Festividad

LA UNIDAD MILITAR DE EMERGENCIAS CELEBRA EN ZARAGOZA LA FESTIVIDAD DE SU PATRONA LA VIRGEN DEL ROSARIO

Detalle de la formación

El pasado día 7 de octubre de 2017 la UME, (IV BON de Intervención en Emergencias), celebró en la capital aragonesa, el Duodécimo Aniversario de la creación de la Unidad y la festividad de su Patrona la Virgen del Rosario.

El acto central tuvo lugar a partir de las 12.00 horas, en patio de Armas de la Unidad, frente al edificio de mando, en las instalaciones que ocupa la UME dentro de la Base Aérea de Zaragoza, presidido por el General de División, segundo jefe de la Unidad Militar de Emergencias, Manuel Gimeno Aranguez.

Asistieron, entre otros, los siguientes mandos militares: General Jefe de la Base Aérea de Zaragoza, GB. Antonio Francisco Nebot Más, General director de la Academia de Logística de Calatayud, GB. Juan Ramón Sabaté Aragonés, Jefe de la Brigada Logística, GB. Oscar Lamsfus Galguera, y los Coroneles Jefes de Unidad de la Plaza, así como varias representaciones de la Guardia Civil.

Las autoridades civiles que asistieron fueron, entre otras, las siguientes: Delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde Sánchez, los Subdelegados de Huesca y Teruel, y el Deán del Cabildo Metropolitano de Zaragoza, Luis Antonio Gracia Lagarda, así como representaciones del Cuerpo Nacional de Policía y Bomberos Zaragoza.

Estuvieron igualmente representadas las siguientes asociaciones y hermandades vinculadas con las Fuerzas Armadas: Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, Reales Tercios de España (V Tercio “General Aranda”), y Asociación de Militares y Guardias Civiles con Discapacidad ACIME.

En los preámbulos del acto, fuimos informados por el relator, Brigada José Manuel Pons, Secretario de la UME en Zaragoza, sobre los orígenes y cometidos de la Unidad.

El IV Batallón de Intervención inicia su andadura, por Real Decreto 416/2006, de 11 de abril, en el que se establecía la organización y el despliegue de la Unidad Militar de Emergencias. A partir de ese momento el trabajo de formación, adiestramiento y dotación del Batallón, así como del conjunto de la UME le permitió estar preparado para intervenir en la siguiente campaña de lucha contra incendios forestales en 2007, e ir ampliando sus capacidades para hacer frente a emergencias relacionadas con las inundaciones, el rescate subacuático y el espeleosocorro, con las grandes nevadas, emergencias en las que el Batallón es referencia dentro de la UME, y con el rescate de personas en situaciones de colapso urbano.

En la actualidad 461 militares, hombres y mujeres, sirven en el IV Batallón de Zaragoza, organizados en: una Plana Mayor de Mando, dos Compañías de Intervención, una Compañía de Ingenieros y una Compañía de Plana Mayor y Servicios.

A través de su preparación y disposición constante para el servicio han intervenido directamente en 73 operaciones a lo largo de la geografía de nuestro país y más allá de nuestras fronteras, como en el terremoto del Nepal de 2015, destacando las intervenciones de este verano en los grandes incendios de Portugal, Albacete y León.

En el patio de Armas, al mando del Teniente Coronel Jefe del IV Batallón de Intervención en Emergencias, Alejandro Morón Zamora, la Parada Militar formada estaba integrada por las siguientes Unidades:

Escuadra de Gastadores del Batallón, Unidad de Plana Mayor de Mando, Compañía de Plana Mayor y Servicios al mando del Capitán Raúl Vicioso Cebrián, Compañía de Intervención 41 al mando de la Teniente Victoria Fernández Reynolds, Compañía de Intervención 42 al mando del Capitán Jaime Graus Thiesen, Compañía de Ingenieros 43 al mando del Capitán Enrique Bascuas Figueras

Escuadra de Gastadores

A su llegada al Patio de Armas, el General Gimeno Aranguez recibió los honores de ordenanza, arma sobre el hombro y Marcha de Infantes. Seguidamente, a los acordes de la tradicional Marcha El Abanico, revistó la formación y, antes de ocupar la presidencia del acto, saludó a todos los presentes en este día de fiesta, que dijo: “una fiesta que no es solo de la Unidad, que es de todos nosotros“.

A continuación el relator dio lectura de la efeméride: “En el día de hoy se conmemora el duodécimo Aniversario de la Unidad Militar de Emergencias. Esta Unidad fue creada por acuerdo de Consejo de Ministros de 7 de octubre de 2005 con la misión de intervenir en cualquier lugar del territorio nacional para preservar la seguridad y el bienestar de los ciudadanos en caso de catástrofe, calamidad, grave riesgo u otras necesidades públicas“.

