Festividad

LA ACADEMIA GENERAL MILITAR CELEBRA EL LXXV ANIVERSARIO DE SU FUNDACION PRESIDIDO POR SU MAJESTAD EL REY

Su Majestad el Rey preside el acto (foto AGM)

Su Majestad el Rey de España Don Felipe VI presidió, el pasado lunes 20 de febrero de 2017, el acto de celebración del LXXV Aniversario Fundacional de la Academia General Militar de Zaragoza, en su Tercera Época.

Le acompañaron la Ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, el jefe de Estado Mayor del Ejército, Jaime Domínguez Buj, el Subsecretario de Defensa, Arturo Romaí Sancho, el jefe del Mando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército de Tierra, José Carrasco Gabaldón, y el Director General de la Guardia Civil, José Manuel Holgado Merino.

Las principales autoridades civiles, autonómicas y locales que asistieron al acto fueron las siguientes, Presidente del Gobierno de Aragón, Francisco Javier Lambán Montañés, Presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba Borderías, Delegado del Gobierno de España en Aragón, Gustavo Alcalde Sánchez, Alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve Roche, y Justicia de Aragón, Fernando García Vicente.

A su vez, de la numerosa relación de invitados destacaremos que, asistieron representaciones de, Caballeros y Damas Cadetes Honoríficos, Autoridades académicas de la Universidad de Zaragoza y de la Universidad San Jorge, antiguos Directores y Jefes de Estudios de la AGM, Directores de ENM, AGA, y AGC, Jefes de las Unidades de la Plaza de Zaragoza, Organo de Gobierno y personal del CUD, Reservistas voluntarios vinculados a la AGM, y Patronato de Huérfanos del Ejército de Tierra, entre otros muchos.

Estuvieron representadas igualmente numerosas asociaciones y hermandades vinculadas con las Fuerzas Armadas, de lo cual nos gusta dejar testimonio, entre ellas las siguientes:

Hermandad Provincial de Antiguos Caballeros Legionarios de Zaragoza, Asociación Española de Soldados Veteranos de Montaña, Agrupación Renovados Tercios Españoles, Asociación de Militares y Guardias Civiles con Discapacidad, Asociación de Veteranos Paracaidistas, Reales Tercios de España (V Tercio “General Aranda”), Unión Nacional de Milicias Universitarias , y Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil.

Hay que añadir que el acto había despertado gran expectación en la sociedad zaragozana y aragonesa y contó con un gran despliegue de medios informativos, que en todo momento estuvieron coordinados por personal de la Casa Real en sus desplazamientos, siguiendo las distintas secuencias del evento.

Autoridades civiles

Su Majestad el Rey llegó a Zaragoza a bordo de un helicóptero AS 532 COUGAR, del 402 Escuadrón, encuadrado en el ALA 48 de las Fuerzas Aéreas, que tomó tierra en terrenos deportivos de la AGM.

A las 11.30 horas la Bandera de la Academia General Militar, con los honores reglamentarios, a los acordes del Himno de España se incorporó a su puesto en Formación.

La confección de la Bandera de la AGM se realizó por encargo de la Reina María Cristina de Habsburgo, viuda del Rey Alfonso XII, y fue bordada por artistas españoles de la época. La entrega se realizó el 17 de julio de 1886 en el Alcázar de Toledo, sede de la Academia en su Primera Época. Desde entonces más de 23.000 oficiales han besado su paño, sellando de esta manera su compromiso con España. Conserva su escudo original por tener consideración de Bandera Histórica.

Felipe VI hizo su entrada en el Patio de Armas de la Academia General Militar, ricamente engalanado para la ocasión, y recibió los honores de ordenanza, con Himno nacional en su versión completa y Salva de 21 cañonazos, que fueron disparados por una batería de 6 Obuses Oto Melara 105/14 del Regimiento de Artillería de Campaña Nº 20.

Seguidamente, a los acordes de la marcha “El Viejo Almirante”, interpretada por la Unidad de Música dela AGM, S.M. el Rey revistó la Formación, compuesta por las siguientes Unidades:

Su Majestad el Rey Felipe VI revista la Formación

Escuadra de Gastadores, Unidad de Música de la AGM, Plana Mayor de la Agrupación de Cadetes, tres Compañías de Caballeros Cadetes de Segundo Curso escoltando a la Bandera, dos Compañías de Caballeros Alféreces Cadetes de Tercer Curso, cuatro Compañías de Caballeros Cadetes de Primer Curso, y dos Compañías de Caballeros Alféreces Cadetes de Cuarto Curso.

