Actos Sociales

LOS REALES TERCIOS DE ESPAÑA PRESENTES EN LA SEMANA SANTA ZARAGOZANA

Representaciones de los Reales Tercios de España

Continuando lo que viene siendo una honrosa tradición, que se mantiene desde el año 2006, los Reales Tercios de España, creados en 1942 por S.A.R. Don Juan de Borbón y Battemberg, acompañaron a la Cofradía de la Crucifixión del Señor y de la Venerable Orden Tercera de San Francisco de Asís, en las procesiones de la Semana Santa Zaragozana de 2019.

El 14 de abril, Domingo de Ramos, una representación del Tercio Norte “General Aranda” acompañó a la cofradía en la procesión que, partiendo de la iglesia de San Antonio, recorrió diversas calles del barrio de Torrero para finalizar en la misma sede de partida.

El día 16, Martes Santo, dos representaciones del Tercio Norte “General Aranda” acompañaron a la cofradía en la procesión que tuvo su punto de salida en la parroquia de Jesús Maestro y que, después de discurrir por diversas calles del barrio de Jesús, cruzó el puente de Piedra y se detuvo en la plaza de la Seo, donde tuvo lugar la emotiva ceremonia del Staabat Mater, cantado por la soprano Enriqueta Arruego, para finalizar después el recorrido en la iglesia de Santa Isabel de Portugal (San Cayetano), donde cantó, con gran exquisitez, el Ave María.

Instantes previos al inicio de la procesión de jueves Santo

Tanto en la procesión del Domingo de Ramos, como en la del Martes Santo, la cofradía procesionó el Paso de la Virgen de los Ángeles en su Tristeza, talla de Candelero a tamaño real, creada por el imaginero Ángel Luis Tejera (Sevilla 2016). Advocación en honor a la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles de la Porciuncula, claro exponente franciscano.

Finalmente, el Jueves Santo, día 18 de abril, cuatro oficiales del Tercio Norte “General Aranda” con uniforme de gala, dieron Guardia de Honor al paso titular de la cofradía en la procesión que tuvo su inicio en la iglesia de San Antonio de Padua, y su final en la iglesia de San Cayetano. Igualmente estuvieron presentes el Vicepresidente nacional de los Reales Tercios de España, José Miguel Ivars Ferrer, y el Coordinador General del Tercio Norte “General Aranda”, Miguel Usón Muñio, quienes nos acompañaron en la liturgia y siguieron después el desarrollo de la procesión durante buena parte de su recorrido.

La Cofradía de la Crucifixión del Señor tiene su origen en los Hermanos Terciarios de la Venerable Orden Tercera (V.O.T.) de San Francisco de Asís, pertenecientes a las tres órdenes establecidas canónicamente en Zaragoza: de Santa Catalina; de los P.P. Capuchinos de San Antonio de Torrero y de los P.P. Franciscanos del Arrabal.

Su fundación data de 1952 aunque, a lo largo del siglo XVIII, la Venerable Orden Tercera de San Francisco de Asís ya organizaba tres procesiones: la del Encuentro el Martes Santo; la del Santo Entierro el Viernes Santo y la de Resurrección el Domingo de Pascua. Tras la voladura del convento de San Francisco, durante los Sitios de Zaragoza en 1809, suspendió la vida de comunidad hasta 1815, en que volvió a realizar un Vía Crucis por el interior del claustro del destruido convento y la procesión del Encuentro. La V.O.T. continuó realizando la procesión del Encuentro durante los primeros decenios del siglo XX.

La cofradía tiene su sede canónica en la iglesia-basílica de San Antonio de Padua, de Zaragoza, y su hábito es el hábito franciscano, compuesto por sayal marrón con capucha; cordón franciscano, con los tres nudos que representan los tres votos: pobreza, castidad y obediencia; zapato y calcetín negro. La medalla, que cuelga de un cordón de color beige, es una cruz con el anagrama de la cofradía en el anverso y en el reverso la palabra “Crucifixión”.