La fecha de creación de la Unidad coincide con la celebración de Nuestra Señora la Virgen del Rosario, motivo por el cual se aprobó dicho patronazgo con fecha 10 de febrero de 2009, pasando a figurar como tal dentro del calendario de festividades de las Fuerzas Armadas.

Imagen de la Virgen del Rosario

Se procedió luego a la ceremonia de imposición de las condecoraciones concedidas durante el año 2017, previa lectura del Artículo 75 de las Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas:

Reconocerá y premiará a los subordinados que se hayan hecho acreedores a ello, en justa proporción a sus méritos. El reconocimiento público representa una satisfacción para el que lo recibe, un estímulo para la Unidad de la que forma parte y un ejemplo para todos“.

Se hizo entrega de las siguientes condecoraciones:
PLACA DE LA REAL Y MILITAR ORDEN DE SAN HERMENEGILDO
Concedida a los oficiales que cuenten con 30 años de servicio efectivo e intachable conducta. (4)
ENCOMIENDA DE LA REAL Y MILITAR ORDEN DE SAN HERMENEGILDO
Concedida a oficiales y suboficiales que cuenten con 25 años de servicio efectivo e intachable conducta. (3)
CRUZ DE LA REAL Y MILITAR ORDEN DE SAN HERMENEGILDO
Concedida a oficiales y suboficiales que cuenten con 20 años de servicio efectivo e intachable conducta. (3)
CRUZ DE PLATA A LA CONSTANCIA EN EL SERVICIO
Concedida a los militares de tropa y marinería que hayan cumplido 20 años de servicio. Se les recompensará y distinguirá por su constancia en el servicio e intachable conducta. (2)
CRUZ DE BRONCE A LA CONSTANCIA EN EL SERVICIO
Concedida a los militares de tropa y marinería que hayan cumplido 15 años de servicio. Se les recompensará y distinguirá por su constancia en el servicio e intachable conducta. (7)
CRUZ AL MÉRITO MILITAR CON DISTINTIVO BLANCO
Con la que se recompensa al personal de tropa y marinería, oficiales y suboficiales, en ocasión de méritos, trabajos, acciones, hechos o servicios distinguidos en el Ejército de Tierra. (16)
CRUZ DEL MÉRITO MILITAR Y AERONÁUTICO CON DISTINTIVO BLANCO
Con la que se recompensa al personal de tropa y marinería , oficiales y suboficiales, en ocasión de méritos, trabajos, acciones, hechos o servicios distinguidos en el Ejército del Aire. (1)
CRUZ AL MÉRITO DE LA GUARDIA CIVIL CON DISTINTIVO BLANCO
La Orden del Mérito Militar de la Guardia Civil tiene por objeto premiar las actuaciones o conducta de extraordinario relieve que redunden en prestigio del Cuerpo e interés de la Patria. Esta recompensa de carácter civil podrá ser concedida a los miembros de dicho Cuerpo y a cualquier otra persona o entidad que se haga acreedor de ello. (1)
MEDALLA AL MÉRITO DE LA PROTECCIÓN CIVIL EN CATEGORÍA DE BRONCE

Imposición de condecoraciones

Se crea la Medalla al Mérito de Protección Civil para distinguir a las personas, naturales o jurídicas, que se destaquen por sus actividades en la protección, a nivel preventivo y operativo, de personas y bienes que pudieran verse afectadas por situaciones de emergencia en los casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, mediante la realización de actos singulares que impliquen riesgo notorio o solidaridad excepcional, así como actuaciones continuadas y relevantes de interés para la protección civil. (4)

A continuación el Teniente Coronel jefe del IV Batallón de Intervención, Alejandro Morón Zamora, pronunció una alocución de la que ofrecemos a ustedes, queridos lectores que nos siguen, el siguiente resumen:

Recordó también que se cumplen doce años desde el acuerdo del Consejo de Ministros por el cual se creaba la Unidad Militar de Emergencias. Doce años en los que esta Unidad de las Fuerzas Armadas cumple con la trascendental misión de dar seguridad y bienestar a los ciudadanos españoles en caso de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, junto a otras instituciones.

Doce años en los que la UME se ha ganado un puesto entre los servicios de emergencias por su participación en diferentes situaciones por toda la geografía española y más allá de sus fronteras.

El IV Batallón ha contribuido a ello, tanto desde dentro como fuera de su área de responsabilidad, en este último año durante la pasada campaña de lucha contra incendios forestales, pues si bien ha sido necesaria su intervención en el área propia, también ha participado en apoyo de otras Unidades de la UME en los grandes incendios de Albacete y León , y dos importantes incendios en nuestra querida vecina Portugal.

