Parada

JURAMENTO O PROMESA ANTE LA BANDERA DE LOS CADETES DE NUEVO INGRESO EN LA ACADEMIA GENERAL MILITAR DE ZARAGOZA

España acepta su juramento o promesa al pasar bajo la Bandera
España acepta su juramento o promesa al pasar bajo la Bandera

El pasado 22 de octubre de 2016 efectuaron su juramento o promesa ante la Bandera de la Academia General Militar de Zaragoza los cadetes de nuevo ingreso, en acto solemne presidido por el jefe del Mando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército de Tierra, teniente general, José Carrasco Gabaldón.

Los actos dieron comienzo a las 12.00 horas, en el Patio de Armas de la AGM, con la interpretación del Himno de España y la incorporación de la Bandera a Formación. Bandera que fue confeccionada por encargo de la Reina Mª Cristina de Habsburgo, viuda del Rey Alfonso XII, y donada al Centro en 1886. Por tener consideración de Bandera Histórica conserva su escudo original y desde entonces más de 23.000 oficiales han sellado con un beso en ella su compromiso de defender a España.

En esta ocasión, un total de 464 cadetes realizaron el juramento o promesa ante la Bandera. De ellos 378 son hombres y 86 mujeres, que pertenecen al Cuerpo General del Ejército de Tierra, a la Guardia Civil, a los Cuerpos de Intendencia, de Ingenieros Politécnicos del Ejército de Tierra, Militares de Complemento y Cuerpos Comunes de las Fuerzas Armadas.

Asistieron a la ceremonia, entre otros, los siguientes mandos militares:
Subdirector General de Enseñanza Militar y Director de la Academia Central de la Defensa, vicealmirante, Andrés Amable Breijo Claur, jefe de Movilidad Aérea del Mando Aéreo de Combate, GD. José Alfonso Otero Goyanes, jefe de la Brigada de Caballería “Castillejos” II, GB. Andrés Chapa Huidobro, jefe de la Brigada Logística, GB. José Luis Sánchez Alor, y jefe de la Base Aérea de Zaragoza, GB. Antonio Francisco Nebot Más.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado estuvieron representados por el general jefe de la 8ª Zona de la Guardia Civil, GB. Antonio Tocón Díez, y por el Comisario Jefe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, Julio Tajahuerce Antón.

Las principales autoridades civiles que asistieron fueron las siguientes:

Autoridades y personalidades civiles
Autoridades y personalidades civiles

Delegado del Gobierno de España en Aragón, Gustavo Alcalde Sánchez, Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, Manuel Bellido Aspas, Director General de Relaciones Institucionales y Desarrollo Estatutario del Gobierno de Aragón, Enrique Giménez Allueva, Subdelegado del Gobierno en Zaragoza, Ángel Val Pradilla, Subdelegado del Gobierno en Teruel, José María Valero Adán, y Subdelegada del Gobierno en Huesca, María Teresa Lacruz Lázaro.

La Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, (Zaragoza) estuvo representada por el comandante Tomás Marín Montanaro, Secretario, y Manuel Grao Rivas, Vocal de Comunicación.

A su llegada al Patio de Armas, el teniente general José Carrasco Gabaldón fue recibido por el general director de la Academia General Militar, Luis Lanchares Dávila, y recibió los Honores de ordenanza. Seguidamente a los acordes de la Marcha Militar “Relevo en Palacio”, revistó las Unidades en Formación, saludó luego a los presentes y pasó a ocupar la presidencia del Acto.

En el centro Emilio Botin
En el centro Emilio Botin

Se procedió a la entrega del Título de Caballero Cadete Honorífico, con carácter extraordinario y a título póstumo, al señor Emilio Botín Sanz de Sautuola, por su contribución a la formación de los cadetes de la Academia General Militar en el extranjero, concretamente en las academias militares, estadounidense de West Point, y francesa de Saint Cyr, y un reconocimiento al compromiso y colaboración en el desarrollo de proyectos del Ejército para inculcar la enseñanza superior, habiendo puesto su capacidad emprendedora en beneficio del militar y de la sociedad en general.

