Noticias

La Guardia Civil detiene a tres personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública

 Dos de los detenidos, un hombre y una mujer, están relacionados con la desarticulación de un punto de venta de estupefacientes llevada a cabo el pasado 5 de mayo en la localidad de Caspe
 El tercero de los detenidos transportaba más de dos kilos de cogollos de marihuana en el vehículo con el que circulaba

Agentes del Equipo Territorial de Policía Judicial-Roca de la Guardia Civil de Caspe han detenido a dos personas, un hombre y una mujer, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

Tras la operación llevada a cabo el pasado 5 de mayo, en la que tres personas fueron detenidas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y otro de pertenencia a grupo criminal, los especialistas de Policía Judicial-Roca de Caspe tuvieron conocimiento de que alguno de los implicados en estos hechos, seguía realizando la misma actividad ilícita.
Una vez recabada toda la información, la Guardia Civil obtuvo la identidad de dos personas que vivían ilegalmente en una vivienda de la Ciudad de Caspe y que se estarían dedicando la venta de drogas. Comprobando, igualmente, que una de ellas había sido detenida el pasado 5 de mayo por un hecho similar.

Por estos hechos, en la mañana del día 16 de junio se realizaron dos registros domiciliarios ubicados en el mismo bloque de viviendas, incautando en uno de ellos 25 gr de hachís, 4 gr de cocaína, 452 gr de cogollos de marihuana, una báscula de precisión, diversas herramientas de construcción, varios relojes de alta gama de los que no pudieron acreditar su legítima procedencia, y un total de 690 euros en efectivo.

Por estos hechos dos personas, un hombre y una mujer, de 32 y 35 años respectivamente y nacionalidad marroquí, fueron detenidos como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

Ambos detenidos pasaron a disposición judicial tras la instrucción de las correspondientes diligencias, decretándose el ingreso en el Centro Penitenciario de Zuera del varón.

La investigación sigue abierta para el esclarecimiento de la procedencia tanto de las herramientas como de los relojes de alta gama intervenidos.

En esta operación han intervenido, además de los especialistas del Equipo Territorial de Policía Judicial-Roca de la Guardia Civil de Caspe, agentes pertenecientes al Grupo de Reserva y Seguridad nº 5, especialistas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial y Grupo Cinológico de la Guardia Civil de Zaragoza, con perros adiestrados en la detección de sustancias estupefacientes.

Por otro lado, en la tarde del 19 de junio la Guardia Civil de Caspe recibió un aviso de la Central de Emergencias (062) de la Guardia Civil de Zaragoza en la que se les informaba de la solicitud de apoyo realizada por especialistas del Destacamento de Tráfico de Alfajarín para que se trasladasen a una estación de servicio ubicada en el kilómetro 1,800 de la A-230 en el término municipal de Caspe.

Una vez en el lugar y entrevistados con los especialistas de Tráfico, son informados que habían procedido a dar el alto a un vehículo que circulaba con placas de matrícula degastadas y no se observaban correctamente. En el momento que los agentes se entrevistaron con el conductor con la finalidad de identificarlo, comprobaron que este no poseía el permiso de conducción habilitante además de observar un fuerte olor que procedía del interior del turismo, característico de la marihuana.

Por todo lo anterior se procedió a comprobar el interior del vehículo, localizando en el interior del maletero dos cajas de cartón conteniendo 6 bolsas de plástico llenas de cogollos de marihuana y que, tras su pesado arrojaron una cantidad superior a los 2 kg.

Tras entrevistarse con el conductor este les comentó que el vehículo no era suyo, que lo había alquilado a otra persona por 50 euros y que un amigo de esta le había solicitado que fuera a Maella a buscar unas cosas para trasladarlas a Zaragoza, a cambio le daría 500 euros.

Por estos hechos, este varón de 28 años y vecino de Zaragoza, fue detenido como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y fue puesto a disposición judicial en la mañana de ayer.

La investigación sigue abierta, no descartándose nuevas detenciones.

EnglishFrenchSpanish