo en operaciones militares y misiones de mantenimiento de la paz’ ha reunido a cerca de 450 asistentes, militares y civiles, de procedencia diversa y con importante representación de estudiantes universitarios.

El Teniente General Juan Gómez de Salazar, Jefe de la Fuerza Terrestre del Ejército de Tierra, abre el II Ciclo de Liderazgo en la AGM

El prestigio y la confianza de un líder sólo se ganan con una acción de mando desinteresada, plena y eficaz

El II Ciclo de Liderazgo organizado por la AGM y el CUD, ´Liderazgo en operaciones militares y misiones de mantenimiento de la paz`, se ha iniciado con una conferencia sobre ´Liderazgo en el Ejército de Tierra` a cargo del Teniente General Jefe de la Fuerza Terrestre del Ejército de Tierra, Juan Gómez de Salazar, quien ha afirmado que, en el ámbito castrense, hablar de líder es lo mismo que hablar de jefe militar puesto que mientras en otras profesiones la acción de liderazgo es necesaria, pero es puntual, y sin embargo, en la milicia es innata al día a día.

Teniente General Juan Gómez de Salazar (Jefe de la Fuerza Terrestre del ET)

El Teniente General ha subrayado que la mayor responsabilidad del oficial es la preparación de su unidad, siendo las claves de esa preparación el ejemplo, la mentalización, la continuidad, el fuerte encuadramiento, la racionalización, la rentabilización de los recursos y la priorización de los objetivos. Además, la moral se potencia  con la confianza en el mando y su prestigio, pero  eso hay que ganarlo en el día a día.

La disciplina es una herramienta para conseguir el exacto cumplimiento de las órdenes, pero si lo que se pretende es el seguimiento incondicional de la unidad, el jefe ha de haber adquirido prestigio y despertar la confianza de sus subordinados, y eso solo se gana con una acción de mando desinteresada, plena y eficaz.

También se ha referido el Teniente General Gómez de Salazar a la importancia de foros como el de este Ciclo, que reúne a civiles y militares, para trabajar en Cultura de Defensa como herramienta para conseguir la Conciencia de Defensa Nacional, ya que sólo de la mano de la sociedad sus Fuerzas Armadas serán capaces de cumplir la misión que se les asigne.

Representantes de varios ejércitos intercambian sus experiencias de liderazgo en operaciones militares

Militares de España, Estados Unidos e Italia dialogan con los asistentes en el II Ciclo de Liderazgo

Con el formato de mesa redonda, militares de España, Estados Unidos e Italia han comunicado sus experiencias de liderazgo adquiridas en operaciones y se han sometido a las preguntas de los asistentes al Ciclo. Así, el comandante José Antonio Marín ha destacado la dificultad del proceso de toma de decisiones por la propia complejidad y dinamismo de las actuales operaciones militares.

Por eso es preciso formar jefes solventes para definir los objetivos, afrontarlos con mentalidad flexible y con capacidad de adaptación a las variaciones del entorno operativo, siempre con dos premisas fundamentales: la ejemplaridad permanente y la competencia profesional.

Tcols, Divizia (IT), Gª Guíu (ES), Shaha (EE.UU), y Cap. Miraldi (EE.UU)

Por su parte, el teniente coronel del Ejército de Estados Unidos Benjamín Shaha, ha explicado  la importancia de aprender a ser líderes a través de los. Y es que, a su juicio, una organización adopta el carácter del mando, de forma que el objetivo es que el líder tenga subordinados parecidos a él  para que actúen de un modo similar.

Finalmente, el teniente coronel del Ejército italiano, Paolo Divizia, ha asegurado que el liderazgo es una capacidad que se puede aprender  y se aprende ejerciéndolo, especialmente a través del ejemplo y conseguir, así, la cohesión. Afirmó el teniente coronel que ser un líder no es un privilegio sino la elevada responsabilidad de ejercer el mando con valor, disciplina y lealtad, tres pilares sobre los que se apoya toda la vida militar.

