Noticias

LA SACRA Y MILITAR ORDEN CONSTANTINIANA DE SAN JORGE CONMEMORA EN ZARAGOZA LA VICTORIA EN LA BATALLA DE PUENTE MILVIO

Representación de la Batalla de Puente Milvio

La Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge celebró el pasado 26 de octubre de 2019, en la capital aragonesa, con gran brillantez, varios actos conmemorativos de la victoria de Constantino en la Batalla de Puente Milvio, acontecida el 28 de octubre del año 312 de nuestra era. Tuvimos el honor de ser invitados a estos actos de celebración de lo que fue un enfrentamiento militar armado entre los ejércitos de los emperadores Constantino y Majencio, que se saldó con la victoria del primero, poniendo fin a la tetrarquía del momento.

La Batalla de Puente Milvio, sostenida a orillas del Tiber, a las puertas de la eterna Roma, constituye un importante punto de inflexión en la historia del cristianismo ya que los historiadores cristianos del momento, y posteriores, atribuyeron la victoria de Constantino a una intervención divina en la que, supuestamente, Constantino vio en el cielo una cruz con la leyenda, In Hoc Signo Vinces, (con este signo vencerás), lo cual despertó en él la tendencia al cristianismo, que luego legalizó como religión en el imperio, en el año 313, mediante el Edicto de Milán.

Los actos conmemorativos se desarrollaron en el Acuartelamiento San Fernando, de Zaragoza, y se iniciaron a las 12.30 horas con la celebración de la Santa Misa, oficiada por el R.V. Ángel Briz Fernández, capellán castrense del Regimiento de Pontoneros y Especialidades de Ingenieros 12, del Hospital General de la Defensa en Zaragoza, y del Acuartelamiento San Fernando. Asistieron, entre otras, las siguientes personalidades:

Miembros de la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge

Por la Sección de Aragón de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén, la Dama de Encomienda, Condesa de Isla, Ilma. Sra. Dña. Carmen Zurita y Sáez de Navarrete; por la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza, el Conde de Isla, Excmo. Sr. D. Pedro de Sancristóval y Múrua; por la Real, Antiquísima y Muy Ilustre Cofradía de Caballeros Nobles de Nuestra Sra. del Portillo de Zaragoza, el Barón de Mora, D. Jesús Javier Franco de Espés y Ureta.

Asistieron al acto los siguientes miembros de la Real Comisión para España de la Orden Constantiniana: Excmo. Sr. D. Francesc Xavier Montesa y Manzano, Vicepresidente de la Real Comisión para España y Delegado en el Principado de Cataluña; Ilmo. Sr. D. Daniel Aznar Martínez, Secretario General de la Real Comisión para España.

De la Delegación de Aragón, Navarra y la Rioja, asistieron: Delegado, Ilmo. Sr. D. Juan Luis Doncel Paredes; Vicedelegado, Ilmo. Sr. D. Carlos E. de Corbera y Tobeña; Secretario, Ilmo. sr. D. Gonzalo Vazquez de la Judie; Ilma. Sra. Dña. María Teresa Villareal y Nogués; Ilmo. Sr. D. Alberto García Mir; Ilmo. Sr. D. Juan Nadal García; Ilmo. Sr. D. Rafael Villuendas Rodríguez.

Representaciones e invitados

Entre los invitados se encontraban el Ilmo. Sr. D. Gonzalo Aguado Aguarón, Presidente de la prestigiosa Asociación Cultural Los Sitios de Zaragoza, y D. Luis Romero Colas, conocido estilista y administrador de empresas.

Los Reales Tercios de España, creados en 1942 por S.A.R. Don Juan de Borbón y Battemberg, estuvieron representados por el Comandante de RR.TT. D. Manuel Grao Rivas, Jefe de RR.PP. e Institucionales del Tercio Norte-Delegación Aragón.

Previamente a la celebración de la Santa Misa, los miembros presentes de la Orden Constantiniana, junto con el capellán castrense, se dirigieron en procesión desde la sacristía del templo, primero por el exterior de la iglesia, y avanzando después en el interior por la Vía Sacra, hasta ocupar sus respectivos lugares de representación, junto al altar en el que figuraba la Bandera de España.