Guardia de RR.TT. en el Paso El Calvario (I)

El nuevo estandarte de la cofradía fue confeccionado en 2016, según diseño de Marta Baile, hermana de la cofradía. Es de terciopelo marrón y filigrana en oro. En el centro se encuentra el emblema de la cofradía y bajo él, la Cruz de Jerusalén. En el reverso, el nombre y la fecha de fundación de la cofradía.
A las 10.00 horas se celebró en la iglesia de San Antonio la liturgia de Jueves Santo, oficiada por el R.V. Luis Longas, Consiliario de la cofradía. En el transcurso de la misma tuvo lugar la ceremonia de bendición de hábito e imposición de la medalla de la cofradía a los nuevos cofrades, quienes la recibieron de manos de la Hermana Mayor, María Ángeles Langoyo.

Al término del oficio religioso, salimos al exterior y, al igual que en años anteriores y siguiendo las indicaciones del Hermano Cetro, Hugo Blanco, ocupamos posiciones previas a los pies de la imponente torre-sagrario militar donde reposan los restos de más de 3000 soldados italianos muertos en la Guerra Civil Española.

La mañana de Jueves Santo presentaba un clima inestable y, lo que es peor, algunas gotas de lluvia amenazaban lo que podía ser un serio inconveniente. Sin embargo, finalmente la procesión se puso en marcha y con ella nosotros, dando Guardia de Honor al paso titular de la cofradía. El Paso de El Calvario fue esculpido en el año 1841 por el bilbilitano José Alegre, representa el monte Calvario y sobre él hay tres grandes cruces. En el centro, está la Cruz de Cristo, de tamaño natural (como el resto de las figuras), y a ambos lados los dos ladrones. Bajo la Cruz de Cristo, de pie, las imágenes de María y San Juan, una a cada lado y frente a ellas la figura del romano Longinos, sobre un caballo blanco, en el momento de dar la lanzada a Cristo. Por eso también se le denomina al paso, “La Lanzada”. Por las condiciones climáticas la cofradía procesionó únicamente el Paso Titular.

Numeroso público se había congregado frente a la iglesia de San Antonio de Padua y, en medio de un clima de gran expectación, comenzó la procesión, con arreglo al siguiente orden y composición: Abría la procesión gente de a caballo según una tradición que se mantuvo en muchas cofradías mientras el ayuntamiento les proporcionaba caballos. En la actualidad el ayuntamiento ya no lo hace y algunas de ellas, como la Cofradía de la Crucifixión del Señor, lo hacen  con sus propios medios.

Guardia de RR.TT. en el Paso El Calvario (II)

En este caso una cofrade a lomos de un magnífico caballo de la Hípica Haras de Mundiel, abría camino.

Le seguía el Guión de la cofradía, escoltado por cuatro niños sujetando sus borlas, y dos faroles con el anagrama de la misma. El Emblema del Guión consiste en una cruz en la que se ven clavados dos brazos, el de Cristo-desnudo-y el de San Francisco, vestido con el hábito, emergiendo sobre una nube de divinidad.
Seguidamente lo hacían el Guión de la Cofradía de la Virgen de los Dolores, invitada a la procesión de Jueves Santo, y detrás su Sección de cornetas y tambores.

A continuación, dos jóvenes cofrades femeninas portaban la caja de incienso y el incensario.
Detrás suyo iba el Paso Titular de La Lanzada al que dábamos Guardia de Honor cuatro oficiales de los Reales Tercios de España.

Después venían las Damas de Mantilla, la Sección de Velas y las representaciones de otras cofradías. A continuación lo hacía la TAU, que es una Cruz Inmemoriam en recuerdo de los cofrades fallecidos.

Detrás suyo venía la Sección de tambores e instrumentos de la cofradía, sumando unos setenta de ellos, bajo la dirección de Alex Alcantara Langoyo.
Después, la Presidencia, donde se encontraban el Consiliario, la Hermana Mayor de la cofradía y el R.V. Ángel Briz Fernández, capellán castrense, con consideración de capitán, de la parroquia de San Fernando, así como los Hermanos Mayores de las cofradías invitadas: Oración de Nuestra Señora de los Dolores (Utebo), Cofradía de la Sangre de Cristo, y el jotero Jonathan Cabello.