Continuó el Teniente Coronel Morón Zamora con las siguientes palabras:

No obstante, cuando no estamos interviniendo continuamos con nuestra preparación , con la instrucción y adiestramiento diario, jornadas continuadas, ejercicios de Compañía, Batallón, ejercitando sin descanso nuestra respuesta ante los diferentes riesgos a los que nos enfrentamos. Todo ello para estar preparados ante la emergencia y poder prestar nuestro apoyo y colaboración a otros servicios de la mejor manera que sabemos, con competencia y humildad, perseverancia y disciplina”.

Alocución del Jefe del BIEM IV

“Estos soldados que forman ante ustedes no escatimarán esfuerzos para ser la respuesta del Estado ante las emergencias, ante la desgracia y el sufrimiento de la sociedad a la que sirven, y lo harán afrontando con alegría los mayores sacrificios e incomodidades, sabiendo que ese esfuerzo diario ayudará a salvar vidas en la emergencia“.

También ejercitamos y estamos preparados, con distintas capacidades, para colaborar y ayudar a nuestras queridas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en sus funciones. Nuestros equipos de buceo, cinológico, de búsqueda y rescate en montaña, y todos los que formamos en las filas del IV Batallón estamos , seguro, a su servicio para cuando se estime necesario“.

No puedo dejar pasar la oportunidad de enviar a nuestros guardias civiles y policías nacionales todo nuestro apoyo en su misión de hacer cumplir la ley y el orden constitucional en toda España, y manifestar nuestro compromiso con la Patria, lealtad y fidelidad al Rey“.

Recordó la celebración del patronazgo de la Virgen del Rosario diciendo que dicho patronazgo no solo es debido a la coincidencia de la fecha de creación de la UME con la onomástica, sino que restablece una, casi olvidada, vinculación con los ejércitos y la Armada, ya que al amparo de Nuestra Señora los Tercios Viejos Españoles entraban en combate por toda Europa poniéndose bajo su protección, y la victoria en la batalla de Lepanto fue atribuida a su intersección. Hoy los soldados de la UME pueden implorar a Nuestra Señora para enfrentarse a situaciones críticas al igual que lo hicieron los que nos precedieron.

Ya en la recta final de su discurso, dijo lo siguiente:
No quisiera terminar sin felicitar a todos los condecorados que han recibido hoy aquí su merecida recompensa. Sentíos orgullosos y no olvidéis que hoy sois un ejemplo y modelo a seguir por el resto de componentes del Batallón“.

Finalizo ya brindando un afectuoso saludo para el resto de componentes de la Unidad Militar de Emergencias que celebran hoy también el día de nuestra patrona y aniversario, en Morón de la Frontera, Bétera, Tenerife, Las Palmas, y Torrejón de Ardoz, y pidiendo a Nuestra Señora la Virgen del Pilar y a nuestra Patrona la Virgen del Rosario, que nos guíen y nos protejan en los próximos retos que afronte el Batallón“.

Seguidamente fue el segundo jefe de la Unidad Militar de Emergencias, General de División, Manuel Gimeno Aranguez, quien tomó la palabra, y este es un resumen de su alocución:

Se refirió a la celebración de la Patrona de la UME como, “un acto que quiere compartir con ustedes el fundamento de nuestra vocación de servicio”.

Quiso resaltar los principios y el trabajo de la Unidad Militar de Emergencias y el buen hacer de los hombres y mujeres de la Unidad, evocando al hablar de ello el recuerdo a los caídos de la Unidad en acto de servicio, especialmente al soldado del BIEM IV, Víctor Martín Rebollo, fallecido en abril de 2016 en una operación real de rescate.

Señaló que la Virgen del Rosario tiene una vieja tradición de patronazgo en nuestras Fuerzas Armadas. Entre las virtudes que adornan esta advocación mariana están la perseverancia y la entrega, y es una preciosa casualidad que el lema de la UME sea, perseverando para servir.

Alocucion del GD. Manuel Gimeno Aranguez

Luego dijo lo siguiente: “En unos minutos, en nuestro patio de Armas, resonará el Himno de la UME y entonaremos todos convencidos, la UME para servir con disciplina, valor y humildad. Disciplina, que para los militares significa identificación con nuestra misión, confianza en nuestros mandos, prioridad de lo superior frente a lo particular. Valor, que requiere estar preparados, instruidos y disponibles para cumplir nuestro trabajo, y humildad, porque como parte de nuestras Fuerzas Armadas y con nuestros queridos Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado nuestra imagen no es solo la de nuestros hombres y mujeres, es la de nuestras acciones. Pero estas convicciones morales no tendrían valor si no las materializamos día a día en acciones reales que puedan sentir los ciudadanos para los que trabajamos“.