Celebración de la Santa Misa en la Sede Canónica de la Orden

El Secretario de la Orden, en Aragón, D. Gonzalo Vazquez de la Judie, realizó la siguiente lectura, correspondiente a la 29ª semana del Tiempo Ordinario: Lectura de la carta del apóstol San Pablo a los romanos. “Ahora no pesa condena alguna sobre los que están unidos a Cristo Jesús. Por la unión con Cristo Jesús, la ley del espíritu de vida me ha librado de la ley del pecado y de la mente, lo que no pudo hacer la ley, reducida a la impotencia por la carne pecadora como la nuestra, haciendo victima por el pecado, y en su carne condenó el pecado. Así, la justicia que proporciona la ley puede realizarse en nosotros, que ya no procedemos dirigidos por la carne, sino por el espíritu. Porque los que se dejan dirigir por la carne tienden a lo carnal, en cambio los que se dejan influir por el espíritu tienden a lo espiritual”.

Gonzalo Vázquez de la Judie

Nuestra carne tiende a la muerte y el espíritu a la vida y a la paz. Porque la tendencia es rebelarse contra Dios. No solo no se someten a la ley de Dios, ni siquiera lo puede. Los que viven sujetos a la carne no pueden agradar a Dios. Pero vosotros no estáis sujetos a la carne sino al espíritu, ya que el espíritu de Dios habita en vosotros. El que no tiene el espíritu de Cristo no es de Cristo. Pues bien, si Cristo está en vosotros, el cuerpo está muerto por el pecado, pero el espíritu vive por la participación obtenida. Si el espíritu del que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, el que resucitó de entre los muertos Cristo Jesús vivificará tomarán vuestros cuerpos mortales, por el mismo espíritu que habita en vosotros”.

El Sueño de Constantino

Esta es la generación que busca tu nombre, fue el Salmo responsorial, y a continuación se dio lectura del Santo Evangelio según San Lucas: En aquel tiempo se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos, cuya sangre había sido mezclada por Pilatos con la de los sacrificios que ofrecían. Jesús respondió: ¿Pensáis que esos galileos eran menos pecadores que los demás galileos porque acabaron así?. Os digo que no; y, si no os convertís todos pereceréis lo mismo. Y aquellos 18 que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿pensáis que que eran menos culpables que el resto de habitantes de Jerusalén? Os digo que no; y si no os convertís todos pereceréis de la misma manera. Y les dijo esta parábola: Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró. Dijo entonces al viñador: Ya ves, tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera y no lo encuentro. Córtala, ¿para qué va a ocupar terreno en balde?. Pero el viñador contestó: Señor, déjala todavía este año, yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, la cortas.

El R.V. Ángel Briz comenzó la homilía con las siguientes palabras: Hoy nos reunimos aquí con la Orden Constantiniana de San Jorge, con la Delegación de Aragón, para celebrar la victoria de Constantino en el Puente Milvio, que trae en el año 313 la libertad religiosa, la libertad de culto, con la victoria que le anunció la cruz.

R.V. Ángel Briz Fernández

Nos exhortó el capellán castrense a poner el corazón en lo que perdura, que no es sino Cristo, que tomó nuestro cuerpo, nuestra naturaleza, e hizo pecado con nosotros, para que él que es Dios hombre, con su público y eterno sacrificio en la cruz transcribiera para nuestra salvación y nuestra victoria.

Nuestra victoria está en la cruz de Cristo. Estamos llamados a contemplar eternamente el rostro de Dios por ser hijos suyos.

Las rogativas fueron leídas por el Ilmo. Sr. D. Alberto García Mir, concluyendo…por la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge, por el Gran Maestre y su familia, por todos los Caballeros y Damas para que confluyamos fraternalmente en alcanzar las obligaciones que hemos adquirido, roguemos al Señor. El R.V. Ángel Briz también dijo, por S.M. el Rey, por todos los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, por todos los que están en misiones internacionales fuera de España y por todos los que dieron su vida por ella, roguemos al Señor.