A continuación tres Damas de Mantilla, las cruces de cierre y alrededor de 350 cofrades participantes en la procesión. Los cofrades no llevan guantes, en señal de humildad, y lo que sí llevan, colgando del cíngulo, es un rosario franciscano.

A poco de su inicio, la procesión giró hacia la izquierda para encarar el paseo de Cuellar y a continuación discurrió por el paseo de Sagasta hacia la iglesia de las Siervas de María donde se realizó la primera parada.

Continuando con la novedad iniciada el pasado año, se predicaron a lo largo del recorrido, por segunda vez en la procesión de Jueves Santo, las Cinco Llagas. Así pues, frente a la iglesia de las Siervas de María se hizo la primera predicación, a la llaga del pie izquierdo: Te adoro, llaga santísima del pie izquierdo de mi Señor Jesucristo; y por la sangre que por ella derramaste, te suplico ¡benignísimo Salvador mío!, me concedas una fe viva, y perdones los malos pasos y movimientos de mi vida disipada.

Más adelante, en la calle León XIII, junto al colegio de las Carmelitas, se hizo la segunda predicación, a la llaga del pie derecho: Te adoro, llaga del pie derecho de mi Señor Jesucristo; y por el dolor que por ella padeciste, te suplico ¡dulcísimo Redentor mío!, traspase mi alma con el clavo de tu santo temor, concediéndome una firme esperanza, y la gloria de andar siempre recio por el camino real de tu santa ley.

Oficiales de los Reales Tercios de España (I)

Llegó la procesión al monasterio de Santa Clara (clarisas), en la calle Arquitecto Magdalena y allí tuvo lugar la tercera predicación, a la llaga de la mano izquierda: Adoro, amantísimo Jesús mío, la llaga de tu mano izquierda ; y te doy gracias de haberla recibido por mi amor, concédeme por la sangre que por ella derramaste, una caridad ardiente; perdóname las ofensas que te hice con mis perversas acciones, palabras y sentidos.

A la altura del Teatro Principal, en la calle del Coso, se hizo una parada técnica para coordinar el cruce con la procesión de la Cofradía de la Exaltación.

Luego, un poco más adelante, en la plaza de España, cerca de donde se hallaba situado el antiguo convento de San Francisco, arrasado por los franceses durante los Sitios de Zaragoza, se realizó la cuarta predicación, a la llaga de la mano derecha: Adoro, pacientisimo Jesús mío, la llaga santísima de tu mano derecha; y por los tormentos que en ella padeciste por mi amor, te suplico me perdones el mal uso que hice de mis potencias, y me otorgues la gracia de estar en el Juicio Final a tu mano derecha con los escogidos.

Seguidamente llegamos a la calle Alfonso I, junto a la confluencia con la calle Manifestación, y allí se realizó la quinta predicación, a la llaga del costado: Te adoro llaga amorosísima del costado de Jesús: ¡quién pudiese morar en ese sagrado asilo, en ese divino corazón en quien descansan los elegidos!. Por la sangre y agua preciosa que salió de ese costado abierto y por el vivo dolor que hirió el corazón de tu amantísima madre; concédeme, Señor, la perseverancia final, y haz que penetren en mi pobre corazón los nobles afectos que animaban el tuyo.

En las paradas de las predicaciones, además de las lecturas reflejadas, la jota se hizo oración en la voz de Jonathan Cabello, que interpretó en cada una de ellas una jota de significación religiosa.

Queremos resaltar que, con la procesión titular de las llagas, la cofradía ha querido dotar a la procesión y a su Paso Titular de una personalidad propia que la distinga no solo del resto de las procesiones de la cofradía sino de otras procesiones de Semana Santa.