Felipe VI, saludó a las autoridades e invitados presentes y pasó luego a ocupar la presidencia del acto.

A continuación se invocó a los Santos Patronos, con esta preciosa lectura. “Fieles a la gloriosa tradición que tienen nuestros ejércitos de venerar a sus santos Patronos, y conscientes de que estos patronazgos están estrechamente vinculados a la heroica historia de las Armas y Cuerpos del Ejército, hoy, en la conmemoración del aniversario de la fundación de la Academia General Militar, y desde el respeto a las creencias que cada uno tenga, queremos invocarles como Patronos y pedirles su protección. Que la Inmaculada Virgen María, Patrona del Arma de Infantería, Santiago Apóstol, Patrón del Arma de Caballería, Santa Bárbara, Patrona del Arma de Artillería, San Fernando, Patrón del Arma de Ingenieros, Santa Teresa de Jesús, Patrona del Cuerpo de Intendencia, San Juan Bosco, Patrón del Cuerpo de Especialistas, Santa Cecilia, Patrona de la Música Militar, Virgen del Buen Consejo, Patrona del Cuerpo Militar de Intervención, y la Virgen del Perpetuo Socorro, Patrona de la Sanidad Militar, nos ayuden a ser ejemplo de generosidad y modelo de entrega, a cumplir fielmente con nuestro deber de servicio a España, a comprender que solo sirviendo a los demás se consigue la verdadera alegría de vivir, que orienten e iluminen nuestro trabajo en la docencia en la formación de los futuros oficiales del Ejército y de la Guardia Civil“.

Salutaciones

Todas estas plegarias las elevamos al cielo poniendo por intercesora a la Santísima Virgen del Pilar, Madre de España, Patrona de la Guardia Civil y de esta tierra que nos acoge“.

Se procedió a la lectura de los Reales Decretos de creación y reapertura de la Academia General Militar. Para ello, cadetes ataviados con uniformes de las tres épocas, marcharon al centro del Patio de Armas para dar lectura de los diferentes decretos fundacionales.

Además, y en conmemoración del papel desempeñado por los colegios militares como antecedente histórico de la creación de la Academia, cuatro alumnos vestidos con uniformes de ese período y formados al lado del monolito simbolizaron la etapa de los colegios generales del siglo XIX.

Después, por diferentes Órdenes publicadas en el Boletín Oficial de Defensa se concedieron diversas condecoraciones a personal de la Academia General Militar y del Centro Universitario de la Defensa.

Entre ellas se concedió la Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco, a Luis Antonio Gracia Lagarda, Deán del Cabildo Metropolitano de Zaragoza, por el que sentimos gran respeto y afecto.

Impuso la condecoración la Ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

El Deán Gracia Lagarda Condecorado

A continuación se procedió a la entrega de nombramientos de alférez a los alumnos que han cursado el primer cuatrimestre del Curso 2016-2017 en la Academia Militar de Estados Unidos, en West Point, y que no pudieron recibirlo al mismo tiempo que sus compañeros.

Seguidamente se hizo entrega del premio Teniente García Cabrelles, instituido con la finalidad de fomentar el espíritu de equipo, adiestramiento y resistencia física de los Caballeros y Damas Cadetes. El premio Teniente García Cabrelles se otorga a la Sección ganadora de la competición militar desarrollada entre las Secciones de la Agrupación de Cadetes.

El premio toma su nombre del teniente Vicente García Cabrelles, primer caído en combate de la Academia en su Primera Época, fallecido el 28 de octubre de 1893, en la línea de defensa de la ciudad de Melilla. Este año el premio lo recibió la 221ª Sección y fue entregado por el general director de la AGM, Luis Lanchares Dávila.

