Noticias

XXVI Curso Internacional de Defensa Los retos de Europa. Respuesta integral ante riesgos compartidos Jaca, 1 a 5 de octubre de 2018

Por vigésimo sexto año consecutivo, la Academia General Militar y la Universidad de Zaragoza han organizado el Curso Internacional de Defensa, celebrado en el Palacio de Congresos de Jaca del 1 al 5 de octubre, y que en esta edición ha contado con la participación de más de 200 inscritos, procedentes de 14 países, en su mayoría jóvenes pertenecientes al ámbito universitario.

Salón

En la inauguración, el Secretario General Técnico del Ministerio de Defensa, General Consejero Togado Emilio Ferández-Piñeyro Hernández ha presentado el panorama de la Cultura de Defensa en España, tanto desde los fundamentos legales que establecen la obligación que tienen los poderes públicos de promoverla, como desde la perspectiva institucional, concretándose en políticas públicas que han de llegar al ciudadano. A este respecto, ha señalado el General la necesidad de evaluar los resultados de las acciones realizadas hasta ahora para caminar hacia la mejora de la conciencia social de la defensa como un servicio público  dirigido a proteger la libertad y los valores constitucionales.

A continuación, el comunicador Ángel Expósito, ha analizado el papel de políticos, periodistas y ciudadanos en general en lo que él califica como deficiente nivel de Cultura de Defensa de la sociedad española. Como posibles soluciones, el Sr. Expósito estima imprescindible que la seguridad y la defensa nacional se consagre como asunto de Estado fundamental y que se mejore la política comunicación institucional desde las Fuerzas Armadas, pero también que los propios periodistas se formen y especialicen para poder informar adecuadamente. No obstante, estas medidas son insuficientes si no se atiende a la educación en valores de la juventud.

Mesa conferenciantes

La gestora de proyectos del Real Instituto Elcano, Diana Barrantes, se ha centrado en Cultura de Defensa y Juventud, para lo cual ha mostrado diversos análisis sociológicos respecto a la conciencia de seguridad y defensa en la sociedad española, destacando la paradoja de la valoración positiva de las Fuerzas Armadas como institución frente a la falta de conocimiento y de sensibilidad ante los riesgos y amenazas para España y de las misiones de los militares.  La ponente ha completado su intervención aportando a los jóvenes universitarios un exhaustivo panel de recursos para trabajar, investigar y desarrollarse profesionalmente en el ámbito de la seguridad y la defensa.

En la segunda jornada se ha analizado el escenario actual de los retos de Europa. El General director del Instituto Español de Estudios Estratégicos, Francisco José Dacoba, ha subrayado la importancia de conocer el origen y las causas del terrorismo yihadista como  instrumento adecuado para rebatir el discurso terrorista y, también, para comprender la realidad de los escenarios geoestratégicos más frágiles en los que esa amenaza trata de afianzarse. Para el General Dacoba es preciso entender que la amenaza yihadista va a perdurar, que hay que controlar la violencia y reforzar las medidas de seguridad, y que hay que buscar respuestas globales e integrales, sin perder de vista la imprescindible evolución del Islam hacia la moderación y el respeto a los derechos humano, teniendo siempre presente el deber de alinear nuestros intereses con nuestros valores y de

Público asistente

El político y escritor Joaquín Leguina, ha dibujado un presente preocupante para la demografía europea por la baja natalidad y el elevado grado de envejecimiento, problemas que la inmigración sólo consigue paliar en parte. Una inmigración, afirma el Sr. Leguina, que no es tan masiva como se magnifica desde algunos sectores y medios que son, precisamente, profundamente antieuropeos. El problema real no es, continuó el ponente, la inmigración, sino la integración en los valores característicos de la sociedad europea, y esto es algo en lo que España puede sentirse orgullosa porque, sin negar algunas disfunciones, ha sabido evitar la proliferación de grande áreas marginadas o guetos de inmigrantes, especialmente por el origen cultural y lingüístico próximo de muchos de ellos.

Por su parte, el director del Instituto Nacional de Ciberseguridad de España, Alberto Hernández, ha abordado la necesidad de seguridad en el ciberespacio porque, junto a los innegables beneficios sociales, ofrece una gran campo para la actuación de grupos criminales y terroristas de forma anónima, asimétrica, con gran capacidad de difusión y con escaso esfuerzo. La prevención, ha insistido, es tarea de las administraciones públicas, pero también de los particulares, porque el uso de las tecnologías es una responsabilidad compartida por todos.

El interés de la tercera jornada se ha centrado en las normativas y las organizaciones europeas relacionadas con la ciberdefensa y el terrorismo, y ha intervenido en primer lugar el Teniente Coronel Francisco Marín, de la Jefatura de Operaciones del Mando Conjunto de Ciberdefensa, que ha hecho hincapié en dos ideas. Por una parte, la necesidad de que los propios usuarios se responsabilicen de lo que comparten en la red. Por otra, la importancia de la colaboración entre administraciones, instituciones y organizaciones, en el ámbito nacional y en el internacional, para afianzar un intercambio fluido de información con el fin de mantener la seguridad frente a los riesgos cibernéticos.