Recogió el título, Rodrigo Echenique Gordillo, Vicepresidente Ejecutivo del Banco Santander.

A continuación la Bandera se desplazó al centro del patio y el general Luis Lanchares Dávila, director de la AGM, tomó el juramento a los cadetes:

¿Caballeros y Damas Cadetes, juráis o prometéis, por vuestra conciencia y honor cumplir fielmente vuestras obligaciones militares, guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, obedecer y respetar al Rey y a vuestros jefes, sin abandonarlos nunca y, si preciso fuera, entregar vuestra vida en defensa de España?

Al unísono, los cadetes formados contestaron con fuerza !!SÍ LO HACEMOS!!

El general Lanchares les replicó lo siguiente:
Si cumplís vuestro juramento o promesa, España os lo agradecerá y premiará, y si no, os lo demandará. Caballeros y Damas Cadetes, !!VIVA ESPAÑA!! !!VIVA EL REY!!

Comenzaron a sonar los primeros compases de la briosa Marcha Militar “San Marcial”, interpretada por la Unidad de Música de la AGM y se inició la secuencia en la que todos los Caballeros y Damas Cadetes pasaron, de a uno, frente a la Bandera, para depositar en ella un beso con el que sellaban su compromiso con España, inclinando antes la cabeza en señal de respeto a lo que representa la totalidad de los españoles.

Con admirable precisión y armonía, cual si de un ballet militar se tratara, 464 hombres y mujeres, con la ilusión y determinación reflejados en su rostro, de ser el día de mañana oficiales del Ejército de Tierra y de la Guardia Civil, participaron en esta ceremonia, para muchos, la más importante en la vida de un militar.

Posteriormente los cadetes, formados de a tres, desfilaron bajo la Bandera en señal de que España acepta su juramento o promesa, un compromiso que no prescribe nunca.

Seguidamente el general director de la Academia General Militar, Luis Lanchares, pronunció un discurso del que ofrecemos a ustedes, queridos lectores que nos siguen, el siguiente resumen:

TG Gabaldón y Rodrigo Echenique
TG Gabaldón y Rodrigo Echenique

Inició su intervención con palabras de bienvenida y gratitud hacia las autoridades, componentes de la AGM, y del Centro Universitario de la Defensa, familiares y amigos asistentes al acto.

Nos recordó que el solemne acto de Juramento de Fidelidad a la Bandera se remonta a los tiempos de Carlos III, estando recogido en sus Ordenanzas.

Se dirigió luego a los cadetes para decirles lo siguiente: “Cadetes, hoy al jurar la Bandera de España, símbolo permanente de unidad, esfuerzo común, de creación continua, de solidaridad, de historia y de libertad, habéis adquirido un compromiso que os acompañará de por vida, obedecer al rey y estar siempre prestos a defender hasta sus últimas consecuencias a nuestra Patria España“.

Citó aquí algunos bellos fragmentos del Poema España, de José Luis Santiago de Merás, “…el hogar que nos ampara…el incierto futuro donde pones tu esperanza…el rojo y gualda que pone ese nudo en la garganta…el pulso alegre de tu sangre alborotada, porque el futuro que es tuyo, también lo será de España“.

Alocución del general Luis Lanchares
Alocución del general Luis Lanchares

Se refirió al mismo compromiso adquirido por todos aquellos oficiales que desde 1886 han besado la Bandera, “y que os exigirá de por vida, al igual que a los que os han precedido en la carrera de las armas, consagraros al servicio de la Patria, quehacer común de los españoles de ayer, de hoy y mañana“. Todavía les dijo algo más:

Cadetes, hoy habéis manifestado públicamente el vínculo espiritual que os une con vuestra Patria y sellado vuestro compromiso con ella y con los valores que la definen. Desde hoy estáis unidos a cuantos en la actualidad sirven a España, a los que os han antecedido en tan noble tarea y a quienes se os unirán en el futuro. Solo me resta animaros a que día a día, de forma decidida y sin complejos, contribuyáis a reforzar los lazos que unen a todos los españoles, aportéis vuestra contribución al esfuerzo colectivo, hagáis gala de vuestra españolidad y mostréis en todo momento que vuestro compromiso con España es firme y duradero“.