Premio Teniente García Cabrelles

Se procedió a la entrega del premio Profesorado Comandante Ezquerro, instituido con la finalidad de premiar la excelencia en la función docente del profesorado de la AGM. El premio Comandante Ezquerro se entrega al profesor que ha reunido en el pasado curso escolar los méritos más destacados. Toma su nombre del comandante Julián Ezquerro Serrano, profesor de la Academia General Militar entre 1973-1979, perteneciente a la XVI Promoción, y que fue víctima del terrorismo de ETA en Bilbao, el día 19 de septiembre de 1979. El premio lo recibió el capitán Carlos Silva Sáez, profesor del Departamento de Instrucción y Adiestramiento General, por su motivación para lograr la exclencia. Hizo entrega del premio la señora Trinidad López Gómez, viuda del comandante Ezquerro, acompañada de su hijo.

Como verán, queridos lectores que nos siguen, les estamos relatando un acto lleno de importantes secuencias y emotivas ceremonias, del que todavía nos quedaba mucho por disfrutar.

Tuvo lugar a continuación el nombramiento de Caballero Cadete Honorífico , que este año ha recaído en Rogelio Cuairán Benito. Con el nombramiento de Caballero o Dama Cadete Honorífico se pretende reconocer a aquellas personalidades civiles que se han significado por su afecto, cooperación y apoyo a la Academia General Militar.

Premio Comandante Ezquerro

Esta iniciativa tiene lugar en la AGM desde el año 1990. Rogelio Cuairán Benito fue gerente del Centro Universitario de la Defensa entre los años 2010-2014, contribuyendo en este período decisivamente, y siendo clave su gestión, para la consideración del actual modelo de formación de los Oficiales del Ejército y de la Guardia Civil.

En este día se conmemoraba el LXXV Aniversario fundacional de la Academia General Militar, en su Tercera Época, y la Academia quiso tener un reconocimiento especial con la Iª Promoción , que se incorporaba en el año 1942 de nuevo a este Centro y que, recogiendo el legado de las promociones formadas durante la Primera y Segunda Épocas, supieron transmitir el Espíritu de La General a las nuevas generaciones de oficiales. Para ello se hizo entrega de un recuerdo conmemorativo al TG. Fernando Gautier Larrainza, oficial más antiguo de la Iª Promoción, de la Tercera Época. Hizo entrega el General de Ejército, Jefe del Estado Mayor del Ejército, Jaime Domínguez Buj.

A continuación el general director de la Academia General Militar, Luis Lanchares Dávila, pronunció un discurso que inició con las siguientes palabras:

MAJESTAD

Caballero Cadete Honorífico

Sin novedad en la Academia General Militar, que honrada por vuestra presencia forma en este histórico patio donde tantas promociones de cadetes se han comprometido a servir a España con un sencillo gesto, el beso a la Bandera que a todos une y representa“.

La Academia General Militar es heredera de una larga tradición de formación de oficiales y la constatación del firme compromiso del Ejército de asegurar para estos la más completa y exigente preparación“.

Señaló después que la AGM ha sabido adaptarse a lo que le ha sido requerido, manteniendo su esencia, sintetizada en el Decálogo del Cadete, verdadero código de conducta que guía su actuación diaria y que se materializa en el Espíritu de La General, que es común a todos los Oficiales del Ejército pues al haberse formado en un mismo Centro, comparten compañerismo, temple de alma, dignidad y austeridad, como exige la profesión de las armas.

También dijo que esos valores adornan a la I Promoción de la Tercera Época, que ahora cumplía 75 años de su Jura de Bandera, añadiendo que el TG. Gautier Larrainza representa hoy a aquellos jóvenes cadetes que besaron la Bandera entregada por la Reina María Cristina.

Se refirió a la búsqueda de la excelencia, para dar a España los mejores oficiales, como una constante de los profesores de la AGM que hoy comparten esa aspiración con los profesores del Centro Universitario de la Defensa.

Recuerdo a la 1ª Promoción (foto AGM)

Citó al capitán Silva, como justo merecedor del premio Comandante Ezquerro, que se entregaba por primera vez como un claro ejemplo de ello, pues su prestigio, liderazgo dedicación y entusiasmo le han hecho ganarse el cariño y admiración de sus cadetes y le hacen digno sucesor del comandante de Infantería Julián Ezquerro Serrano, reputado profesor del Centro, reconocido y admirado por cuantos le conocieron , cuya vida fue truncada por un atentado terrorista.