Yo me siento orgulloso de decirles a ustedes que durante lo que va de 2017 el personal que forma en este patio de Armas, con el resto de militares de la Unidad Militar de Emergencias, ha realizado un total de 43 intervenciones reales en las distintas campañas en nuestro territorio nacional“.

Especialmente este año, la Unidad ha tenido una gran actuación en operaciones fuera de nuestras fronteras, en Chile, Portugal y, últimamente en Méjico. En todas estas actuaciones la Unidad Militar de Emergencias, las Fuerzas Armadas, materializaron la ayuda y el apoyo de toda España a nuestros países hermanos. No éramos nosotros los que estábamos allí, era España entera. Estas actuaciones no son posibles sin un programa de entrenamiento y de adiestramiento“.

Vuestro trabajo es arriesgado y debéis estar preparado para volver con vuestras familias, que tanto queremos. Con este espíritu tenemos que seguir construyendo nuestro futuro, la coordinación y el apoyo mutuo con el resto de instituciones del Estado, vuestros retos en los riesgos tecnológicos, en los riesgos naturales y medioambientales, nuestros sistemas, nuestros programas de futuro“.

Termino agradeciendo otra vez la asistencia de las autoridades civiles y militares, de nuestras familias, y animándoos a que continuemos con nuestra vocación militar de servicio y nuestro orgullo de vestir uniforme en servicio de todos los españoles. Y ahora me gustaría pedirles a todos que nos acompañen en estos VIVAS, que quieren demostrar nuestro sincero amor a España, sus instituciones y a todos los españoles. Griten conmigo:

¡VIVA ESPAÑA! ¡VIVA EL REY! ¡VIVA LA UNIDAD MILITAR DE EMERGENCIAS!

A continuación tuvo lugar la emotiva ceremonia de Homenaje a los soldados de todos los tiempos, encuadrados en los ejércitos de España, que un día lucharon con valor, sirvieron con lealtad y murieron con honor.

Se dio lectura del bello soneto de rigor, que se inicia con las palabras, “lo demandó el honor y obedecieron, lo requirió el deber y lo acataron…

Vehículos de lucha contra incendios

Guiones, banderines y porta-coronas avanzaron a paso lento hacia el monolito de homenaje mientras, simultáneamente, se cantaba la parte central de “la muerte no es el final“. Se depositó una corona de laurel a los pies del monolito y se rezó la siguiente oración: “Que el Señor de la vida y la esperanza, fuente de salvación y paz eterna, les otorgue la vida que no acaba, en feliz recompensa por su entrega. Que así sea“.

En medio de un profundo y respetuoso silencio escuchamos el toque de oración y, coincidiendo con su último acorde, una salva de honor de fusilería.

Después, recogiendo la tradición de cuantos precedieron en el servicio a la Unidad, se cantó el Himno de la UME.

El Ideario de la Unidad Militar de Emergencias es un conjunto de preceptos morales que recoge la tradición y el espíritu fundacionales de la UME en el servicio a España, que les guía en el cumplimiento diario de sus obligaciones como soldados.

Para finalizar el acto, la Fuerza, formada, recitó dos de sus artículos:
Espíritu de Servicio: “Que oriente la propia existencia, cada acción, cada movimiento a ser de utilidad a los demás, hasta la entrega de la propia vida“.

Espíritu de Disciplina: “Que funde a los individuos en un solo cuerpo, en una sola voluntad, que se manifiesta entonces como invencible“.

Representaciones de veteranos

Las unidades en formación abandonaron la explanada a paso ligero para ocupar sus posiciones previas al posterior desfile, que tuvo lugar momentos más tarde con gran brillantez. En primer lugar desfilaron, con gran marcialidad, las unidades de a pie, y posteriormente lo hicieron las unidades motorizadas, en las que pudimos apreciar la espectacularidad de algunos de sus medios, como son los enormes camiones utilizados en la lucha contra incendios forestales, grandes embarcaciones para intervención en inundaciones y rescates de personas, vehículos todo-terreno y orugas acorazados, así como diferentes y sofisticadas estaciones de comunicaciones.

Finalizó así la celebración del duodécimo aniversario de la Unidad Militar de Emergencias y la celebración de su Partrona la Virgen del Rosario. Finalizamos aquí nuestra crónica y, desde estas sencillas líneas de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, felicitamos al Teniente Coronel Alejandro Morón Zamora, Jefe del BIEM IV de la UME, por la impecable organización del acto y expresamos nuestro agradecimiento al personal de protocolo y secretaría por las facilidades que nos han dado para la confección del presente reportaje.

EnglishFrenchSpanish