Continuando con la eucaristía, le pedimos a la Virgen María, ella que es nuestra madre, la que es la primera de todas, la que se humilla y dice, he aquí la esclava del Señor, que nos cubra con su manto, que nos proteja para que no tengamos miedo de la cruz sino de alejarnos de Dios y de no cumplir fielmente su voluntad.

Alberto García Mir

Con gran respeto, agrado y emoción contenida escuchamos el Himno de España.

Durante la celebración litúrgica, el Secretario General de la Real Comisión para España de la Orden, Ilmo. Sr. D. Daniel Aznar Martínez, dio lectura del documento por el cual S.A.R. Don Pedro de Borbón Dos Sicilias, Duque de Calabria y Conde de Caserta, Gran Maestre de la Orden Constantiniana, concedía al Ilmo. Sr. D. Juan Nadal García, la medalla de plata del Jubileo de la Misericordia, y diploma de asistencia, a la Peregrinación a Roma del año 2016.

Realizó la entrega el Vicepresidente de la Real Comisión para España de la Orden, Excmo. Sr. D. Francesc Xavier Montesa y Manzano.

De principio a fin, la preciosa misa a la que asistimos estuvo acompañada por los bellos y delicados cantos de la Soprano Enriqueta Martínez, a la que tenemos el placer de escuchar en numerosos eventos. A lo largo del oficio religioso interpretó, con el virtuosismo al que nos tiene acostumbrados, las siguientes composiciones de inspiración religiosa: Laudate Dominum (Mózart), Benedictus (Karl Jenkins), Dona Nobis Pacen (Mózart), Panis Angélicus (César Frank), Ave María (William Gómez).

Daniel Aznar Martínez

Una vez finalizada la Santa Misa, tomamos unas fotografías de familia en la fachada principal de la iglesia castrense de San Fernando, sede canónica de la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge.

Posteriormente, la entidad anfitriona ofreció un Vino Español en la Residencia Castillejos, al inicio del cual, el Delegado en Aragón de la Orden, Ilmo. Sr. D. Luis Doncel y Paredes, tomó la palabra para decir lo siguiente: Antes de ceder la palabra para hacer el brindis, la Delegación de Aragón, seguimos con la tónica que tenemos de entregar una distinción por aquellas acciones que hayan sido meritorias durante una serie de tiempo.

Distinción a Juan Nadal García

La cimera es el símbolo de Aragón, del sentir regio. No solamente Don Jaime I el Conquistador llevaba la cimera conquistando, en lo que luego fue la conquista de Aragón, sino que primero fue Pedro IV el Ceremonioso el que se puso un casco con unas alas y un dragón para distinguir quien era el noble de todas las batallas. La primera cimera que entregamos fue al Duque de Hornachuelos, la segunda la entregamos a Don Xavier Montesa y esta tercera va a ser para Don Pedro de Sancristóval y Múrua.

Seguidamente, el Delegado de la Orden en Aragón, hizo entrega de la distinción al Conde de Isla, que la recibió visiblemente emocionado y sorprendido.

Soprano Enriqueta Martínez

Cedió la palabra Don Luis Doncel y Paredes a Francesc Xavier Montesa, quien dijo lo siguiente: Quiero que mis primeras palabras sean para agradecer a Juan Luis y a la Delegación de Aragón, Navarra y La Rioja, la invitación que nos han hecho.

Quiero decir además que me llamó Don Pedro ( S.A.R. Don Pedro de Borbón Dos Sicilias), para pedirme que os saludara de todo corazón. Por razones familiares no ha podido venir, también ha habido una Cumbre Hispano-Lusitana, en Badajoz, de las Reales Comisiones de Portugal y España, pero me pidió, cosa que hago muy gustoso, que os saludara a todos y a cada uno de vosotros en su nombre.

Yo os animo a la Delegación de Aragón, sabéis que a mí Aragón me tiene robado el corazón, mi familia originariamente es de aquí. Es una delegación pequeña pero muy dinámica y yo os animo a continuar en este camino, sin prisa pero sin pausa, las prisas siempre son malas consejeras.