También se dirigió a los cadetes que al finalizar el acto se despedían de la que hasta ese momento había sido su casa, donde han dado sus primeros pasos en la carrera de las armas, para recordarles que el vínculo que les une a la General y a los compañeros con los que han compartido este período de formación no se borrará y se conservará después de muchos años y a pesar de las vicisitudes de la carrera militar.

Felicitó luego a los familiares y amigos de los cadetes, “testigos y garantes del deber que estos han adquirido. Con su presencia dan al acto la solemnidad requerida, refuerzan el valor del juramento contraído y muestran a los cadetes que comparten con ellos sus ideales“.

Con emotividad mostró el reconocimiento y afecto de la Academia a un colaborador reconocido, designándole Cadete Honorífico.

Instituido en 1990, el título de Dama o Cadete Honorífico tiene por “finalidad distinguir a personas que han destacado por su apoyo a la Academia General Militar . De esta forma, la General establece un vínculo permanente de afecto y cooperación con distintas personalidades civiles atendiendo, sobre todo, a motivaciones de justicia, gratitud y mutuo reconocimiento“.

Circunstancias todas ellas que se dieron en D. Emilio Botin Sanz de Sautuola García de los Ríos, quien, comprometido con una educación superior de calidad, contribuyó a los intercambios docentes con las academias militares, estadounidense de West Point y francesa de Saint Cyr, ayudando así a que la formación de nuestros cadetes haya alcanzado las más altas cotas de excelencia. Sirva su designación como Cadete Honorífico, para mostrar el expreso reconocimiento de los cadetes de la General a tan noble tarea. Así finalizó su alocución el general Lanchares:

Cadetes, la Bandera que bordara nuestra Reina, con sus viejas cintas y su antiguo paño, curtida con el paso de los años, hace latir nuestro corazón con orgullo de españoles, nos impulsa a sumar nuevos laureles a la grandeza de España y nos recuerda que si preciso fuera habremos de combatir con honor y luchar con ardor.Y como muestra de ese compromiso gritar conmigo“,

!!VIVA ESPAÑA!! !!VIVA EL REY!! !!VIVA LA ACADEMIA GENERAL MILITAR!!

Ceremonia de Homenaje a los Caídos
Ceremonia de Homenaje a los Caídos

A continuación tuvo lugar la Ceremonia de Homenaje a los Caídos, cargada siempre de emotividad. Son esos momentos en los que la solemnidad extiende su manto y, todos bajo él, se embargan en el recuerdo a los caídos, siendo difícil contener las emociones que pugnan por manifestarse abiertamente. Se dio lectura al bello soneto de rigor, que dice así:

Lo demandó el honor y obedecieron, lo requirió el deber y lo acataron, con su sangre la empresa rubricaron, con su esfuerzo la Patria engrandecieron. Fueron grandes y fuertes porque fueron fieles al juramento que empeñaron. Por eso como valientes lucharon y como héroes murieron. Por la Patria morir fue su destino, querer a España su pasión eterna, servir en los ejércitos su vocación y sino. No quisieron servir a otra Bandera, no quisieron seguir otro camino, no supieron vivir de otra manera“.

A continuación, se interpretó la oración cristiana “la muerte no es el final” y, simultáneamente, guiones, banderines y porta-coronas, avanzaron a paso lento hacia el monolito que recuerda a los que, en paz o en guerra, dieron su vida por España.

Tribuna de Autoridades
Tribuna de Autoridades

Se depositó una corona de laureles y el R.V. Miguel Ángel Melguizo, capellán castrense con consideración de capitán, rezó la siguiente oración, “que el Señor de la vida y la esperanza, fuente de salvación y paz eterna, les otorgue la vida que no acaba, en feliz recompensa por su entrega. Que así sea“.