La formación en valores, dijo ser la seña de identidad de La General y supone conocer su historia y tradiciones, recordar a sus héroes y honrar su memoria, que es ejemplo y guía para los cadetes. El premio teniente García Cabrelles, primer componente de La General fallecido en combate, reeconoce el esfuerzo, capacidad de sufrimiento, cohesión y liderazgo de la I Sección de la 22 Compañía del II Batallón, a la cual felicitó.

Felicitó luego, muy calurosamente, al recién nombrado Cadete Honorífico Rogelio Cuairán por su ingreso en el selecto y apreciado grupo de los Caballeros y Damas Cadetes Honoríficos, en justo reconocimiento a su contribución desde el Centro Universitario de la Defensa a la formación de los cadetes, a su amor a España y al Ejército, y a la continuación de una larga vinculación con la Academia.

También felicitó a los Caballeros Alféreces Cadetes que habían cursado estudios en West Point y a todos aquellos que habían sido galardonados, muy especialmente al Caballero Cadete Honorífico Gracia Lagarda, al que dijo, “querido Luis, la recompensa que hoy se te ha entregado es la constatación evidente del aprecio de tu Academia y de cuantos cadetes han pasado por la Basílica para invocar el apoyo de la Pilarica“.

Alocución del general Lanchares (foto AGM)

Resaltó los noventa años de fructífera y cordial relación de la Academia con la ciudad de Zaragoza, de gran arraigo militar, donde se han escrito páginas de gloria para España, aspirando a que continúe creciendo y fortaleciéndose convencidos de que La General es sentida como suya por los zaragozanos.

El general Lanchares se refirió a la colaboración con el Centro Universitario de la Defensa, que proporciona a los futuros oficiales una completa formación científica, técnica y humanística. Unos oficiales con vocación, abnegación y sentido del deber, altamente cualificados, comprometidos con su trabajo, dispuestos a arrostrar penalidades y sacrificios, prestos a servir a España y a los españoles donde y cuando sea preciso. Estos son los oficiales que se forman en la Academia General Militar.

Para finalizar, el general dijo lo siguiente:

MAJESTAD
Orgullosa de su pasado, exigente en el cumplimiento de sus presentes cometidos, y comprometida con el futuro, La General continuará por la senda trazada por nuestros predecesores, la del rigor en el trabajo, la constante búsqueda de la excelencia, la aspiración permanente a dar a España los mejores oficiales“.

Entrega de Nombramientos de Alférez

CADETES de la Academia General Militar, como muestra de vuestro compromiso de plena entrega al servicio de España y del inquebrantable vínculo existente entre quienes han servido, sirven y servirán en La General, os pido que unáis vuestras voces para gritar conmigo, !VIVA ESPAÑA! !VIVA EL REY! !VIVA LA ACADEMIA GENERAL MILITAR!

Tuvo lugar seguidamente la solemne y emotiva ceremonia de homenaje a los soldados de todos los tiempos, encuadrados en los ejércitos de España, que un día lucharon con valor, sirvieron con lealtad y murieron con honor.

Se dio lectura del bello soneto del poeta Martín Garrido Hernando, en su versión modificada de 12 de octubre de 2004, que dice así:

Lo demandó el honor y obedecieron,
lo requirió el deber y lo acataron;
con su sangre la empresa rubricaron
con su esfuerzo la Patria engrandecieron.
Fueron grandes y fuertes, porque fueron
fieles al juramento que empeñaron.
Por eso como valientes lucharon,
y como héroes murieron.
Por la Patria morir fue su destino,
querer a España su pasión eterna,
servir en los ejércitos su vocación y sino.
No quisieron servir a otra Bandera,
no quisieron andar otro camino
no supieron vivir de otra manera.

Se cantó la parte central de la oración cristiana, “la muerte no es el final”, obra del sacerdote español Cesáreo Gabarain, elegida en 1981 como Himno para honrar a los caídos de las Fuerzas Armadas españolas.

Dice así:

Cuando la pena nos alcanza
por un compañero perdido,
busca en la fe su esperanza.
En Tu palabbra confiamos
con la certeza que Tú
Ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz.
Ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz.

Simultáneamente, guiones, banderines y portacoronas avanzaron a paso lento hacia el monolito que recuerda a los que, en paz o en guerra, dieron su vida por España.