A esos riesgos cibernéticos se ha referido el Comandante Salvador Llopis, de la Agencia Europea de Defensa, que ha planteado  tres ámbitos de actuación de la Agencia en este campo. El primero es la mejora de capacidades para hacer de la ciberdefensa un área prioritaria. En segundo lugar la investigación y la tecnología apoyadas en una adecuada inversión de recursos.  El tercero es el de la estrecha cooperación con otras entidades, sean militares, singularmente la OTAN, sean civiles.

Distintos ponentes

En cuanto al riesgo terrorista, el consejero técnico de la Subdirección General de Cooperación Internacional contra el Terrorismo del Ministerio de Asuntos Exteriores, Carlos Granados ha apuntado dos dificultades de Europa: la indefinición del terrorismo y los límites de las competencias comunes de la Unión Europea en Seguridad y Defensa. No obstante, hay avances importantes en Justicia e Interior, y también en diplomacia a través del Servicio de Acción Exterior. Y como retos, el Sr. Granados se ha referido al conocimiento de las causas de la radicalización para poder luchar eficazmente contra ellas, además de cortar las fuentes de financiación y neutralizar la propaganda.

En la cuarta jornada del Curso, el profesor de Relaciones Internacionales Carlos Echeverría ha analizado las medidas de Europa ante los flujos migratorios desde África. Unas son las de freno y control fronterizo estricto, y otras tratan de buscar soluciones basadas en la interacción diplomática, económica y de seguridad con los estados africanos más estables trabajando en origen, con respuestas endógenas y con un papel de acompañamiento por parte de Europa. En todo caso, el profesor cree imprescindible  la información y la reflexión sobre un fenómeno tan complejo como la inmigración, para el que no hay respuestas claras y automáticas y en el que, siendo clave la actuación de los estados, los protagonistas son personas.

Foto del grupo

Gonzalo Sánchez-Terán, director adjunto del Center for International Cooperation, ha aportado su experiencia y conocimiento de la realidad de los campos de refugiados, donde se  vive, frecuentemente, al margen de la Convención del Refugiado. Ha hecho una llamada a la ética para asegurar a los refugiados el derecho a una asistencia digna, para establecer un nuevo marco legal para los refugiados medioambientales, todo ello, en el marco de un nuevo sistema migratorio que contemple otras alternativas legales y el reasentamiento en terceros países.

El Teniente Coronel Francisco Vázquez, de la Unidad Contra el Terrorismo de la Guardia Civil, ha asegurado que la mejor medida preventiva contra el terrorismo, especialmente el yihadista, es la identificación y actuación en los estadios iniciales de la radicalización y aplicar procedimientos educativos y asistenciales que complementen la labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Pero eso, según el ponente, exige que el conjunto de la sociedad tome conciencia de su responsabilidad compartida y se comprometa a participar cooperar en la aplicación de las medidas preventivas.

El XXVI Curso Internacional de Defensa de Jaca se ha clausurado con una mesa redonda sobre el reto de la Unión Europea ante la fragmentación nacionalista. En ella han participado el secretario general de la Fundación Giménez Abad, José Tudela; el político, jurista y escritor Francisco Sosa Wagner, y el ex ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, y ha estado moderada por el periodista Roland Sesé.

Jaime Mayor Oreja ha asegurado que, en España, los nacionalismos se mueven en la inercia de la insatisfacción basada en el ardid de unos supuestos derechos históricos y en la insolidaridad de quien es nacionalista porque antes se hizo rico. Según el Sr. Oreja, hay que superar el complejo de inferioridad a la hora de defender la idea de España, un complejo que está causado, entre otras razones, por la primacía de los conflictos internos, las interrupciones en la libertad durante largos periodos o el hecho de que, paradójicamente, siendo la nación más vieja del mundo tenemos más ´achaques` y ´enfermedades` que otras más jóvenes.

José Tudela ha afirmado que el nacionalismo es una ideología propia de tiempos de crisis que, ante las dudas y la fragmentación social, facilita respuestas sencillas con dogmas rígidos y da cobijo bajo los conceptos de comunidad, tierra, tradición o lengua, creando símbolos y construyendo enemigos a los que se excluye. En el caso de España, cree el Sr. Tudela que no se ha sabido construir un discurso contemporáneo capaz dar cabida a todas las sensibilidades.

El profesor Francisco Sosa Wagner, se ha centrado en el auge de los nacionalismos en Europa, contraponiendo el carácter creativo, liberal y juvenil que tuvieron en el siglo XIX al talante reaccionario, regresivo y de viejos de los actuales . Ha mostrado su preocupación por la posible formación de un bloque de partidos nacionalistas antieuropeos para concurrir a las elecciones europeas de 2019, y ha llamado al patriotismo ilustrado frente al nacionalismo narcisista.

El Curso ha contado también con veinte comunicaciones relacionadas con cada uno de los bloques temáticos del programa, fomentando y enriqueciendo el debate entre los asistentes, y se ha completado con actos sociales y visitas a la ciudad de Jaca y a instalaciones militares situadas en la misma ciudad.

EnglishFrenchSpanish