Oficiales de los Reales Tercios de España (II)

Añadiremos que la predicación de las llagas es una procesión muy famosa tanto en la Semana Santa castellana como en la andaluza y que prácticamente no falta en ninguna Semana Santa principal, pero casualmente sí que faltaba en Zaragoza, hasta el año pasado.

La devoción de las cinco llagas fue iniciada por San Francisco de Asís quien, según la tradición, en estado de éxtasis, recibió directamente del crucificado estos estigmas en su propio cuerpo. Debía ser pues una cofradía franciscana la que realizase esta procesión en Zaragoza, la Cofradía de la Crucifixión del Señor y de la Venerable Orden Tercera de San Francisco de Asís, que ya la hizo el pasado año, porque además es la que dispone de un Paso Titular, el de La Lanzada, con un Cristo con las cinco llagas, en la Cruz.

Hemos de significar que, durante cuatro horas de procesión y a lo largo de un recorrido de algo más de tres kilómetros, pudimos comprobar, muy complacidos, la devoción y el respeto de la mayoría del público hacia las sagradas imágenes y también su cariño hacia todos nosotros.

Llegamos a la plaza del Justicia y allí vivimos, un año más, los momentos quizás mas solemnes de la procesión de Jueves Santo. Hay que imaginarse esta plaza de San Cayetano, completamente abarrotada de público, con toda la procesión concentrada frente a la imponente fachada del templo, y las representaciones de los Reales Tercios de España, dando Guardia de Honor al Paso del Calvario, o bien formados en línea junto a las representaciones de otras cofradías. Todo a nuestro alrededor respiraba religiosidad, tradición y fe, en un ambiente de intensa emotividad en el que, a algunos de nosotros, nos resultaba difícil contener las emociones que pugnaban por manifestarse abiertamente.

Aquí, en esta plaza del Justicia es donde el Consiliario de la cofradía dicta un pequeño discurso sobre la resurrección, donde, antes, se procedía a la secuencia de puesta en libertad de palomas y donde los toques procesionales de la Sección de instrumentos adquieren su mayor esplendor.

María Ángeles Langoyo

Con la solemne entrada del Paso Titular en la iglesia de San Cayetano, al filo de las 15.00 horas, finalizó para nosotros una maravillosa jornada de Jueves Santo que vivimos junto a la Cofradía de la Crucifixión del Señor y de la Venerable Orden Tercera de San Francisco de Asís, con la que estamos Hermanados desde el año 2006.

Para los Reales Tercios de España, participar en la Semana Santa es un verdadero placer, hacerlo junto a una de las 25 cofradías penitenciales de Zaragoza es un honor, y dar Guardia de Honor a sus pasos es un privilegio.

Desde estas sencillas líneas queremos dar nuestra más sincera enhorabuena a la cofradía hermana por el feliz resultado de sus procesiones en la Semana Santa zaragozana y expresamos nuestro agradecimiento, especialmente, a la Hermana Mayor, María Ángeles Langoyo, por todas las facilidades que nos ha dado para la Hermana Mayor realización del presente trabajo informativo.

Redacción: Manuel Grao Rivas Fotografía: J.Blanco

Santoral

El Santo de hoy es
San Virgilio

Próximas publicaciones

  • La Jefatura Superior de Policía de Aragón celebra la festividad de los Santos Ángeles Custodios
  • La Jefatura de la 8ª Zona de la Guardia Civil en Aragón celebra la festividad de su Patrona, Nuestra Señora Virgen del Pilar
  • Conferencia "Impacto guerra en Ucrania en nuevo orden mundial"
  • Exposición "El carro de combate en el Ejército español. A través de las maquetas"
  • Ruta histórica "Los Sitios de Zaragoza"
  • Conferencia "Francisco de Goya y su pasión por ennoblecerse"
  • Jornada sobre terrorismo organizada por la Fundación Manuel Giménez Abad
  • Conferencia del JEMAD "Las Fuerzas Armadas españolas en el entorno actual"
noviembre 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
EnglishFrenchSpanish