Se depositó una corona de laurel a los pies del monolito y el R.V.

Ceremonia de Homenaje a los Caídos

Miguel Ángel Melguizo, capellán castrense de la AGM, con consideración de capitán, rezó la siguiente oración:
Que el Señor de la vida y la esperanza, fuente de salvación y paz eterna, les otorgue la vida que no acaba, en feliz recompensa por su entrega. Que así sea“.

Embargados por la intensa emoción del momento escuchamos el toque de oración y, coincidiendo con su último acorde, una Salva de Honor de fusilería.

A continuación se cantó el Himno de la Academia General Militar y seguidamente se recitó el Artículo 1º del Decálogo del Cadete, “Tener un gran amor a la Patria y fidelidad al Rey, exteriorizado en todos los actos de su vida“.

Después se dislocó la fuerza, que se dirigió a ocupar posiciones previas para el posterior desfile.

Desfile que en esta ocasión nos brindaba una importante sorpresa, con la participación de tropas motorizadas, y sobre el cual nos vamos a extender en base a la información oficial de la que disponemos.

Desfile de la Agrupación de Cadetes

Su OBJETO era integrar dentro de los actos conmemorativos del CXXXV Aniversario de la creación de la AGM, un desfile motorizado que, tras el desfile a pie de la Agrupación de Cadetes, mostrase:

Las capacidades que el E.T. aporta a la enseñanza en la formación de sus futuros oficiales

El impulso actual hacia el plan de liderazgo en vigor en la Academia
La evidente importancia dada al concepto de interarmas en la preparación de los futuros oficiales
La UNIDAD GENERADORA fue la Brigada Aragón I. Los Caballeros Alféreces Cadetes de 4º Curso ocuparon los puestos tácticos de jefe de sección/pelotón/equipo.

El mando de cada vehículo recayó en el personal de la Brigada Aragón I.

Instantes previos al desfile de Unidades Motorizadas

Por la Avenida del Ejército vimos desfilar primero, brillantemente como siempre en orden cerrado, a la Agrupación de Cadetes, al mando del coronel Jefe de Estudios de la AGM, Enrique Gaitán Monje, y posteriormente asistimos al espectacular desfile de la Agrupación de Unidades Motorizadas, con arreglo a la siguiente composición: Mando de la Agrupación. Teniente coronel, Pedro Valdés Guía, del Batallón de Infantería “Flandes” I/IV, del Regimiento Acorazado “Pavía” Nº 4. Unidad de Infantería, (2 carros de Combate Leopardo 2A5E y 2 VAMTAC, del Regimiento Acorazado “Pavía Nº 4) Unidad de Caballería, (2 Vehículos de Exploración de Caballería VEC, y 2 Vehículos de Reconocimiento y Combate de Caballería VRCC, Centauro, del Regimiento Acorazado “Pavía Nº4. Unidad de Artillería, (2 Obuses Autopropulsados ATP-M109, 2 Obuses Remolcados Light Gun, y 2 Puestos de Tiro de Misil Antiaéreo Mistral, del Regimiento de Artillería de Campaña Nº 20. Unidad de Ingenieros, (2 Vehículos de Combate de Zapadores y 1 Vehículo Ligero remolcando una Lancha Zodiac, del Batallón de Zapadores I). Unidad de Transmisiones, (2 Estaciones de Telecomunicaciones y 1 transporte Oruga Acorazado de Puesto de Mando, del Batallón del Cuartel General de la Brigada Aragón I)Unidad Logística, (1 Camión Plataforma VEMPAR, 1 Camión Grúa y 1 Ambulancia, del Grupo Logístico I).

Desfile de Unidades Motorizadas

Una vez finalizado el desfile, Su Majestad Felipe VI saludó a los oficiales al mando de las Unidades participantes y se dio por terminado el acto militar.

Finalizó así una jornada que vivimos intensamente en torno al Rey de España y nosotros, desde estas sencillas líneas de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, finalizamos nuestra crónica felicitando al general director de la Academia General Militar, Luis Lanchares Dávila, por la brillante organización del acto, que revistió gran solemnidad, a la vez que expresamos nuestro agradecimiento al personal de la Oficina de Comunicación por todas las facilidades que nos han dado para la confección del presente reportaje.

EnglishFrenchSpanish