Foto de familia a las puertas de la Iglesia Castrense de San Fernando

Quiero anunciaros que  la investidura del año que viene, por expreso deseo de nuestro Gran Maestre, será en Barcelona, el día 9 de mayo, en la Basílica de Nuestra Señora de la Merced.

Y vamos a brindar. Vamos a brindar por nuestro Gran Maestre, vamos a brindar por Su Majestad el Rey y por España, ¡VIVA EL REY! ¡VIVA ESPAÑA!

Nosotros aprovechamos este espacio de tiempo algo más relajado y distendido para recoger algún testimonio y hablamos con las personas que habían sido distinguidas durante los actos solemnes.

Palabras del Delegado de la Orden en Aragón

A Juan Manuel Nadal le preguntamos ¿qué distinción había recibido, cuánto tiempo llevaba en la Orden, qué suponía para él la medalla recibida, y qué le había parecido el acto?. Esto es lo que nos contestó: Es una medalla de plata de la Orden Constantiniana en agradecimiento y reconocimiento a la peregrinación que hicimos hace tres años a Roma, en la que se ganó el Jubileo. Llevo diez o doce años en la Orden y siempre es una satisfacción recibir algo así. Es algo que te hace sentir, que los esfuerzos que hagas en la orden y lo que hagas en el día a día, estés muy agradecido de pensar que haces las cosas bien. El acto me ha parecido súper bonito, súper emotivo, la ceremonia religiosa, ha llegado por momentos a emocionarme, la soprano, Enriqueta, ha sido una sorpresa y el páter, como siempre, con una sabiduría increíble en sus palabras.

A Pedro de Sancristóval y Múrua le preguntamos ¿qué habían sentido al recibir la cimera de la Delegación de Aragón, y esta fue su respuesta: Para empezar ha sido una sorpresa y sobre todo aprecio el cariño de todas estas personas.

Dejamos para el final una pequeña entrevista realizada al Vicepresidente de la Real Comisión para España de la Orden, Francesc Xavier Montesa y Manzano.

Reflejamos aquí nuestra preguntas junto con sus respuestas: ¿Este acto al que hemos asistido hoy, es la primera vez que se celebra?. Es la primera vez que la Delegación de Aragón, Navarra y la Rioja, ha tenido la iniciativa de celebrar lo que significó la Batalla de Puente Milvio en el año 312 en la que el emperador Constantino derrotó a Majencio, se convirtió en el único emperador de Roma y, mediante el Edicto de Milán del año 313 significó que los cristianos no estuvieran perseguidos y la libertad religiosa en todo el imperio.

Palabras del Vicepresidente de la R.C. para España

Para España ¿Se celebra en alguna otra zona de España?. Única y exclusivamente en Aragón, pero es una muy buena iniciativa que yo estoy seguro que tendrá repercusión y no me extrañaría que otras delegaciones también se sumaran a esta iniciativa aragonesa y la organizaran en el futuro.

¿Han asistido miembros de otras delegaciones?. Exactamente, la costumbre en la Orden Constantiniana es comunicar a todos los Caballeros y Damas pertenecientes, en este caso a la Real Comisión, cualquier actividad, sea académica, sea religiosa, que desarrollan las diferentes delegaciones. Se envió a todas las personas que están adscritas a nuestra Real Comisión y, en este caso, han venido personas de Madrid y también de Cataluña.

¿Debemos entender que es una conmemoración que ha venido para quedarse?. Desde luego que si. Todo dependerá de la perseverancia que tengan en esta delegación en organizarla, pero yo estoy completamente seguro de que ha venido para quedarse. La ceremonia ha sido preciosa, quiero felicitar al Delegado de la Orden en Aragón, Juan Luis Doncel y al Consejo de Gobierno de la Delegación por la exquisitez de cómo la han organizado. Ha sido una ceremonia muy emotiva, verdaderamente preciosa y desde luego también quiero dar las gracias al páter que ha presidido la ceremonia y también a las autoridades militares que nos han abierto las puertas de par en par de las instalaciones del Ejército, que siempre es muy gratificante.