El punto álgido de la Ceremonia de Homenaje a los Caídos es el toque de oración, que todos escuchamos con un nudo en la garganta como dijo el general Lanchares. Al llegar al punto ejecutivo saludamos con gran respeto y admiración a quienes nos precedieron en el servicio a España, y coincidiendo con su último acorde, se disparó una Salva de Honor de fusilería. Seguidamente, con gran entusiasmo se cantó el Himno de la Academia General Militar y después las Unidades abandonaron el Patio de Armas para ocupar posiciones previas al posterior desfile .

Minutos después, por la inmensa Avenida del Ejército, en perfecto orden cerrado, desfilaron todas ellas con impecable marcialidad frente a la tribuna de autoridades, arrancando espontáneos aplausos y vítores , del numeroso público asistente al acto.

Posteriormente la Unidad anfitriona ofreció un Vino Español en el Salón de Actos Sociales, al inicio del cual pronunció unas palabras el jefe del Mando de Adiestramiento y Doctrina del E.T. teniente general , José Carrasco Gabaldón, en las que dijo lo siguiente:

Desfile por la Avenida del Ejército
Desfile por la Avenida del Ejército

Los que habéis jurado bandera hoy tened en cuenta que , sin duda, este es el acto más importante de vuestra carrera militar. Con el juramento de hoy os habéis comprometido para toda vuestra vida, pero no os preocupéis, que recordar el juramento cada día es fácil. Con el cumplimiento del deber diario se recuerda el juramento que hoy habéis empeñado, y nosotros os saludaremos, vuestros subordinados, vuestros iguales, vuestros superiores, y a lo largo de vuestra vida académica habéis de ver promociones que pasan a saludar a los 25 años, a los 40 y a los 50 años. Ese es el ejemplo que tendremos que dar para que veáis que no se pasa de jurar bandera a lo largo de la vida militar.

De hecho, aquí hoy me acompañan veteranos, encabezados por el teniente general Arregui, que tras una muy brillante vida militar, independientemente de su situación de Reserva/Retiro, cada vez que les llamamos vienen, y estoy seguro de que cada vez que lo hacen refrendan su juramento“.

Acabo de despedir al representante del Banco Santander y lo que pensaba decirle allí se lo he dicho aquí, y es que de bien nacidos es el ser agradecidos. Como de bien nacidos es el ser agradecidos, a los cadetes de todos los cursos y a los alféreces de todos los cursos, os pido que seáis agradecidos. Recordad en vuestros profesores aquellos que, a no tardar mucho, pasarán por vuestra cabeza evocando sentimientos de gratitud por lo que han hecho para vuestra formación. Es posible que a algunos no los volváis a ver“.

El TG Carrasco Gabaldón cierra el acto militar
El TG Carrasco Gabaldón cierra el acto militar

Aprovechad cada día, con un simple gracias, o con un simple reconocimiento a su labor, que yo os puedo asegurar es extraordinaria“.

Y termino. Ya lo dijo el general en el patio, España, Patria, Bandera, compañerismo, lealtad, es un sencillo pero impresionante vocabulario que os queremos transmitir en el día a día para que vosotros a su vez transmitáis los valores que encierra, para que el Ejército siga manteniendo el prestigio que tiene, para bien de España y honra de sus componentes“.

El teniente general Carrasco Gabaldón cedió el honor de brindar por S.M. el Rey al militar más antiguo de los presentes, el teniente general José Javier Arregui Asta, que dijo lo siguiente:

Señoras, señores, queridos compañeros, os pido que alcemos nuestra copa por quien es el primer soldado de España, !!POR SU MAJESTAD EL REY!!

Terminó el acto y nosotros finalizamos nuestra crónica felicitando desde la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, al general director de la Academia General Militar de Zaragoza, GB. Luis Lanchares Dávila, por su brillante organización a la vez que le agradecemos la invitación al mismo.

!!ENHORABUENA MI GENERAL!! 

EnglishFrenchSpanish