El Teniente General Bertrand Barrera, Segundo Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra de Francia, en la AGM

El II Ciclo de Conferencias de Liderazgo ha recibido a una representación militar francesa presidida por el Teniente General Bernad Barrera

GB. Lanchares, TG. Barrera y Delegación francesa

La Operación SERVAL, dirigida por el Teniente General Barrera en 2013 contra el terrorismo yihadista en Mali ha servido de hilo conductor para la conferencia que, con el título “Liderazgo en misiones internacionales”, ha pronunciado en el II Ciclo de Liderazgo. En su intervención ha hecho hincapié en la importancia de la preparación para el éxito de las operaciones. Una preparación que comienza a nivel estratégico definiendo con claridad los objetivos, la mentalidad, la disponibilidad de recursos y el sistema de alianzas, y que se extiende hasta el nivel táctico, en el que adquiere relevancia la instrucción para que el mando fije las normas, controle el estrés, establezca una comunicación fluida con sus subordinados, no les sustituya en sus tareas y sea capaz de combinar confianza con exigencia. Ha añadido otros dos principios del liderazgo: planificación detallada y centralización en el diseño de la operación y audacia y descentralización en la ejecución.

GB. Luis Lanchares y TG. Bertrand Barrera

El Teniente General  se he referido varias veces a la capacidad del líder de generar confianza en su unidad, de modo que el jefe, ha dicho, tiene que ser exigente y vivir como sus hombres, combatir y entrenarse con ellos, con una actitud de mandar y ordenar, no la de administrar. Ha señalado también la importancia de una sonrisa porque eso insufla confianza a los subordinados.

Por último, ha hecho hincapié en la necesidad de decir la verdad, explicar a los soldados la dificultad de la misión en un escenario de conflicto, sin ocultar que pueden producirse bajas.

Otros ámbitos del liderazgo

Representantes del mundo empresarial muestran los retos del liderazgo en su ámbito

En el II Ciclo de Liderazgo, Miguel Sánchez San Venancio, director global de Seguridad en Telefónica, y Manuel Teruel Izquierdo, Presidente de Taim-Weser y de la Cámara de Comercio de Zaragoza han coincidido en señalar que el líder empresarial ha de ser consciente de que tiene que tiene dos retos.

Manuel Teruel Izquierdo
Miguel Sánchez

Por un lado, en momentos de crisis ha de poner un esfuerzo adicional para superar la situación y aprovecharla como una nueva oportunidad. Por otro, tiene que ser capaz de actuar en contextos completamente nuevos, resultado de una auténtica disrupción tecnológica, y no de una simple transformación. En este cambio de era, singularmente  en  el campo de la comunicación   y   la   conectividad,   el liderazgo exige entrenamiento, preparación, para reaccionar eficazmente y dirigir la ejecución. Además, los dos ejecutivos han insistido en las competencias del líder para formar equipos con una mentalidad inclusiva, sabiendo transmitir pasión e inspiración, y adiestrados para gestionar la incertidumbre.

Lecciones de liderazgo en combate en la AGM

Motivación y ejemplo sobre la acción del líder en combate en el II Ciclo de Conferencias de Liderazgo AGM-CUD

Houitte de la Chesnais

Los asistentes a la segunda jornada del II Ciclo de Liderazgo han disfrutado la oportunidad de reunir a tres oficiales con experiencia de combate: el capitán de la Legión  Raúl Santana, el capitán del U.S. Army Jacob Miraldi y el comandante de l’armée de Terre francaise Houitte de la Chesnais. Los tres han coincidido en señalar lo que, a su     juicio,     les     ha     enseñado    su  participación  como  jefes de sección o de compañía en situaciones comprometidas, citando en primer lugar la necesidad de contar con una preparación y una instrucción exigentes, que aporten al líder una sólida formación y profesionalidad para saber tomar decisiones críticas en el momento oportuno.