¿Qué nos puede decir de la distinción que se ha concedido durante la Santa Misa?. Se trata de la Medalla del Jubileo de la Misericordia que Su Santidad el Papa Francisco convocó en el año 2016. Hubo una gran peregrinación internacional de la Orden Constantiniana a Roma y todas aquellas personas que participaron y ganaron la Indulgencia Plenaria, dispuso que se les concediera una distinción. Es una medalla que reproduce lo que es la Cruz de la Orden.

Desgraciadamente, Juan Nadal no pudo venir en el 2017 a la Ceremonia de Investidura de la Orden Constantiniana que se celebró en Barcelona, en la que se hizo entrega a todos y cada uno de los Caballeros y Damas que asistieron a Roma.

Nos ha parecido que era una buena idea aprovechar la feliz circunstancia de que estamos aquí y, en nombre del Gran Maestre, hacerle entrega de la medalla que ya se le concedió en el 2016.

Cimera de la Orden al Conde de Isla

¿Nos puede comentar algo también acerca de la Distinción entregada al inicio de este Vino Español?. Es una distinción típicamente aragonesa, es decir la Delegación de Aragón quiso distinguir a aquellas personas que se distinguen por el trabajo altruista en la Orden, entregando una reproducción muy bonita de la Cimera que fue de Jaime I. La verdad es que tuvo éxito porque también enlaza lo que es la historia de la Corona de Aragón en sí, lo cual nos une a valencianos, catalanes, mallorquines y aragoneses.

Yo me siento honrado en haber sido distinguido con ella y la verdad es que aciertan siempre con la persona más indicada. Es algo que, podríamos decir, que crea también un sentimiento de hermandad y de cariño hacia la Delegación de Aragón.

Por último, hemos escuchado al Delegado de Aragón decir que espera contar pronto con más miembros en la delegación, ¿Qué requisitos pide la Orden para formar parte de ella?. En primer lugar lo que pedimos es que se viva el evangelio todos los días. No hay que olvidar que la Orden Constantiniana es una orden religiosa que, por los avatares de la historia, se convirtió en una orden militar. Estamos bajo la regla de San Basilio, al igual que otras órdenes militares siguen otras reglas de caballería. Lo interesante es que aquella persona que tiene interés en ingresar viva el evangelio, que se distinga en obras caritativas hacia las personas que más lo necesitan.

Con el Vicedelegado de Aragón

Evidentemente que tenga muy claro, dejando de lado quizás la idea que podamos tener de las órdenes de caballería como algo elitista, de que el evangelio se hace todos los días. Y una de las maneras de encauzar también esos trabajos es ingresar en órdenes religiosas o en otras instituciones parecidas que se dedican, precisamente en la Orden Constantiniana, a defender a la Iglesia católica, en la propagación de la fe, hacer apostolado de los valores cristianos y finalmente ayudar a hacer una labor asistencial y caritativa hacia aquellas personas que más lo necesitan ya que, desgraciadamente, las crisis que sufrimos provocan que haya mucha gente que se encuentra en situación de exclusión social y debemos de impedirlo porque es nuestro deber como cristianos ayudar al que lo necesita, es decir aplicar el evangelio pero viviéndolo cada día.

Pues, con las sabias palabras del Vicepresidente de la Real Comisión para España de la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge, Excmo. Sr. D. Francesc Xavier Montesa y Manzano, damos fin a esta crónica en la que hemos intentado acercarles lo más posible a lo acontecido en los actos organizados por la orden para conmemorar la victoria de Constantino en la Batalla de Puente Milvio, en el año 312, y la promulgación por el emperador del Edicto de Milán, en el 313, que establecía la libertad de religión en el imperio romano. Felicitamos a la Delegación de Aragón por la brillante organización de los actos, expresamos nuestra gratitud por haber sido invitados a los mismos y especialmente al Vicedelegado de Aragón, Ilmo. Sr. D. Carlos E. de Corbera y Tobeña por las facilidades que nos ha brindado para la confección del presente reportaje.

EnglishFrenchSpanish