Más allá de las competencias profesionales y técnicas, los ponentes han insistido en el factor humano, en la capacidad imprescindible del líder de inspirar confianza en los subordinados y en impulsar en estos su propia autoconfianza motivándolos, estimulando su afán de superar las dificultades y voluntad de vencer. Pero, sobre todo, la confianza, el liderazgo, se gana con la inteligencia emocional hacia los subordinados, conociéndoles, respetándoles, apreciándoles, preocupándose por ellos y manteniendo un equilibrio entre las necesidades de la unidad y las individuales.

Si a todo lo anterior se suman algunas otras características como humildad, sinceridad, iniciativa, fortaleza física y moral y capacidad de asumir riesgos, concluyen los tres oficiales, estaremos ante un buen líder.

El liderazgo en escenarios diversos y con actores múltiples

En una mesa redonda moderada por la periodista Encarna Samitier se han mostrado las distintas facetas del liderazgo, tanto en misiones de asesoramiento de seguridad como de cooperación

La Guardia Civil forma a los policías iraquíes

Desde el punto de vista de las misiones de instrucción y asesoramiento de las fuerzas policiales, el capitán de la Guardia Civil Alberto González ha mostrado las lecciones aprendidas en su experiencia en la formación de la policía iraquí, subrayando que la competencia del líder se mide fundamentalmente por la actitud más que por el conocimiento, con la particularidad de que en este tipo de operaciones, el liderazgo adquiere un doble enfoque: hacia el equipo de instructores propio y hacia los destinatarios la acción, a los que hay que motivar, darles ejemplo, trasmitirles entusiasmo y hacerles ver que ser jefe es acción y no posición, enseñando a los futuros líderes a tratar con los subordinados con cercanía, humildad y ejemplaridad.

La visión del liderazgo que tienen las agencias de cooperación y las organizaciones humanitarias ha sido expuesta por Ana Jar, de la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo, y María Fuentenebro, experta en Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas. Para estas organizaciones, el liderazgo en sus operaciones pone el acento en la capacidad innovadora para planificar las acciones, coordinar actores muy diversos y conseguir la participación de socios locales que tienen estrategias diferenciadas. También se han referido a la cooperación cívico-militar que, en su opinión, oscila entre la cooperación propiamente dicha en casos de desastre natural, hasta la mera coexistencia si se trata de un contexto de terrorismo, pero, en cualquier caso, hay que conocer el papel de cada actor y utilizar el canal más seguro para compartir información sin comprometer la seguridad.

Preparación y adaptación a los cambios, clave en la formación de los líderes militares

El General Juan Cifuentes, Comandante General de Baleares, clausura el II Ciclo de Liderazgo en la AGM

General de División Juan Cifuentes

Con  una  conferencia  titulada ´Liderazgo  en operaciones militares  el General  de División Juan      Cifuentes      Álvarez,      Comandante

General  de Baleares, ha clausurado el II Ciclo de  Liderazgo  AGM-CUD.  En su intervención ha    insistido    en    la    importancia    de    la preparación  y   la  capacidad  de  adaptación porque,  a  su  juicio,  la nueva generación de oficiales,  en  menos  de  diez  años,  se  va  a enfrentar  a  una   revolución   en  el  ámbito militar  con cambios tecnológicos, empleo de nuevas armas de precisión, la expansión de la robótica   y   la  inteligencia   artificial,  dando  lugar   a   nuevas   exigencias   del  liderazgo, adquiriendo habilidades para desenvolverse en entornos     múltiples,    leer     bien    las circunstancias   de   cada   momento  y  tener iniciativa  para  adoptar  la  mejor decisión en el momento oportuno.

El general Cifuentes también se ha referido a la importancia que van a tener las operaciones integradas, que requieren saber trabajar  con  otros  actores, con los poderes económicos, con las  administraciones o con organizaciones no gubernamentales. Todo lo cual refuerza las competencias tradicionales del líder: conseguir la fuerza para llevar a la unidad al objetivo, fomentar la iniciativa, la creatividad y la innovación, reconocer y aprovechar el talento de los subordinados y crear el entorno que facilite su desarrollo. En definitiva, ha concluido el general, los verdaderos líderes son gente común… con una determinación extraordinaria.

Redacción: Colaboración fuentes AGM

EnglishFrenchSpanish